El origen de la rosca de reyes
Datos curiosos

El origen de la rosca de reyes

Por Kiwilimón - Enero 2017

Compartir la rosca de reyes es una tradición familiar que no puede fallar en casa cada 6 de enero, pero ¿dónde inició?

La historia de la rosca es extremadamente antigua y ha sufrido varios cambios a través de los años para ser lo que conocemos actualmente. Hoy te contamos sobre su evolución y te dejamos algunos datos curiosos que tal vez no conocías sobre la rosca de reyes. Durante la época del Imperio Romano existía una festividad que se celebraba durante el solsticio de invierno llamada Saturnalia. En este evento se celebraba al Dios Saturno (Zeus) con la degustación de un pan decorado con higos y dátiles, que además contenía una haba en su interior como amuleto de buena suerte. Cuando llegó el cristianismo, alrededor del año 354 D.C., se tomaron algunas tradiciones romanas como la del pan con higo y dátil, pero ahora se utilizaba para una celebración occidental llamada Adoración de los Reyes Magos. De esta manera la tradición cristiana y una costumbre romana se mezclaron para crear no sólo una nueva festividad, sino también un nuevo ícono gastronómica de la época invernal. La tradición de la rosca se afianzó durante la Edad Media en países como Francia y España, donde la preparación ha cambiado mucho con los siglos. La rosca llegó a México en el siglo XVI y rápidamente cambiaron el haba escondida por pequeños muñecos de porcelana que representaban al niño Jesús. Con los años los muñequitos se hicieron de plástico y se fijó la celebración como la conocemos hoy en día.

Esa es la historia, pero además, ¿sabías qué?

  • En Estados Unidos se llama King’s Cake y forma parte de las festividades del Mardi Gras en Nueva Orleans
  • En Portugal se llama Bolo Rei, similar a la que conocemos, aunque más pequeña.
  • En Grecia degustan la vasilopita, una especie de dona que es mucho menos vistosa que la rosca que nosotros comemos
  • En Cataluña, se le conoce como tortell.
 

Ahora, no podemos dejarte toda esta información sin darte nuestras mejores recetas para el Día de Reyes:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que ellos son puntos de encuentro para las personas donde se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la CDMX, en cada colonia nos podemos encontrar al menos uno, del cual su colorido y diversidad te van a enamorar. Pero hay varios mercados que por su trascendencia y prestigio es necesario que los conozcas.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido, está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Llegar al Mercado de Jamaica, es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ofrecen una variedad cercana a los cinco mil tipos de flores y plantas, sin embargo no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado, sin duda ¡Tienes que conocerlo!La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX, y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación del metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos de todo, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sin fin de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. Animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Carne de león, salas de chapulín, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si no conoces estos lugares especiales ¡Tienes que conocerlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
¿Tus verduras se echan a perder? ¿Nunca encuentras los lácteos? ¿Las botellas siempre se caen cada vez que abres la puerta? Deja de amontonar los alimentos y mejor aprende cuál es la manera ideal de organizar todo en tu refrigerador. PuertasPara aprovechar al máximo el espacio de tu refrigerador te recomendamos almacenar en las puertas botellas o cartones delgados que ocupan mayor altura. Al mantener estos alimentos de pie te ahorrarás los desagradables derrames de líquidos y podrás acceder fácilmente a los artículos de uso frecuente. Puedes ahorrar energía al disminuir la pérdida de aire frío en un 55% con el refrigerador 3 Door Flex de Samsung, además de optimizar espacio con su compartimento Flex Zone, que se convierte de refrigerador a congelador, lo cual permite tener en temperatura óptima tus bebidas, vinos, carnes, frutas y verduras.CongeladorEn esta sección es muy importante que almacenes los alimentos que requieren bajas temperaturas, como las carnes, pescados, frutas y verduras congeladas, y en general, todos aquellos alimentos que están precocinados y aún no vas a utilizar. El mantener la temperatura adecuada hará que tus alimentos congelados duren más tiempo. Recuerda que hay algunos refrigeradores que además cuentan con la tecnología para enfriar rápidamente alimentos y bebidas con solo tocar un botón. EstantesAquí van todos los alimentos de mayor volumen. El yogurt, los recipientes con comida preparada, los pasteles, entre otros, deben colocarse dentro de los estantes. Procura dejar en los primeros estantes los alimentos que uses más y nunca los cubras o tapes con otros más grandes, ya que podrían terminar en el olvido. Para optimizar el espacio de almacenamiento te sugerimos buscar refrigeradores que tengan paredes delgadas, así tendrás más sitio para guardar tus alimentos sin comprometer la eficiencia energética. ¿Tu refrigerador ya no es suficiente? Cambia al nuevo modelo 3 Door Flex de Samsung y obtén la flexibilidad de convertir las temperaturas para optimizar espacios y conservar tus alimentos frescos por más tiempo.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
Si hay algo de lo que hemos escuchado ya mucho, los superfoods, sus propiedades y lo bien que le hacen al organismo para combatir las reacciones de una mala alimentación y la pobre calidad de los alimentos que consumimos está entre los temas principales. Hoy en día nos enfrentamos a alimentos procesados, sustancias nocivas que causan problemas graves como el sobrepeso, la obesidad, diabetes y problemas en el sistema circulatorio. El ritmo de vida que se vive actualmente es muy vertiginoso y estresante, y esto influye en la calidad de sueño, lo cual a la vez, tiene repercusiones en la salud.Quizá muchas personas no lo sepan, pero dormir bien es igual de importante que una correcta alimentación. Un mal descanso puede dañar seriamente tu bienestar, influir en el humor y tener otras repercusiones negativas, como cansancio, somnolencia, déficit de atención y concentración, irritabilidad y lentitud de pensamiento. Además, un mal sueño puede propiciar desórdenes y enfermedades como la ansiedad y la depresión, e incluso derivar en problemas mucho más severos como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.Así que para mejorar la calidad de tu sueño por la noche y evitar todos estos problemas te tenemos estos consejos.Cuida lo que comes y tomas antes de dormir: Hay que limitar las bebidas con cafeína como refrescos, cafés y tés. Tampoco consumas alcohol por las noches, ni comidas irritantes ni grasosas, ya que esto puede generarte indigestión e interrumpir tus horas de sueño. Crea hábitos saludables: Acuéstate en un horario regular todas las noches para crear una rutina y acostumbrar a tu cuerpo a las horas de descanso. También trata de despertarte siempre a la misma hora. Realiza ejercicio habitualmente: Realizar alguna actividad física, además de ser bueno para tu salud, favorece el descanso durante la noche; sin embargo, procura hacerlo durante el día y no antes de dormir. Limita el uso de tu celular antes de dormir: La luz del celular y otros dispositivos, además de las emociones y pensamientos que provocan las redes sociales, correo electrónico y mensajería instantánea, hacen que sea difícil conciliar el sueño. Trata de meditar un poco: Prepara el cuerpo para descansar y realiza cosas relajantes antes de acostarse. Puedes hacer meditación, respiraciones profundas, estiramientos, leer un libro o tomar un baño de agua tibia como antesala para dormir. Limita las actividades en la cama: No es bueno que utilices la cama para realizar otras actividades además de dormir, te recomendamos no trabajar, ver la tele o comer en la cama. Mantén ordenado y limpio tu cuarto: Dicen que el caos llama al caos, y si tienes un desastre en tu cuarto, no podrás tener paz y descansar de manera adecuada. Tener orden y limpieza tranquilizará tu mente. No hagas siestas de más de 30 minutos: Si bien las siestas son muy benéficas para la salud, hacerlas por un tiempo prolongado puede ser contraproducente y “espantarte” el sueño por las noches. Intenta seguir estos consejos y verás como te despiertas fresco, descansado y feliz.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD