Los mejores horarios para comer fruta
Datos curiosos

Los mejores horarios para comer fruta

Por Kiwilimón - Febrero 2019

Los nutriólogos sugieren llevar una dieta balanceada en la que se incluya el consumo diario de frutas y verduras. Siguiendo esta recomendación podemos tener una mejor salud, controlar el peso, prevenir ciertas enfermedades, entre otras
cosas.

Si bien los beneficios de comer frutas son muchísimos, la manera en que nuestro organismo aprovecha estos nutrientes depende mucho del momento del día en que las consumimos. Por esta razón te contaremos en esta entrada cuáles son los mejores horarios para comer fruta.

A primera hora en la mañana.

Cuando has pasado algunas horas sin comer, tu digestión es más eficiente. Las frutas por la mañana se digieren mejor, ya que las enzimas necesarias para este proceso no tienen que trabajar con otros alimentos. De esta manera, tu cuerpo puede aprovechar aún más los múltiples beneficios de las frutas, entre ellos los antioxidantes y las vitaminas.

30 minutos antes o después de comer.

Para evitar una mala digestión es recomendable dejar pasar media hora antes y después de tus comidas en caso de que quieras ingerir alguna fruta. Si decides acompañar tus alimentos con frutas corres el riesgo de padecer alguna molestia estomacal, como inflamación o indigestión.

Antes de hacer ejercicio.

Para poder realizar alguna actividad física debes contar con el combustible necesario. Las frutas pueden darte esa energía que tanto necesitas gracias a su aporte de azúcar y carbohidratos. Lo bueno de comer frutas antes de hacer ejercicio es que son un alimento ligero, por lo que no te dejarán una sensación de pesadez o incomodidad.

Después de hacer ejercicio.

Al terminar una rutina de ejercicios es muy importante que proporciones a tu cuerpo los alimentos ideales para reponer los electrolitos perdidos. Con esto te aseguras de que tu organismo recibirá la energía y los nutrientes que requiere para que los músculos se recuperen.

Estas recomendaciones son generales. Debes recordar que los requerimientos de cada persona varían dependiendo de su edad, actividad física y condiciones de salud. A menos que tu doctor te lo indique, te sugerimos no consumir frutas justo antes de irte a dormir. Estos alimentos tienen suficiente azúcar como para reactivar tu cuerpo y evitar que tengas una buena noche de descanso.

Recetas con frutas que puedes preparar:

Jicanieve

Cheesecake de Fresa Bajo en Azúcar

Jicaloca


Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguir una dieta vegetariana no tiene que significar un sacrificio en términos de sabor o nutrientes. Con estas recetas veganas podrás preparar una comida completa sin tener que incluir ingredientes de origen animal. Caldo de hongos con epazote. Comienza tu comida con una entrada calientita como este Caldo de Hongos con Epazote. Recuerda que los hongos blancos tienen una gran cantidad de nutrientes, incluyendo proteínas, enzimas, vitaminas B (especialmente niacina) y vitamina D2. Sustituye el caldo de pollo por caldo de verduras para hacer una versión vegetariana. Si gustas, puedes agregar chile guajillo.Ensalada de espinacas con fresas. Esta entrada es una opción muy fresca, con muchos sabores y pocas calorías. No olvides lavar y desinfectar muy bien la espinaca y la arúgula antes de comenzar a cocinar. Recuerda que las Espinacas tienen minerales como calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo. En cuanto al contenido de vitaminas, la espinaca es rica en vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K, como así también vitaminas del grupo B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).Crema de espárragos sin lácteos. Si eres intolerante a la lactosa o estás tratando de bajarle a tu consumo de lácteos, tienes que probar esta receta. Su textura es suave y cremosa, aun sin llevar leche.De hecho, sería un platillo nutritivo gracias a que los Espárragos son ricos  en potasio, vitamina A, vitaminas del complejo B,vitamina C, ácido fólico y vitamina K. Además, son ricos en fibra, no tienen sodio, son bajos en calorías y no contienen colesterol ni grasa.  Imagínate, 100 g de espárragos proporcionan sólo 24 calorías.Tostadas de chorizo vegano. Para un plato fuerte, estas Tostadas son una gran opción, ya que aunque esta preparación no incluye ingredientes de origen animal, puedes ahorrar tiempo sustituyendo la crema vegana por crema ácida. ¡Queda muy bien con el chorizo!Lasaña vegetariana de calabacitas. Otro plato fuerte rico en vitaminas puede ser esta lasaña vegetariana, ya que puedes agregar todas las verduras que te gusten. Al final gratina un poco de queso manchego o parmesano vegano y tendrás un platillo exquisito. Sopes de rajas poblanas.Después de preparar esta receta sentirás que estás probando un platillo hecho por tu mamá. Usa papel absorbente para retirar el exceso de grasa de los sopes. De hecho, ¿sabías que el chile poblano es rico en vitamina C, así como en clorofila, antioxidantes que protegen las células? Además, una pieza de chile poblano contiene más de 200 mg de vitamina C, es decir, más de 3 veces la recomendación diaria. Brownies veganos con doble chocolate. Aunque no llevan ni huevo o leche, estos brownies tienen una textura y un sabor espectaculares. Decora al final con un poco de azúcar glas. Incluso, si los preparas de chocolate amargo, encontrarás grandes cantidades de antioxidantes. Además, procura que contenga una gran cantidad de cacao, para que puedas ibtener mejores cantidades de antioxidantes. Tarta vegana de chocolate. Tiene un gran sabor y además es una opción muy saludable, ya que no contiene azúcar refinada. Y no te preocupes por prender el horno: esta tarta se refrigera.Después de ver estas recetas, ¿ya tienes una idea del menú para la próxima semana? Conoce más recetas vegetarianas visitando nuestro sitio.
Después del micro ondas y el lavaplatos, el congelador es uno de esos inventos que mejoran considerablemente la calidad de vida de cualquiera. El problema es que muchas veces subestimamos su valor, por lo que terminamos convirtiéndolo en una bodega de alimentos congelados y, casi siempre, olvidados. Aprende a sacarle más provecho a todas las secciones de tu refrigerador. Aquí te contamos las razones por las que congelar tu comida te solucionará la vida. ¿Qué podemos congelar?Primero que nada, hay que saber qué alimentos puedes poner en esa parte del refrigerador. ¡Buenas noticias! Puedes congelar prácticamente todo: yogurt, queso, leche, carne, pescados, huevos, frutas, verduras, panes, arroz, entre otros alimentos. Si su contenido es mayormente agua, como los tomates o las fresas, podrían perder textura, no obstante, se conservan en buenas condiciones para cocinar. Del lado en el que lo veas, congelar tus comidas es una excelente opción.Ayuda a organizarteCongelar tus comidas con anticipación es una excelente forma de organizar tus menús semanales. Utiliza etiquetas en tus recipientes o bolsas resellables para poner el nombre de la comida y la fecha en que se congeló, de esta manera se facilitará tu búsqueda a la hora de requerir algún alimento o de identificar los que ya están por expirar. Ahorras tiempoCon una buena organización en tu refrigerador es posible ahorrar tiempo para tener la comida lista cada día. Ya sea para poner el lonche a los niños o llevarte tu comida al trabajo, con solo descongelar con anticipación será suficiente. De igual forma ahorrarás tiempo al no tener que ir al súper tan seguido si ya cocinaste grandes cantidades para varios días o semanas.Desperdicias menos comidaSi tu principal preocupación es el desperdicio de comida, congelar tus menús también es una excelente opción. Dedica un día de la semana a cocinar alimentos o preparaciones a base de varias comidas que realizas frecuentemente, por ejemplo: caldo de pollo para guisos, salsa de tomate para arroz o pasta, carne de res, pollo o pescado a la plancha. Almacena las preparaciones en porciones pequeñas, de esta manera solo utilizarás las necesarias sin tener que terminar tirando comida.Más tiempo con tu familiaUno de los grandes beneficios de congelar los alimentos es que puedes dedicar el tiempo ahorrado a pasarlo con tu familia. No necesitas pasarte horas todos los días cocinando. Con una buena estrategia y organización, podrás disfrutar de valioso tiempo de calidad con tu familia.Cuéntanos, ¿qué tanto aprovechas o desperdicias tu congelador? Si aún no usas todo el potencial de tu refrigerador, te retamos a preparar estas recetas y guardarlas en el congelador en porciones individuales. Te aseguramos que después de ver lo sencillo que es descongelar, calentar y comer no volverás a cocinar de la misma manera.Recetas ideales para congelarse:Cacerola de papas con tocino a las finas hierbasPechuga de pollo al ajillo Pastel de carne con plátano machoChicharrón de cerdo a la mexicana
¿Todas las noches te limpias el cutis minuciosamente y siempre usas protector solar? Aunque no lo creas, podrías estar haciendo más para mejorar tu piel. (Y no, no tiene que ver con cremas o lociones). Te explicamos qué alimentos te ayudan a tener una piel radiante. Cuando pensamos en piel sana imaginamos que con mantenernos fuera del sol y utilizar cremas corporales estamos haciendo un buen trabajo. Sin embargo, en este caso aplica el dicho “eres lo que comes”, ya que algunos alimentos afectan directamente tu piel debido a los nutrientes que contienen.¿Qué nutrientes necesitamos para tener una piel sana?Vitamina A: Una de las vitaminas más importantes en el cuidado de la piel, por ello la mayoría de los productos de belleza la contienen. La vitamina A ayuda a mantener la piel saludable al aumentar la producción de colágeno, fibra encargada de darle elasticidad.Vitamina C: Esta vitamina no solo ayuda a tu sistema inmunológico, también hace que tu piel se vea sana ya que los antioxidantes que contiene cuidan tu cuerpo de moléculas que dañan el colágeno.Vitamina E: Esta vitamina también tiene la misma función al proteger el colágeno de tu piel.Selenio: Este mineral cuidar tu cuerpo de la exposición solar y protege la elasticidad de tu piel.Omega 3: Los ácidos grasos que contienen Omega 3 ayudan al cuerpo a reducir los químicos que causan inflamación y aceleran el envejecimiento.¿Qué frutas y verduras ayudan a mantener la piel saludable?Existen varios vegetales y frutas que contienen estas vitaminas y minerales, la mejor forma de aprovecharlos es combinándolos en una ensalada, jugos (muchos de ellos son ingredientes principales de los jugos detox), aunque también puedes comerlos cada uno por separado.Frutas:FresasKiwiArándanosNaranjasPapayaMelónAguacateVegetales:PapaEspinacasBrócoliCalabacinesAunque debes recordar una cosa: Entre más sano comas, mejor piel tendrásAdemás, tomar suficiente agua, consumir alimentos ricos en zinc (como lentejas), reducir la cantidad de carbohidratos y no subir y bajar de peso de forma constante (esto puede ocasionar arrugas y estrías) son algunas de las recomendaciones para mantener una piel radiante.Tu piel es un fiel reflejo de tu dieta. Si notas que está reseca o presentas acné cuando normalmente no aparece, entonces revisa qué estás comiendo. Tu alimentación puede estarla dañando.
Todos tenemos en nuestra cocina un tupper que quedó teñido de rojo por el chile rojo de un asado que guardamos ahí. Y aunque no se ve bonito, lo de menos es el aspecto de un refractario. El problema es cuando los utensilios de la cocina guardan olores de la comida. Si ya tienes varios platos o contenedores que huelen feo, aquí te decimos cómo quitar malos olores de vasos, platos, tuppers y todo aquel utensilio de cocina.RemojoCuando cocinas con cebolla, ajo o algún otro ingrediente de olor fuerte, lo mejor que puedes hacer es dejar el plato en cuestión de remojo. Llena un balde con agua y detergente para trastes y sumerge el utensilio que huela mal. Si no está muy impregnado, un par de minutos será suficiente para quitar el olor.Limón y salCuando los olores son un poco más difíciles, puedes usar la combinación de limón y sal. Frota el refractario con la mitad de un limón y sal. El jugo de limón neutraliza los olores, mientras que la sal ayuda a extraer cualquier resto de comida que pueda estar provocando el mal olor. Solo ten cuidado con los materiales en los que aplicas esta técnica, ya que pueden rallarse los utensilios.Vinagre y bicarbonatoOtra opción que también funciona muy bien para quitar los malos olores es mezclar vinagre con bicarbonato de sodio. En un recipiente grande pon suficiente agua (de preferencia tibia o caliente) y agrega el vinagre con el bicarbonato. Sumerge los utensilios y déjalos reposar por lo menos media hora. Después lávalos como acostumbras hacerlo.CloroEsta alternativa es efectiva, pero requiere mucho cuidado. Te sugerimos usar cloro con tu jabón cuando los trastes estuvieron en contacto con alimentos crudos, como puede ser carne de pollo, mariscos o cerdo. Ten cuidado de usar solo unas gotitas porque puede ser peligroso. Enjuaga muy bien los utensilios.Pon en práctica estos tips y cuéntanos cuáles te funcionan mejor.Estas recetas te pueden interesar:Tortitas de salmón a la mexicana con salsa de aguacateSalteado de carne con brócoliHuevos a la cazuela con poblanoTilapia a la veracruzana
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD