Maíces de la Sierra Tarahumara
Datos curiosos

Maíces de la Sierra Tarahumara

Por Fernanda Balmaceda - Enero 2021
La Sierra Tarahumara forma parte de la Sierra Madre Occidental. Sus etnias en México son Pimas u O´oba, Guarijios o Makirawe, Tepehuanos u Ódami y Rarámuris. 

Los rarámuris, pueblo tarahumara, viven en chozas de troncos de árbol que salpican las laderas de las montañas y los arroyos, en las altas mesetas. Sus habitaciones son las mismas desde tiempos precolombinos y no se acostumbran las sillas, ni las mesas.

Las fiestas son su manera de mantenerse como grupo, la base de su reproducción social. Son el kórima, donde construyen sus redes de parentesco y se ayudan. Es donde se resuelven los problemas de la comunidad y las autoridades exclaman su discurso (nawésari), en el que le recuerdan a su comunidad lo que es ser un buen rarámuri. Su lengua se conserva por tradición oral, pues se transmite de padres a hijos y en el noreste de México, es hablada por 85 mil personas. 

De abril a junio es la temporada de siembra de la Sierra Tarahumara Alta y Baja, y en ella cosechan alrededor de 13 tipos de maíces nativos. Aquí los cuatro principales: 

Maíz apachito 
En lengua ráramuri sunú áwasi, es semicristalino y de color rosado. Es un maíz apreciado porque su crecimiento es veloz, es el primero en producir mazorca. Se usa en tortillas (remekes), tamales, chacales, tesgüino, entre otras. 

Maíz complejo cristalino Chihuahua 
O sunú bewali, puede ser blanco, amarillo o azul-morado. Es de los maíces con más grasa y proteína de los que se cultivan en la Sierra Tarahumara. Además es de los más resistentes a la sequía. Se emplea en la preparación del pinole, tortillas, tamales, tesgüino y chacales. 

Maíz pepitilla
Este maíz, sunú chupéame, es el maíz ceremonial. Es harinoso y se “pica” fácilmente por insectos. Es escaso en la Sierra Tarahumara. Se emplea en la preparación de: tortillas, tamales y tesgüino, entre otras.

Maíz rojo 
El sunú sitákame es un maíz dentado que se cultiva en la Sierra Tarahumara. Aún no se ha identificado su raza. No es muy resistente a la sequía, pero se aprecia por su color rojo quemado. Es rico en grasa y proteína. También se emplea en la preparación de tortillas, tamales y tesgüino.

Fuente y fotos: Ana Rosa Beltrán del Río, investigadora mexicana de gastronomía y cocina tradicional. 
Califica este artículo
Calificaciones (3)
Edwin Monjaraz
29/01/2021 14:02:52
Un excelente trabajo de una gran Chef, y que orgullo que sea Chihuahuense. Felicidades Chef!!
Enrique Zarate
29/01/2021 14:02:38
Chef gracias por dar a conocer a grupos étnicos y productos de la Sierra de Chihuahua. Es un gusto poder leer y ver sus videos de como conjuga estos ingredientes y darles un exquisito toque Gourmet. Felicidades
Alexandra UBR
29/01/2021 13:41:18
FELICIDADES CHEF!!
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La comida típica de Chile es un reflejo de su identidad mestiza, ya que mezcla la tradición indígena y con el aporte de los sabores coloniales españoles. La gastronomía chilena también causa sensación gracias a su vasta geografía, de donde surgen los ingredientes más diversos y exquisitos de la nación. Si aún no sabes lo que te estás perdiendo, te invitamos a conocer los platillos más emblemáticos de Chile. Humitas Si bien las humitas no son exclusivamente de Chile, sí son consideradas uno de los platillos típicos chilenos más populares. Similares a los tamales mexicanos, las humitas están hechas con masa de maíz tierno, conocido como choclo, que se envuelven en hojas de mazorca y se cocinan al vapor. Porotos Los porotos son un guisado de Chile que se sirve caliente y tiene diversas variantes, pero los más tradicionales son, sin duda, los porotos con riendas. Se trata de un guiso preparado con frijoles, una mezcla de granos de elote, cebolla, zapallo, tomate y ajo. ¡Es un platillo ideal para el invierno! Cazuela Se cree que la cazuela es un platillo introducido por los españoles en Chile, el cual consta de una sopa de verduras con carne de pollo, ternera o cordero, acompañada con arroz. Algunos lo comparan con el sanchocho colombiano. Caldillo El caldillo, platillo que provocó la inspiración del mismísimo Pablo Neruda, es una receta tradicional chilena hecha a base de pescado congrio con cebollas, papas, zanahoria, limones y cilantro, entre otros. Si te gusta la comida del mar, no dudes en probarlo. Curanto de hoyo Lo que bien podría compararse con una barbacoa hidalguense, lo encontramos en este delicioso platillo tradicional de Chile conocido como curanto de hoyo. El curanto se prepara con piedras calientes dentro de un hoyo, en donde posteriormente se agregan en capas diferentes tipos de carnes, pescados, mariscos y papas que se cubren con grandes hojas de nalca y sellan la cocción con más piedras calientes. ¿No se te hizo agua la boca? Carbonada La carbonada chilena es una sopa tradicional que se cocina con papa, zapallo, carne molida, cebolla, zanahoria cortada en trozos y caldo con arroz. La carbonada surge de la región minera de Lota y es uno de los mejores platillos tradicionales de Chile.
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
El puré de papas es una receta muy clásica, el complemento perfecto para acompañar pollo, carne y hasta el famoso pavo navideño. Aunque es un platillo muy sencillo y básico para cualquier cocinero, hay ciertos trucos que te ayudarán a preparar el puré de papa más cremoso y delicioso que hayas probado. En kiwilimón te damos los mejores trucos y consejos para preparar el mejor puré de papas.10 consejos para preparar el mejor puré de papaPreparar el mejor puré de papa es muy fácil, solo tienes que seguir los consejos de los expertos, no te arrepentirás.Usa papa Yukon GoldA la hora de preparar puré, lo más importante es usar papas Yukon Gold, una variedad que se caracteriza por tener una cáscara muy delgada, es muy suave y el interior es amarillo. De hecho, estas son las papas que siempre podemos encontrar en el mercado, así que no son difíciles de conseguir.Añade bastante sal al aguaAntes de cocer las papas, recuerda que es muy importante añadir una cantidad generosa de sal, pues de esta manera, la papa tendrá un gran sabor. Aunque añadas sal después de la cocción, tu puré ya no quedará tan rico.Corta las papasAunque muchas personas cuecen las papas enteras, esto no es buena idea, pues las papas enteras suelen cocerse de manera dispareja, lo que dejará pedazos de papa dura entre el puré. El consejo que te dan los expertos es cortar las papas en trozos grandes y remover la cáscara para una cocción rápida y uniforme. También puedes leer: 7 formas diferentes de comer puré de papasMonitorea el tiempo de cocciónSi quieres un puré de papas cremoso y delicioso, algo que tienes que tener presente es que las papas no deben cocerse de más. Sabrás que las papas ya están bien cocidas cuando insertes un cuchillo de manera sencilla y la papa no se sienta dura.Mantén las papas calientesEste es otro de los secretos para un puré de papas cremoso, pon mucha atención. Una vez que las papas estén bien cocidas, es hora de machacarlas, pues si dejas que se enfríen, ya no obtendrás esa exquisita consistencia cremosa.¡Es hora de añadir la mantequilla!Para preparar el mejor puré, recuerda que es esencial añadir una cantidad generosa de mantequilla, pues esto hará toda la diferencia. Según los expertos, es importante que añadas la mantequilla antes de añadir la leche, pues de esta manera el puré de papa tendrá una textura muy cremosa.Añade un toque extra de saborAunque el puré de papa es delicioso por sí solo, puedes añadir mucho más sabor si incorporas un poco de romero, ajo, tomillo o cualquier otra hierba aromática a la leche, la cual le dará un giro a la clásica receta de puré de papa que todos conocemos. Recuerda que debes colar las hierbas antes de agregar el líquido al puré. También puedes leer: 6 guarniciones con papa que le darán vida a tus platosAñade la leche poco a pocoLa mejor manera de obtener un puré perfecto es agregar la leche poco a poco, pues de esta manera, se absorberá de manera adecuada, lo que te ayudará a obtener un puré de papas cremoso, no aguado.No batas de másRecuerda que es importante que no batas el puré de papa de más, ya que esto generará una textura gomosa y dura.Prueba tu puré de papa una y otra vezLa mejor manera de asegurarte de que tu puré de papas tenga la consistencia y el sabor perfecto es probarlo una y otra vez, ya que de este modo puedes rectificar la sazón, así como añadir más sal, mantequilla o leche. Aunque el puré de papas es un platillo muy fácil de preparar, estos pequeños consejos harán una gran diferencia a la hora de cocinar.También puedes leer: 15 recetas con papa que rinden para toda la familia
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD