Una guía ÚTIL para convertir cualquier receta en VEGANA

Por Kiwilimón - Enero 2017
Aunque el veganismo es un término que se conoce desde los años cuarenta, ha sido en los últimos años que esta práctica alimentaria ha cobrado mayor importancia. Las personas que siguen una dieta vegana se abstienen de comer cualquier producto de origen animal.
Si nos ponemos a pensar en la premisa del veganismo, puede resultar un poco complicado imaginar un menú semanal, ya que prácticamente todo en la lista diaria de alimentos incluye productos de origen animal. Sin embargo, esto es más sencillo de lo que parece.

Una foto publicada por Fawilla Vegan (@fawilla) el

Ya sea que sigas esta tendencia por cuestiones de salud, por principios éticos o por conservación del medio ambiente, te invitamos a probar estos sustitutos de productos alimenticios de origen animal. Con estos alimentos podrás convertir cualquier receta en vegana: Sustituye un huevo con:
  • 1 cucharada de semillas de linaza licuada en seco más 3 cucharadas de agua. Mezcla y deja que espese.
  • 1 yoghurt de soya.
  • 2 cucharadas de harina de coco más 5 cucharadas de agua. Deja reposar 5 minutos.
  • 1 cucharada de lino molido más 3 cucharadas de agua. Deja reposar.
  • 1 cucharada de agar agar más 2 cucharadas de agua caliente. Mezcla hasta que se disuelva.
  • ¼ de taza de harina de garbanzos más ¼ de taza de agua.
  • 1 cucharada de semillas de chía más 3 cucharadas de agua. Mezcla y deja reposar 15 minutos.
  • ¼ de taza de puré de manzana casero.
  • 2 cucharadas de crema de cacahuate.
  • 3 cucharadas de harina de avena más 3 cucharadas de agua. Mezcla y deja reposar.
  • ½ plátano maduro machacado.
Sustituye la mantequilla con:
  • Margarina vegetal
  • Aceite de oliva
  • Aceite de coco
Sustituye la miel con:
  • Melaza
  • Jarabe de maple
  • Jarabe de agave
  • Dátiles batidos con agua
Sustituye la leche con cualquier leche vegetal (almendras, coco, soya, etc.).

Una foto publicada por Véro (@mao_joousama) el

Como puedes ver, convertir una receta tradicional en vegana es muy sencillo, y los productos son, en algunos casos, incluso más económicos que los de origen animal. ¿Conoces alguna otra manera de sustituir los alimentos derivados de los animales para convertir las recetas en veganas? Compártenos tus tips en los comentarios.

Con estos deliciosos platillos veganos, no extrañarás los productos de origen animal:

Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Picar, licuar, mezclar. Ahora puedes hacer cualquiera de estas cosas en cuestión de segundos con solo presionar un botón. Cocinar con licuadora es tan sencillo que ahora tal vez te parezca imposible pensar en una cocina sin este electrodoméstico, pero la verdad es que este es un invento relativamente nuevo. Fue apenas hace unos 96 años (en 1922) que S. J. Poplawski inventó un electrodoméstico para preparar batidos y ésta era conocida como "aparato de cocina centrifugador". Aunque en un principio este aparato estaba diseñado solo para mezclar bebidas, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse en la licuadora como la conocemos hoy. La licuadora es ahora una herramienta indispensable en todos los hogares. Usar este electrodoméstico ofrece un sinfín de ventajas, pero podríamos decir que estos son los principales beneficios de cocinar con licuadora: Textura La licuadora no solo mezcla los ingredientes. Dependiendo del modo en el que la utilices, puede desde picar hasta licuar. Además, con la licuadora puedes conservar los nutrientes de los alimentos, ya que a diferencia de otros electrodomésticos no separa la pulpa, la piel y el jugo de las frutas o verduras. Practicidad No tienes que comprar una colección entera de electrodomésticos para hacer maravillas en la cocina.  Una buena licuadora puede hacer de rallador, moledor o procesador sin necesidad de gastar en más aditamentos. Y lo mejor es que cabe en cualquier lado. Limpieza Aparte de que te ahorras la limpieza de cuchillos, tablas de cortar y el batidero sobre la barra de la cocina, mantener una licuadora es muy sencillo. Con un poco de jabón y agua es suficiente para limpiar los restos de comida. Consumo de electricidad La mayoría de las licuadoras funcionan con un rango de 300-350 watts, mientras que los procesadores de alimentos utilizan entre 500 y 1500 watts. Como puedes ver el consumo de energía es mucho más bajo con las licuadoras. Tiempo Con una licuadora puedes hacer lo mismo que un mortero, un metate o un buen cuchillo. La gran diferencia es que te tomará mucho menos tiempo picar o moler los ingredientes con la ayuda de la licuadora.   Aprovecha todos los beneficios de cocinar con licuadora manteniéndola en buen estado. Siempre desármala antes de limpiarla, deja que el vaso seque completamente antes de colocarlo sobre el motor.   Recetas que puedes preparar con licuadora: Pay de limón frío en licuadora Pasta con salsa de espinacas Panqué de nuez en licuadora Daiquiri de plátano   Fuentes: Curiosfera.com Gob.mx Etiquetaenergetica.com  
¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es comenzar a ahorrar? No te esperes a que suenen las campanadas de la media noche para empezar a cuidar tu dinero. Sigue estos tips para hacer rendir más tu quincena y, ahora sí, comenzar a ahorrar. Haz un presupuesto para todo el mes. Primero lo primero. Calcula todos tus gastos y réstalos a tus ingresos. Así sabrás cuánto dinero debes destinar al pago de servicios, renta y transporte, y qué cantidad puedes usar para comprar comida.Planea tus menús de manera semanal. Olvídate de andar improvisando todos los días. Comienza el año haciendo un menú semanal. Piensa en platillos que incluyan más o menos los mismos ingredientes, así no tendrás que comprar tantas cosas y desperdiciarás menos.Haz una lista antes de ir al súper. Nunca te vuelvas a parar en el súper sin saber exactamente qué es lo que hace falta en la cocina. Después de planear las comidas para la semana revisa tu refrigerador y la alacena para saber qué falta. Y cuando vayas a la tienda, limítate a comprar solo lo que encuentres en la lista.Come un tentempié antes de ir de compras. Un súper tip de cómo ahorrar que nunca falla es: no ir al súper con el estómago vacío. Muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos solo por el antojo. Para evitar esto come algo antes de ir de compras, así no caerás en la tentación del pasillo de galletas.Compra frutas y verduras de temporada. No solo es mucho más económico, sino que además te permite disfrutar de productos frescos y con mejor sabor. Investiga cuáles son las frutas y verduras de la temporada y diseña tus comidas usando estos ingredientes.Prepara tu lunch y snacks en casa. Las visitas a la tiendita y las comidas en el puesto de quesadillas pueden parecer gastos mínimos, pero a la larga te salen más caros que una comida en un buen restaurante. Lo mejor para ahorrar y para cuidar tu salud es preparar toda tu comida en casa. Ahora sí, inicia el año con el pie derecho y comienza a ahorrar desde hoy. Te recomendamos estas recetas RENDIDORAS:Pollo Alfredo con BrócoliPan de Elote fácil sin HarinaPapas cambray rellenas de queso cremaEnsalada de camarones picosos con toronja 
Te decimos algunos datos que debes saber del atole, a demás de que es una receta mexicana que se consume desde la época prehispánica y se puede hacer casi de cualquier sabor. Es una bebida prehispánica. Antes de la llegada de los españoles los aztecas ya preparaban una bebida hecha a base de maíz, agua y miel. Durante la época de la Conquista la receta original comenzó a cambiar hasta llegar a la versión del atole que conocemos hoy en día. Aporta muchos nutrientes y vitaminas. Al estar hecho a base de maíz contiene todos los nutrientes de este grano: fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, vitamina B, entre otros. Además, dependiendo de los ingredientes que se le añadan (guayaba, fresa, chocolate, etc.) el atole puede tener mayores propiedades. El atole puede ser dulce o salado. Aunque los atoles dulces son los más conocidos, también existen recetas saladas, agrias y picantes. Los llamados chileatoles pueden prepararse con verduras, chiles e incluso carne, y parecen más un guiso que una bebida. No todos los atoles se endulzan de la misma manera. Según la receta tradicional el atole puede endulzarse con miel, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la región y del gusto de cada persona. Azúcar, piloncillo, jarabe de maguey o más recientemente sustitutos de azúcar son algunas de las opciones para endulzar el atole. Por lo general su nombre depende de un ingrediente. A excepción del champurrado (atole hecho con chocolate) todos los atoles reciben el nombre del ingrediente que se les agrega: atole de piloncillo, atole de nuez, atole de guayaba. No todos los atoles están hechos con maíz. El atole original es de maíz, pero también puede prepararse con harina de arroz o harina de trigo. Si después de leer acerca de esta típica bebida mexicana se te antojó una taza de atole, estas recetas te interesarán: Atole de arroz Atole de cajeta Atole de cacahuate Atole de zarzamora   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Laroussecocina.mx Elsiglodedurango.com.mx Gob.mx
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD