Comer insectos, la dieta más saludable
Datos curiosos

Comer insectos, la dieta más saludable

Por Kiwilimón - Enero 2020
Puede que la idea te parezca descabellada pero comer insectos no sólo será toda una experiencia culinaria y de sabor, además este alimento está lleno de nutrientes que son muy benéficos para la salud, por lo que no debes dudar en incorporarlo a tu dieta.

Según un estudio presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) durante la Conferencia Internacional sobre los Bosques para la Seguridad Alimentaria y Nutricional, los insectos forman parte de las dietas tradicionales de al menos 2 mil millones de personas.

Beneficios de comer insectos

Entre las principales razones de por qué comer insectos es nutritivo y bueno para la salud de las personas, podrás encontrar las siguientes.

  • Ayudan a ganar músculo. Estudios afirman que mientras que para subir 1 kilo de masa muscular se necesita consumir hasta 8 kilos de carne de ganado, sólo se requieren 2 kilos de insectos para el mismo resultado.
  • Reducen enfermedades. A diferencia de la carne animal, los insectos no transmiten enfermedades a los humanos y no representan un riesgo para la salud.
  • Mejoran la digestión. Gracias a la estructura rígida de sus cuerpos, los insectos aportan fibra y nutrientes que promueven la digestión, fortalecen la regeneración del tejido y flora intestinal.

¿Para quiénes están recomendados?

  • Niños en etapas de crecimiento.
  • Gente con desnutrición y deficiencia de minerales.
  • Deportistas de alto rendimiento
  • Personas que quieran ganar masa muscular.
¿Qué insectos son comestibles?

Aunque hasta 80 por ciento de los insectos son comestibles, los más utilizados en la cocina son escarabajos, orugas, grillos, abejas, avispas y hormigas.

Se pueden comer crudos, asados o fritos cuando están enteros, o molerlos hasta formar un polvo que puede ser incluido como sazonador o formar una pasta con la que se crean desde panes, hasta leches. Las opciones son infinitas.

Ahora que sabes por qué comer insectos es nutritivo y bueno para la salud de las personas, ¡atrévete a intentarlo!
Califica este artículo
Calificaciones (6)
Felipe Sánchez
16/02/2020 11:06:25
Excelente y delicioso
PattsyT
25/01/2020 07:01:07
Gracias por la información.
Guadalupe Concepcion Alcazar Reyes
24/01/2020 14:32:47
Muy buena información
Beto De Champs
21/01/2020 21:49:35
Muchas gracias! Incluyan recetas...
Araceli Perez
21/01/2020 15:51:34
gracias por la información
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las papas son una verdura versátil y un alimento básico en muchos hogares, además de que son relativamente baratas, fáciles de cultivar y contienen muchos nutrientes, pero también pueden ayudarte con la limpieza en ciertas ocasiones.Con una simple papa puedes llevar a cabo trucos rápido en algunas tareas domésticas. Desde limpiar cuchillos oxidados, hasta quitar manchas, estas son algunas formas inteligentes de usar papas para trabajos de limpieza en casa.Limpia el óxido en metales Las papas funcionan muy bien cuando quieres eliminar el óxido de cualquier metal y con ellas puedes limpiar los cuchillos oxidados, tijeras, sartenes y otras herramientas. Esto funciona porque las papas contienen ácido oxálico, el cual ayuda a descomponer el óxido al convertir los componentes insolubles en solubles. Para quitar el óxido de metales con una papa, simplemente córtala a la mitad, añade unas gotas de jabón para platos y bicarbonato de sodio en una de ellas y frótalo en el área oxidada del utensilio hasta que se desoxide. Después enjuaga bien con agua limpia y seca.Lustrar plata Para este truco de limpieza no necesitas la papa en sí, sino que aprovechas el agua en la que las herviste. Si herviste papas para hacer la comida, ¡no la tires!, esta contiene una gran cantidad de almidón que se puede utilizar para el deslustre de los cubiertos. Para hacerlo, coloca el material que quieres limpiar en el agua en la que cociste las papas durante una hora, al menos. Retira del agua y limpia con un trapo para pulir cuando se seque. El pulido ayudará a eliminar el deslustre de la pieza de plata y la hará lucir brillante.Limpia y desempaña tus lentes Con el uso de los cubrebocas, los lentes suelen empañarse constantemente, pero puedes frotarlos con el lado cortado de una papa cruda y el almidón ayudará a reducir la acumulación de niebla sin oscurecer tu visión.Limpia manchas pequeñasSi bien no podrías limpiar el derrame de una copa entera de vino tinto sobre una alfombra con una papa, frotar un pedazo de papa cortada cruda o incluso usar un poco de agua de papa sí podría quitar una pequeña mancha.
Cuando pensamos en la gastronomía de México pensamos en chiles en nogada, pozole, tamales, mole y otras delicias, pero casi nunca nos cuestionamos el origen o los antecedentes de estos increíbles platillos. A la llegada de los colonizadores españoles, la gastronomía indígena se transformó para siempre, pues se introdujo el uso de la harina de maíz, la carne de cerdo y especias. Aunque es indudable que todos estos nuevos ingredientes enriquecieron la cocina mexicana, también es cierto que eclipsaron la tradición culinaria de los pueblos originarios, pero también de la tercera raíz: la cocina de los afromexicanos. También puedes leer: Los múltiples beneficios de consumir tamarindo¿Quiénes son los afromexicanos?Los afromexicanos son los descendientes de los esclavos mexicanos que llegaron al territorio hace cientos de años. De acuerdo con la académica Sagrario Cruz Carretero, los esclavos africanos arribaron a México a través de embarcaciones que llegaron principalmente a Veracruz, Campeche y Guerrero, aunque cabe mencionar que también hay una importante comunidad afromexicana en Oaxaca. En el caso de Guerrero, la mayoría de los afromexicanos residen en la Costa Chica, una región que comprende 15 municipios. Según la académica Francisca Aparicio Prudente, los esclavos africanos provenían en su mayoría de Sudán Occidental, el Congo y del Golfo de Guinea.La influencia de las cocineras afromexicanasDebido a su estatus como esclavas, las mujeres africanas se vieron obligadas a desempeñar roles domésticos: nodrizas, mucamas y cocineras. En cuanto a su rol en las cocinas de la Nueva España, se cree que ellas fueron las encargadas de establecer el plátano macho, el coco y la yuca como ingredientes básicos en diversas cocinas regionales. Otro de los platillos de influencia africana es el famoso arroz con frijoles, también conocido como moros con cristianos. Sin embargo, la gastronomía afromexicana también es rica y variada, pues a decir de la investigadora Giobanna Buenahora, “los afrodescendientes se jugaron la recursividad e incorporaron el plátano como masa para tamales con relleno de frutos del mar, adobados con leche de coco”. También puedes leer: Conoce todos los beneficios que el té de jamaica tiene para tiPlatillos afromexicanos típicos de GuerreroDiversos investigadores y académicos se han dado a la tarea de recopilar los platillos de la Costa Chica de Guerrero, los cuales tienen una clara influencia africana. A continuación te decimos cuáles son algunos de estos platillos que no te puedes perder.Arroz blanco con frijoles negrosArroz con plátanoEnchirmoladoMole de robaloTamales de pescadoMole de tichindaManzanitas de cocoTamales de tichindaPlátano macho asado,Caldo de jaiba con arrozTortas de plátanoSambumbiaTambién puedes leer: ¿Por qué celebramos a los muertos y les ponemos un altar?Sabores afromexicanosLa región de la costa chica de Guerrero ahora nos brinda ingredientes que también estaban disponibles en África, los cuales sin duda se incorporaron en la gastronomía local: diferentes tipos de plátano, ajonjolí, coco, jamaica, sandía, melón, papaya, tamarindo, mango, entre otros. Gracias a que el coco y el tamarindo llegaron a este territorio, ahora podemos disfrutar de dulces como la cocada y los típicos dulces de tamarindo, los cuales sin duda tienen influencia de nuestra tercera raíz. Por otro lado, en Guerrero también se considera que la costumbre de acompañar ciertos platillos con arroz hervido o plátano macho es una costumbre traída por los africanos. Otro platillo que también es popular ente los afromexicanos es la moronga, la cual se prepara principalmente en Kenia. Hoy en día, otro de los sabores afromexicanos más visibles en la cocina mexicana son las hojas de plátano, las cuales se emplean para preparar todo tipo de tamales y en la cochinita pibil. Otro ejemplo muy evidente es el café, el cual se originó en Etiopía. Desafortunadamente, el paso de los años ha borrado muchas de las recetas creadas por mujeres afrodescendientes, por lo que es esencial que se continúe estudiando su legado, pues de esta manera se enriquecerá aún más la gastronomía de México. Si te gustaría aprender a cocinar recetas con sabor afromexicano, puedes descargar el recetario titulado La sazón de la cocina afromestiza de Guerrero de Francisca Aparicio Prudente, a través de la página de la CONACULTA.
Las dietas detox han ganado popularidad, pues con este tipo de plan alimenticio a corto plazo se pueden eliminar toxinas del cuerpo, por medio de ayuno y dieta estricta de frutas, verduras, jugos de frutas y agua, por ejemplo.Entrevistado por la editora en jefe de kiwilimón, Shadia Asencio, el experto en trofología Israel Chirino indica que lo ideal sería practicar un detox tres veces al año, pero de no ser posible, al menos una.Las terapias de desintoxicación se recomiendan con mayor frecuencia debido a la posible exposición a sustancias químicas tóxicas, ya sea en el medio ambiente o en la dieta, por ejemplo, con los alimentos procesados, los cuales pueden incluir contaminantes, productos químicos sintéticos, metales pesados y otros compuestos nocivos.Los alimentos procesados son cualquier alimento que haya sido enlatado, cocinado, congelado, pasteurizado o empacado. Si bien muchos de estos muchos alimentos procesados pueden ser parte de una dieta saludable, algunos altamente procesados están cargados de sal, azúcar, aditivos y conservadores que pueden dañar la salud.Con esto en mente, reducir el consumo de estos alimentos altamente procesados y así desintoxicar el cuerpo de ellos puede ser una forma efectiva de mejorar no sólo la salud, sino también la calidad de tu dieta, puedes empezar de a poco, con nuestro reto detox, por ejemplo, pero a continuación también te dejamos algunas otras formas de eliminarlos.Prepara versiones caserasPreparar tus alimentos procesados favoritos en casa te da un control total de lo que pones en tu plato, además de que te permite experimentar con nuevos ingredientes. Por ejemplo, puedes hacer chips de verduras, palomitas de maíz, barras de granola, salsa para pasta y hasta tu propia mayonesa o queso crema.Bebe más aguaLas bebidas azucaradas como los refrescos, el té dulce, los jugos de frutas y las bebidas deportivas tienen un alto contenido de azúcar y calorías, pero un bajo contenido de nutrientes esenciales. Si estás acostumbrado a beberlas constantemente, cambiar gradualmente estas bebidas por agua a lo largo del día será una gran forma de reducir los procesados y mejorar la calidad general de tu dieta.Puedes probar con agua con gas o saborizada con frutas o hierbas, si el agua simple no es su bebida favorita. Haz cambios sencillos en tus comidasHay muchos intercambios saludables que puedes hacer para dejar de comer productos procesados. Por ejemplo:Cambiar el cereal azucarado por un tazón de avena con fruta fresca.Prepara tus propias palomitas de maíz en la estufa en lugar de hacer palomitas de microondas.Prepara vinagretas caseras con aceite de oliva y vinagre para ensaladas en lugar de usar aderezos procesados.Haz una mezcla de frutos secos, semillas y frutas secas como una alternativa saludable a las variedades compradas en la tienda.Comienza con los cambios poco a poco o prueba nuestro reto de 10 días y comprueba los beneficios que una desintoxicación de alimentos procesados puede tener para ti y la salud de tu cuerpo.
La medicina es y está en uno. En la sanación energética actual, el camino es enseñar al paciente a sanarse a sí mismo, a encontrar medicina en lo que se escucha, en lo que se ve, se come y se decreta. Las tradiciones chinas milenarias afirman que es porque hay energía detrás de todo. Por eso, para ellos, el equilibrio significa salud y bienestar. Se habla mucho del Ayurveda indio como vía filosófica para curarse a través de la alimentación, pero como cultura madre, la china tiene mucho que aportar a la conversación. Regida por la filosofía tao, se explica que el cuerpo es unidad y no un compendio de partes autónomas, como se le aborda en la medicina occidental. Adicionalmente se dice que la teoría del ying y yang es intrínseca a la vida en general: está presente en los movimientos de la tierra, en las personas, en los alimentos.Bajo esa perspectiva todo tiene dos fuerzas: la positiva y negativa, el día y la noche, la luz y la sombra. A cada ying le corresponde un yang. Ni mucho, ni poco. Sólo el que equilibre. En una charla con el doctor del Instituto de Medicina China Osiris Triana, hace mención del columpio –un invento chino– como el mejor ejemplo de la sabiduría milenaria de aquel país: si te impulsas demasiado, saldrás volando. Con la inercia correcta, el juego es un disfrute. “La filosofía del yin yang surge de la observación de la naturaleza porque se considera que es el primer y el mejor maestro del hombre. Los antiguos comenzaron a entender que había ciclos en la naturaleza y que todos contaban con movimientos opuestos”, me explica Osiris.No todos necesitamos el mismo alimento. Hay que seleccionar la comida de acuerdo con la época del año, al clima particular del día, al estado de salud. “Nuestros órganos y sus afecciones o salud marcan el flujo de alimentos que necesitamos”, confirma Osiris. Como el tema es súper complejo, también hablé con José Adalberto Marín Ortiz, acupunturista y profesor de técnicas como Chi Kung y Kung Fu, quien asegura que no es casualidad que los chinos luzcan tan vigorosos y jóvenes a diferencia de los europeos, que desayunan pan y mermelada. Los chinos desayunan temprano, al alba, dice. Desayunan proteína y semillas que aumenten su energía vital.En la medicina china, el frío o el calor de las cosas y personas marca el paso: “los doctores se basan sobre todo en las manifestaciones de la naturaleza de la persona, incluso cuando tienen alguna enfermedad, se estudia la naturaleza de la enfermedad con la finalidad de regular la temperatura”, me confirma Adalberto. Adicionalmente me explica que en cada momento del día el cuerpo pide equilibrar la temperatura con los alimentos correctos. En la mañana, que hace frío, pide algo caliente; a medio día, algo que refresque, mientras que para la noche, lo mejor es elegir un guiso caliente y bajo en calorías. Osiris me cuenta que hay que observar las fluctuaciones de energía, de frío a calor, a lo largo del año: cuando la energía empieza a crecer es en la primavera; llega a su punto máximo en el verano. Cuando empieza a haber un retroceso en la energía Yang o energía de calor, comienza el otoño y, finalmente, cuando retrocede a su punto mínimo es el invierno. Esto determina el tipo de alimentos que necesitamos. La alimentación en la medicina tradicional china también observa la filosofía de los cinco elementos, en la que a cada estación le corresponde un elemento de la naturaleza: a la primavera le corresponde el elemento madera; al verano, el elemento fuego; al otoño, el metal, mientras que el invierno es el agua. A cada elemento le corresponde un órgano del cuerpo y un sabor frío o caliente que lo potencia. Por ejemplo, al elemento agua corresponde el riñón, por lo que hay que elegir alimentos que nutran y fortalezcan al riñón como el cordero o el frijol negro. Osiris lo explica así: al invierno le corresponde el elemento de agua que es un elemento ying, con una tendencia descendente fría, por lo que hay que balancear con alimentos de energía caliente. Asimismo, cada órgano tiene otra parte del cuerpo que lo fortalece o debilita. El órgano que potencia el riñón son los pulmones y su sabor es el picante, por lo que hay que consumir alimentos de esta naturaleza como cebolla, el jengibre o el ajo. “Poquito picante, porque si vamos al exceso, como en ejemplo del columpio, el movimiento va a ser demasiado fuerte y tendremos un desequilibrio”, concluye Osiris. Adalberto me indica que el hígado normalmente se congestiona o se “calienta” por estrés o por ira, por lo que personas con aflicciones en dicho órgano deben consumir alimentos amargos que lo refresquen. Los sabores dulces debilitan el vaso o sistema digestivo, en enfermedad habría que limitarlos, mientras que una persona con problemas de corazón debería evitar alimentos ácidos. Adicionalmente recomienda consumir alimentos lo más frescos posibles y masticar hasta lograr papillas, antes de engullir. Osiris, por su parte recomienda revisar qué es lo que requiere el cuerpo en cada momento del día y no guiarse por los antojos. En ello radica un amor real a nuestro cuerpo. El tema es recordar que la enfermedad es un desequilibrio de energía y que la recuperación de la salud está íntimamente relacionada con la armonización de aquello que entra al cuerpo: comida, pensamientos, estímulos y emociones.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD