Descubre cuáles son los increíbles beneficios de la hoja de laurel
Datos curiosos

Descubre cuáles son los increíbles beneficios de la hoja de laurel

Por Adriana Sánchez - Junio 2021
La hoja de laurel es un condimento indispensable en la gastronomía mexicana, pero más allá de darle sabor a la comida, sus maravillosas propiedades la hacen ideal para cuidar de la salud como nunca imaginaste. Descubre cuáles son los beneficios del laurel para la salud.

Propiedades del laurel

Entre las propiedades de las hojas de laurel, encontramos que tienen un alto contenido de vitamina A, B, C, ácido fólico, además de minerales como el cobre, manganeso, hierro, zinc y magnesio. No por nada era utilizado como planta medicinal antes que como condimento en la época de la Conquista, como se menciona en el Códice de la Cruz-Badiano, donde se le llamaba “ecapatli”.



Beneficios del laurel
  • Las hojas de laurel son buenas para la digestión, pues contienen enzimas que ayudan a descomponer las proteínas y contribuyen a procesar los alimentos más rápido.
  • El té de laurel contiene cineol y eogenol, compuestos que favorecen la eliminación de gases y evitan la acidez estomacal.
  • Gracias al polifenol en las hojas de laurel, un estudio realizado por el Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition, encontró que podrían potenciar la acción de la insulina y reducir los niveles de glucosa en el cuerpo.
  • El laurel también ayuda a controlar el buen funcionamiento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Además de ser un gran antioxidante natural, la vitamina A en las hojas de laurel es excelente para cuidar la salud visual.
  • De acuerdo a investigaciones del Instituto de Investigaciones Biomédicas del Conacyt, el laurel tendría propiedades antidepresivas y ansiolíticas que ayudan a regular las funciones del sistema nervioso.


¿Cómo consumir hojas de laurel?

Para aprovechar los beneficios del laurel, puedes utilizarlo para sazonar sopas, caldos y guisados o hacerte una infusión con 3 hojitas y una taza de agua hirviendo. Recuerda no abusar del consumo de esta hierba o podría resultar contraproducente.

¿Listo para disfrutar de las propiedades y beneficios del laurel?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El vodka es un destilado que existe desde la Edad Media y en ese entonces tenía usos medicinales y puede que ahora no lo sepas, pero esta bebida tiene muchos otros usos además de hacer deliciosos Bloody Marys.Ya que el vodka tiene un gran concentrado de alcohol, pero es prácticamente inodoro e insípido, tiene el potencial de servir como remedio casero para limpiar e incluso desinfectar, además de que también puedes usarlo como repelente de mosquitos o para pulir tu joyería.Cómo desinfectar tu colchón con vodkaEste truco es sencillo porque simplemente necesitas vodka puro, o sea que si tienes el de tamarindo mejor tómatelo, porque para este trabajo no es el ideal. Quita las sábanas de la cama y rocía un poco de vodka con un aspersor. Puedes hacerlo cada tres meses, si lo deseas.Cómo usar vodka como repelente para mosquitosCon un poco de vodka también puedes evitar a los mosquitos cuando vas de campamento, por ejemplo. El alcohol mata los insectos y asegurará una experiencia al aire libre mucho más cómoda, sólo tienes que rociarte un poco de vodka en la piel y listo.Cómo hacer un aromatizante con vodkaOtro truco casero con el vodka es que puedes hacer un aromatizante con el destilado y un poco de tu aceite esencial favorito. Sólo mezcla unas gotas de vodka con aproximadamente 12 gotas de aceites esenciales (sugerimos lavanda) y 1/4 taza de aceite de cártamo o aceite de almendras dulces. Luego coloca la mezcla en un jarrón de vidrio con cañas o pajitas de papel, para que el aroma salga.Desengrasante con vodkaElabora un desengrasante casero mezclando partes iguales de vodka y agua y úsalo en gabinetes, encimeras, alacenas, la parte superior de las campanas extractoras y cualquier parte de tu cocina.Otra forma de hacer un limpiador multiusos con este ingrediente es mezclar 1 1/4 tazas de agua, 1/4 taza de vinagre y 1/4 taza de vodka, también puedes añadir 15 gotas de aceite esencial de limón. Este limpiador se puede usar para desinfectar todas las superficies de la cocina y además huele increíble.
Exfoliar la piel puede ser una gran forma de darle luminosidad y hacer exfoliantes caseros con azúcar morena es súper sencillo y lo más probable es que no necesitarás comprar ingredientes extra, pues puedes usar los que tienes en casa.La azúcar morena es un gran exfoliante por el tamaño pequeño de sus granos, gracias a los cuales afloja los enlaces de las células de la piel, elimina las células muertas y promueve que salgan las células nuevas.Por otra parte, la azúcar morena es un humectante natural para mantener la piel suave e hidratada, es más suave que la sal para la piel, ideal para pieles sensibles, además de que es un ingrediente económico.Cómo hacer un exfoliante casero con azúcar morenaLos gránulos de azúcar pueden hacer que la piel se sienta pegajosa, así que asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte con este remedio casero para pieles sensibles.Necesitarás:1/2 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite vegetal que puede ser coco, jojoba, oliva, almendra o semilla de uvaMezcla la azúcar morena con el aceite en un tazón y si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia adecuada. Si lo deseas también puedes añadir una o dos gotas de tu aceite esencial favorito en la mezcla. Es importante lograr la consistencia adecuada, esto significa que no debe quedar demasiado líquida, porque esto puede dificultar poder tomarla con las manos, pero tampoco debe quedar muy seca y desmoronarse demasiado.Una vez listo, aplica el exfoliante casero de azúcar morena con movimientos circulares suaves sobre la piel y después enjuaga con agua tibia.Lo recomendables es hacerlo dos o tres veces por semana y evitar hacerlo diario, pues exfoliar demasiado la piel puede dejarla seca, sensible e irritada. Si tu piel está seca y sensible, lo mejor es hacerlo solo una vez a la semana y si tienes una afección cutánea o no estás seguro de la frecuencia con la que debes exfoliar tu piel, habla con tu dermatólogo.
En años recientes, las enfermedades ligadas a la obesidad se han convertido en las más comunes entre la población mexicana: diabetes e hipertensión. Esto se debe a un estilo de vida sedentario y a una mala dieta, pues es usual que la gente consuma comida chatarra, ya que es fácil y rápida de consumir. En kiwilimón nos preocupamos por tu salud, por eso te compartimos los descubrimientos médicos más recientes, pues te ayudarán a mejorar tu salud de manera sencilla. En esta ocasión, te contamos sobre un estudio muy reciente, el cual señala que añadir bastantes especias y hierbas de olor te ayudará a bajar la presión arterial, ¡una gran noticia para las personas con hipertensión!Las especias y hierbas de olor combaten la hipertensiónDe acuerdo con la Universidad Estatal de Pensilvana, expertos de la institución llevaron a cabo un estudio, el cual reveló que “sazonar la comida con 6.5 gramos, o alrededor de 1.3 cucharaditas, de hierbas de olor y especias al día se relaciona con una presión arterial más baja después de cuatro semanas”. También puedes leer: 5 increíbles razones para comer espárragosEn un boletín de prensa publicado por la prestigiosa universidad, la científica Penny Kris-Etherton señaló que añadir “añadir hierbas y especias a tu comida es una gran manera de añadir sabor sin añadir más sodio, azúcar y grasas saturadas”, la experta también indicó que “si vas un paso más allá y añades estos sazonadores a alimentos que son muy buenos para ti, como frutas y verduras, es probable que obtengas aún más beneficios para la salud”. Este descubrimiento es muy importante, ya que la hipertensión, la diabetes y la obesidad son enfermedades que prevalecen en la población mexicana, pues podría convertirse en una de las mejores maneras de cocinar, ya que les enseñará a las familias que agregar una cantidad excesiva de sal a sus platillos no es necesario. Durante este novedoso estudio, los científicos contaron con la participación de 71 voluntarios, quienes presentaban riesgo de padecer enfermedades del corazón. Los participantes consumieron alimentos sazonados con especias y hierbas de olor durante cuatro semanas y al final de experimento, las muestras de sangre mostraron que aquellos que consumieron mayores cantidades de estos sazonadores naturales reportaron una presión arterial sistólica más baja que los que ingirieron una cantidad menor de especias. Aunque los expertos no mencionaron todos las especias y hierbas de olor utilizadas en el estudio, sí revelaron algunas:AlbahacaTomilloCanelaCúrcumaEs importante aclarar que los expertos no le pidieron reducir el consumo de sodio o aumentar la ingesta de frutas y verduras a los participantes, solo les pidieron usar la mezcla de especias. Por lo tanto, si además de sazonar tus comidas con ingredientes naturales, también reduces el sodio y agregas más fibra, los beneficios podrían ser aún mayores. También puedes leer: 8 deliciosas recetas para hipertensos¿Qué es la hipertensión?Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la hipertensión es una enfermedad que consiste en “una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo”, es decir, cuando se presenta una presión arterial alta. Los expertos señalan que la hipertensión puede desencadenar enfermedades del corazón, infartos, insuficiencia renal y padecimientos oculares. Recuerda que tu presión debe ser 120/80, pero si alguno de los dos números es más alto, deberás acudir con un profesional de la salud. También puedes leer: Consejos de cocina para hipertensos¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión alta?Las personas que presentan una presión arterial elevada suelen registrar los siguientes síntomas:Dolor de cabezaTobillos hinchadosVisión borrosaMareoZumbido en los oídosDolor en el pecho
Uno de los regímenes alimenticios que ha cobrado relevancia en los últimos años por sus beneficios visibles en la reducción y mantenimiento del peso es la “Dieta Paleo”, que se refiere a un tipo de alimentación basado en lo que se consumía en la prehistoria –justamente en la era paleolítica, de ahí su nombre–, antes de que existiera la agricultura, es decir, en lo que se obtenía mediante la caza y la recolección, como carnes, pescado, frutas, verduras, semillas y frutos secos. Su fundador, el Dr. Loren Cordain, profesor en la Universidad Estatal de Colorado, señala que su concepto es extremadamente simple y lo resume así: “debemos comer alimentos similares a aquellos en los que evolucionamos y debemos evitar los alimentos que no fueron parte de nuestra evolución”. Aunque muchos de los alimentos que consumía el hombre ancestral ya no existen, este movimiento explica que “la Dieta Paleo moderna imita los alimentos que hubiéramos consumido en nuestro pasado histórico. Es lo más cercano que podemos llegar a una dieta no adulterada por métodos agrícolas modernos, cría de animales o alimentos procesados”. ¿Y por qué evitarlos? Este movimiento considera que gracias a la incorporación de los alimentos provenientes de la agricultura, como los lácteos, cereales y leguminosas, ahora tenemos enfermedades como obesidad, diabetes y padecimientos cardiacos, por eso convendría retomar esta dieta primaria. Voltear o no hacia un régimen “Paleo” Pero, ¿qué tan sencillo sería trasladar esta idea a nuestras condiciones actuales de vida? La nutrióloga del deporte Raquel Pérez de León García señala que el fundamento de esta dieta es que “el cuerpo está genéticamente preparado para una alimentación paleolítica”. Sin embargo, agrega la experta, aunque este régimen incluye alimentos base de un estilo de vida saludable, la ausencia de cereales integrales y leguminosas, que son buenas fuentes de fibra, vitaminas y otros nutrientes, podría generar deficiencias. En general, la Dieta Paleo es un régimen muy saludable, sin embargo no es para todos, aclara la especialista Pérez de León García: “una dieta correcta es la que incluye todos los grupos de alimentos y, por ejemplo, si eres una persona físicamente activa, puede ser que con el régimen Paleo no cubras tus requerimientos y que tu rendimiento baje al excluir muchos alimentos que son ricos en hidratos de carbono y fibra, como los cereales y las leguminosas”. De hecho, médicos, nutriólogos y diversas investigaciones sugieren que se pueden obtener los mismos beneficios de esta dieta si se come de todo pero de manera equilibrada y haciendo ejercicio. Si en tus planes está seguir la “Dieta Paleo”, ten en cuenta sus beneficios y posibles inconvenientes, aunque lo mejor que puedes hacer es acercarte con un nutriólogo para que pueda orientarte: Pros y contras de la Dieta Paleo Beneficios Se alcanza un peso saludable al evitarse casi todos los alimentos que son ricos en hidratos de carbono y que realmente son los que nos hacen subir de peso: harinas, azúcares, pastas y todos los alimentos procesados. Ayuda a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en sangre, así como la presión arterial, lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y padecimientos del del corazón, aunque en los estudios clínicos que se han realizado con ella, todavía no hay resultados a largo plazo de los posibles riesgos y beneficios de la dieta. Inconvenientes Seguir la Dieta Paleo no es algo muy práctico, ya que no se puede consumir ningún alimento procesado o empacado. Aunque implica comer más natural, lo cual es muy bueno, explica la nutrióloga Pérez de León García, necesitarás mayor tiempo para preparar tus alimentos, además de que deberás buscar formas para adaptarte en caso de que te inviten a comer o tengas alguna reunión social. Es mucho más caro comer así, por eso no está al alcance de todos. Si la dejas de hacer y empiezas a comer harinas, cereales y azúcares, puede venir el efecto rebote (si no lo haces correctamente).Lo que sí y lo que no en un régimen Paleo Alimentos permitidos Frutas Verduras Semillas Frutos secos Carnes bajas en grasa Pescado Aceites de oliva, aguacate, macadamia y coco Agua y tés herbales Raíces Alimentos prohibidos Cereales como el trigo, avena y cebada Leguminosas como las habas, lentejas, garbanzos y alubias Productos lácteos como leche y yogur Azúcar Comida procesada Sal Muy rara vez puedes comer o beber Café Vino y cerveza Azúcares naturales como la miel Harina de almendra o coco ¡Aliméntate en serio con Santander!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD