Qué es el Hummus y con qué prepararlo
Comida Vegana

Qué es el Hummus y con qué prepararlo

Por Kiwilimón - Julio 2019
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.

Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.

Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.

Prueba estas Botanas Saludables con Hummus

Existen versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.

Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.

Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe.

El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.

Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.

Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.

Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.

Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummus

Por otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.

Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Califica este artículo
Calificaciones (2)
Silvia Silvia
13/11/2019 19:52:47
Me encanto!!!
Sofia Sandoval
25/07/2019 08:39:26
Muy bueno y sano
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía francesa es una de las favoritas en todo el mundo y es que está repleta de ingredientes deliciosos como quesos, mantequilla, finas hierbas y muchos más a los que nadie se puede resistir. Si tú eres de esas personas que aman los platillos de Francia, no te dejes intimidar por la técnica de sus platillos y atrévete a preparar en casa estas 5 recetas fáciles de comida francesa. Ratatouille Uno de los platillos más emblemáticos de la comida francesa es sin duda el clásico ratatouille, que además de haber ganado fama por presentarse en la divertida película de Disney, es un platillo campirano muy rico. La receta de ratatouille lleva berenjena, calabaza, jitomate y un poco de carne. Quichés Los quichés son recetas francesas tan populares, que es muy fácil encontrarlas en casi cualquier restaurante del mundo. Prepararlos es mucho más sencillo de lo que imaginas, ya que sólo debes de hacer una masa, un relleno simple con huevo, crema y leche y agregarle tus ingredientes favoritos. Aquí puedes encontrar la receta de un quiché lorraine, un clásico de la gastronomía francesa. Crepas Las crepas son originarias de una región al norte de Francia, conocida como Bretagne, sin embargo, son tan deliciosas y versátiles, que todos pueden prepararlas, realizando sus combinaciones favoritas. Se tratan de una dobladita con masa ligera a la que se le puede añadir ingredientes dulces o salados, ¿tú cómo las prefieres? Pollo Cordon Bleu Se cree que cuando Enrique III reinaba Francia, los cocineros reales ataban sus delantales con una cinta azul y de ahí nació el nombre de este delicioso platillo frito. Esta receta de comida francesa es muy rica y fácil de preparar, ya que se trata de unas pechugas de pollo rellenas de queso. ¡Prepáralas para una ocasión especial y lúcete como nunca! Soufflé El soufflé, o suflé, es uno de los platillos franceses más antiguos. Fue creado por Vattel, el cocinero del rey Luis XIV como un regalo para sus esposas. Esta comida francesa es un plato ligero y horneado que combina la clásica salsa bechamel con otros ingredientes como huevo y queso. El resultado es delicioso y aquí aprenderás a prepararlo. Como puedes darte cuenta, no es necesario viajar hasta Francia para poder disfrutar de los platillos franceses, ya que, con estas recetas fáciles, puedes hacerlo en tu propia casa. ¡Prepáralos todos y cuéntanos cuál es tu comida francesa favorita!
Hace bebidas, ensaladas, sopas, carnes y termina todas sus recetas con un ‘miau’. Conocido como Meow Chef, su cuenta de Instagram @thatlittlepuff tiene más de 25 mil seguidores y con sólo ver unos cuantos videos, te das cuenta de que este gato cocina mejor que tú.En todos los videos vemos sólo sus patitas afelpadas cortando alimentos, removiendo y mezclando, así que claro que nos derrite de ternura.Este chef gatuno ganó su popularidad en TikTok, por supuesto, pues durante estos meses, ha sido esta red social la que parece haberse apoderado de los teléfonos de todos, con videos de bailes, trucos de cocina y ahora, un gatito que cocina.Los gatos e internet siempre son una combinación ganadora y este gatito chef en poco tiempo alcanzó la fama, pues apenas el 2 de julio fue su primera aparición en Instagram con una imagen para presentarlo.Su primera receta es una bebida detox, con rodajas de pepino, hielos, refresco de limón, jugo de pepino. Meow Chef prepara principalmente bebidas refrescantes de verano, como smoothies de frutas y deliciosos cócteles, pero este gato también usa sus patitas para hacer comidas completas.Aunque puedes seguir estas recetas fáciles de preparar e inspirarte para hacer tus propios platillos, lo mejor de esta cuenta es ver a Meow Chef usar sus pequeñas patas para picar fruta y revolver bebidas mientras, por supuesto, maúlla y ronronea.¿Amas a los perros también? Acá te dejamos una lista de alimentos seguros y con beneficios para ellos.
Pasar mucho tiempo en casa nos ha hecho querer adaptar, embellecer y hacer más nuestros los espacios que habitamos y una forma natural y hermosa de hacerlo es con plantas colgantes, que además suelen ser de cuidados fáciles.Tener plantas en casa no sólo es una gran forma de darle vida a tus paredes y espacios, sino que además pueden ayudar a relajarte y purificar el aire, de acuerdo con la NASA (aquí te contamos de estas plantas purificadoras de aire).Pero tener plantas en casa es casi como adoptar una mascota, pues requieren de atención y cuidados también. Si buscas adornar tu casa con una, te recomendamos plantas colgantes de interior que requieren de cuidados fáciles, para que no te conviertas en un asesino de plantas tan rápido.¿Por qué plantas colgantes? Porque gracias a que sus ramas crecen largas y caen son más vistosas, además de que las plantas colgantes de interior tienen otros beneficios, por ejemplo, si no tienes mucho espacio o mesas o estantes disponibles, lucen más colgadas del techo. Por otra parte, son una opción útil si tienes mascotas a las que les gusta morder las plantas de interior o niños pequeños.Estas sólo son 5 opciones de las plantas colgantes de interiores más fáciles de cuidar, pero si te gustaron mucho, puedes luego consultar estas opciones de plantas para tener en la cocina, o cómo puedes abonarlas con residuos orgánicos.Cinta o ‘mala madre’El nombre científico de esta planta es chlorophytum comosum, pero es más conocida como cinta, mala madre, araña o lazo de amor. Tiene hojas largas en forma de tiras y tallos arqueados con pequeñas plántulas en los extremos, que se pueden cortar para hacer nuevas plantas bebés. Aunque se adaptan bien a condiciones de poca luz, lo mejor es tenerla en una habitación donde haya luz brillante. En cuanto a su riego, sólo tienes que hacerlo cada que el suelo esté ligeramente seco.Teléfono o planta de pothoEsta planta es muy resistente, por lo que es perfecta para los principiantes. Su nombre científico es epipremnum aureum y es extremadamente tolerante, tanto que puede sobrevivir semanas sin agua ni luz. Colócala en un lugar con luz moderada y deja que se seque su tierra por completo entre riegos.Planta rosario o bolitas colgantesEsta suculenta tiene forma de pequeñas bolitas que cuelgan de un tallo largo, por lo que tiene un aspecto como de cascada. Su nombre científico es senecio rowleyanus y como es parte de la familia de las suculentas, no necesita riegos continuos, sólo deja que la tierra se seque casi por completo entre riegos, pero eso sí, debe estar en una habitación donde reciba mucha luz de manera indirecta.Cola de burroOtra suculenta perfecta para principiantes que tiene ramas que cuelgan son las sedum morganianum, burrito o cola de burro, que tiene una textura interesante y muy llamativa. Sus largos tallos cuelgan a los lados de la maceta, así que se verá muy bien en un lugar alto o colgada del techo. Sus cuidados son iguales a los de las otras suculentas, necesita luz brillante y debe secarse el suelo completamente entre riegos.Foto de Diego Delso, delso.photo, Licencia CC-BY-SACollar de corazones o rosario de corazonesAunque no es una suculenta, esta planta cuyo nombre científico es ceropegia woodii funciona similar a ellas, pues tiene raíces en donde almacenan agua. Sus tallos son delgados y sus hojas son carnosas y tienen forma de corazón. Lo mejor es tenerla cerca de una ventana y que tenga mucha luz solar, pero no directa. No necesita riegos frecuentes, sino hasta que la tierra esté completamente seca. Además, puede florecer y sus tallos medir hasta 4 metros de largo.Foto de Ivan I. Boldyrev, licencia CC-BY-SA-2.5
Existe un ritual que, frente al comal, se vuelve entrañable: poner una tortilla caliente sobre la palma de la mano y con los dedos de la otra, enrollarla lo más apretadita posible. Mejor si en el interior hay una pizca sal. ¿Salsa martajada? Oh sí, por favor. Pero este ritual sólo es posible si la tortilla es lo suficientemente flexible para no romperse. Saber reconocer una tortilla auténtica, además de ser un hábito 100% saludable, es la forma más rica de experimentarlas. Según los mayas, el maíz es la piedra angular de nuestro origen y según los aztecas, es la muestra del amor que sentía Quetzalcóatl por su gente, quien para conseguir una semilla dorada se adentró en las montañas convirtiéndose en hormiga. De esa semilla surgió la tortilla, símbolo de identidad y cultura nacional. En el sentido más práctico, no hay plato, servilleta o cuchara más precisa para atajar un guisado. Tampoco una de mejor sabor. Todos creemos conocerla íntimamente, pero siendo sinceros, ¿hace cuánto elaboraron su última tortilla? ¿Hace dos meses? ¿Hace un año? ¿Nunca? Cuando conocí a Rafael Mier, director de la Fundación Tortilla de Maíz Mexicana yo no entendía por qué había que divulgar el tema de la buena tortilla y aprender a diferenciar una tortilla auténtica de otras. ¿Todas las tortillas de tortillerías son auténticas? ¿O no? La tortilla es el lienzo favorito del plato nacional: los tacos. Y aunque en las mesas nunca falta, Rafael me hizo entender que la verdadera tortilla escasea, sobre todo en las grandes ciudades. No sólo eso. Pocos conocen cuál es el proceso detrás de su elaboración y cuáles son sus ingredientes originales. Por suerte ya existe una regulación en el mercado para que las tortillerías describan los ingredientes que utilizan. No, no sólo es maíz. Algunas veces la masa está mezclada con harina de trigo. A la tortilla tradicional hay que diferenciarla del resto. Ella proviene de maíces mexicanos, algunos en peligro de extinción. El tema es que algunos agricultores han preferido sembrar otros cultivos o utilizar maíces más resistentes a las plagas. Transgénicos, pues. En el proceso tradicional, los maíces que fueron cosechados según la temporada se dejan secar naturalmente y se les desgrana con la ayuda de un olotero. A continuación, se someten al proceso de la nixtamalización en el que los granos de maíz se pulen como diamante en bruto para hacerlos más digeribles en el organismo, para maximizar su aporte nutricional: aumentar su contenido de calcio, de proteínas, de antioxidantes.La tortilla verdadera –la saludable, la auténtica– está nixtamalizada. Para lograrlo hay que diluir cal en agua, cocer los granos en la mezcla, dejarlos remojar durante la noche y al día siguiente, enjuagar hasta que el agua salga clara. De ahí se obtiene el precioso nixtamal que se lleva al molino o al metate. El resultado es una masa húmeda y deliciosa, lista para palmear tortillas, tlacoyos, sopes, o (ponga usted su preparación favorita de maíz). Cuando inflan en el comal o en la plancha de las tortillerías, el augurio de una buena comida es evidente. El proceso es cultura pura. Pero por inverosímil que parezca, en la mayoría de las escuelas de gastronomía este ritual no se enseña. No hay duda de que, para reconocer una buena tortilla, también hay que amistarnos con el lenguaje, con su saber. Rafael aconseja consumir aquellas que no son industrializadas, es decir, que no contienen ingredientes adicionales a los tradicionales (maíz, agua y cal o ceniza). “Como consumidores tenemos derecho a conocer todos los ingredientes de nuestra tortilla por ello, es importante exigir su correcta declaración”, afirma. También dice que las tortillas de colores sí son tradicionales. Su color proviene de maíces con tonalidades como del arcoíris. Pero cuidado. Existen comerciantes que utilizan colorantes imitando los colores del maíz azul o verde. Un tip para diferenciar al gato de la liebre es aplicar un agente ácido –como el jugo de limón–. “Si al aplicar el limón, la tortilla se torna violeta o rosa, se trata de tortilla de maíz azul real; si se torna grisácea o no cambia de color, se trata de una tortilla pintada con colorante artificial”. Otro consejo es fijarse en la flexibilidad de la tortilla. Si se rompe o se entiesa apenas la pones sobre el comal, puede que estés frente a una tortilla falsa. Estos y otros consejos los puedes encontrar en el blog recién inaugurado de la fundación. La buena tortilla merece diferenciarse de las otras. Pregunta en tu tortillería si las que ofrecen están nixtamalizadas y si provienen cien por ciento del maíz nacional. Su aroma, anticipación de un banquete digno de dioses, y su sabor no deben tomarse por sentado. Y mientras aprendemos a nixtamalizar juntos, te dejo algunas recetas que puedes preparar en su honor: Tacos de lenguaTacos de mixioteTacos de costilla
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD