El origen de la rosca de reyes
Datos curiosos

El origen de la rosca de reyes

Por Kiwilimón - Enero 2017

Compartir la rosca de reyes es una tradición familiar que no puede fallar en casa cada 6 de enero, pero ¿dónde inició?

La historia de la rosca es extremadamente antigua y ha sufrido varios cambios a través de los años para ser lo que conocemos actualmente. Hoy te contamos sobre su evolución y te dejamos algunos datos curiosos que tal vez no conocías sobre la rosca de reyes. Durante la época del Imperio Romano existía una festividad que se celebraba durante el solsticio de invierno llamada Saturnalia. En este evento se celebraba al Dios Saturno (Zeus) con la degustación de un pan decorado con higos y dátiles, que además contenía una haba en su interior como amuleto de buena suerte. Cuando llegó el cristianismo, alrededor del año 354 D.C., se tomaron algunas tradiciones romanas como la del pan con higo y dátil, pero ahora se utilizaba para una celebración occidental llamada Adoración de los Reyes Magos. De esta manera la tradición cristiana y una costumbre romana se mezclaron para crear no sólo una nueva festividad, sino también un nuevo ícono gastronómica de la época invernal. La tradición de la rosca se afianzó durante la Edad Media en países como Francia y España, donde la preparación ha cambiado mucho con los siglos. La rosca llegó a México en el siglo XVI y rápidamente cambiaron el haba escondida por pequeños muñecos de porcelana que representaban al niño Jesús. Con los años los muñequitos se hicieron de plástico y se fijó la celebración como la conocemos hoy en día.

Esa es la historia, pero además, ¿sabías qué?

  • En Estados Unidos se llama King’s Cake y forma parte de las festividades del Mardi Gras en Nueva Orleans
  • En Portugal se llama Bolo Rei, similar a la que conocemos, aunque más pequeña.
  • En Grecia degustan la vasilopita, una especie de dona que es mucho menos vistosa que la rosca que nosotros comemos
  • En Cataluña, se le conoce como tortell.
 

Ahora, no podemos dejarte toda esta información sin darte nuestras mejores recetas para el Día de Reyes:

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
Los licuados de proteínas son bebidas hechas principalmente con proteína en polvo y agua, aunque a menudo también se les agregan otros ingredientes. Actualmente, la popularidad de estos licuados o malteadas como suplementos alimenticios ha ido aumentando, ya que pueden ser grandes aliados para obtener metas específicas en cuanto a peso y desarrollo muscular.Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. El consumo frecuente (o en ciertos casos) de estas bebidas, porque puede resultar contraproducente para algunos órganos de tu cuerpo. Antes de que te tomes tu cuarto licuado de proteína en la semana, te recomendamos seguir leyendo.Beneficios de beber malteadas de proteínaEl uso de estas proteínas está relacionado con la disminución de peso y el aumento de masa muscular y, aunque pudiera parecer que  su efectividad es la misma para hombres y mujeres, esta es más alta en personas jóvenes y no tan eficaz en personas mayores o cuando tu cuerpo tiene problemas hepáticos o renales. Los licuados también pueden ser consumidos por personas que no alcancen la ingesta diaria recomendada de proteínas, como pueden ser personas veganas o vegetarianas. Sin embargo, también existen desventajas de consumir licuados de proteína, que pueden afectar gravemente la salud.Desventajas de consumir malteadas de proteínaEste tipo de productos pueden contener metales pesados como plomo, arsénico, cadmio y mercurio; bisfenol-A (que se usa para fabricar plásticos), pesticidas u otros contaminantes relacionados con el cáncer y otras enfermedades.Por otro lado, las malteadas basadas en lácteos pueden causar malestar gastrointestinal en personas con alergias o intolerancia a la lactosa, además de contar con un alto contenido en azúcar y calorías.Tras popularizarse el supuesto beneficio que ofrecen estas malteadas a atletas que buscan una recuperación muscular más rápida tras hacer ejercicio, una investigación mostró que las malteadas de proteína no ofrecen una mejor recuperación ni una reducción importante de daño muscular.Algunas otras cosas que pasan cuando tomas licuados de proteína son: Mal alientoEstreñimientoDeshidrataciónDaño a los riñonesPérdida de calcio¿Es recomendable beber malteadas de proteína?Los licuados de proteínas libres de químicos pueden beneficiar a algunas personas, pero deben consumirse según las necesidades de cada una, por lo que se recomienda estar bajo supervisión de un especialista. Recuerda que el tipo de alimentación que requiere una persona de 35 años que hace ejercicio no es la misma que la de una persona mayor que tiene una vida sedentaria. Lo ideal es que un especialista es nutrición te indique cuáles son las porciones indicadas de proteína, grasa y carbohidratos según tus necesidades.Un reciente estudio señala que si eres una persona que tiene una actividad física de al menos de más de una hora, el consumo de proteína podría variar entre aproximadamente 0,8 gramos por kilogramo de peso corporal por día, lo que en realidad serían 54 gramos para una persona de 68 kilos.Además, recuerda que seguir esta tendencia de sustituir el desayuno por batidos de proteína con algunas frutas congeladas e incluso con porciones extra de cereales, no debe ser de consumo diario, ya que tene runa ingesta excesiva de polvos, que representen más del 35% de las calorías diarias o más, puede provocar malestares como náuseas, calambres, fatiga, dolores de cabeza e hinchazón. De hecho, algunos expertos han mencionado en recientes estudios, que una de las desventajas de tomar mucha proteína es hacer trabajar en exceso tus riñones, lo que ocasionaría que si eres una persona con complicaciones renales existentes, tu situación pueda, o no, empeorar. Algunas desventajas extra de tomar demasiada proteína, es que puede aumentar la excreción de calcio, lo que ocasionaría una considerable debilitación ósea o deshidratación.Si buscas incluir más proteína a tu dieta, una opción más sencilla es incluirla en tu menú semanal en su estado natural mediante el consumo de pescado, pollo, huevos, carne magra, nueces, semillas, productos lácteos bajos en grasa (yoghurt, leche, queso) y legumbres como las lentejas,
Semana Santa siempre es un pretexto para darle una vuelta de tuerca al menú cotidiano. Más mariscos, platillos y dulces típicos, y recetas sin carne hacen de esta temporada una delicia para chicos y grandes.Para que vayas ampliando tu recetario de comida de Cuaresma, te presentamos las mejores recetas para preparar en Semana Santa:Pescado empapelado a la mexicanaUna receta económica y fácil de preparar. Pocos ingredientes, sin mucha preparación ni tiempo de cocción, además de ser bajo en calorías. Ideal para quienes no quieren pasarse las vacaciones cocinando.Camarones a la hawaianaUna receta que nos recuerda el clima tropical con trocitos de piña y una deliciosa salsa chipotle. Un platillo exótico para paladares aventureros. Recuerda que debes cocinar los camarones solo durante unos 10 minutos. Si te pasas, pueden quedar secos o duros. Sandwich de atún cremosoAntes de que descartes esta receta déjanos decirte que este no es el típico sándwich de atún. El toque especial que le dan el yogurt griego y el pan de arándano hace que tenga un sabor diferente. Una alternativa ligera para comer antes de pasear o durante un día de campo.Ensalada cremosa de salmónEsta ensalada se convertirá en la favorita de la temporada gracias su combinación de sabores, sin contar que es rica en Omega 3 y Vitamina B12. Fácil, rica y saludable. ¿Te asustan las calorías? ¡Despreocúpate! La textura cremosa de esta ensalada se debe al delicioso yogurt griego, un alimento naturalmente bajo en grasas. Ensalada caliente de lentejasNo importa que sean de los alimentos típicos de Semana Santa, las lentejas siempre pueden sorprenderte. Dales un giro y prepáralas con un poco de pimiento morrón y jitomate cherry. Ahórrate unos minutos usando lentejas enlatadas. Sopa de rajas con eloteLas recetas sin carne no tienen que ser aburridas. Esta sopa te dejará sin palabras por lo fácil de su preparación y su delicioso sabor. Atrévete a probar una nueva versión de las clásicas rajas con elote.CapirotadaPor supuesto que no puedes pasar la Semana Santa sin un buen plato de capirotada. Aunque hay miles de maneras de prepararla, te compartimos la tradicional receta que satisface hasta al más quisquilloso. El cierre perfecto después de una típica comida familiar. La capirotada remonta sus orígenes a la época del imperio romano, en el siglo IV y principios del siglo V,  pero es en la cocina española donde adoptó el nombre de  "Almondrote". En aquel entonces, este tradicional platillo de Semana Santa se asimilaba solo en la base principal a la que conocemos actualmente, donde el pan era remojado en capas acompañada de caldo y carne de perdiz asada.Guayaba en almíbarUna excelente fuente de vitamina C hecha en un delicioso dulce. La mejor opción de un postre ligero después de los grandes menús que suelen prepararse en estas fechas. En lugar de usar azúcar sustitúyela con algún edulcorante para preparar una versión baja en calorías. ¿Se te antojó alguna de estas recetas? Cuéntanos qué recetas sueles preparar en la temporada de Semana Santa.
Tú, ¿tomas tu café con azúcar, o jarabe de agave, sucralosa, sacarina, hojas de estevia, etc.? Hoy en día, más allá de los tradicionales cubitos de azúcar o el delicioso piloncillo, existen muchas opciones en el mercado para endulzar los alimentos y las bebidas. Si aún no conoces las alternativas para el azúcar, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los edulcorantes. ¿Qué son los edulcorantes?Los edulcorantes son sustancias que dan sabor dulce a los alimentos, pero que tienen menos calorías. Existen endulzantes o edulcorantes no calóricos (ENC) naturales, como las hojas de estevia, y artificiales, que se obtienen a través de procesos químicos, como la sucralosa. La principal función de estos aditivos es añadir dulzor a las preparaciones de alimentos o bebidas sin aportar tantas calorías, como lo haría una cucharadita de azúcar tradicional. La concentración de algunos endulzantes artificiales, como el aspartamo, es tan alta que solo se requiere una pequeña cantidad para endulzar. ¿Cuáles son los edulcorantes más conocidos?Los edulcorantes se pueden dividir en naturales y artificiales. Los primeros son básicamente alimentos que por su composición natural son dulces, y los segundos se generan de manera sintética. Edulcorantes naturales:Jugos y néctares de frutasMiel de abejaMelazaJarabe de arce o de agave  Edulcorantes artificiales: Sacarina: suele emplearse en bebidas instantáneas, refrescos, dulces, repostería, gelatinas, etc. Aspartamo: es 200 veces más dulce que el azúcar y resalta los sabores de los cítricos y algunas frutas. Ciclamato: por lo general se usa junto con la sacarina para potenciar el sabor de ambos aditivos. ¿Qué beneficios tiene el consumir edulcorantes?Mucho se ha hablado sobre el consumo de edulcorantes. Algunas personas consideran que sustituir el azúcar de caña por endulzantes sintéticos es una manera de perder peso, mientras que otros consideran que estos pueden ser nocivos para la salud. La realidad es que el uso de estos aditivos depende de las necesidades de cada persona.De acuerdo con la FDA (Food and Drug Administration), la oficina encargada de supervisar todo lo relacionado con alimentos y medicinas en Estados Unidos, el uso de sustitutos de azúcar es seguro para la población en general, siempre y cuando se haga con moderación. De cualquier manera, es importante que un médico supervise tu alimentación si cuentas con alguna condición médica, como diabetes. ¿Cómo puedo integrar los edulcorantes en mi dieta diaria? Disminuir el consumo de calorías es posible si se sustituye el azúcar normal por algún endulzante no calórico. La manera más sencilla de incluirlos en tu alimentación es dejar de añadir azúcar al café o las bebidas, y endulzarlos con sucralosa o estevia, por ejemplo. En cuanto a la preparación de alimentos, se recomienda usar la sucralosa para cocinar recetas horneadas o calientes, y la estevia para platillos fríos o bebidas. Sustituir el azúcar es muy fácil. En esta infografía te compartimos las equivalencias para que sepas cuánto edulcorante necesitas según las cantidades de azúcar que indica una receta.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD