¿Sabes por qué comemos pavo en Navidad?
Datos curiosos

¿Sabes por qué comemos pavo en Navidad?

Por Kiwilimón - Diciembre 2018

¿Cuándo se comió pavo por primera vez en Navidad? ¿De dónde viene esta comida navideña? ¿Quién comenzó con la tradición del pavo en esta época del año? Nuestro equipo editorial se echó un clavado en la historia de este típico platillo para descubrir sus orígenes.

(Spoiler alert: esta ave no es originaria de nuestro vecino del norte).

Hace varios siglos, antes de la llegada de los españoles, los pueblos indígenas que habitaban en México tenían la costumbre de celebrar durante la segunda quincena de diciembre el solsticio de invierno.

De acuerdo con las costumbres de las culturas prehispánicas, alrededor del 21 de diciembre debían rendir tributo a su dios Huitzilopochtli. Por esta razón, en estas fechas se celebraban grandes fiestas, en las que se ofrecían tributos y festines. Y aunque tal vez el pavo no era el ingrediente central de las reuniones, ya estaba presente en esos menús.

Resulta que el pavo, o guajolote como se le conoce en México, es originario de nuestro país. De hecho, se cuenta que en el palacio de Moctezuma ya se criaban miles de guajolotes. Al ser una especie 100% mexicana, cualquier pavo que se encontraba en el mercado hace siglos, necesariamente había tenido como origen nuestro país.

Cuando llegaron los españoles conocieron esta especie, y la llamaron gallina de la tierra, gallina de la India y, finalmente, pavo, por si similitud con los pavorreales. Los conquistadores se dieron cuenta de que la cría de guajolotes era mucho más económica que la de los patos o los gansos. Así, poco a poco el pavo comenzó a hacerse presente en las fiestas y en los hogares.

Gracias al intercambio de productos con el Viejo Continente, el guajolote llegó a Europa, y se convirtió en uno los productos exóticos más codiciados. Al inicio solo las familias más adineradas podían darse el lujo de comer pavo, pero con el tiempo su consumo llegó hasta a Inglaterra.

Muchos años después, los ingleses emigraron al norte de América y llevaron con ellos pavos. La tradición de cocinar esta ave en la cena de Acción de Gracias se extendió hasta al menú navideño, haciendo de los pavos el ingrediente preferido para estas fechas. Su popularidad fue creciendo por todo el norte de América, llegando incluso a México.

Aunque la costumbre de esta cena navideña tenga su origen en otro país, podemos decir orgullosamente que su ingrediente principal, el pavo, es mexicano.

¿Ya tienes planeada la cena para esta Navidad? Échale un vistazo a estas recetas. Te aseguramos que después de verlas, el pavo será la estrella de la fiesta.

Pavo al pastor

Pavo jugoso con mantequilla y vino blanco

Pavo con salsa de ponche de frutas

Pechuga de pavo con salsa de queso

 

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Después de Navidad y Año Nuevo, el Día de Reyes es uno de los festejos más esperados en esta época. El 6 de enero es el día en que tradicionalmente se parte la Rosca de Reyes, las familias se reúnen para tomar chocolate e incluso recibir regalos. Pero en realidad, ¿sabes por qué se parte una Rosca en Día de Reyes?El origen de la rosca de ReyesAunque sea una tradición muy mexicana, la Rosca de Reyes y la tradición de partir una, vienen del otro lado del mundo;desde Italia. Todo comenzó en la época de los romanos, cuando ellos festejaban al dios Saturno en épocas navideñas y tenían la costumbre de esconder un haba dentro de un pan.Los Reyes MagosPoco después del año 354, se comenzó a festejar el día 6 de enero en el mundo occidental “La adoración del Día de Reyes”. Sin embargo,a México llegó esta tradición hasta los tiempos de la Conquista. La tradición cuenta que los tres reyes salieron desde Persia (ahora Irán) para adorar al niño Jesús con regalos. Con el tiempo esta costumbre ha ido cambiando, hasta convertirse en el festejo que conocemos hoy en día. Los niños reciben regalos el 6 de enero, ya que representan los regalos que un día llevaron los Reyes Magos a Jesús.Lo que debes saber de la Rosca de Reyes. Todo se remonta hace ya varios años en Francia,donde tenían la tradición pagana de elegir el rey de las fiestas. En esta tradición se escondía la famosa haba en el pan.En el catolicismo ocultar el haba, en la actualidad el monito de plástico, significa la huida de José y María para esconder al niño Jesús, ya que el rey Herodes lo buscaba para matarlo. Por su parte, los dulces que hay en la Rosca de Reyes, simbolizan todas las distracciones para que no fuera encontrado.México no es el único país en donde comemos rosca el 6 de enero. En lugares como Francia, España, Portugal, también tienen una tradición similar, aunque el nombre es distinto, y varía el pan y la decoración.
Para disfrutar de un delicioso y jugoso pavo en la cena de Navidad es importante que cuides la manera en que lo inyectas. Descubre paso a paso cómo inyectar un pavo para que la carne no se reseque y los jugos no se salgan cuando lo horneas. Paso 1: Coloca el pavo sobre una bandeja.En  este punto el Pavo ya debe estar listo, es decir, limpio, amarrado y con la pechuga hacia arriba.Paso 2: Llena la jeringa con el marinado.Usa líquidos que no contengan pedacitos que puedan obstruir la aguja. Si preparas una salsa con frutas o el marinado no está completamente líquido, pásalo por un colador o por una tela de algodón.PUEDES VER: VIDEO-RELLENOS PARA EL PAVOPaso 3: Inyecta el pavo.Presta  mucha atención a este paso. El marinado debe inyectarse uniformemente en la pechuga, muslos y alas.Inserta la jeringa e inyecta el líquido en la carne. Jala la jeringa sin sacarla completamente y dirige la aguja hacia otra parte del pavo. Inyecta nuevamente y continúa así hasta completar todo el pavo. Procura no hacer más de cuatro perforaciones.Paso 4: Masajea el pavo. Después de que has inyectado todo el marinado, masajea suavemente la carne del Pavo. Esto ayudará a que el  líquido se distribuya por todas las partes del ave.Paso 5: Verifica que todo esté bien.Revisa que el Pavo no se encuentre empapado por fuera.  Si ves que en la superficie en la que está el pavo hay  manchas del marinado, lo más seguro es que no hayas inyectado la carne. Recuerda que el Pavo está hueco, por lo que debes de tener cuidado de dirigir la aguja hacia la carne y no al centro que está vacío.Paso 6: Deja reposar. Dependiendo de la receta, se recomienda dejar reposar el Pavo entre 2 y 12 horas. Recuerda que entre más tiempo pase marinándose, mejor sabor tendrá. Sigue estos sencillos pasos y prepara un exquisito pavo para tu cena de Navidad.TE RECOMENDAMOS: VIDEO-PAVO ROSTIZADO A LA MANTEQUILLAVIDEO-PAVO CON MIELVIDEO-PAVO GLASEADO CON CÍTRICOS Y GRAVY DE CHIPOTLE
¿Conoces el origen de las papas a la francesa? Se dice que los norteamericanos les pusieron el nombre de “french fries” pero el país de origen se disputa entre Francia y Bélgica, te contamos por qué. Varias teorías indican que durante la Primera Guerra Mundial, por la escasez de alimentos, los belgas pescaban en el río peces pequeños y los freían en manteca y mantequilla, pero cuando el río se congelaba y no era posible pescar, freían papas cortadas en bastones para sustituir a los peces fritos. Cuando los soldados norteamericanos llegan a la región, les apodan “french fries” sin ser francesas propiamente. A lo largo de la historia, las papas francesas son conocidas bajo ese mismo nombre, incluso, hoy en día se han convertido en una guarnición de platillos internacionales, como hamburguesas, “hot-dogs”, cortes de carne, pescados e incluso como una deliciosa botana. Normalmente la forma de cocinar estas ricas papas es: quitar la cáscara, picar en bastones, remojar en agua para que suelten el almidón y finalmente freír entre 160°C y 180°C. Pero, ¿qué pensarías si te diéramos varias opciones para saltarte los tres primeros pasos y obtener tus papas fritas caseras, como si fueran de restaurante, igual de crujientes, deliciosas y además que puedas guardarlas por largo tiempo? Eso se puede lograr gracias a la gran variedad de productos que McCain, el experto en papas,  ha ideado para agilizar el procedimiento y obtener unas ricas papas francesas casi de forma instantánea.  A demás, ¿sabías que las papas congeladas tienen un gran sabor y además sí conservan nutrientes? este es el secreto de McCain. Cabe señalar que las papas congeladas absorben menos aceite que las frescas, siempre y cuando se cocinen correctamente y se frían directamente de congeladas al aceite caliente. De hecho, las papas congeladas de la gama de productos de McCain están diseñadas para conquistar cualquier paladar. Incluso, se siembran en el campo, se cosechan y después pasan por un estricto control de calidad en el que se seleccionan las mejores para así mantener un sabor de alta calidad y poder finalizar el proceso con cortes específicos. Puedes elegir entre cortes rectos, delgados, ondulados, gajos sazonados, o en forma de caritas. ¿Sabías que las papas congeladas conservan sus  nutrientes? Éstos son: hierro, vitamina C y  fibra soluble; Te damos algunas recetas que son perfectas para que acompañes con Papas a la Francesa: Mini Pastel de Carne con Tocino Hamburguesa con Queso Pollo a la Mostaza Papas Gajo a los Tres Chiles con Aderezo de Cilantro Tiras de Pollo Crujientes con Miel y Chipotle Guacamole con Camarones Adobados
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD