10 de ejercicios que queman más calorías
Dietas y Nutrición

10 de ejercicios que queman más calorías

Por Kiwilimón - Septiembre 2015

Debido a que uno muchas personas tienen como propósito bajar de peso durante este año nuevo, buscan alternativas que les permitan optimizar los tiempos como su esfuerzo.

Por eso, en Salud180.com  te presentamos 10 actividades y el aproximado de calorías que se queman durante 30 minutos de su práctica.

1. Correr. Quema alrededor 450 calorías (en base a 1.6 km en ocho minutos). En ejecución también da un entrenamiento cardiorrespiratorio fantástico, brinda fuerza en las piernas y la resistencia se aprovechen al máximo, pero algunos de los beneficios se acumulan a la parte superior del cuerpo.

2. Escalar en roca. Quema cerca de 371 calorías porque su actividad se basa en ráfagas de energía que permiten al cuerpo más fuerza, resistencia y flexibilidad.

3. Natación. Quema alrededor de 360 calorías. Proporciona un excelente entrenamiento del cuerpo en general. La mejor manera de entrenamiento se basa en intervalos: nadar dos largos, recuperar el aliento y luego repetir.

4. Ciclismo. Quema entre 300 y 400 calorías dependiendo de la intensidad. Es un gran ejercicio cardiovascular, da fuerza y tonifica a piernas, abdomen y brazos. Muy recomendable dado que la bicicleta es la que soporta el peso y no el mismo cuerpo.

5. Box. Quema alrededor de 325 calorías mediante una rutina de entrenamiento (con mismo esfuerzo que durante un round). Brida una enorme capacidad cardiorrespiratoria y resistencia muscular.

6. Basquetbol. La acción continua de este deporte permite quemar alrededor de 288 calorías en ese lapso. Se desarrolla la flexibilidad, resistencia y capacidad cardiorrespiratoria.

7. Remo. Se queman cerca de 280 calorías. Se gasta la energía extra a la vez que se acumula resistencia y fuerza muscular en bíceps, muslos y hombros. La clave para el remo es en la técnica: la coordinación de las piernas, espalda y brazos para trabajar como uno solo. Kayak y canoa queman alrededor de 170calorías en media hora.

8. Tenis. Se queman entre 250 y 300 calorías a la vez que se desarrolla la capacidad cardiorrespiratoria por que exige velocidad, agilidad, fuerza y rápida reacción.

9. Patinaje. Se queman cerca de 252 calorías y patinar (cobre todo en hielo) tiene la ventaja ejercitarse sin tensionar las articulaciones. Fortalece los muslos, pantorrillas, isquiotibiales y glúteos. Las vueltas permiten reforzar y tonificar los abdominales. Extendiendo los brazos, ayuda a equilibrar y también trabaja el deltoides, bíceps y tríceps.

10. Bailar. Se llegan a quemar entre 180 y 200 calorías dependiendo del ritmo. El más agitado, como el swing, da una sesión de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada. Se desarrolla la flexibilidad, fuerza y resistencia.

Antes de practicar cualquiera de estas actividades, de preferencia consulta a tu médico para asegurarte de que su práctica no conlleva ningún riesgo a tu salud. Asimismo, calienta bien, estírate, usa calzado adecuado y mantén un ritmo moderado para evitar lesiones.

Ver artículo original

Artículo cortesía:

Notas recomendadas:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En los restaurantes de comida china en México y todo el mundo, es común encontrar todo tipo de platillos, tal como arroz frito, cerdo agridulce, rollitos primavera, pollo a la naranja y más, sin embargo, el platillo estrella es el chop suey. El chop suey se prepara con pollo, ajo, apio, champiñón, brócoli, zanahoria, pimiento morrón, germen de soya, cebolla cambray, cebollín, aceite de ajonjolí, salsa de soya, salsa de ostión. Cabe mencionar que este platillo de inspiración oriental puede tener variaciones, pues cada restaurante lo prepara de diferente manera. Si te gusta la comida oriental, en especial el chop suey, y quieres aprender a prepararlo como todo un profesional, en kiwilimón te damos los mejores consejos para mejorar tu receta y te contamos un poco más sobre este icónico platillo, ¡te sorprenderás! De acuerdo con el Smithsoniano, el chop suey no es un platillo auténtico de la gastronomía de China, pues en realidad es un plato chino-estadounidense, el cual surgió muchos años después de la llegada de inmigrantes chinos a Estados Unidos. Para finales del siglo XIX, este guiso había ganado una gran popularidad entre los comensales, hasta llegar a todos los rincones del mundo.También puedes leer: Arroz frito, rollitos primavera y otras recetas de comida orientalConsejos para preparar el mejor chop sueySi te gusta cocinar y quieres deleitar tu paladar con el mejor chop suey de la historia, en kiwilimón te ayudamos a lograr esto de manera fácil y rápida. ¡No te pierdas nuestros consejos de cocina!Cocina a la perfecciónRecuerda que es importante cocinar cada ingrediente a la perfección. En el caso del pollo, lo ideal es sellar el pollo para que esté crujiente y luego bajar la temperatura para que se cocine muy bien, pero quede jugoso al mismo tiempo. En el caso de los vegetales, es mejor que los cocines al dente, pues de esta manera estarán crujientes y llenos de sabor.Vino de arroz para cocinarSi quieres darle mucho más sabor a tu chop suey, lo único que necesitas es un toque de vino de arroz para cocinar, el cual está disponible en tiendas en línea, supermercados y tiendas especializadas. Si no lo encuentras en tu tienda más cercana, puedes sustituir por mirin o jerez seco.Pollo jugosoEl secreto detrás de un buen chop suey es un pollo bien sazonado, cocida a la perfección y muy jugoso. Una manera de lograr una textura muy suave es marinar el pollo con una pizca de bicarbonato por 20 minutos, sin embargo, deberás remover todo el carbonato antes de cocinar el pollo.También puedes leer: Las 10 recetas más representativas de la gastronomía de chinaSalsa de ostiónRecuerda que la salsa de ostión es uno de tus mejores aliados a la hora de cocinar platillos orientales, pues aporta un sabor increíble y profundo a tus platillos. A la hora de preparar tu chop suey, añade la salsa de ostión poco a poco hasta lograr la sazón perfecto.Vegetales frescosOtro gran consejo para preparar el mejor chop suey es emplear vegetales frescos, lo que le dará una consistencia crujiente y deliciosa. Además de la importancia de conseguir ingredientes de buena calidad, recuerda que no hay una receta única, por lo que puedes añadir los vegetales que tengas a la mano.Un toque crujientePara darle un toque extra de sabor a tu chop suey, solo tienes que añadir un poco de nueces, las cuales no solo aportan sabor, sino que también añaden un toque crujiente a tu platillo. Puedes elegir entre cacahuates, ajonjolí, nuez de la India, almendras o la que más te guste.También puedes leer: 5 recetas de comida orientalPlatillos para acompañar el chop sueyEstos platillos serán tu mejor opción para acompañar tu chop suey:Arroz Frito MixtoRollos PrimaveraPollo Agridulce CrujienteSalteado de Carne con BrócoliEnsalada de Fideos Estilo OrientalSopa de Fideos Chinos
De acuerdo con el Servicio Nacional de Salud británico, es común que durante la infección por COVID-19 o la recuperación, las personas experimenten una reducción en el apetito, sin embargo, es esencial que se alimenten de una manera adecuada. Además, el NHS señala que “comer bien es importante, ya que tu cuerpo necesita energía, proteína, vitaminas y minerales para ayudarte a recuperarte. Comer bastante proteína y alimentos ricos en energía te ayudarán a reconstruir los músculos, darle mantenimiento a tu sistema inmune y a incrementar tus niveles de energía para permitirte realizar tus actividades diarias”.¿Qué debo comer si tengo COVID-19?Ahora que ya sabes por qué es importante alimentarte muy buen durante la enfermedad, aquí te decimos cuáles son algunos de los alimentos que puedes incluir en tu dieta:FrutasHuevoCarnePescadoFrijolesQuesoLentejasLecheYogurNueces y semillasBrócoliKaleEspinacasMantequilla de maní o de almendraAdemás, se recomienda comer tres comidas al día, así como una o dos colaciones saludables, recuerda que también es crucial que tomes suficiente agua y té.También puedes leer: Remedios caseros para combatir la fiebreAlimentos que debes comer si tienes COVID-19Aunque ya mencionamos algunos de los ingredientes que no pueden faltar en tu cocina si estás enfermo de COVID-19, aquí ahondamos más en porque algunos de estos alimentos son tan buenos para ti.EspinacaDe acuerdo con la Universidad Loma Linda, debemos consumir una gran variedad de alimentos antiinflamatorios durante la enfermedad por COVID-19, por lo que la espinaca no puede faltar en tus comidas. Esta hoja verde está llena de vitamina A, E y K, así como fibra, antioxidantes y carotenoides, por lo que se convierte en una excelente opción. Recuerda comer las espinacas crudas en una ensalada o en un jugo verde.Frutos rojosGracias a que son ricos en antioxidantes y otros nutrientes, los frutos rojos son ideales para ti si estás enfermo de COVID-19. Una buena opción para el desayuno o la cena sería un smoothie de yogur griego sin azúcar, frutos rojos, nueces y un poco de mantequilla de almendra sin azúcar. También puedes leer: Remedio casero con naranja para recuperar el gusto y el olfatoNueces y semillasSi estás buscando alimentos que combatan la inflamación, las nueces y semillas son una gran opción. Un desayuno ideal sería una bowl de frutas con chía, linaza, leche de vaca o vegetal y un poco de almendras y pistaches.FluidosSi tienes fiebre o te sientes muy cansado debido a la enfermedad, recuerda que es esencial que te mantengas hidratado, pues la calentura te deshidrata. Por otro lado, puedes sentirte aún más cansado debido a la deshidratación.CúrcumaEste alimento es un poderoso antiinflamatorio, por lo que no dudes en añadirlo en tu jugo o a tu té. También puedes leer: Tendencias de salud para 2022Adopta la dieta mediterráneaEsta dieta es famosa por ser una de las más nutritivas en el mundo, pues incluye alimentos con grandes propiedades para la salud, tal como pescado, aceite de oliva, leguminosas y verduras y frutas frescas.¿Por qué comer frutas y verduras durante el COVID-19?Comer de manera saludable es indispensable para todos, independientemente si tienes COVID-19 o no, pero tu dieta si juega un papel muy relevante durante la enfermedad. Un estudio publicado en septiembre de 2021 señala que una dieta vegetariana o vegana, las cuales incluyen frutas y verduras en su mayoría, disminuía las probabilidades de padecer esta enfermedad, pero también reducía la gravedad de los síntomas una vez que se contraía el virus.Si padeces COVID-19, recuerda que lo mejor es acudir con un profesional de la salud, quien te orientará sobre los cuidados y la alimentación adecuada.
La medicina es y está en uno. En la sanación energética actual, el camino es enseñar al paciente a sanarse a sí mismo, a encontrar medicina en lo que se escucha, en lo que se ve, se come y se decreta. Las tradiciones chinas milenarias afirman que es porque hay energía detrás de todo. Por eso, para ellos, el equilibrio significa salud y bienestar. Se habla mucho del Ayurveda indio como vía filosófica para curarse a través de la alimentación, pero como cultura madre, la china tiene mucho que aportar a la conversación. Regida por la filosofía tao, se explica que el cuerpo es unidad y no un compendio de partes autónomas, como se le aborda en la medicina occidental. Adicionalmente se dice que la teoría del ying y yang es intrínseca a la vida en general: está presente en los movimientos de la tierra, en las personas, en los alimentos.Bajo esa perspectiva todo tiene dos fuerzas: la positiva y negativa, el día y la noche, la luz y la sombra. A cada ying le corresponde un yang. Ni mucho, ni poco. Sólo el que equilibre. En una charla con el doctor del Instituto de Medicina China Osiris Triana, hace mención del columpio –un invento chino– como el mejor ejemplo de la sabiduría milenaria de aquel país: si te impulsas demasiado, saldrás volando. Con la inercia correcta, el juego es un disfrute. “La filosofía del yin yang surge de la observación de la naturaleza porque se considera que es el primer y el mejor maestro del hombre. Los antiguos comenzaron a entender que había ciclos en la naturaleza y que todos contaban con movimientos opuestos”, me explica Osiris.No todos necesitamos el mismo alimento. Hay que seleccionar la comida de acuerdo con la época del año, al clima particular del día, al estado de salud. “Nuestros órganos y sus afecciones o salud marcan el flujo de alimentos que necesitamos”, confirma Osiris. Como el tema es súper complejo, también hablé con José Adalberto Marín Ortiz, acupunturista y profesor de técnicas como Chi Kung y Kung Fu, quien asegura que no es casualidad que los chinos luzcan tan vigorosos y jóvenes a diferencia de los europeos, que desayunan pan y mermelada. Los chinos desayunan temprano, al alba, dice. Desayunan proteína y semillas que aumenten su energía vital.En la medicina china, el frío o el calor de las cosas y personas marca el paso: “los doctores se basan sobre todo en las manifestaciones de la naturaleza de la persona, incluso cuando tienen alguna enfermedad, se estudia la naturaleza de la enfermedad con la finalidad de regular la temperatura”, me confirma Adalberto. Adicionalmente me explica que en cada momento del día el cuerpo pide equilibrar la temperatura con los alimentos correctos. En la mañana, que hace frío, pide algo caliente; a medio día, algo que refresque, mientras que para la noche, lo mejor es elegir un guiso caliente y bajo en calorías. Osiris me cuenta que hay que observar las fluctuaciones de energía, de frío a calor, a lo largo del año: cuando la energía empieza a crecer es en la primavera; llega a su punto máximo en el verano. Cuando empieza a haber un retroceso en la energía Yang o energía de calor, comienza el otoño y, finalmente, cuando retrocede a su punto mínimo es el invierno. Esto determina el tipo de alimentos que necesitamos. La alimentación en la medicina tradicional china también observa la filosofía de los cinco elementos, en la que a cada estación le corresponde un elemento de la naturaleza: a la primavera le corresponde el elemento madera; al verano, el elemento fuego; al otoño, el metal, mientras que el invierno es el agua. A cada elemento le corresponde un órgano del cuerpo y un sabor frío o caliente que lo potencia. Por ejemplo, al elemento agua corresponde el riñón, por lo que hay que elegir alimentos que nutran y fortalezcan al riñón como el cordero o el frijol negro. Osiris lo explica así: al invierno le corresponde el elemento de agua que es un elemento ying, con una tendencia descendente fría, por lo que hay que balancear con alimentos de energía caliente. Asimismo, cada órgano tiene otra parte del cuerpo que lo fortalece o debilita. El órgano que potencia el riñón son los pulmones y su sabor es el picante, por lo que hay que consumir alimentos de esta naturaleza como cebolla, el jengibre o el ajo. “Poquito picante, porque si vamos al exceso, como en ejemplo del columpio, el movimiento va a ser demasiado fuerte y tendremos un desequilibrio”, concluye Osiris. Adalberto me indica que el hígado normalmente se congestiona o se “calienta” por estrés o por ira, por lo que personas con aflicciones en dicho órgano deben consumir alimentos amargos que lo refresquen. Los sabores dulces debilitan el vaso o sistema digestivo, en enfermedad habría que limitarlos, mientras que una persona con problemas de corazón debería evitar alimentos ácidos. Adicionalmente recomienda consumir alimentos lo más frescos posibles y masticar hasta lograr papillas, antes de engullir. Osiris, por su parte recomienda revisar qué es lo que requiere el cuerpo en cada momento del día y no guiarse por los antojos. En ello radica un amor real a nuestro cuerpo. El tema es recordar que la enfermedad es un desequilibrio de energía y que la recuperación de la salud está íntimamente relacionada con la armonización de aquello que entra al cuerpo: comida, pensamientos, estímulos y emociones.
Nuestros pies son una parte del cuerpo muy fuerte, nos permiten andar, pararnos y hacer mil cosas más, desde bailar, hasta dar brinquitos de alegría, así que ponerles un poco de atención y tratarlos con ingredientes naturales es una buena manera de agradecerles por tanto.Aunque son una parte primordial para nuestro día a día, es posible que no les pongamos la atención suficiente y muchas veces, nuestros talones están agrietados, tenemos dolor en los pies o piel vieja y seca que ninguna cantidad de humectante podría reparar.Si quieres probar con formas sencillas y caseras, estos exfoliantes con ingredientes naturales le darán a tus pies todo lo que necesitan.Exfoliantes caseros para los pies con ingredientes naturalesExfoliar tu piel con regularidad puede ayudar a que se hidrate mejor y puedes hacer tu propia versión ecológica en casa con ingredientes sencillos y naturales, como los que te dejamos a continuación.Exfoliante con lecheEste exfoliante es un tratamiento completo para hidratar tus pies y deshacerte de las partes ásperas, así que necesitarás una piedra pómez y una muy buena crema humectante. 1 taza de leche5 tazas de agua tibia4 cucharadas de azúcar o sal1/2 taza de aceite de bebéMezcla la leche con el agua tibia en un recipiente grande y remoja tus pies de 5 a 10 minutos.En un bowl, mezcla el aceite de bebé con el azúcar o la sal hasta formar una pasta espesa y aplicala en tus pies con un masaje de movimientos circulares. Después puedes usar la piedra pómez en los talones, si lo deseas. Enjuaga y seca tus pies con una toalla y palmaditas suaves.Por último, aplica una crema hidratante espesa o vaselina en la planta de los pies, coloca unos calcetines gruesos y cómodos, y descanse con los pies en alto durante varias horas o duerme con los calcetines puestos.Exfoliante de café rico en antioxidantesEl café contiene muchos antioxidantes que no sólo puedes beberte, así que prepara este exfoliante para aprovecharlos en tu piel.1/2 taza de café molido1/4 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite de coco1 cucharadita de extracto de vainilla realCalienta el aceite de coco hasta que esté en forma líquida.Mezcle el café con el aceite de coco y el extracto de vainilla.Una vez que la mezcla se haya enfriado, agregar el azúcar morena, de esta manera evitarás que se derrita.Masajea tus pies con la mezcla y después enjuague o retira con un paño. Si limpias tus pies con un paño, los residuos de aceite de coco que quedan en la piel seguirán funcionando.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD