5 platillos que a todo cinéfilo se le han antojado
Datos curiosos

5 platillos que a todo cinéfilo se le han antojado

Por Eloísa Carmona - Octubre 2020
El cine puede sembrarnos ideas sin que siquiera estemos dormidos. Ver Ratatouille, aunque sea una película animada, nos provocó a todos querer saber qué llevaba ese platillo, cómo se hacía y, sobre todo, a qué sabía para tener ese efecto en Anton Ego.

Ver películas involucra todos los sentidos y el gusto por supuesto que también se estimula cuando vemos a un personaje comer o tomar una malteada de 5 dólares, por ejemplo. Aquí sólo nombramos 5 platillos que recientemente se quedaron en nuestra cabeza, con la curiosidad de querer probarlos o hacerlos con una receta que tenemos aquí, como la de ratatouille.

Pastel de chocolate, en 'Matilda'
“¡Bruce, Bruce, Bruce!”, viene a la mente cada que veo pastel de chocolate. El pastel de chocolate de Matilda, el cual Bruce se come completo, animado por todos sus compañeros de escuela, es quizá el más apetitoso que he visto en toda mi vida. Claro que Bruce se lo terminó, ese pastel seguro sabía como se ve en la película: delicioso y a victoria.



Chapaguri, en 'Parásitos'
La película de Bong Joon-ho nos abrió un panorama a todos, pero no sólo en cuanto a cómo se vive el clasismo en Corea del Sur, sino también uno culinario con esa escena del chapagurie, o JjapaGuri, el plato coreano tradicional que se prepara para el niño cumpleañero, pero que termina comiendo su mamá con muchas ganas. El chapaguri lleva fideos llamados chapaghetti, fideos de ramen, lomo de cerdo en cubos, ajos y aceite de oliva.



El ramen, en '#Vivo'
Esta es una historia de zombies y aunque podríamos pensar que una película de muertos en vida jamás nos podría antojar comer algo, en #Vivo sucede. Se trata de un ramen empaquetado, pero que el protagonista come con tantas ganas (y, pues, cómo no, si es el fin del mundo), que vas a querer ir por uno cuando la veas.

La pizza, en 'Comer, Rezar, Amar'
Esa famosa escena de Julia Roberts comiendo pizza resume lo que todos pensamos que sería probar pizza en su país natal: enamorarse como si fuera la primera vez. En general, Comer, Rezar, Amar nos abre el apetito una y otra vez cada que la vemos, pero la pizza se lleva una mención especial.



La sopa de Cresson, en 'Las Brujas'
Esta quizá no se nos antoja, pero a propósito de que el remake con Anne Hathaway está por estrenarse, vi la película de 1990 y me encantó la escena de la cocina en el hotel. Las brujas están en todas partes y es una la que está preparando la sopa para todo el grupo: la sopa Cresson es una crema de berros, que además es una famosa receta de la chef Julia Child y en la película, es la clave para derrotar a Anjelica Houston.



Por ahora, te dejamos con estas ideas sembradas, ya sea para que veas la película o para que busques el platillo en algún restaurante o lo prepares en casa. ¿A ti qué película te hace ‘inception’ para comer?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Como en muchos otros países, la comida es parte importante en la cultura de Haití, país caribeño que comparte isla con República Dominicana. Con una cocina influenciada por los sabores africanos, franceses e incluso con presencia de los españoles e hindúes, la gastronomía de Haití es vibrante y sabrosa.Al igual que los franceses, a los haitianos les gusta un sabor fuerte y picante como la pimienta en sus comidas, pero a diferencia de la típica dieta caribeña, no les gustan mucho las comidas especiadas.Entre sus alimentos básicos podemos encontrar carnes de cerdo, de res y de cabra, aves como pollo y pavo, y varios pescados; el huevo y una variedad de frijoles, garbanzos, soya, frijoles rojos, yuca, harina de maíz, arroz de grano corto y trigo también se encuentran entre sus básicos.Cuentan con frutas únicas, como el akí o akee, el frutipan o mazapán y la yaca (jackfruit) y verduras de la región, como el djon-djon, un tipo de hongo negro comestible, la zanahoria blanca y el arrurruz, pero también algunas más conocidas, como los chiles, el maíz, los champiñones, los pimientos, papas, calabazas y camotes.El platillo más común que consumen los haitianos promedio es el llamado Ritz et Pois, el cual es probablemente considerado el plato nacional y que consiste básicamente en arroz y frijoles. No importa cómo cocinen tanto el arroz como los frijoles, y las inclusiones que quieran agregar como carne de cerdo, pollo o ternera, siempre que la base sea arroz y frijoles, será Ritz et Pois. El Banann Peze es otro alimento común, el cual lleva una variedad de plátano frito en grasa de cerdo, o el Djon-djon, de cosecha propia de Haití, en el que se usan hongos negros haitianos molidos para hacer que el arroz se vuelva negro y luego se cubre con habas.Gastronomía de Haití, 3 platillos imperdiblesGriyo (cerdo frito)Al pasear por Haití, seguramente verá vendedores vendiendo sus fritays durante todo el día. Los fritays son alimentos callejeros fritos como caracoles, plátanos y salchichas, por nombrar algunos. Uno de los alimentos callejeros más populares en Haití sin duda es el Griyo, una especie de fritay hecha con trozos de carne de cerdo fritos y marinados. LambiEl menú haitiano está repleto de platos donde el marisco es el ingrediente principal, en especial el caracol. Existen diferentes estilos de cocinar Lambi: desde frito, asado a la parrilla, salteado… Cocinarlo como un guiso con salsa a base de tomate se conoce como Lambi Criollo o caracol guisado y tienes que pedirlo si lo ves en un restaurante local. Lambi puede ser muy gomoso cuando no se cocina adecuadamente, por lo que es mejor pedir recomendaciones de restaurantes a los lugareños.Poulet Aux NoixEste platillo haitiano es una especialidad y un plato tradicional en la parte norte de la isla. Cocido o servido con un condimento llamado pikliz, este delicioso plato de pollo tiene el auténtico sabor de la cocina haitiana con su picante y rico sabor, realzado por un método de cocción lenta. Los trozos de pollo se marinan durante la noche en una mezcla de hierbas y especias junto con nueces de la India, cebollas, pimientos y una mezcla de verduras, y el Poulet Aux Noix se cuece en una salsa espesa a base de tomate. Por lo general, se come con arroz blanco al vapor, una porción de este plato picante es perfecta como comida diaria.
El pan de muerto no puede faltar en nuestras ofrendas el 1 y 2 de noviembre, ya que tiene un significado muy importante, un origen antiguo y un sabor exquisito. Hoy en día existen muchas versiones de este esponjoso pan: con cenizas, con azúcar de colores, relleno y hasta glaseado. No importa cuál sea tu favorito, recuerda colocar un pan de muerto en tu altar de Día de Muertos y de disfrutar otro en compañía de tu familia. En kiwilimón te contamos todo lo que tienes que saber sobre este tradicional pan mexicano y además recuerda que tenemos las mejores recetas para preparar pan de muerto para la familia o para comenzar tu negocio.  El verdadero origen del pan de muerto De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, uno de los principales antecedentes de lo que hoy conocemos como pan de muerto es un pan llamado papalotlaxcalli, un pan en forma de mariposa que únicamente se consumía durante la ceremonia del mismo nombre. En aquellos años, este pan era parecido a una tortilla y se utilizaba un sello en forma de mariposa. Sin embargo, lo más cercano al actual pan era el huitlatamalli, un tipo de tamal. Otro posible antecedente del pan de muerto proviene de las ofrendas de muertos que organizaban las culturas prehispánicas, en donde se colocaban ofrendas para la diosa Cihuapipiltin. Las dádivas que se colocan en este altar consistían principalmente en panes en forma de mariposa o rayo, los cuales se preparaban a base de amaranto. Bernardino de Sahagún también describió un pan llamado yotlaxcalli, el cual se preparaba con maíz seco y sin cal.  Por otro lado, los expertos señalan que fray Diego de Durán también describió panes y otros dulces que nos recuerdan al actual pan de muerto. Según el misionero, cuando los pueblos prehispánicos hacían ofrendas para el dios Huitzilopochtli, la gente preparaba huesos a base de amaranto y miel para la ocasión. Por otro lado, también preparaban tortillas pequeñas para la celebración.  También puedes leer: 5 recetas de pan de muerto relleno¿Qué significa el pan de muerto? Según los expertos, el tradicional pan de muerto tiene la forma de un montículo de tierra, con el cual se cubre el féretro. En el caso de la bolita que pan que se coloca en el centro, este simboliza el cráneo del difunto, mientras que las tiritas de pan que se colocan a los lados representan los huesos de los brazos y piernas.  Adicionalmente, otras versiones apuntan a que la forma del pan simboliza el ciclo de la vida y la muerte, mientras que las cuatro tiras de pan representan los cuatro puntos cardinales o las lágrimas de las familias de los difuntos. Por otro lado, otras versiones sobre el origen de este icónico pan señalan que los huesos en realidad son adornos o pétalos de flores. Sin embargo, existen muchas otras versiones que adornan los tradicionales altares de Día de Muertos.  Cabe mencionar que el clásico pan de muerto suele espolvorearse con azúcar blanca, pero en el caso de los que se espolvorean con azúcar roja, esta recuerda a los antiguos entierros prehispánicos, pues los muertos se cubrían con un polvo rojo. También puedes leer: Michipan de MuertoTipos de pan de muerto Además del pan de muerto que se consume en la mayor parte del país, hay una gran variedad de pan para esta celebración. Aquí te contamos más sobre estos ricos panes.  Mixquic, Ciudad de México San Andrés Míxquic es uno de siete pueblos originarios ubicados en la alcaldía Tláhuac, el cual ha ganado fama mundial gracias a su celebración de Día de Muertos. En esta localidad, al pan de muerto se le llama "despeinadas". Estas son unas pequeñas roscas espolvoreadas con azúcar rosa, aunque también es común encontrar pan en forma de mariposa, ya que se creía que, al morir, las niñas se convertían en pequeñas mariposas.  Estado de México El Estado de México ofrece una amplia selección de pan de muerto. Aquí te contamos más sobre ellas.  En algunas partes del estado se hornean las llamadas “muertes”, un pan preparado con yema de huevo y con forma de conejo y borrego. Por otro lado, también están el pan sobado, el "triconio", las gorditas de maíz quebrados y los "tlaxcales".  En Texcoco se prepara el pan conejo, el cual se prepara con nuez, guayaba, canela y manteca. Mientras que también se venden calaveras de masa de galleta con decoraciones hechas con azúcar tosa.  Oaxaca Oaxaca, una de las capitales culinarias más importantes del país, ofrece las "regañadas", pan hecho con hojaldre, el cual se coloca en las ofrendas y simboliza las almas de los difuntos. Otra opción es el famoso pan de yema, el cual representa las caras de los difuntos. Guerrero Este estado también nos ofrece una gran variedad de pan de muerto. Según los expertos, en las ofrendas se colocan panes llamados camarones, amargosas y tortas, aunque también es común encontrar pan en forma de muñeco o figuras, el cual se espolvorea con azúcar rosa.  En otras poblaciones se ofrecen las almas, burros, conejos, patas de mula y el pan bordado, así como pan en forma de triángulo y otros en forma de pez, perro, mariposa, alacrán y conejo, entre otros.  También puedes leer: Galletas de Pan de MuertoMichoacán El estadio de Michoacán también es conocido mundialmente por su celebración de Día de Muertos, por lo que su pan de muerto no se queda atrás. Aquí puedes encontrar el pan de ofrenda y otros panes en forma de vírgenes, conejos, burros, campesinos, sombreros y campesinas, así como pan en forma de flor y calaveras, las cuales se adornan con el nombre del difunto.  Por otro lado, el pan “rosqueta” se prepara con hojas de plátano, anís y piloncillo, mientras también es común disfrutar de las clásicas corundas durante estas fechas. También es común el pan llamado “la rodilla de cristo”, un pan redondo decorado con azúcar rosa, el cual representa las heridas de Jesús.  Puebla En este estado podrás encontrar los “golletes”, unas rosquillas decoradas con azúcar de colores y los “sequillos”, un mamón de color amarillo.
El mole de pipián es una de las recetas mexicanas más antiguas y deliciosas que existen en nuestro país. Es un platillo que se disfruta a la hora de la comida y durante reuniones familias, pero también durante fiestas tan importantes como el Día de Muertos. El pipián, también conocido como pepián, es un tradicional platillo mexicano que se prepara a base de una salsa espesa preparada con pepitas de calabaza, especias y otros ingredientes, para luego acompañarse con pollo, pato, cerdo, res y hasta conejo. Cabe mencionar que no solo existe un tipo de pipián, pues dependiendo de la región, hay pipián verde, pipián rojo y pipián blanco. Por otro lado, esta salsa es tan popular en nuestro país que suele venderse en pasta o polvo, para que su cocción sea más fácil y práctica. Un dato interesante sobre el mole de pipián es que fue creado por los pueblos prehispánicos, quienes acompañaban la salsa preparada a base de pepitas y chiles con pescado o carne. Según los expertos, en la antigüedad, el pipián se preparaba con carne de gallina bañada con una salsa de chile rojo, tomates y pepitas molidas. En aquellos años, el mole de pipián era tan importante que era uno de los platos favoritos del emperador Moctezuma, así lo relató Fray Bernardino de Sagahún en la “Historia General de las Cosas de la Nueva España”, también señaló que se le llamaba totolin patzcalmollo. Años más tarde, después de la colonización, las monjas se encargaron de modificar la receta al añadir especias, hierba y carne de pollo o cerdo.También puedes leer: 5 datos curiosos del chile en nogada que no conocesPipián verde, blanco y rojoEl tradicional pipián se puede preparar de diferentes maneras: verde, blanco y rojo. Por ejemplo, en el Estado de México este mole se prepara con pepitas, perejil, lechuga, chile poblano, chile verde, cilantro y epazote. Mientras que en la Ciudad de México se prepara el pipián blanco a base de pepitas, chile güero y almendras. En el estado de Guerrero, el pipián se prepara con pepita, pollo, tomate, chile verde, ajo, pimienta, comino, orégano y clavo. En Oaxaca, el pipián se disfruta durante la vigilia y que cocina con pepitas, chile chilhuacle, chile ancho, chile guajillo, masa de maíz y ajo. En Puebla el más típico es el pipián verde, el cual requiere de pepitas tostadas, cebolla, tomate, chile serrano, hierba santa, cilantro y epazote. En el caso del pipián rojo, este se prepara con pepitas, chile pasilla, ajonjolí, clavo, pimienta, tortilla y jitomate. También puedes leer: 5 beneficios de comer pepitas de calabaza como colaciónEn Veracruz el pipián más popular es el verde, se acompaña con cerdo o pollo y papas cocidas. En la ciudad de Xalapa, el mole de pipián lleva un toque de chile chipotle y flor de izote. En el estado de Yucatán se come el pipián rojo y se requiere de pepitas, achiote, masa de maíz y chile seco. En Chihuahua también se prepara rojo, ya que se usa chile colorado para la preparación. Otras versiones de pipián incluyen ingredientes como nopal, xoconostle, chile poblano, epazote, perejil, cilantro, tomate verde, chile verde, lechuga, hierba santa, chilacayote, chícharos, ejotes, huevo, papa y camarón seco. Además de usar esta rica salsa para bañar pollo, pato, cerdo, res o pescado, también se usa para preparar enchiladas. Las mejores recetas de pipiánEn kiwilimón tenemos recetas de pipián para todos los gustos. ¡Aquí te decimos cómo hacer pipián desde cero!Filete de Pescado con Pipián VerdePierna de Cerdo en Pipían RojoCerdo en Pipián VerdeDelicioso Pipián Rojo con CerdoEnchiladas Tricolor de PipiánEnchiladas de Pipián RojoCarne de Cerdo en Pipián con CalabazasTambién puedes leer: 10 elementos que no pueden faltar en tu altar de muertos
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD