Conoce todo sobre el nuevo etiquetado de alimentos en México
Datos curiosos

Conoce todo sobre el nuevo etiquetado de alimentos en México

Por Adriana Sánchez - Agosto 2020
Los alimentos procesados contienen etiquetas nutrimentales al reverso que no siempre son fáciles de entender, de modo que, para ofrecer información más útil y clara a las personas, se decidió implementar la Nueva Norma Oficial NOM-051. Así que si quieres saber de qué trata este nuevo etiquetado de alimentos en México, tienes que leer lo siguiente.

¿Qué es la NOM-051?

La NOM-051 fue una iniciativa propuesta por la Cámara de Diputados y aprobada por el Senado en noviembre de 2019, para obligar a las empresas a comunicar de forma clara y concisa si existen nutrimentos críticos e ingredientes que representen un riesgo para la salud en los productos procesados y preenvasados.



¿De qué trata el nuevo etiquetado?

El nuevo etiquetado en México, el cuál surge a partir de la NOM-051, consta de 5 sellos diferentes en color negro y forma octagonal, al frente de cada alimento, para alertar a los consumidores sobre si éstos contienen componentes dañinos, tal como exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas, con base en el perfil de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

También se muestran dos leyendas precautorias en las que se avisa si los productos contienen edulcorantes y/o cafeína, esto con el objetivo de evitar que niñas y niños los consuman.

¿Por qué sólo algunos alimentos tienen el nuevo etiquetado?

El 27 de marzo del 2020 se publicó de manera oficial en el Diario de la Nación la aprobación de Nueva Norma Oficial NOM-051 y a partir de entonces, ciertos alimentos han salido con el nuevo etiquetado, exceptuando los que ya se habían producido anteriormente. Siendo así que las empresas tienen del 1 de octubre del 2020 hasta el 31 de marzo del 2021 para asegurarse de que todos sus alimentos cuenten con el nuevo etiquetado.

Recuerda que el exceso de calorías en el cuerpo, puede convertirse en grasa, la causante de sobrepeso, obesidad e hipertensión; el exceso de sodio, grasas trans y grasas saturadas provocan enfermedades del corazón y el exceso de azúcares, riesgo cardiovascular, desórdenes metabólicos y diabetes, entre otros.

Ahora que lo conoces mejor, asegúrate de analizar el nuevo etiquetado de alimentos antes de realizar alguna compra y cuida tu salud y la de tu familia, ¿estás de acuerdo?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuáles son los bocados perfectos que siempre recuerdas? Ese sabor que al viajar empiezas a extrañar. En México, por ejemplo, es común extrañar la tortilla. En lo personal, mi primera parada, al regresar de un largo viaje, es por unos ricos tacos. La comida es parte de nuestra identidad. Nos enorgullece, nos reconforta y sobre todo nos vuelca a una memoria colectiva llena de antojos típicos de nuestra cultura. Latinoamérica es reconocida por su forma de compartir la mesa, por diferentes platillos que han conquistado al mundo entero y que hoy ya pueden encontrarse en otras geografías pero nada será como el sabor de casa y de nuestra tierra. Por ello, platicamos con diferentes personas de Latinoamérica para que nos compartieran las garnachas o antojitos típicos de su país que son sus consentidos, ¡descúbrelos!Tortas fritas de UruguayMaría del Rosario Canale Ramírez, originaria de Montevideo, Uruguay, declara que sus favoritos son las tortas fritas. Estas pelotitas típicas de los mercados y las ferias que se elaboran con harina de trigo, grasa y sal, algunas veces coronadas con azúcar. Las tortas fritas se suelen consumir en Uruguay a cualquier hora, pero algo distintivo para María es que se disfrutan más en los días de lluvia. “Tenemos el dicho de que si llueve, el día es para tortas fritas y las preparamos en casa como por obligación”. Además, son muy populares en las playas, donde puedes encontrar carritos que te las fríen al momento y en las canchas de fútbol. Se dice que llegaron a Uruguay en el siglo XIX, cuando los alemanes las introdujeron y los gauchos uruguayos preparaban la masa con agua de lluvia. También hay historias de que llegaron con los españoles. Lo importante, más allá de su origen, es que si estás en Uruguay y llueve, una tortita frita y un maté has de probar.Arepas de Venezuela Adriana Olivero y Leysi Rodríguez nacieron en Caracas, Venezuela. Hoy radican en la Ciudad de México, pero no pasa un día sin que recuerden con cariño las arepas. Éstas se desayunan, comen y cenan. Se comen con las manos y son populares las 24 horas en Caracas, pues hay restaurantes de arepas que se mantienen abiertos toda la noche. Estas tortas están hechas a base de harina y se rellenan con múltiples sabores. Las más populares son la Reina Pepiada (rellena de ensalada de pollo, aguacate, cilantro y mayonesa); la Pelua (con carne deshebrada y queso amarillo rallado), la Tatira (con queso gouda) y la Sifrina (que va con pollo aunque su nombre significa fresa). Una de sus favoritas es la Rueda de Camarón, que es una arepa gigante. Se acompañan con guasaca, salsa venezolana similar al guacamole sólo que más salsoso, con perejil, cebolla y aceite. Sea cual sea la arepa que pruebes, la recomendación es disfrutarla con jugo fresco de maracuyá, que en Venezuela conocen como parchita. Yuquitas de Perú Álvaro Vásquez, cocinero de origen limeño, es un aventurero gastronómico por naturaleza. Él recomienda probar los ceviches (plato insignia del Perú), los anticuchos (brochetas de corazón de res que venden en algunos restaurantes y afuera de los mercados o en las paradas de los autobuses por las noches), el choclo (maíz) con queso y las papas con quesos de la Sierra. Una de sus consentidas es la yuquita rellena, muy popular en Lima y en las ciudades de la serranía, que también son una masa pero con yuca, que encuentras en puestos y ante tus ojos avientan a freír y te dan en una bolsita de papel.En Latinoamérica amamos comer bien y la masa nos representa. ¡Compártenos cuáles son tus antojitos favoritos!
Tener remedios naturales para cualquier cosa es una de las mejores prácticas que puedes tener y mejor aún cuando se trata de una mascarilla para la piel con ingredientes naturales que iluminarán tu rostro.La avena es uno de los ingredientes con más beneficios para tu piel, pues no sólo es segura para usarse en el rostro, sino que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan con la piel seca y la piel grasosa.Por su parte, el arroz está cargado de propiedades antienvejecimiento y varios agentes absorbentes de aceite. Además, es una excelente fuente de vitamina B que ayuda en la producción de nuevas células, ayuda a suavizar y reafirmar la piel, así como a cerrar los poros, y la mejor parte es que es muy fácil de usar.Para usarlos como remedio natural para la piel, puedes usar cada uno por separado en tu rutina de limpieza. Primero del arroz puedes usar tanto la harina de arroz como el agua de arroz. El agua de arroz sirve como tónico fácil y puedes usar el agua que sale del arroz cuando lo enjuagas o hervir arroz, esperar a que se enfríe y entonces usar esa agua. Para usar el agua del enjuague, lava el arroz como lo haces normalmente, pero no uses el agua de ese primer enjuague. Agregue agua otra vez y mezcla suavemente, deja reposar el arroz por unos 20 minutos y usa esa agua en tu rostro.Puedes usar el agua de arroz tanto para lavarte la cara con ella, como aplicada con algodones humedecidos en ella, luego presionarlo suavemente por toda tu cara y simplemente dejarla absorber.Mascarilla de avena y harina de arrozPara esta mascarilla fácil se hace con avena, harina de arroz, leche y miel. La avena ayuda a eliminar las células muertas de la piel y para prepararla necesitas 1 cucharada de harina de arroz, 1 cucharadita de avena, 1 cucharadita de leche y 1 cucharadita de miel. Mezcla todo hasta formar una pasta espesa, entonces aplícala en todo el rostro y dejar actuar durante unos 10 minutos, luego enjuaga con agua fría. Puedes usar esta mascarilla casera dos veces por semana para obtener mejores resultados.Ambos remedios son muy fáciles de hacer y sencillos de usar, y dejarán tu piel limpia y radiante de manera natural.
En quesadillas, tamales, enchiladas o chilaquiles, el queso mexicano es el acompañante perfecto de muchas recetas de la cocina mexicana. Los quesos mexicanos, además de ser el complemento perfecto o el ingrediente estrella de numerosas recetas, también los comemos como botana y están presentes prácticamente en las cocinas de todos los estados de México. Hay quesos mexicanos que, si eres amante del queso, tienes que probar. A continuación te presentamos una guía para que los disfrutes con orgullo: Queso de hebra También es conocido como queso Oaxaca o quesillo. Se elabora, principalmente, en Oaxaca y Chiapas, aunque hoy puedes encontrarlo prácticamente en todo México. Es uno de los quesos mexicanos de pasta suave; es elaborado con leche de vaca y utiliza la técnica del hilado. Es fresco y cremoso en boca y su textura es húmeda y fácil de manejar. Es un queso mexicano excelente para derretir y gratinar. ¡Por algo es el rey de las quesadillas! Queso cotijaEs uno de los quesos mexicanos más famosos del país. Su nombre se debe a su zona de comercialización: Cotija, en Michoacán, en donde se encuentran los productores de las sierras aledañas de Jalisco y Michoacán para venderlo. El auténtico lleva la indicación de la Marca Colectiva, otorgada a la Asociación Regional de Productores de Queso Cotija, y se produce en temporada de lluvias (de julio a septiembre). Es un queso elaborado con leche de vaca, tiene pasta dura y su maduración va de las 4 semanas hasta los 6 meses. Su característico sabor mineral, otorgado por la sal de Colima, lo hacen perfecto para acompañar tus pastas. Queso panelaEs uno de los quesos frescos más consumidos del país y se produce en todo México. Está elaborado con leche de vaca y en algunos lugares lo hacen con leche descremada, en este último caso tiene menos grasa por lo que se recomienda su consumo en algunos regímenes alimenticios. En algunas regiones del país hay una versión llamada queso botanero que elaboran con leche parcialmente descremada. ¡Es perfecto para botanear o utilizar en sándwiches y tortas! Requesón Los especialistas creen que este queso se empezó a producir con la llegada de los españoles. Se produce con el suero remanente de la hechura del queso. Generalmente es de leche de vaca, aunque también puede haber con leche de cabra u oveja. Es un queso fresco que puede prepararse en casa con leche, jugo de limón o vinagre blanco. Podemos probarlo en cocina mexicana en antojitos como los tlacoyos. Queso de bola OcosingoEs un queso mexicano, único en el mundo, que conjunta dos familias de quesos: de pasta hilada por el exterior y fresco por el interior, por lo que su pasta externa es dura y la interna semidura y oreada. Es originario de Ocosingo, Chiapas, donde hay una Marca Colectiva que agremia a los productores de este queso tan valorado en la cocina mexicana. Con información de Larousse Quesos Mexicanos, Carlos Yescas, Editorial Larousse, 1a edición 2013. ¡Así que ya sabes, celebra este mes patrio con quesos mexicanos y compártenos tus creaciones con el Hashtag #FiestasPatriasConKiwilimón!
No todas las mascarillas naturales son buenas para tu piel, porque pueden causar desequilibrios en el ph de tu piel y dejarla vulnerable ante impurezas, pero hay una forma segura de cuidarte con estos remedios naturales no maltratan la piel de tu cara.Por ejemplo, ¿sabías que usar vinagre en tu rostro podría remover la capa protectora de tu piel y dejarla vulnerable e incluso irritarla? Por otra parte, aunque el huevo es un ingrediente común en mascarillas caseras, debes tener cuidad porque podría causarte una reacción alérgica.Pero también existen ciertos remedios naturales que sí funcionan y que además no dañarán tu piel, así que para que te vayas a la segura, antes de intentar hacerte una mascarilla casera investiga sobre los ingredientes o mejor prueba con estos que te proponemos.Avena para hidratar y limpiarLa avena puede ser útil para varias necesidades de la piel, pues puede absorber el exceso de grasa de la piel y ayudar a tratar el acné. Además, cuenta con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a tratar la piel seca y a eliminar las células muertas.Cómo usar la avena para la piel: hierve media taza de avena en la misma cantidad de agua y luego déjala enfriar. Revuelve la mezcla hasta que se convierta en una pasta fina y entonces aplícala en tu rostro. Deja reposar la mascarilla durante 20 minutos y enjuaga después con agua tibia. Esto no sólo te ayudará con el acné, sino también para calmar irritaciones e hidratar tu piel.Miel para exfoliar e hidratarLa miel es un humectante natural que ayuda a la piel a absorber y retener la humedad, por lo que evita que se seque. Además, está repleta de antioxidantes naturales y propiedades antimicrobianas que ayudan a proteger, reparar y prevenir el daño de la piel. También es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en la cara quita la piel seca y opaca, y permite que las nuevas células de la piel salgan.Para usar miel en la piel, primero debes asegurarte de que sea miel no pasteurizada, como la miel de manuka y sólo necesitas aplicar una capa delgada sobre tu rostro o mezclarla con avena, si así lo deseas. Déjala reposar 15 minutos y enjuaga con agua. Aloe vera como astringenteExisten aproximadamente 420 especies diferentes de aloe vera y la más utilizada para las afecciones de la piel es una planta llamada aloe barbadensis Miller.En la medicina convencional, el aloe vera se usa como un gel tópico hecho de la sustancia similar a un gel que se encuentra dentro de las hojas de la planta, por lo que también es posible utilizar las hojas directamente partiéndolas y presionando el gel.Entre sus muchos beneficios, el aloe vera sirve para aliviar quemaduras, quemaduras de sol, cortadas y para la piel seca. Para usarlo, sólo aplica el gel como mascarilla, pero antes, remójalo en agua durante 24 horas, pues contiene yodo. Recuerda hacer pruebas en áreas de piel pequeñas antes de aplicarte cualquier remedio casero natural y siempre consultar a un profesional de salud cuando tienes una afección que requiere de tratamiento médico.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD