Tradiciones de año nuevo alrededor del mundo
Datos curiosos

Tradiciones de año nuevo alrededor del mundo

Por Kiwilimón - Diciembre 2016

Se acerca el final del ciclo 2016, y se debe festejar en grande como cada año, pero no todo el mundo festeja de la misma manera.

Hay tradiciones muy marcadas en cada país del planeta que hacen de esta festividad única e irrepetible dependiendo de dónde la vivas. Hoy te contamos sobre 10 de las tradiciones de año nuevo más peculiares en todo el mundo para que tú también las pruebes en casa.

Brasil

En el país carioca se piensa que las lentejas son de buena suerte, así que se preparan sopas y guisados con la legumbre para atraer buena fortuna y riqueza para el próximo año.

Dinamarca

Resulta que los holandeses guardan todos los platos que no usan durante el año y los destrozan aventándolos contra la puerta de entrada en la víspera de año nuevo. Esto, según ellos, debe resultar en buena suerte.

Ecuador

Para sacar buena fortuna los ecuatorianos hacen dos cosas en año nuevo. La primera es que queman espantapájaros llenos de papel en la noche del 31 de diciembre y la segunda es que queman fotografías del año que acaba para darle la bienvenida al nuevo ciclo.

Filipinas

Aquí piensan que lo redondo simboliza a las monedas y por consecuencia, al dinero. En año nuevo los filipinos celebran con todo lo que sea redondo: sombreros, frutas, pelotas, etc.

Japón

En el país nipón se celebra el año nuevo tocando una campana 108 veces, esto debe traer buena suerte según la tradición budista. También piensan que cuando den las 12 de la noche uno debe estar siempre sonriendo para recibir el año con buena cara.

Perú

Aunque no se hace necesariamente el 31 de diciembre, algunas comunidades de Perú y Bolivia resuelven sus diferencias con peleas a puño limpio que además son públicas. Aunque parezca salvaje, esto se hace para empezar el nuevo año con pizarra limpia y sin rencores.

Suiza

Puede que suene a desperdicio pero en Suiza celebran tirando una bola de helado al suelo. ¿Por qué? Muchos de ellos ni siquiera lo saben.

Rumania

Cuando acaban las campanadas de media noche los rumanos van al riachuelo más cercano y tiran sus monedas sobrantes. Esto debe resultar en suerte y buena fortuna económica para el siguiente año.

Puerto Rico

En ciertas zonas de Puerto Rico las familias tiran cubetas llenas de agua por la ventana. Aunque suene peligroso, es para alejar a los malos espíritus.

Francia

Simple pero delicioso. En año nuevo los franceses se dedican a comer hot cakes, simplemente porque son deliciosos. Y porque nosotros tampoco nos quedamos atrás, aquí te dejamos algunos de nuestros rituales para año nuevo que puedes aplicar en casa.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mantener la cocina limpia es esencial, pues es ahí donde preparamos los alimentos que consumimos día con día. Aunque a veces puede parecer tedioso, limpiar tu cocina puede ser muy rápido, fácil y económico, ya que puedes utilizar ingredientes que ya tienes en casa. En kiwilimón te decimos como remover el cochambre de las paredes de la cocina, no podrás creer lo fácil que es. ¿Qué es el cochambre?Según los expertos, el cochambre es una sustancia grasosa o pegajosa que forma una capa sobre la pared de la cocina, la estufa, los muebles, el refrigerador, el microondas y otros electrodomésticos. El cochambre no solo se ve mal, también contribuye a que se acumule la suciedad en la cocina, es por esto que es muy importante que limpies tu cocina de manera regular, pues es la única manera de evitar el cochambre. En kiwilimón te decimos cómo deshacerte de esta mugre acumulada de manera fácil y rápida. También puedes leer: Sencillos pasos para quitar cochambre de una estufa¿Qué puedo usar para quitar el cochambre de la pared?Si la suciedad se ha ido acumulando en las paredes de tu cocina, no te preocupes, puedes usar ingredientes naturales y que ya tienes en casa, pues no es necesario gastar en químicos para que tu cocina rechine de limpia. ¡Aquí te decimos todo lo que necesitas! Bicarbonato de sodioEl carbonato es una excelente opción para quitar la mugre que se ha acumulado en las paredes de tu cocina. Lo mejor de todo es que es económico, rendidor y muy eficaz contra suciedad. Para quitar la grasa más pegada, solo debes mezclar un poco de bicarbonato con un chorrito de jugo de limón. Te sorprenderá lo bien que queda tu cocina. Jugo de limónOtro gran ingrediente natural para limpiar la cocina es el jugo de limón, aunque muchas veces pasa desapercibido. Para quitar la grasa y mugre de las paredes, tan solo tienes que exprimir un par de limones, colocar el líquido en un atomizador y rociar las paredes. Deja que el jugo actúe por unos 15 minutos, talla con una esponja y limpia con un trapo húmedo. Intenta este truco en casa, te sorprenderán los resultados.Vinagre blancoSi tienes vinagre blanco en casa, estás un paso más cerca de decirle adiós al cochambre de las paredes, de una vez por todas. Para limpiar la mugre de la cocina, deberás mezclar el vinagre con un poco de cáscara de limón, luego transfiere la mezcla a un atomizador y deja que repose por un par de días. Una vez que el líquido huela bastante a cítrico, rocía las paredes, deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.También puedes leer: 7 ingredientes naturales para deshacerse de la grasa y cochambre en la cocinaAgua calienteRecuerda que es importante utilizar agua caliente a la hora de limpiar, pues ayuda a remover el cochambre y la mugre más fácilmente.Fécula de maízAunque es más común que utilicemos fécula de maíz para preparar postres y bebidas, este mágico ingrediente también es un gran aliado en la batalla contra el cochambre. Lo único que tienes que hacer es mezclar una cantidad generosa de fécula con un poco de agua, revuelve todo hasta obtener una pasta y aplica sobre la pared. Deja reposar por unos 20 minutos y limpia con un trapo húmedo.Dile adiós al cochambre de las paredesSi quieres deshacerte del cochambre utilizando ingredientes naturales y caseros, solo tienes que preparar estos dos limpiadores, son la mejor opción para quitar la mugre y suciedad.Limpiador con vinagreNo hay nada mejor para deshacerte del cochambre que el vinagre blanco. Para este fácil y práctico remedio casero, solo tienes necesitas dos ingredientes. Ingredientes:Vinagre blancoAgua tibiaInstrucciones:Mezcla una taza de vinagre con una taza de agua tibia.Vierte la mezcla en un atomizador.Rocía el líquido sobre las manchas de grasa y cochambre.Deja reposar por 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.También puedes leer: Tips para mantener en orden la alacenaLimpiador con carbonato y limónGracias a su eficacia para remover mugre, grasa, aceite y cochambre, este remedio natural es una gran opción para que tu cocina luzca como nueva. Ingredientes:Bicarbonato de sodioAgua tibiaJugo de un limónAtomizadorInstrucciones:Prepara la mezcla con una taza de carbonato, 2 tazas de agua tibia y el jugo de limón.Revuelve muy bien y coloca el líquido en un atomizador.Aplica la mezcla sobre los muebles de la cocina, el refrigerador, la estufa, el horno, el fregadero o el microondas.Deja reposar por 5 minutos y remueve el cochambre usando una esponja.Limpia con un trapo y deja secar.
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD