Ingredientes de cocina para limpiar tu casa
Datos curiosos

Ingredientes de cocina para limpiar tu casa

Por Kiwilimón - October 2018
¿Se te acabaron los productos de limpieza? Con estos ingredientes de cocina puedes dejar toda tu casa reluciente.

Salsa picante para sacarle brillo a los metales

La salsa roja que usamos para las palomitas o las micheladas también sirve como limpiador de metales. Si tienes una olla de cobre que esté oxidada, pon un poco de salsa picante y frota con un paño suave. La mancha desaparecerá sin gran esfuerzo.

Vinagre como limpiador multiusos

No subestimes el poder del vinagre. Aunque cualquier tipo puede servir como limpiador, el mejor en estos casos es el vinagre blanco destilado. Úsalo para quitar manchas de la cubierta de la cocina y dejar reluciente la regadera.

Cátsup contra la joyería manchada

La cátsup tiene un efecto muy similar al de la salsa picante. Úsala para limpiar objetos de metal, como latón, plata y cobre. Para limpiar joyería manchada solo introduce las piezas en un recipiente con cátsup y déjalas ahí unos minutos. Se limpiarán prácticamente solas.

Bicarbonato de sodio para las manchas difíciles

El bicarbonato de sodio no solo ayuda a neutralizar olores, también es ideal para remover manchas de agua y grasa. Solo tienes que esparcir un poco de bicarbonato directamente sobre la superficie que quieres limpiar y después frota con un estropajo mojado en agua.

Papa en los sartenes

Cuando se forma óxido en los sartenes y ollas de hierro fundido es un poco complicado quitarlo con el estropajo normal. Evita dañar tus manos con productivos abrasivos usando una papa para remover las manchas de óxido.

Refrescos como destapadores

La acidez de los refrescos de cola ayuda a destapar el drenaje. Cuando tengas problemas de este tipo en la cocina o en el baño, vacía una botella por el resumidero y deja actuar durante algunos minutos. Poco a poco se irá destapando el drenaje.

Limón en superficies sucias

El jugo de limón tiene mucho ácido, el cual ayuda a acabar con bacterias, gérmenes y moho. Combínalo con un poco de agua y vinagre para limpiar azulejos, tablas para cortar y la cubierta de la cocina. Aprovecha al máximo los productos de tu cocina y comienza a limpiar tu casa de manera más natural.

Con estos mismos ingredientes puedes preparar recetas deliciosas. Aquí te damos algunas ideas:

  Fuentes:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En años recientes se ha enfatizado la importancia de la salud intestinal, pues se dice que el estómago es el segundo cerebro y que puede influir en muchos aspectos de nuestra salud. Por lo tanto, en kiwilimón te platicamos sobre los muchos beneficios de comer probióticos y prebióticos, te sorprenderás con lo bueno es que incluirlos en tu dieta.¿Qué son los probióticos?Los probióticos son microorganismos vivos, los cuales se encuentra en ciertos alimentos, mayormente fermentados. Este tipo de bacterias tienen infinidad de beneficios para la salud.¿Qué son los prebióticos?Los prebióticos se componen de fibra y azúcares naturales, lo que ayuda a que los probióticos proliferen en nuestro intestino. La ventaja de este tipo de alimentos es que la mayoría son de origen vegetal, por lo que veganos y vegetarianos los pueden consumir sin ningún problema.También puedes leer: Los mejores alimentos para combatir el estrés¿Cuál es la diferencia entre los probióticos y prebióticos?La diferencia entre ambos es muy sencilla, los probióticos con las bacterias que mejoran nuestra salud intestinal, mientras que los prebióticos alimentan a estas bacterias. Por ejemplo, en este caso, los probióticos son un carro y los prebióticos son la gasolina que necesita para funcionar.La importancia de consumir probióticos y prebióticosDe acuerdo con la Universidad de Harvard, los probióticos y prebióticos son esenciales para la salud intestinal, y para nuestro bienestar en general. Por un lado, los probióticos son un tipo de bacteria con muchos beneficios, pues mantiene el intestino en óptimas condiciones y mejora los síntomas de la diarrea y el síndrome del intestino irritable. En el caso de los probióticos, estos son microorganismos vivos que se encuentran en alimentos como el yogur, la col fermentada, el queso, el kéfir, el pan de masa madre, los pepinillos, el kimchi y queso cottage, entre otros. Cabe mencionar que comer este tipo de alimentos de vez en cuando no mejorará tu salud intestinal, pues debes comerlos diariamente para notar cambios importantes. Además de la importancia de consumir alimentos ricos en probióticos, también debes consumir productos que contengan prebióticos, pues estos ayudarán a que los primeros prosperen en el intestino. Entonces, para que los probióticos nos traigan beneficios, es crucial que comas alimentos ricos en prebióticos, tales como los espárragos, plátanos, sandía, almendras, pistaches, linaza, frijoles, granos integrales, vino tinto, miel, leguminosas, ajo, cebolla y miel de maple. En entrevista con el portal de salud de la Universidad de Harvard, la Dra. Teresa Fung indicó que las dietas ricas en “grasas, azúcares y carne crean un ambiente tóxico para los microbios y hasta pueden cambiar la proporción de diferentes tipos de bacterias dentro de tu cuerpo. En resumen, los microbios buenos en el intestino sufrirán con una dieta de hot dogs y papas fritas”. Ya lo sabes, modera el consumo de este tipo de alimentos.También puedes leer: Frutas y verduras para una buena digestión¿Por qué es importante la salud intestinal?Recuerda que la presencia de bacterias buenas en tu intestino es esencial para protegerte contra las bacterias malas y los hongos.Cabe mencionar que estas bacterias pueden producir vitamina K y ácidos grasos. Un estudio publicado en 2019 señala que este tipo de ácidos nutren las células que cubren el colón, lo que significa que pueden ayudar a reforzar la barrera que lo protege contra los virus y bacterias dañinas. Además, una investigación publicada en 2013 indica que los probióticos ayudan a fortalecer el sistema inmune y mejoran los síntomas de la depresión. En 2017, un grupo de científicos publicó una investigación, la cual señala que los probióticos tiene una serie de beneficios para la salud:Disminuyen la necesidad de tomar antibióticosPodrían reducir la posibilidad de padecer diabetes gestacionalMenos infecciones vaginalesDisminuye las probabilidades de padecer dermatitis atópicaTambién puedes leer: Los beneficios de la fibra más allá de evitar el estreñimientoLas mejores recetas para tu salud intestinalAhora que ya sabes los muchos beneficios de comer probióticos y prebióticos, anímate a incluir alimentos que contengan ambos en tu dieta, tu digestión y salud intestinal mejorarán en poco tiempo.Licuado de Papaya y LinazaAvena con GuayabaGalletas de Avena, Linaza y AjonjolíYoghurt de Kiwi con Quínoa y PistachesEnsalada Mediterránea de Garbanzos con ChimichurriEnsalada de Lentejas SaludablePizza de SandíaHotcakes de Plátano y YoghurtBowl de Durazno y QuínoaMuffins de Cereal con FrutaMousse de Fresas con YoghurtManzanas Rellenas de Queso Cottage y AlmendrasRica Sandía LocaRaspado de Sandía con Jengibre y YoghurtVasitos de Yogurt con Crujiente de AlmendrasGelatina de Yoghurt con ZarzamoraCrema de Espárragos sin LácteosLicuado de Plátano con Leche de AvenaConos de Queso Cottage, Anchoas, Aceitunas y PimientosGranola Casera de Almendra
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
El café es una bebida aromática y con un sabor un tanto amargo, el cual suele acompañar los desayunos o cena. Gracias a su sabor, es el complemento ideal para acompañar todo tipo postres. Sin embargo, esta bebida caliente no solo nos ayuda a despertar en las mañanas, también tiene muchos beneficios para la salud. De acuerdo con diferentes estudios, el café puede ayudarte a bajar de peso, incrementar tus niveles de energía, es rico en vitaminas y minerales, reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y hasta podría prevenir enfermedades como el Alzheimer. Ahora que ya sabes los muchos beneficios que el café tiene para ti, anímate a incluirlo en tu dieta, pero recuerda que no debes añadir demasiada azúcar. Por otro lado, es importante que limpies tu cafetera de manera regular, pues la higiene en la cocina es muy importante. En el caso de la cafetera, la organización NSF International señala que este electrodoméstico es el quinto más sucio en el hogar, ya que puede contener levadura y moho. Es por eso que te recomendamos limpiarla después de cada uso y lavarla a profundidad una vez al mes, ¡aquí te decimos cómo, es muy fácil! También puedes leer: 5 exfoliantes y mascarillas caseras con caféCómo limpiar tu cafetera fácilmenteSi usas tu cafetera con bastante regularidad, es fundamental que la limpies a profundidad al menos una vez al mes. Independientemente del uso que le des, si notas algo de sarro o si el café sabe raro, es tiempo de limpiarla. Lo mejor de todo es que lo puedes hacer con productos que ya tienes en casa. IngredientesAguaVinagre blancoFiltros para cafeteraTrapo limpioInstruccionesComienza por llenar el depósito de agua con una mezcla de 1 taza de vinagre con una taza de agua. En caso de que la cafetera esté muy sucia, puedes incrementar la cantidad de vinagre.Coloca un filtro para cafetera en su lugar y enciende la cafetera como si estuvieras preparando café. A la mitad del proceso, apaga la cafetera y deja que la mezcla de vinagre y agua repose por alrededor de una hora.Enciende la cafetera y deja que termine el proceso.Quita el filtro y tira el vinagre con agua.Llena el depósito con agua, coloca un filtro para café, enciende la cafetera como si estuvieras preparando café.Una vez que termine el proceso, vuelve a llenar el depósito con agua y repite el proceso para eliminar el olor a vinagre.Utiliza un trapo limpio y seco para secar la cafetera.También puedes leer: 8 beneficios de beber café todos los díasConsejos para mantener tu cafetera limpiaAdemás de usar vinagre para limpiar tu cafetera una vez al mes, aquí te decimos cómo cuidar este electrodoméstico para alargar su vida útil.Limpia la cafetera con agua y jabón después de cada uso.Tira el café molido una vez que la bebida esté lista, pues de lo contrario quedará un olor a humedad en la canastilla.
Cada vez es más común celebrar Thanksgiving o Día de Acción de Gracias en México, como un pretexto para reunirnos en familia o con amigos. Esta vez te recomendamos restaurantes que ofrecerán el clásico pavo y la ensalada de malvaviscos, pero también opciones de platillos originales. Tip: Planifica tu cena con anticipación. Si vas a un lugar, haz tu reservación con tiempo y si organizas una cena, compra los ingredientes antes para evitar no encontrar alguno.Pinche Gringo @pinchegringobbq Los reyes del ahumado ofrecen cada año un menú de Acción de Gracias, el cual puede incluir platillos como pavo o jamón ahumado y relleno de pavo acompañados de salsa de arándanos, puré de papa, salsa gravy y vegetales salteados. Para terminar, no puede faltar un pay de manzana o nuez.Cumbres de Maltrata 360, Narvarte Poniente, Benito Juárez, 03020 Ciudad de México, CDMX.The Palm @thepalmmx En este restaurante, ubicado dentro del Hotel Presidente Intercontinental, es tradición celebrar Thanksgiving cada año con un menú en tiempos en el que la estrella es el pavo. Este plato suele prepararse rostizado y a las hierbas, además de acompañarse con jalea de arándanos. Puedes pedirlo con o sin guarniciones. Campos Elíseos 218, Polanco, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo, 11560 Ciudad de México, CDMX.Four Seasons (Zanaya y Fifty Mils) En este complejo la cena de Acción de Gracias se realiza con gran atención al detalle, desde los diversos tipos de salsas que se ofrecen para acompañar al pavo, hasta el menú de postres que incluye clásicos como pumpkin pie y tarta de nuez pecana. Four Seasons Hotel, Av. Paseo de la Reforma 500, Juárez, Cuauhtémoc, 06600 Ciudad de México, CDMX.XanatEste restaurante, dirigido por la chef Jennifer López, ofrece cada año un menú tradicional de Acción de Gracias que puede pedirse para llevar y disfrutar en casa. El pavo (de unos siete kilos) se acompaña con: ensalada de malvaviscos con camote, puré de papa y ejotes rostizados con almendras, entre otras guarniciones. Andrés Bello 29, Polanco, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, CDMX.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD