¿Bichos para la botana? No te asustes, disfruta sus propiedades
Datos curiosos

¿Bichos para la botana? No te asustes, disfruta sus propiedades

Por Kiwilimón - Agosto 2018
Deja a un lado los prejuicios y atrévete a probar los insectos. Los chapulines, las larvas, los gusanos, entre muchos otros, tienen muchas propiedades nutricionales que pueden beneficiar a tu salud. ¿No nos crees? Aquí te contamos un poco sobre las principales ventajas de incluir insectos en tu alimentación:
  1. Son una excelente fuente de proteínas.
Los insectos aportan más del doble de proteínas que la carne de res. Según la FAO, en 100 g de orugas secas hay 53 g de proteínas, mientras que en la misma cantidad de carne de res hay solo 22. 3 g.  
  1. Aportan Omega 3.
Los insectos, como los chapulines o los escarabajos, representan una de las fuentes naturales más importante de ácidos grasos, entre ellos el Omega 3.  
  1. Tienen muchas vitaminas.
Después de analizar varias especies de insectos comestibles se descubrió que estos aportan grandes cantidades de vitamina A, C y D, así como tiamina, riboflavina y niacina.  
  1. Los insectos son dietéticos.
Incluir estos bichos en tu dieta asegura una alimentación balanceada y baja en calorías. Al comer 100 g de orugas secas solo estarás consumiendo 15% de grasas y 17% de carbohidratos.  
  1. Te ayudan a controlar la presión de la sangre.
Gracias a los minerales que se encuentran en los insectos, su consumo puede beneficiar la presión sanguínea.  
  1. Son un gran aliado para el control de peso.
Comer diariamente insectos puede ayudar a disminuir el peso, ya que sus altos niveles de proteínas provocan una sensación de saciedad por más tiempo, evitando que comas de más.  
  1. Se digieren fácilmente. Gracias a la composición de su exosqueleto, los insectos son una fuente importante de fibra, lo cual hace que sea mucho más sencillo digerirlos.
 
  1. Y lo mejor, ¡saben rico!
En general, muchos insectos adquieren el gusto de los ingredientes de la preparación. Así que, si sabes cocinarlos bien, te quedarán espectaculares.   Entonces, ¿te animas a probar unos deliciosos insectos? Atrévete a incluir este fabuloso alimento en tu dieta. Aquí te damos algunas ideas para disfrutarlos en casa: Quesadilla con chapulines Tacos de escamoles fritos Canastita de chapulines Tacos de chapulines  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Últimamente podemos encontrar la Chía en postres, panes y platillos de todo tipo, pero ¿por qué se ha puesto de moda la chía? Resulta que esta semilla tan pequeñita está llena de nutrientes y es capaz de convertir una receta muy sencilla en un alimento verdaderamente nutritivo. Descubre los beneficios que la chía tiene para ti.Te mantiene satisfecho por más tiempo. Debido al alto porcentaje de fibra presente en la chía, esta semilla hace que sacies de forma más rápida y por más tiempo. Así que si comes alimentos preparados con chía, será más sencillo que bajes de paso, ya que tendrás menos antojos.Ayuda a bajar los niveles de triglicéridos. Gracias a los componentes naturales de la chía, esta semilla puede ayudar a bajar los triglicéridos y a disminuir el factor de riesgo cardiovascular.TE PUEDE INTERESAR: MÁS DE 100 RECETAS SALUDABLESCuida tu piel y huesos. Algunos estudios revelan que la chía tiene incluso más Omega 3 que algunos pescados, eso significa que es un gran aliado para conservar la piel, el cabello y los huesos en buen estado.Mejora la hidratación. Las semillas de la chía absorben muchas veces su peso en agua. Así que si consumes smoothies o alimentos preparados con chía podrás conservarte hidratado por más tiempo.Beneficia la digestión. El alto contenido de fibra en la chía hace que el sistema digestivo funcione a la perfección, por lo que, si padeces regularme de estreñimiento, te conviene incluir esta semilla en tu alimentación.¿Necesitas más razones para comenzar a comer chía todos los días? Con estas recetas no querrás dejar de comerla.Hot cakes de plátano y chíaPan de quinoa y chía sin glutenMermelada de chía saludablePudín de chocolate con quinoa y chía
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
Disfrutar una espumosa taza de chocolate caliente ahora es tan sencillo como calentar un poco de leche y agregar el chocolate de tu preferencia. Sin embargo, para poder llegar a esto tuvieron que pasar muchas cosas. Descubre cómo el consumo de este delicioso alimento de origen americano se ha convertido en toda una tradición del chocolate en México. Orígenes ancestrales El consumo del cacao comenzó en América. De hecho, los mayas y los olmecas fueron los primeros en aprender a cultivarlo. Muy probablemente ellos mismos llevaron el cacao a las otras culturas, entre ellas a los aztecas. Las culturas prehispánicas valoraban tanto estos granos que incluso los usaban como moneda de intercambio. El cacao era tan importante que su consumo se reservaba para ocasiones especiales, como en rituales funerarios. Se han encontrado vasijas con restos de teobromina (compuesto presente en el cacao) que indican su uso tanto en eventos de este tipo como en algunos otros más festivos. Eso sí, casi siempre eran exclusivos para la corte y las clases sociales más altas. El mestizaje del cacao El cacao no se consumía como lo hacemos hoy en día. Con la llegada de los españoles se le agregó leche y azúcar, dando origen al chocolate caliente como lo conocemos en la actualidad. El intercambio de costumbres e ingredientes hizo que la bebida tradicional hecha a base de la manteca del cacao y agua adquiriera nuevas versiones al añadirle especias como canela. Los españoles no tardaron mucho en descubrir los grandes beneficios del cacao. Se dice que Hernán Cortés le aseguró al rey Carlos V que con una taza de esa bebida los soldados de su ejército podían tener energía suficiente para un día entero de trabajo. Con la conquista y fascinación de los españoles por su sabor y propiedades, el chocolate cruzó el Atlántico hasta llegar a Europa. El chocolate en nuestros días Hoy en día cuando pensamos en un chocolate de calidad casi siempre viene a nuestra mente una marca de origen suizo o francés, pero no hay que olvidar que la mayor producción de cacao se hace en América y África. Nuestro país ocupa el lugar número 11 a nivel mundial, siendo Tabasco, Chiapas y Oaxaca los principales estados donde se produce este cultivo. A pesar de contar con una gran tradición y de ser un productor de cacao, el consumo per cápita de chocolate en México es muy bajo. Se calcula que un mexicano come 750 gramos de chocolate al año, mientras que un suizo consume casi 12 kilos. Es tiempo de que comencemos a valorar la riqueza gastronómica de nuestro país y apoyemos a los productores locales de cacao. Además de tener muchas propiedades benéficas para la salud, el chocolate es la herencia de nuestro pasado prehispánico y refleja el mestizaje característico de nuestro país. No esperes a que llegue le temporada de frío para prepararte un rico chocolate caliente. Existen muchas maneras de disfrutar el delicioso sabor del chocolate. Aquí te compartimos algunas ideas para comenzar a usar el chocolate más seguido en tu cocina: Pastel de chocolate sin harina 4 chocolates calientes Pechugas de pollo al chocolate Pastel de chocolate y frijol Mole poblano   Fuentes: Elsiglodetorreon.com.mx Excelsior.com.mx Mexicodestinos.com Expansion.mx
¿Conoces el origen de las papas a la francesa? Se dice que los norteamericanos les pusieron el nombre de “french fries” pero el país de origen se disputa entre Francia y Bélgica, te contamos por qué. Varias teorías indican que durante la Primera Guerra Mundial, por la escasez de alimentos, los belgas pescaban en el río peces pequeños y los freían en manteca y mantequilla, pero cuando el río se congelaba y no era posible pescar, freían papas cortadas en bastones para sustituir a los peces fritos. Cuando los soldados norteamericanos llegan a la región, les apodan “french fries” sin ser francesas propiamente. A lo largo de la historia, las papas francesas son conocidas bajo ese mismo nombre, incluso, hoy en día se han convertido en una guarnición de platillos internacionales, como hamburguesas, “hot-dogs”, cortes de carne, pescados e incluso como una deliciosa botana. Normalmente la forma de cocinar estas ricas papas es: quitar la cáscara, picar en bastones, remojar en agua para que suelten el almidón y finalmente freír entre 160°C y 180°C. Pero, ¿qué pensarías si te diéramos varias opciones para saltarte los tres primeros pasos y obtener tus papas fritas caseras, como si fueran de restaurante, igual de crujientes, deliciosas y además que puedas guardarlas por largo tiempo? Eso se puede lograr gracias a la gran variedad de productos que McCain, el experto en papas,  ha ideado para agilizar el procedimiento y obtener unas ricas papas francesas casi de forma instantánea.  A demás, ¿sabías que las papas congeladas tienen un gran sabor y además sí conservan nutrientes? este es el secreto de McCain. Cabe señalar que las papas congeladas absorben menos aceite que las frescas, siempre y cuando se cocinen correctamente y se frían directamente de congeladas al aceite caliente. De hecho, las papas congeladas de la gama de productos de McCain están diseñadas para conquistar cualquier paladar. Incluso, se siembran en el campo, se cosechan y después pasan por un estricto control de calidad en el que se seleccionan las mejores para así mantener un sabor de alta calidad y poder finalizar el proceso con cortes específicos. Puedes elegir entre cortes rectos, delgados, ondulados, gajos sazonados, o en forma de caritas. ¿Sabías que las papas congeladas conservan sus  nutrientes? Éstos son: hierro, vitamina C y  fibra soluble; Te damos algunas recetas que son perfectas para que acompañes con Papas a la Francesa: Mini Pastel de Carne con Tocino Hamburguesa con Queso Pollo a la Mostaza Papas Gajo a los Tres Chiles con Aderezo de Cilantro Tiras de Pollo Crujientes con Miel y Chipotle Guacamole con Camarones Adobados
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD