Comer insectos, la dieta más saludable
Datos curiosos

Comer insectos, la dieta más saludable

Por Kiwilimón - Enero 2020
Puede que la idea te parezca descabellada pero comer insectos no sólo será toda una experiencia culinaria y de sabor, además este alimento está lleno de nutrientes que son muy benéficos para la salud, por lo que no debes dudar en incorporarlo a tu dieta.

Según un estudio presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) durante la Conferencia Internacional sobre los Bosques para la Seguridad Alimentaria y Nutricional, los insectos forman parte de las dietas tradicionales de al menos 2 mil millones de personas.

Beneficios de comer insectos

Entre las principales razones de por qué comer insectos es nutritivo y bueno para la salud de las personas, podrás encontrar las siguientes.

  • Ayudan a ganar músculo. Estudios afirman que mientras que para subir 1 kilo de masa muscular se necesita consumir hasta 8 kilos de carne de ganado, sólo se requieren 2 kilos de insectos para el mismo resultado.
  • Reducen enfermedades. A diferencia de la carne animal, los insectos no transmiten enfermedades a los humanos y no representan un riesgo para la salud.
  • Mejoran la digestión. Gracias a la estructura rígida de sus cuerpos, los insectos aportan fibra y nutrientes que promueven la digestión, fortalecen la regeneración del tejido y flora intestinal.

¿Para quiénes están recomendados?

  • Niños en etapas de crecimiento.
  • Gente con desnutrición y deficiencia de minerales.
  • Deportistas de alto rendimiento
  • Personas que quieran ganar masa muscular.
¿Qué insectos son comestibles?

Aunque hasta 80 por ciento de los insectos son comestibles, los más utilizados en la cocina son escarabajos, orugas, grillos, abejas, avispas y hormigas.

Se pueden comer crudos, asados o fritos cuando están enteros, o molerlos hasta formar un polvo que puede ser incluido como sazonador o formar una pasta con la que se crean desde panes, hasta leches. Las opciones son infinitas.

Ahora que sabes por qué comer insectos es nutritivo y bueno para la salud de las personas, ¡atrévete a intentarlo!
Califica este artículo
Calificaciones (6)
Felipe Sánchez
16/02/2020 11:06:25
Excelente y delicioso
PattsyT
25/01/2020 07:01:07
Gracias por la información.
Guadalupe Concepcion Alcazar Reyes
24/01/2020 14:32:47
Muy buena información
Beto De Champs
21/01/2020 21:49:35
Muchas gracias! Incluyan recetas...
Araceli Perez
21/01/2020 15:51:34
gracias por la información
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
4 formas de preparar un martini
La ciudad de Martínez, en California, San Francisco y hasta Nueva York se disputan el origen del martini, un coctel elaborado de forma tradicional con ginebra y vermut seco, que suele servirse acompañado de una aceituna verde. Con el paso del tiempo los ingredientes de su preparación se han modificado y adaptado a distintos paladares, incluso existen variaciones aceptadas por mixólogos, como el “dirty” que lleva salmuera de aceitunas o el “Gibson” con una pequeña cebolla. A continuación te presentamos cuatro formas para preparar un martini diferente: Tip: Si te gusta ponerle limón a tu cóctel, pide un twist que es la cáscara del limón y pide que te la expriman un poco.Fresh MartiniIngredientes:Un chorro de Martini BlancoMedia lata de Seven Up o SpriteUn tercio de vaso de GinebraHieloLlena un vaso de tubo con hielo, se añade el tercio de ginebra, después el chorro de Martini Blanco, y agrega Seven Up o Sprite.Martini RoyalIngredientes:Medio vaso de Martini BlancoMedio vaso de Prosecco o CavaHierbabuenaUna rodaja de limaHieloLlena una copa de cóctel, se añade el Martini Blanco y el cava, decora la copa con la rodaja de lima y la hierbabuena.ManhattanIngredientes:Dos tercios de un vaso de WhiskyUn tercio de un vaso de Martini RossoDos ó tres gotas de AngosturaUna guinda rojaPiel de naranjaHieloMezcla el Whisky, el Martini Rosso y la Angostura en la coctelera con el hielo hasta conseguir un color uniforme. Se cuela la mezcla y se sirve en una copa de cóctel. Decora con la guinda y con la piel de naranja hecha una espiral.Dry Martini Ingredientes:Un cuarto de un vaso de Martini Extra DryUn vaso de GinebraPiel de limónUna aceituna con huesoHieloLlena una coctelera con hielo y enfría agitando rápidamente y escurre el agua. Añade el Martini Extra Dry y la ginebra en la coctelera fría y agita. Después, filtra en una copa de cóctel y se perfuma con un trozo de piel de limón. Decora con la aceituna verde pinchada en un palillo.
Descubre la joya detrás de la cocina tlaxcalteca
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
Celebra el Mes de la Herencia Hispana a través de los sabores de Latinoamérica
Banderas, fuegos artificiales, desfiles y mucha comida unen a los latinos bajo un mismo sentimiento durante el mes de septiembre, pues el 15 de septiembre se conmemora el aniversario de la independencia de cinco países latinoamericanos—Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Tan sólo un día después, México celebra su independencia el 16 de septiembre y un par de días más tarde, Chile festeja su independencia el 18 de septiembre.Las fiestas de independencia en América Latina han tenido una relevancia tal que del 15 de septiembre al 15 de octubre se celebra el Mes de la Herencia Hispana (Hispanic Heritage Month) en los Estados Unidos para reconocer la herencia, cultura, y tradiciones de las personas de origen hispano como patrimonio estadounidense. El origen del Mes de la Herencia HispanaEsta celebración se originó en el año 1968, cuando el Congreso autorizó al entonces presidente estadounidense Lyndon B. Johnson a emitir una proclamación anual que designaba la Semana Nacional de la Herencia Hispana. Dos décadas después, los legisladores extendieron la duración de la celebración a un mes, del 15 de septiembre al 15 de octubre como un recordatorio de las raíces y valores que tienen los Estados Unidos como una nación de inmigrantes. Desde entonces, durante el Mes de la Herencia Hispana se organizan una multitud de festejos, exhibiciones, y demás actividades especiales que celebran la herencia, cultura, tradiciones y extraordinarias contribuciones de los estadounidenses de origen hispano.Hoy en día, los estadounidenses de origen hispano tienen un papel integral en la experiencia estadounidense, ya que la herencia latina y la cultura hispana están cada vez más presentes en el país norteamericano en ámbitos tan distantes como la ciencia, la economía, la política, el arte, la música y la comida. ¿Cómo celebrar el Mes de la Herencia Hispana?El Mes de la Herencia Hispana es la celebración ideal para reconocer y valorar las maravillas de la gastronomía de Latinoamérica. Así como en México tenemos platillos tradicionales, cada uno de los países de América Latina tiene sus propios platillos típicos que se preparan durante las fiestas de independencia.Durante la fiesta de independencia de Costa Rica se disfruta del casado, varios tipos de empanadas y distintos tamales, mientras que en El Salvador no pueden faltar las populares pupusas. En Honduras celebran con distintas bebidas y comidas típicas como las baleadas y el chismol, mientras que en Guatemala disfrutan de platos nacionales como el jocón, el pepián, el caldo Kaq Ik y los tradicionales plátanos en mole. En Nicaragua se prepara el popular gallo pinto, mientras que en Chile las empanadas de pino, la carne a la parrilla y el mote con huesillo se disfrutan durante las fiestas patrias. En México, el festín del Día de la Independencia no estaría completo sin un rico pozole, las populares tostadas o los tradicionales chiles en nogada.Te puede interesar: Comida para las independencias celebradas el 15 de septiembre No cabe duda de que la mejor manera de celebrar el Mes de la Herencia Hispana es saboreando la deliciosa gastronomía de Latinoamérica.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD