Descubrimos el MISTERIO del “mal del puerco” y no es lo que pensabas

Por Kiwilimón - Diciembre 2016

¿Alguna vez te ha pasado que después de comer sientes unas ganas incontrolables por irte a dormir? Si es así, ya conoces el famoso “mal del puerco”.

Aunque es una situación que se presenta muy a menudo, realmente pocas personas saben a qué se debe. En Kiwilimón nos dimos a la tarea de investigar el verdadero origen del mal del puerco para que puedas disfrutar tus comidas en estas fiestas sin quedarte dormida.

Conoce más sobre el misterio del mal del puerco.

Antes de continuar, es importante que sepas distinguir el mal del puerco de una simple indigestión o flojera. Si tienes dudas sobre si estás experimentando o no este particular malestar, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Acabo de comer alimentos llenos de carbohidratos?
  • ¿Ingerí cantidades exageradas de comida?
  • ¿Siento ganas de dormir justo después de comer?
  • ¿Me siento pesada y sin fuerzas?
Con estos alimentos que dan energía aprovecharás mejor tu jornada. Si tu respuesta es Sí a estas preguntas, seguramente estás atravesando por el infierno de cualquier godín (¿acaso hay algo más complicado que sobrevivir al trabajo en la oficina después de la hora de la comida?).

Una vez que tenemos claro qué es lo que le está ocurriendo a tu cuerpo, es momento de explicar este molesto proceso. Después de un atracón, la prioridad de tu cuerpo es digerir esas cantidades abominables de carbohidratos. Esto significa que todo tu organismo entra en un estado de reposo, lo que te hace sentir adormilada. ¿Te estás quedando dormida en la oficina todos los días? Prueba estos remedios. Tal vez hayas escuchado alguna vez que esta sensación de somnolencia se debe a que la circulación de sangre al cerebro disminuye para bombear más al estómago. Bueno, esto es parcialmente correcto.

Sí, es cierto, el sistema digestivo necesita más sangre para poder procesar toda esa comida, pero la sangre no viene del cerebro, sino del sistema muscular. Por esta razón es una pésima idea ponerse a hacer ejercicio justo después de una comida muy fuerte. Estos alimentos te harán rendir más durante tu ejercicio. También es cierto que existen algunos alimentos que inducen el sueño por sus componentes naturales, como el triptófano, sin embargo, las cantidades son mínimas. Tendrías que comer mucho pavo o nueces para sentir tantas ganas de dormir.

Si sueles sentir los estragos del mal de puerco un día sí y un día no, te sugerimos moderar las cantidades y bajarle a los carbohidratos. Si no pudiste resistirte al platillo del día, y aún te esperan algunas horas en la oficina, busca focos de luz blanca con tonos azules. Aunque no lo creas, este pequeño detalle puede hacer un gran cambio. Disfruta estos deliciosos menús light y olvídate del mal del puerco.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sentir el cabello seco, áspero o con mucho frizz puede requerir formas especiales para acondicionarlo y recuperar su suavidad y docilidad, pero si sientes que ya has probado de todo, quizá estos acondicionadores con ingredientes naturales pueden ser lo que necesites.Usar un buen acondicionador es uno de los pasos indispensables para cuando tienes un frizz incontrolable, una textura áspera y las puntas abiertas. Acondicionar el cabello es un proceso que ayuda a mantenerlo hidratado, le provee suavidad y ayuda con el frizz. Sin embargo, puede que tu cabello esté poco saludable debido a los acondicionadores cargados de químicos y su uso prolongado. La buena noticia es que hay ingredientes naturales que actúan como acondicionadores increíbles y que seguramente tienes en la cocina, por ejemplo, el agua de arroz tiene beneficios para el cabello largo, un enjuague hecho con albahaca y romero fortalece el pelo y la leche de coco lo hidrata, así que, sin duda, podrás hacer fácilmente tu propio acondicionador natural en casa.Plátano con mielMezcla un plátano con tres cucharadas de miel, tres cucharadas de leche, tres cucharadas de aceite de oliva y un huevo, hasta que tenga la consistencia de una pasta. Aplícala sobre el cabello y déjala reposar durante 15 a 30 minutos y luego enjuágala.El plátano es uno de los mejores acondicionadores para el cabello pues tiene beneficios para el cabello dañado y funciona de maravilla para las personas con cabello áspero y encrespado.Vinagre de manzana Mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharada de miel y dos tazas de agua en un recipiente. Después de que hayas lavado tu cabello con champú, vierte esta solución en las puntas del cabello y evita ponerla en el cuero cabelludo. Este acondicionador no necesita que lo enjuagues.Recuerda que agregar agua es un paso fundamental para diluir el vinagre y que el ácido acético ayuda a suavizar el cabello.Aceite de coco y agua de rosasMezcla una cucharada de aceite de coco con una cucharada de miel, una cucharada de jugo de limón, dos cucharadas de leche cuajada y una cucharadita de agua de rosas. Aplica la mezcla sobre tu cabello lavado y déjalo actuar de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua.Foto de Tara Winstead en PexelsEl aceite de coco no sólo ayuda a que el cabello se vuelva suave y liso, sino que también ayuda a que crezca más largo y grueso. Los minerales esenciales y los ácidos grasos del aceite de coco además nutren bien el cuero cabelludo.Recuerda que el acondicionador siempre se usa en las puntas del cabello y que si usas ingredientes de calidad, por ejemplo, aceite de coco orgánico, tendrás mejores resultados.*Foto de portada de Dana Tentis en Pexels
Sentir el cabello seco, áspero o con mucho frizz puede requerir formas especiales para acondicionarlo y recuperar su suavidad y docilidad, pero si sientes que ya has probado de todo, quizá estos acondicionadores con ingredientes naturales pueden ser lo que necesites.Usar un buen acondicionador es uno de los pasos indispensables para cuando tienes un frizz incontrolable, una textura áspera y las puntas abiertas. Acondicionar el cabello es un proceso que ayuda a mantenerlo hidratado, le provee suavidad y ayuda con el frizz. Sin embargo, puede que tu cabello esté poco saludable debido a los acondicionadores cargados de químicos y su uso prolongado. La buena noticia es que hay ingredientes naturales que actúan como acondicionadores increíbles y que seguramente tienes en la cocina, por ejemplo, el agua de arroz tiene beneficios para el cabello largo, un enjuague hecho con albahaca y romero fortalece el pelo y la leche de coco lo hidrata, así que, sin duda, podrás hacer fácilmente tu propio acondicionador natural en casa.Plátano con mielMezcla un plátano con tres cucharadas de miel, tres cucharadas de leche, tres cucharadas de aceite de oliva y un huevo, hasta que tenga la consistencia de una pasta. Aplícala sobre el cabello y déjala reposar durante 15 a 30 minutos y luego enjuágala.El plátano es uno de los mejores acondicionadores para el cabello pues tiene beneficios para el cabello dañado y funciona de maravilla para las personas con cabello áspero y encrespado.Vinagre de manzana Mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana con una cucharada de miel y dos tazas de agua en un recipiente. Después de que hayas lavado tu cabello con champú, vierte esta solución en las puntas del cabello y evita ponerla en el cuero cabelludo. Este acondicionador no necesita que lo enjuagues.Recuerda que agregar agua es un paso fundamental para diluir el vinagre y que el ácido acético ayuda a suavizar el cabello.Aceite de coco y agua de rosasMezcla una cucharada de aceite de coco con una cucharada de miel, una cucharada de jugo de limón, dos cucharadas de leche cuajada y una cucharadita de agua de rosas. Aplica la mezcla sobre tu cabello lavado y déjalo actuar de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua.Foto de Tara Winstead en PexelsEl aceite de coco no sólo ayuda a que el cabello se vuelva suave y liso, sino que también ayuda a que crezca más largo y grueso. Los minerales esenciales y los ácidos grasos del aceite de coco además nutren bien el cuero cabelludo.Recuerda que el acondicionador siempre se usa en las puntas del cabello y que si usas ingredientes de calidad, por ejemplo, aceite de coco orgánico, tendrás mejores resultados.*Foto de portada de Dana Tentis en Pexels
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD