Tradición del chocolate en México
Datos curiosos

Tradición del chocolate en México

Por Kiwilimón - Octubre 2018
Disfrutar una espumosa taza de chocolate caliente ahora es tan sencillo como calentar un poco de leche y agregar el chocolate de tu preferencia. Sin embargo, para poder llegar a esto tuvieron que pasar muchas cosas. Descubre cómo el consumo de este delicioso alimento de origen americano se ha convertido en toda una tradición del chocolate en México.

Orígenes ancestrales

El consumo del cacao comenzó en América. De hecho, los mayas y los olmecas fueron los primeros en aprender a cultivarlo. Muy probablemente ellos mismos llevaron el cacao a las otras culturas, entre ellas a los aztecas. Las culturas prehispánicas valoraban tanto estos granos que incluso los usaban como moneda de intercambio. El cacao era tan importante que su consumo se reservaba para ocasiones especiales, como en rituales funerarios. Se han encontrado vasijas con restos de teobromina (compuesto presente en el cacao) que indican su uso tanto en eventos de este tipo como en algunos otros más festivos. Eso sí, casi siempre eran exclusivos para la corte y las clases sociales más altas.

El mestizaje del cacao

El cacao no se consumía como lo hacemos hoy en día. Con la llegada de los españoles se le agregó leche y azúcar, dando origen al chocolate caliente como lo conocemos en la actualidad. El intercambio de costumbres e ingredientes hizo que la bebida tradicional hecha a base de la manteca del cacao y agua adquiriera nuevas versiones al añadirle especias como canela. Los españoles no tardaron mucho en descubrir los grandes beneficios del cacao. Se dice que Hernán Cortés le aseguró al rey Carlos V que con una taza de esa bebida los soldados de su ejército podían tener energía suficiente para un día entero de trabajo. Con la conquista y fascinación de los españoles por su sabor y propiedades, el chocolate cruzó el Atlántico hasta llegar a Europa.

El chocolate en nuestros días

Hoy en día cuando pensamos en un chocolate de calidad casi siempre viene a nuestra mente una marca de origen suizo o francés, pero no hay que olvidar que la mayor producción de cacao se hace en América y África. Nuestro país ocupa el lugar número 11 a nivel mundial, siendo Tabasco, Chiapas y Oaxaca los principales estados donde se produce este cultivo. A pesar de contar con una gran tradición y de ser un productor de cacao, el consumo per cápita de chocolate en México es muy bajo. Se calcula que un mexicano come 750 gramos de chocolate al año, mientras que un suizo consume casi 12 kilos. Es tiempo de que comencemos a valorar la riqueza gastronómica de nuestro país y apoyemos a los productores locales de cacao. Además de tener muchas propiedades benéficas para la salud, el chocolate es la herencia de nuestro pasado prehispánico y refleja el mestizaje característico de nuestro país. No esperes a que llegue le temporada de frío para prepararte un rico chocolate caliente. Existen muchas maneras de disfrutar el delicioso sabor del chocolate. Aquí te compartimos algunas ideas para comenzar a usar el chocolate más seguido en tu cocina:   Fuentes:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Seguramente uno de tus propósitos de Año Nuevo es viajar. Viajar es una gran motivación, además de una fuente de alegría, reflexión y autodescubrimiento. Viajar nos permite explorar nuevos climas y culturas, sumergirnos en ellos y estimular nuestra mente y qué mejor que hacerlo por nuestro país que tiene una gran variedad de culturas, climas y sobre todo gastronomías. Dentro de un viaje el comer es una parte importante de la experiencia. Probar sabores nuevos y maravillarse con productos desconocidos constituyen una de las maravillas de recorrer.Aquí te dejamos 7 destinos turísticos culinarios que querrás visitar:OaxacaUna de las gastronomías más importantes de la cocina mexicana es la oxaqueña, pues en sus calles podrás dejarte envolver por una explosión de sabores, olores y colores que te llenarán el alma. Mole, tlayudas, tamales, chocolate, quesillo, chapulines, insectos, café y mucho mezcal, son algunas de las delicias que aquí podrás disfrutar y que hacen de este estado uno de los principales destinos de turismo culinario. PueblaGracias a la sinergia de sus platillos en los que convergen lo prehispánico y lo español, la gastronomía poblana es conocida en el mundo entero por platillos como los chiles en nogada, el mole poblano con arroz, las cemitas y toda la variedad de dulces creados por monjas como los camotes, tortitas de Santa Clara y demás. JaliscoEn su menú se encuentran delicias como las tortas ahogadas, la birria, el pozole, y por supuesto, el tequila. De todos sus deliciosos platillos, las tortas ahogadas, en pan birote, rellenas de carne de cerdo, y bañadas en salsa de jitomate y chile de árbol, tienen fama en todo el país. Además tiene otras opciones que vale la pena probar, como los tamales tapatíos, de ejote y de ceniza, los frijoles charros, las dulces jericallas y el tejuino.YucatánEl sabor de los mayas y las tradiciones españolas hacen una sinergia para crear la gastronomía yucateca una de las más famosas gastronomías de México con guisados como la cochinita pibil y la sopa de lima, papadzules, panuchos, salbutes, poc chuc, queso relleno, y asados de faisán, jabalí y venado. Si lo tuyo son lo dulce y los postres, las marquesitas rellenas de queso de bola, dulce de papaya verde, el caballero pobre y el licor de miel Xtabentún seguro te encantarán.ChiapasAquí cada población tiene sus propias costumbres y platillos típicos como las tostadas de camarón seco de Tonalá, los embutidos de San Cristóbal de las Casas, la sopa de chipilín con bolitas de Chiapa de Corzo, las delicias de maíz de Tuxtla Gutierrez, el caldo de caracol de río de Comitán y los quesos doble crema de Pijijiapan. Para beber, el café y chocolate tienen fama internacional, pozol y tascalate, pox y licores regionales, y una amplia variedad de aguas de frutas.VeracruzEn Veracruz, de lo más típico que podemos encontrar es el pescado a la veracruzana y las picadas. Por otro, están sus sabores de tierra, como son las carnitas de puerco, el mole de Xico, las hormigas chicatanas tostadas, los chiles jalapeños rellenos, los volovanes, o los tamales: zacahuiles, de cazón, de pepita de capita o chamitles, entre otros. MichoacánMichoacán es uno de los destinos turísticos con mejor gastronomía del país. Entre sus platillos más comunes son las corundas y los uchepos; las sopas, como la tarasca con frijol, tortilla, aguacate, chile pasilla, queso y crema; las carnitas estilo Michoacán de cerdo y cocidas en olla de cobre, y los pescados, especialmente el blanco y los charales. Los dulces de esta región también son muy típicos, los básicos son las morelianas, el ate de guayaba, el helado de pasta y los chongos zamoranos. También hay que probar la “charanda”, que es aguardiente de caña.No cabe duda que tanto la cocina mexicana son tesoros que vale la pena conocer, ojalá que tengas oportunidad de conocer o regresar a estos lugares a disfrutar de sus maravillas culinarias ¿A qué lugares vas a ir este año?
Seguramente ya sabes que existen diferentes tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta, y aunque el tipo de piel se determina genéticamente, su estado  puede variar por diferentes factores, tanto internos como externos, además de hormonas, higiene o estrés, entre otros.La más fácil de identificar es la piel grasa, ya que en el rostro se ve más brillo y tiene más tendencia a presentar puntos negros y granos. Las pieles mixtas cuentan con una parte del rostro más grasa y en otras partes, la piel puede ser más seca. La normal es aquella que cuenta con una apariencia más uniforme y equilibrada. Finalmente, la piel seca es la que produce menos grasa y no retiene la humedad. Motivos por los que aparece la piel grasaEste tipo de piel suele ser algo que se presenta por herencia, por lo que si notas que tus abuelos y padres presentan un rostro abrillantado, lo más probable es que tu también lo tengas o lo vayas a tener. Sin embargo, el principal motivo para tener una piel grasa suele ser el sobrepeso y una alimentación poco adecuada.Cualquiera que sea el motivo para tener este tipo de piel, te vamos a recomendar unas mascarillas que seguramente te van a ayudar a mejorar la apariencia del rostro:-Mascarilla de plátano, miel y jugo de limónSe sabe que por sus nutrientes, el plátano es muy bueno para la apariencia de la piel, así como la miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que ayudará si es que la grasa te ha provocado algún brote de acné. Con un plátano maduro haz un puré e incorpora una cucharada de miel. Mezcla bien y agrega una cucharada de jugo de limón. Mezcla hasta tener una pasta que deberás untar en tu cara limpia. Déjala actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia. -Mascarilla de fresa, miel y azúcarLa fresa tiene un efecto astringente que tiene la capacidad de desinfectar la piel sin ser agresivo, además, se usa también frecuentemente para disminuir la sobreproducción de sebo.Utiliza 6 fresas y una cucharada de miel, otra de azúcar moreno y de limón. Mezcla hasta formar una pasta y aplícalo en cuello y rostro durante 10 minutos y retíralo con agua abundante-Mascarilla de yogurt y fresaEl yogurt es un ingrediente que ayuda a desinfectar y refrescar la piel, aporta una apariencia rejuvenecida al rostro cuando es utilizado de manera regular y, por su parte, la fresa ayuda a controlar la producción de grasa en la piel.Para esta mascarilla necesitas un cuarto de taza de yogur y un cuarto de fresas frescas. Tritura las fresas y forma una mezcla, Aplícala en la cara durante 15 minutos y lava con agua fría.-Mascarilla de pepino y sandíaEl pepino tiene propiedades astringentes que ayudan a controlar y reducir los excesos de grasa en la piel, la mantiene limpia e hidratada, y reduce el riesgo de sufrir de acné.Usa un par de cucharadas de jugo de pepino mezcladas con algunas de sandía triturada, una cucharada de yogur y leche en polvo. Remueve bien y aplícalo sobre cara y cuello durante unos 15 minutos y retira con una toalla húmeda. Con estas mascarillas caseras para piel grasa, podrás lucir una piel correctamente hidratada y sin brillos con ingredientes naturales, accesibles y fáciles de conseguir.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD