Los 10 antojitos mexicanos que más extrañamos
Datos curiosos

Los 10 antojitos mexicanos que más extrañamos

Por Adriana Sánchez - Junio 2020
Después de pasar casi 3 meses en cuarentena, una de las cosas que sin duda más extrañamos son las garnachas. Es por eso que no podemos dejar de imaginar el glorioso momento en que volveremos a probarlas y así recordamos los 10 antojitos mexicanos que más extrañamos.

Barbacoa del tianguis

Desayunar los domingos temprano no es lo mismo sin unos ricos taquitos de barbacoa acompañados de un buen consomé con limón y salsita. Definitivamente la barbacoa es uno de los antojitos mexicanos que más falta nos hace.

Tacos al pastor

Los tacos al pastor son EL antojito mexicano por excelencia y aunque también nos hacen falta tacos de suadero, de tripa y de enchilada, no hay cómo llenar el vacío de unos ricos tacos de esquina al pastor, con su piñita y su salsita bien rica.

Gorditas de chicharrón

Otro clásico de la comida callejera son las gorditas de chicharrón, que usualmente van rellenas de algún guisado como bistec, carnitas o suadero, y se acompañan de queso, salsa y cebolla. ¿Apoco no se te antojaron?

Tortas banqueteras

Tortas cubanas, hawaianas, de asado o también conocidas con estrafalarios nombres de mujeres artistas como La Tatiana, La Gloria o La Yuri, las tortas banqueteras son un antojito mexicano necesario para probar después de la cuarentena.

Carnitas

Nada supera el suculento aroma que se desprende de una cazuela gigante de cobre, resguardando en su interior las ricas carnitas de cerdo, fritas en manteca y listas para ser servidas en una tortilla con cebolla y salsa verde. ¡Qué ricas garnachas!



Pambazos

Los pambazos mexicanos, ese rico antojito callejero tan similar a la torta, puede ir relleno de muchos guisados, pero el típico en Ciudad de México, va adobado y acompañado de papa con longaniza, mucho queso, crema y lechuga. Tampoco podemos esperar para volver a probarlos.

Tacos de canasta

Estos taquitos sudados eran los fieles compañeros a la hora de sacarnos del apuro en la ciudad, ya que podíamos encontrar un puesto en cada esquina. Sin duda los tacos de canasta son un antojito callejero que morimos por comer otra vez.

Esquites

Aunque cocinar esquites caseros no es nada complicado, la experiencia de formarte frente al carrito, elegir el tamaño de tu vaso deseado, observar el sagrado ritual de preparación y escoger la decisión más importante, con chilito del que pica o del que no pica, es algo que todos extrañamos.

Tamales y guajolotas

Cómo olvidar esas mañanas en las que nos formábamos para desayunar un tamalito verde o de dulce, o pedirlo para llevar dentro de un bolillo y así disfrutar de nuestra guajolota con un rico champurrado. ¡El clásico desayuno godín!

Quesadillas fritas

Otro de los antojitos mexicanos que más abunda en las esquinas, son las quesadillas fritas, que pueden ir con queso o sin queso, y no por eso dejan de ser sumamente deliciosas. ¿Cuál es la que más extrañas?

Cada vez estamos más cerca de volver a probar estos ricos antojitos mexicanos, pero mientras tanto cuéntanos, ¿cuáles son tus favoritas? ¿Has intentado cocinar alguna en casa?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El pasado 30 de septiembre se llevó a cabo la entrega del Premio al Mérito Empresarial Restaurantero (PMER), un evento organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC). A pesar de la adversidad, la gastronomía se encuentra de manteles largos, ya que un total de 26 personas y organizaciones recibieron premios y reconocimientos de 11 diferentes categorías. El tan esperado evento se realizó a 18 meses de que se desatara la pandemia de Covid-19, una de las pruebas más difíciles a las que se ha enfrentado la industria restaurantera: la pérdida de alrededor de 400,000 empleos y el cierre de 120,000 restaurantes en todo México. Sin embargo, a pesar de las adversidades, los grandes equipos detrás de cada restaurante han demostrado gran resiliencia, lo que los ha llevado a innovar y a tomar las medidas pertinentes para reactivar el sector gastronómico de nuestro país, el cual genera millones de empleos en todo el país. Así lo señaló Germán González, presidente nacional de la CANIRAC: “Este día es de celebración, de júbilo, porque la industria restaurantera se mantiene de pie, debido a la unidad que mostramos durante estos tiempos adversos, emprendiendo acciones encaminadas en la reactivación de nuestro sector”. Oaxaca y Baja California Sur, los grandes ganadores de la nocheAunque todos los ganadores destacan por sus logros, los estados de Oaxaca y Baja California Sur obtuvieron dos premios cada uno: dos chefs oriundos de Oaxaca y dos restaurantes ubicados en Baja California Sur. Alejandro Ruiz, chef del añoEl chef oriundo de Oaxaca, la mente maestra detrás del restaurante Casa Oaxaca, fue premiado como mejor chef del año por la CANIRAC este 2021. La carrera del chef oaxaqueño comenzó en 1997, cuando abrió su famoso restaurante en la capital del estado, por el cual recibió el Five Star Diamond Award en 2008, 2009 y 2010. Para 2013, Casa Oaxaca se había convertido en el 34° mejor restaurante de Latinoamérica. Además de su larga trayectoria en la cocina, Alejandro Ruiz también incursionó en el mundo de la literatura, con el lanzamiento de su libro “Cocina de Oaxaca”, el cual recibió el premio García Cubas en 2018. Por otro lado, también ha participado en la organización del Primer Festival Gastronómico de Cocina Oaxaqueña Contemporánea de Influencias, Humánitas, en 2007 y el Primer Festival de Gastronomía y Literatura El Saber del Sabor. Además de sus proyectos propios, el chef Alejandro Ruiz ha colaborado restaurantes como Pujol y Los Danzantes. En el ámbito internacional, ha cocinado en restaurantes ubicados en Múnich, Berlín, Verona, Barcelona, Viena y Madrid. Chef Celia Florián, premio a la preservación, rescate y promoción de la gastronomía mexicanaLa chef recibió el premio “Chucho Arroyo”, a la Preservación, Rescate y Promoción de la Gastronomía Mexicana por su trabajo en el icónico restaurante Las Quince Letras, uno de los más celebrados de Oaxaca. Desde 1992, Celia Florián se ha dedicado a preservar la gastronomía de Oaxaca a través del restaurante Las Quince Letras, uno de los más visitados y aclamados de la capital oaxaqueña. El gran trabajo de Florián la ha llevado a presidir la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca desde 2015. A través de los años, los increíbles platillos creados por Celia la han llevado a ganar premios en México y el mundo. El restaurante Las Quince Letras ha sido incluido en La Liste, una selección de los mejores restaurantes del mundo. En nuestro país, la chef ha recibido el premio Guardianas de la Tradición, el cual le fue otorgado por la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca y del Congreso Internacional de Gastronomía, Mujeres y Medio Rural. Por si fuera poco, la chef oaxaqueña también ha incursionado en el mundo de la televisión, pues en 2020 fue la encargada de narrar la serie Street Food Latinoamérica, producida por Netflix. Restaurante ÁrbolEl restaurante Árbol, ubicado dentro del hotel Las Ventanas al Paraíso Rosewood Resort, ubicado en San José del Cabo, recibió el premio “César Balsa” al Restaurante de Hoteles. Este maravilloso restaurante se ha ganado el corazón de turistas y extranjeros con sus platillos a base de mariscos y sus postres con toques de la gastronomía india y mexicana. De acuerdo con la CANIRAC, el “chef Anand Singh se basa en las tradiciones culinarias de India, así como en una gran variedad de influencias de toda Asia. Nacido en Bombay, Singh exploró durante más de una década las cocinas costeras en las Maldivas, las islas Seychelles y los Emiratos Árabes Unidos”. Flora’s Field KitchenEste 2021, el restaurante ubicado en San José del Cabo, se llevó el galardón “Carlos Anderson” a la Innovación Restaurantera. En este restaurante, todos los platillos se preparan con ingredientes cultivados de la granja que se encuentra en el mismo lugar. Para este proyecto, la sustentabilidad y los productos orgánicos son una prioridad. Flora’s Field Kitchen ofrece frescos cocteles, pizzas y cremosos helados. Por otro lado, también ofrece tours de la granja, clases de cocina y otros eventos.
Desde los ojos de Víctor Hugo, “La vida es como una flor en la que el amor es la miel”. En la Biblia, y junto a la leche, la miel es metáfora de felicidad, de abundancia. Yo diría que es signo de alegría, no sé, hasta de ternura. Las abejas nos la dan a partir del juego de ir picoteando el néctar de las flores al que llaman alimento. Ese, el líquido dorado que va transmutando de abeja en abeja, es un tesoro para los humanos. La semana pasada visité Mercado el 100. En un pequeño anaquel se desplegaban decenas de botecitos con distintas etiquetas. Eran mieles y cada una lucía su propio nombre. ¿A poco existen tantas?, le pregunté a Víctor Manuel Iglecias quien, junto a su esposa, Rocío Zelaya, lideran el proyecto Peregrinas. Según la US National Library of Medicine, existen trescientos veinte tipos, pero Víctor me informó que actualmente ellos manejan catorce. ¿Qué es la miel multifloral o monofloral?Víctor y Rocío me explicaron que las variaciones entre especies de abejas no suponen un diferente tipo de miel. Las variaciones tienen que ver con las flores y con las estaciones en las que dichas flores emergen de la tierra. De ahí que las mieles lleven el apellido del néctar, en caso de ser monoflorales, o que sean multiflorales, cuando provienen de una variedad inespecífica. Para Rocío, esta última categoría es causal de suspicacias: “Las personas que mencionan miel multiflora o miel de selva o bosque es porque no saben de qué floración pertenecen, no son apicultores”, a diferencia de ella que es egresada de la Universidad Autónoma Chapingo por la carrera de Agroecología.En la actualidad su proyecto cría setecientas cámaras con colmenas que se alimentan de catorce floraciones durante todo el año en distintas regiones –de ahí que su marca se llame Peregrinas–: de marzo a abril, en floraciones de naranja; de mayo a julio, en floraciones de la zona cafetalera; de septiembre a noviembre, en las de mozote que crecen entre los bosques de pino y cultivos de maíz.Al referir a las flores, los nombres de las mieles son infinitos. Las hay de romero, de flores de azahar, de eucalipto, de acacia, de tajonal. En Peregrinas tienen incluso una proveniente de la flor del aguacate, de encino y por supuesto, la melipona que “tiene múltiples propiedades terapéuticas, es utilizada principalmente para frenar el crecimiento de las cataratas en los ojos y como auxiliar para combatir infecciones en el sistema respiratorio”. Además es una miel más acuosa que el resto y a la boca deja sabores cítricos y profundamente dulces. Rocío incluso afirma que es una suerte que esté de moda porque hasta hace poco, la abeja melipona estaba en peligro de extinción. Principales diferencias entre las mielesLa diferencia sensorial está dada por la flor. En algunas mieles sobresaldrán más las notas frutales, las herbales, las cítricas o las florales. En cuanto a calidades también hay diferencias. Rocío afirma que es la humedad la que lo determina. “Esto se ve reflejado en la consistencia. Cambia según el tipo de cristalización”. Y por eso existen mieles con texturas ideales para cada necesidad culinaria. Están las que cristalizan suavemente, casi como una mantequilla, como son la proveniente de mozote y cha-chan. Existen otras que cristalizan casi en sólido, como las provenientes del mezquite. Algunas no cristalizan fácilmente como la de azahar o la melipona, que por tener más humedad son bastante líquidas y perfectas para incorporarlas a bebidas. ¿Para qué sirve la miel dentro de la dieta?En cuanto a los beneficios de consumirla, no hay duda: la miel tiene un alto valor nutritivo. Está comprobado que es rica en antioxidantes, reduce el estrés metabólico, promueve la recuperación del sueño, minimiza las alergias, ayuda a tratar heridas y moretones y estimula el sistema inmunológico. Para maximizar los beneficios de la miel hay que asegurarse de que lo que tenemos enfrente sea 100% natural, de apicultores como Rocío Zelaya. Y es que algunos de los productos que se venden en los supermercados pueden estar diluidos o adicionados con azúcar y químicos que transmutan lo que la naturaleza ya hizo en perfección. Respetar tanto a la miel como a las abejas es parte de la agenda mundial en los foros de ecología y sustentabilidad. Su presencia en la tierra asegura más que la continuidad de una receta de pastel: su supervivencia asegura la prevalencia de la humanidad. La miel y, por consiguiente, las abejas, son sinónimos de vida. No por nada la miel se parece al amor: es dulce, le hace bien al cuerpo y sin ella, la vida se marchita. 
El pan de muerto no puede faltar en nuestras ofrendas el 1 y 2 de noviembre, ya que tiene un significado muy importante, un origen antiguo y un sabor exquisito. Hoy en día existen muchas versiones de este esponjoso pan: con cenizas, con azúcar de colores, relleno y hasta glaseado. No importa cuál sea tu favorito, recuerda colocar un pan de muerto en tu altar de Día de Muertos y de disfrutar otro en compañía de tu familia. En kiwilimón te contamos todo lo que tienes que saber sobre este tradicional pan mexicano y además recuerda que tenemos las mejores recetas para preparar pan de muerto para la familia o para comenzar tu negocio.  El verdadero origen del pan de muerto De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, uno de los principales antecedentes de lo que hoy conocemos como pan de muerto es un pan llamado papalotlaxcalli, un pan en forma de mariposa que únicamente se consumía durante la ceremonia del mismo nombre. En aquellos años, este pan era parecido a una tortilla y se utilizaba un sello en forma de mariposa. Sin embargo, lo más cercano al actual pan era el huitlatamalli, un tipo de tamal. Otro posible antecedente del pan de muerto proviene de las ofrendas de muertos que organizaban las culturas prehispánicas, en donde se colocaban ofrendas para la diosa Cihuapipiltin. Las dádivas que se colocan en este altar consistían principalmente en panes en forma de mariposa o rayo, los cuales se preparaban a base de amaranto. Bernardino de Sahagún también describió un pan llamado yotlaxcalli, el cual se preparaba con maíz seco y sin cal.  Por otro lado, los expertos señalan que fray Diego de Durán también describió panes y otros dulces que nos recuerdan al actual pan de muerto. Según el misionero, cuando los pueblos prehispánicos hacían ofrendas para el dios Huitzilopochtli, la gente preparaba huesos a base de amaranto y miel para la ocasión. Por otro lado, también preparaban tortillas pequeñas para la celebración.  También puedes leer: 5 recetas de pan de muerto relleno¿Qué significa el pan de muerto? Según los expertos, el tradicional pan de muerto tiene la forma de un montículo de tierra, con el cual se cubre el féretro. En el caso de la bolita que pan que se coloca en el centro, este simboliza el cráneo del difunto, mientras que las tiritas de pan que se colocan a los lados representan los huesos de los brazos y piernas.  Adicionalmente, otras versiones apuntan a que la forma del pan simboliza el ciclo de la vida y la muerte, mientras que las cuatro tiras de pan representan los cuatro puntos cardinales o las lágrimas de las familias de los difuntos. Por otro lado, otras versiones sobre el origen de este icónico pan señalan que los huesos en realidad son adornos o pétalos de flores. Sin embargo, existen muchas otras versiones que adornan los tradicionales altares de Día de Muertos.  Cabe mencionar que el clásico pan de muerto suele espolvorearse con azúcar blanca, pero en el caso de los que se espolvorean con azúcar roja, esta recuerda a los antiguos entierros prehispánicos, pues los muertos se cubrían con un polvo rojo. También puedes leer: Michipan de MuertoTipos de pan de muerto Además del pan de muerto que se consume en la mayor parte del país, hay una gran variedad de pan para esta celebración. Aquí te contamos más sobre estos ricos panes.  Mixquic, Ciudad de México San Andrés Míxquic es uno de siete pueblos originarios ubicados en la alcaldía Tláhuac, el cual ha ganado fama mundial gracias a su celebración de Día de Muertos. En esta localidad, al pan de muerto se le llama "despeinadas". Estas son unas pequeñas roscas espolvoreadas con azúcar rosa, aunque también es común encontrar pan en forma de mariposa, ya que se creía que, al morir, las niñas se convertían en pequeñas mariposas.  Estado de México El Estado de México ofrece una amplia selección de pan de muerto. Aquí te contamos más sobre ellas.  En algunas partes del estado se hornean las llamadas “muertes”, un pan preparado con yema de huevo y con forma de conejo y borrego. Por otro lado, también están el pan sobado, el "triconio", las gorditas de maíz quebrados y los "tlaxcales".  En Texcoco se prepara el pan conejo, el cual se prepara con nuez, guayaba, canela y manteca. Mientras que también se venden calaveras de masa de galleta con decoraciones hechas con azúcar tosa.  Oaxaca Oaxaca, una de las capitales culinarias más importantes del país, ofrece las "regañadas", pan hecho con hojaldre, el cual se coloca en las ofrendas y simboliza las almas de los difuntos. Otra opción es el famoso pan de yema, el cual representa las caras de los difuntos. Guerrero Este estado también nos ofrece una gran variedad de pan de muerto. Según los expertos, en las ofrendas se colocan panes llamados camarones, amargosas y tortas, aunque también es común encontrar pan en forma de muñeco o figuras, el cual se espolvorea con azúcar rosa.  En otras poblaciones se ofrecen las almas, burros, conejos, patas de mula y el pan bordado, así como pan en forma de triángulo y otros en forma de pez, perro, mariposa, alacrán y conejo, entre otros.  También puedes leer: Galletas de Pan de MuertoMichoacán El estadio de Michoacán también es conocido mundialmente por su celebración de Día de Muertos, por lo que su pan de muerto no se queda atrás. Aquí puedes encontrar el pan de ofrenda y otros panes en forma de vírgenes, conejos, burros, campesinos, sombreros y campesinas, así como pan en forma de flor y calaveras, las cuales se adornan con el nombre del difunto.  Por otro lado, el pan “rosqueta” se prepara con hojas de plátano, anís y piloncillo, mientras también es común disfrutar de las clásicas corundas durante estas fechas. También es común el pan llamado “la rodilla de cristo”, un pan redondo decorado con azúcar rosa, el cual representa las heridas de Jesús.  Puebla En este estado podrás encontrar los “golletes”, unas rosquillas decoradas con azúcar de colores y los “sequillos”, un mamón de color amarillo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD