Ingredientes de cocina para limpiar tu casa
Datos curiosos

Ingredientes de cocina para limpiar tu casa

Por Kiwilimón - Octubre 2018
¿Se te acabaron los productos de limpieza? Con estos ingredientes de cocina puedes dejar toda tu casa reluciente.

Salsa picante para sacarle brillo a los metales

La salsa roja que usamos para las palomitas o las micheladas también sirve como limpiador de metales. Si tienes una olla de cobre que esté oxidada, pon un poco de salsa picante y frota con un paño suave. La mancha desaparecerá sin gran esfuerzo.

Vinagre como limpiador multiusos

No subestimes el poder del vinagre. Aunque cualquier tipo puede servir como limpiador, el mejor en estos casos es el vinagre blanco destilado. Úsalo para quitar manchas de la cubierta de la cocina y dejar reluciente la regadera.

Cátsup contra la joyería manchada

La cátsup tiene un efecto muy similar al de la salsa picante. Úsala para limpiar objetos de metal, como latón, plata y cobre. Para limpiar joyería manchada solo introduce las piezas en un recipiente con cátsup y déjalas ahí unos minutos. Se limpiarán prácticamente solas.

Bicarbonato de sodio para las manchas difíciles

El bicarbonato de sodio no solo ayuda a neutralizar olores, también es ideal para remover manchas de agua y grasa. Solo tienes que esparcir un poco de bicarbonato directamente sobre la superficie que quieres limpiar y después frota con un estropajo mojado en agua.

Papa en los sartenes

Cuando se forma óxido en los sartenes y ollas de hierro fundido es un poco complicado quitarlo con el estropajo normal. Evita dañar tus manos con productivos abrasivos usando una papa para remover las manchas de óxido.

Refrescos como destapadores

La acidez de los refrescos de cola ayuda a destapar el drenaje. Cuando tengas problemas de este tipo en la cocina o en el baño, vacía una botella por el resumidero y deja actuar durante algunos minutos. Poco a poco se irá destapando el drenaje.

Limón en superficies sucias

El jugo de limón tiene mucho ácido, el cual ayuda a acabar con bacterias, gérmenes y moho. Combínalo con un poco de agua y vinagre para limpiar azulejos, tablas para cortar y la cubierta de la cocina. Aprovecha al máximo los productos de tu cocina y comienza a limpiar tu casa de manera más natural.

Con estos mismos ingredientes puedes preparar recetas deliciosas. Aquí te damos algunas ideas:

  Fuentes:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es muy común que confundamos los tés, las tisanas y las infusiones, sobre todo porque la forma de preparación luce similar; sin embargo, cada bebida tiene sus características y aquí te vamos a enseñar a diferenciarlas para que seas todo un experto.TéEl té es una de las bebidas más antiguas y poderosas del mundo. Hay distintos tipos de té, con diferentes propiedades y beneficios, pero debes de saber que todos provienen de la misma planta de la familia de las camelias.El té puede ser verde, rojo, blanco y negro, y todas estas bebidas son diuréticas y estimulantes, y también muy benéficas gracias a sus propiedades antioxidantes. Té verde. El té verde se elabora con hojas no fermentadas u oxidadas, que una vez cosechadas, se dejan secar y se someten a tratamiento de calor. Entre las propiedades positivas que tienes se encuentra un nivel bajo de teína, aporta vitaminas A, C y D, es uno de los tés que más antioxidantes posee y se dice que disminuye el nivel de glucosa, fortalece la memoria, ayuda a bajar el colesterol y previene la artritis. Té rojo. También conocido como phu erh, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde, es un gran auxiliar en la pérdida de peso, ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, potencia el sistema inmune y te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Té blanco. Este té es tan bueno que por mucho tiempo se creyó que otorgaba la eterna juventud y hasta la inmortalidad. Es uno de los tés con más antioxidantes, ayuda a tener una piel y cabello más sanos, y retrasa el envejecimiento, por lo que lo de la eterna juventud no está tan lejos de la realidad. Té negro. El té negro es el más intenso de ellos, tiene una oxidación mayor, por lo que contiene también más cafeína. Esta bebida ayuda a tener un estado de alerta mental, ayuda a la concentración, fomenta el aprendizaje, potencia la memoria a corto y a largo plazo.Tisanas El principal error que cometemos es confundir los tés con las tisanas, sin embargo, la principal diferencia radica en que el té contiene teína y la tisana está compuesta de extractos de plantas.Otra diferencia es la manera de hacerlo, pues aunque parezca igual a la del té, no lo es. Mientras el té necesita que se dejen reposar las hojas entre 3 y 4 minutos en agua caliente, a una temperatura de entre 80 y 95 ºC, la tisana requiere que las plantas secas se pongan en agua hirviendo y se dejen reposar unos 15 minutos, con el fin de que los aromas y propiedades de las plantas se desprendan.Hay dos tipos de tisanas populares:Tisanas Frutales: por lo regular a base de jamaica y manzana, y se les agrega otras frutas como ingrediente principal. Una tisana muy popular es “Fresa kiwi”.Tisanas Herbales: pueden tener una mezcla de varias hierbas o flores. Manzanilla, menta y hierbabuena son de las más populares.InfusionesLas infusiones son bebidas que se obtienen a través de hojas, flores, hierbas, plantas, frutos o semillas que se dejan reposar en agua caliente sin que llegue al punto de ebullición y no necesariamente tienen teína.Para hacer una infusión se puede usar cualquier sustancia vegetal por su sabor y aroma. Esto hace que la infusiones sean de variedades inimaginables. Por ejemplo, pueden tener una parte de flores, de frutos, de frutos secos, de semillas, de hierbas aromáticas o medicinales, de cortezas, e incluso raíces. Las más populares son la manzanilla, la menta, la melisa, el mate y también el café, que aunque no se conoce como una infusión, lo es.Ahora ya sabes las principales diferencias entre té, tisana y las infusiones y la manera de preparar cada una. Te invitamos a probarlas, experimentar con sabores y así encontrar la bebida que más te guste y que más le aporte a tu bienestar.
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
Aunque la pasta es italiana, el Día Mundial de la Pasta se celebra a lo grande en todo el mundo, y es que cada país le ha ido dando un toque especial con salsas, guarniciones y hasta con formas.El Día Mundial de la Pasta se festeja el 25 de octubre y es oficial desde 1995, fecha en la que en un Congreso Mundial de la Pasta en Roma, la cuna de la pasta, sus fabricantes acordaron que este producto merecía un reconocimiento anual y mundial.La pasta está hecha de una preparación a base de trigo y agua, y tiene una larga historia, pues se dice que su origen se remonta hasta la época del famoso explorador Marco Polo, y que fue él quien introdujo la forma de hacerla y comerla en la península itálica.Aunque esta historia es sólo una anécdota, hoy en día, existen muchísimas formas de comer este alimento y, por ejemplo, marcas como La Moderna cuentan con una gran variedad de tipos y figuras de pasta.Además, la pasta hecha en México por La Moderna está elaborada 100% con sémola de trigo durum, el cual le da el color natural amarillo a la pasta y contiene vitaminas y proteínas.Entre las razones para amar comer pasta, podemos mencionar grandes bondades como que es súper práctica y se cocina de forma rápida, puedes transportarla con facilidad para la hora del lunch, de la comida o incluso para sorprender a alguien con una exquisita cena. También es un ingrediente que combina con todo: ensalada, carne, verduras, camarones o algunos mariscos, mantequilla, una salsa picosita… y muchas opciones más. Lo mejor de todo es su versatilidad, ya que la pasta puede servirse como plato fuerte, guarnición o sopa, e incluso es ideal para la comida de los pequeños por sus divertidas figuras como munición, moñito o corbata, y hasta los clásicos coditos. Con La Moderna puedes elegir entre pastas cortas, largas o fideos, todas funcionarán para tus platillos.¿Y tú cómo celebrarás el Día Mundial de la Pasta?Aquí te dejamos algunas opciones:Fettuccine en Salsa de NuezPluma con Pollo y Brócoli, Estilo AlfredoPasta con Albóndigas al ChipotleSopa Aguada con Queso Panela
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD