¿Sabes qué son los nutri bowls?
Comida Vegana

¿Sabes qué son los nutri bowls?

Por Kiwilimón - Noviembre 2018
Seguramente ya los has visto, pero tal vez no sepas cómo se llaman. Y es que son tan coloridos y atractivos que es imposible no verlos. Estos platos no solo son una opción gastronómica con una bonita presentación, sus ingredientes altamente nutritivos los convierten en una comida muy saludable. Descubre lo sencillo que es disfrutar de un platillo delicioso y bueno para tu salud con los nutri bowls.
  1. No hay fórmula secreta ni receta predeterminada para preparar un nutri bowl. Deja volar tu imaginación y combina los ingredientes que más te gusten. 
  2. Agrega mucho color. Mezcla alimentos de diferentes tonalidades para que tu comida esté llena de vitaminas y minerales.
  3. Juega con las texturas de los ingredientes para darle una consistencia más interesante a tu nutri bowl. Combina alimentos suaves, crujientes, secos y líquidos.
  4. Aprovecha todos los beneficios de los ingredientes de tu nutri bowl y comienza el día con un desayuno muy completo.
  5. Cárgate de energía con una comida sencilla pero muy nutritiva con un nutri bowl hecho con tus verduras favoritas.
  El nutri bowl es tan versátil como tú quieras. Combina granos, vegetales, pollo, carne o pescado y prepara un nutri bowl según tus gustos. Y si no comes proteína animal, no te preocupes. El nutri bowl es vegan friendly.

¿Qué estás esperando para diseñar tu propio nutri bowl? Inspírate con estas recetas para preparar una comida nutritiva y lista para aparecer en tu Instagram.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pocas son las personas que pueden resistirse a un delicioso antojito mexicano, ya que además de tener un sabor inigualable, también se pueden comer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, de ahí que los puestos de comida callejera sean un rotundo éxito. Así que si estás pensando en incrementar tus ganancias y poner un negocio de comida, no te pierdas estos antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender. Quesadillas fritas Con queso o sin queso, las quesadillas son uno de los antojitos mexicanos que más disfrutan las personas y lo más increíble es que puedes mejorarlas mucho si las haces fritas. Para comenzar puedes ofrecer las clásicas quesadillas fritas con hongos y guisados típicos, pero si quieres darle un giro, atrévete a preparar quesadillas de plátano macho con mole. ¡A todos les encantarán! Tamales Hacer tamales para vender puede ser un negocio bastante redituable ya que los insumos para prepararlos son bastante económicos y su preparación es muy sencilla, además nadie puede resistirse a una rica tortita de tamal verde. Tu menú de tamales puede incluir desde los más tradicionales hasta los más originales como un asombroso tamal de habanero. ¿Cuántos se lleva, güerito? Sopes y gorditas Los sopes y las gorditas son esos antojitos mexicanos que siempre podemos encontrar en las esquinas, al menos en la Ciudad de México, con una gran variedad de guisados. Prepararlos es súper fácil y rápido y puedes ponerle tu ingenio para hacerlos mucho más deliciosos con recetas diferentes como estos sopes de tuétano o estas gorditas de chicharrón caseras.Pambazos Sabemos que los pambazos tradicionales de papa con chorizo son una garnachita que nadie resiste, pero te aseguramos que, si vendes también pambazos de suadero, la gente abarrotará tu negocio. ¡Lo mejor de lo antojitos mexicanos es que puedes reinventarlos con mucha creatividad! Tacos de canasta Los tacos de canasta son ese amigo con el que siempre puedes contar para comer rápido y rico cuando llevas prisa, además de que puedes venderlos a precios muy bajos y la gente siempre acabará con ellos. Si ofreces tacos de canasta con salsa verde cruda, hasta tú querrás comértelos. Como puedes darte cuenta, los antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender son una gran alternativa para ganar un dinerito extra en tiempos de crisis, así que no pierdas tiempo y dales una oportunidad.
Tener un árbol de durazno es el sueño de muchos, pero lograr plantar un hueso de durazno que dé frutos no es tan sencillo, pues hay muchos tipos de duraznos y de ellos dependerá si el hueso da fruto o no, y su sabor también.También del tipo de hueso de durazno del que deriva dependerá si la semilla de durazno germina o no, así que será una tarea de prueba y error con varios tipos de duraznos. Lo mejor será asegurarte de que ese durazno provenía de tu país, pues así tendrá más chance de adaptarse a la tierra y el clima. La mayoría de los duraznos necesitan una temperatura constante inferior a 7 grados Celsius para poder dar fruto.La primera forma de cómo plantar un hueso de durazno puede ser directamente en la tierra durante el otoño y esperar la germinación en la primavera de manera natural. Para preparar las semillas de durazno, frótalas con un cepillo suave en agua limpia. Si el durazno estaba tan maduro que el hueso se ha abierto, se revelará la semilla real en su interior. Si no, puedes quitar la capa dura externa y simplemente plantar el grano de semilla. Siempre maneja las semillas con cuidado, pues contienen cianuro y son altamente venenosas.Si lograste sacar con éxito la semilla sin dañarla, el proceso de germinación se acelerará después de la siembra. Sin embargo, esto no es necesario, porque pequeños árboles crecen de muchos de los huesos duros.Puedes plantar los huesos de durazno directamente en el suelo del jardín si vives en un área donde los inviernos son largos y fríos, pero espera a que haya pasado el calor del verano. Puedes guardar tus semillas en el refrigerador durante al menos 8 semanas o desde el otoño hasta la primavera y tendrán mucha más probabilidad de germinar.Haz un hoyo de aproximadamente 7.6 centímetros (3 pulgadas) de profundidad y planta el hueso de durazno al aire libre en otoño, en un suelo bien drenado y fértil, con un pH de alrededor de 6. Coloca la tierra firmemente alrededor del hueso y asegúrate que esté ligeramente húmeda y de no regar de más.Foto de Joanna Stolowicz, Unsplash.Cómo germinar un hueso de duraznoPara no tener que esperar el proceso natural hasta la primavera y en caso de que vivas en un lugar cálido, puedes germinar el hueso de un durazno a través de un tratamiento frío o estratificación. Después de limpiar los huesos y retirar las semillas, colócalos en una bolsa de plástico con tierra ligeramente húmeda. Deben estar húmedos, pero no mojados durante su período de enfriamiento (estratificación). Guárdalos en refrigerador (o congelador) a una temperatura de 1.1 a 5.6 grados Celsius.Cuando hayan pasado seis semanas, revisa si el hueso de durazno germinó. No te desanimes si aún no sucede, las semillas pueden tardar más de tres meses en germinar.Una vez que el hueso haya desarrollado una raíz de al menos 1.3 centímetros de largo, plántalo en el suelo en una maceta hasta que llegue la primavera, entonces trasplanta tu árbol al aire libre en primavera.Plantar un durazno y verlo florecer tomará entre tres y cinco años, así que no desesperes y siempre germina más de un hueso de diferentes tipos de durazno para aumentar tus posibilidades.¿Esto te produjo antojo de duraznos? Prueba estas recetas:Volteado de duraznoMermelada de durazno caseraCarlota de durazno
Definitivamente, cocinar no es para todos o al menos, no para todos los momentos, porque a cualquiera le llega ese día en el que no tiene ganadas de nada, mucho menos de ponerse a cocer pollo, verduras o carne, aunque mueras de hambre.Pero la comida es tan noble que hasta para esos momentos tiene cosas deliciosas que ofrecerte y, de hecho, puedes crear una comida completa con varios ‘snacks’, porque la diferencia principal entre un snack, tentempié o bocadillo es cultural, más que nutricional.Claro, cabe mencionar que si sólo comes una manzana con un poco de crema de cacahuate, eso sigue siendo un bocadillo. La clave para preparar una comida que te mantenga lleno y con energía durante tres o cuatro horas, como una comida normal, es incluir una variedad de nutrientes y alimentos. Lo más sencillo es combinar al menos cuatro alimentos diferentes, y tres o cuatro grupos de alimentos. Esto te ayudará a garantizar que estás comiendo lo suficiente, así como un buen equilibrio de grasas, proteínas, carbohidratos y fibra.El otro truco para lograr convertir snacks en comida es servirlos juntos en un plato, en lugar de sólo picotear cosas una por una. Ahora, para inspirarte un poco, te dejamos estos ejemplos, pero recuerda que comer balanceado implica conocerte, conocer tu cuerpo y, sobre todo, tener una guía de un profesional cuando quieres realizar cambios en tu dieta.1. BaguetteUn almuerzo sencillo puede estar inspirado en un baguette, con el que puedes aprovechar los distintos estilos y sabores del pan (centeno, ajo, natural) y añadir queso crema, vegetales, como pepino, tomate, pimientos, aceitunas, y finalmente agrega salmón ahumado o un huevo duro. Si llevas una dieta vegana, puedes omitir el salmón y usar queso crema a base de tofu.2. Bowl de yogurtUn bowl de yogurt es ideal para cuando tienes hambre, quieres una comida que no se cocine y tienes antojo de algo dulce. Para hacerlo sólo cubre yogurt natural con una cucharada de crema de nuez (como almendras o cacahuate) un plátano en rodajas, nueces picadas o almendras, avena, semillas y frutas secas, granola, además de un puñado de fruta fresca, si te hace falta un poco de dulce, añade un poco de miel.3. SmoothieSi te detienes a pensarlo, la mayoría de los smoothies son en realidad un montón de snacks diferentes, como frutas, lácteos y nueces, que sólo mezclas en la licuadora.Para convertirlos en un desayuno abundante y energizante, mezclar kéfir con plátano, bayas, granola y crema de nueces. Puede usar cualquier fruta fresca o congelada y no dudes en añadir yogurt, queso cottage o leche para el kéfir; nueces enteras para la crema de nueces; y muesli (o avena natural) para la granola. 4. Plato de cereal aumentadoUn tazón de cereal con leche es delicioso, pero no es del todo una comida completa. Para convertirlo en un desayuno o cena abundante, puedes agregar nueces o semillas (almendras fileteadas, nueces picadas, semillas de girasol tostadas) y frutas frescas o secas (fresas en rodajas, pasas, arándanos secos) a tazones de Cheerios, por ejemplo, con leche reducida en grasa o mejor aún, una leche a base de plantas, como soya o cualquier otra rica en proteínas.
La gastronomía brasileña es tan amplia como la gran extensión de este país y tan maravillosa como las diversas culturas que habitan dentro de él. Recordemos que la inmensa gama de sabores que encontramos en la comida de Brasil se debe principalmente a la influencia de los ingredientes indígenas mezclados con la tradición de la cocina europea y la africana, por eso, podrás conocer lo mejor de la cocina brasileña a través de estos 6 platillos. Vatapá Si quieres conocer los platos típicos de Brasil, debes comenzar por probar el vatapá, un tipo de puré hecho con mariscos cocidos, pan previamente remojado en leche de coco, cacahuetes, cebolla, jengibre, sal, pimienta y cilantro. Puede servirse con arroz y pollo o puede usarse como guarnición de otros platos. Feijoada Una de las comidas brasileñas más conocidas en el mundo es la feijoada, preparada con frijoles que se acompañan de pies, rabos y orejas de cerdo. A esto también se le puede agregar otro tipo de carne como lomo, costilla, tocino y longaniza ahumada. La feijoada surge en la época de la colonia, cuando los esclavos le añadían frijoles a la carne que sobraba de las fiestas de los dueños de grandes plantaciones. Acarajé El acarajé es un plato de origen africano que tradicionalmente se come en la zona de Bahía, al noreste de Brasil. Se trata de unas fritangas rellenas de frijoles blancos, cebolla y camarón que van acompañadas de vatapá. ¡Una gran opción para cenar! Moqueca de Peixe Un platillo muy tradicional de Brasil es la moqueca, un guisado hecho con pescado, sal, especias y hierbas que se adoba con cebolla, pimiento, tomate y hojas de cilantro, además de leche de coco y aceite de palma. En algunas zonas lo acompañas también con camarones. ¿Te gustaría probarlo? Pan de queso El pão de queijo es otro favorito de la gastronomía brasileña y aunque consiste en unos sencillos pancitos de queso, su sabor es indescriptible. El pan de queso de Brasil se prepara con harina, leche, aceite, agua, almidón de yuca dulce, huevos y queso minas, una variedad de queso muy popular del estado de Minas Gerais, en Brasil. Churrasco Aunque también podemos encontrar churrasco argentino o boliviano, el churrasco de Brasil tiene una esencia y sabor incomparables. Se trata de un trozo de carne de res cocido a la plancha, a las brasas o directamente en el fuego; generalmente es picaña, que suele presentarse en espadas, cocinarse en ellas a la leña y se acompaña de plátano. Sin duda, las espadas brasileñas son un clásico imperdible. ¿Has probado alguno de estos platillos de comida brasileña? ¿Cuál es tu favorito?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD