10 deliciosas proteínas para sustituir la carne
Dietas y Nutrición

10 deliciosas proteínas para sustituir la carne

Por Kiwilimón - Junio 2016
No todo en este mundo es carne, así que si has decidido empezar a consumir más proteína vegetal, la verdad es que hay una cantidad enorme de remplazos que no sólo son saludables, sino que también son muy ricos. Además, variar y reducir nuestro consumo de carne es beneficioso pues nos ayuda a disminuir el colesterol en nuestra sangre. Por esto, hoy te recomendamos 10 deliciosas proteínas para sustituir la carne.

1. Huevo

(6g de proteína por huevo) Para empezar la mañana tratemos de olvidar un poco el jamón y el tocino y concentrémonos en uno de los alimentos con mayor cantidad de proteína que hay. La maravilla, además, es la versatilidad del ingrediente: revueltos, estrellados, quiche, hervidos, pochados, etc. Receta recomendada: Ejotes con huevo

2. Quinoa

(8g en una taza) Éste ingrediente es el nuevo súper héroe de los veganos pues no sólo es sumamente versátil (como complementeo, para ensaladas, en vez de arroz…) sino que trae consigo una alta cantida proteínica que mantiene los músculos sanos. Receta recomendada: Ensalada de quinoa

3. Semillas de calabaza

(7g en una onza) Si necesitas una botana que te ayude después o antes de tu ejercicio, la has encontrado. Esta semilla que conocemos como pepita está empacada de proteína y puedes usarla sobre guisados, ensaladas o comerlas al natural. Receta recomendada: Semillas de calabaza rostizadas

4. Leche de soya

(8g en una taza) Todos los productos derivados de la soya como el tofu y el germen contienen proteína pero probablemente ésta sea la versión más cómoda de todas para llevarte durante el día y mantener tu nivel proteínico alto. Receta recomendada: Leche de soya con mango y durazno

5. Yogurt griego

(15g en 15 onzas) Recuerda, debe ser griego, la forma en que se prepara le hace contener una mayor cantidad de proteínas y minerales, casi el doble que el normal. No te limites a comerlo con fruta, úsalo en guisados como currys o incluso en salsas para pastas. Receta recomendada: Paleta saludable

6. Mantequilla de cacahuate

(8gr en dos cucharadas) Este producto tiene una mala reputación, se considera que es para niños y sumamente calórico, pero la realidad es que usar un par de cucharadas en un día en vez de mantequilla o dentro de tu licuado te traerá una buena cantidad de proteínas. Receta recomendada: Tagalon

7. Almendras

(6gr en una onza) No sólo se trata de una botana deliciosa y llena de proteína, también puedes usarla como guarnición en postres y como extra, se ha demostrado que, gracias a sus grasa monosaturadas, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas. Receta recomendada: Pollo son salsa de almendras

8. Frijoles

(12g en una taza) Cuando busques una alternativa alta en proteína y que además de te de una buena cantidad de fibra entonces los frijoles son una alternativa excelente. Puedes usar pintos, negros, bayos, todos funcionan. Receta recomendada: Frijoles negros

9. Garbanzos

(12g en una taza) Así como los frijoles te ofrecen mucha fibra a la par de bastante proteína. La idea es guisarlos de una forma sana con verduras y poca grasa para lograr platillos 100% sanos y bajos en colesterol. Receta recomendada: Potaje de garbanzos

10. Queso Cottage

(13g en media taza) La versatilidad del queso cottage es enorme, sirve como colación pero también como agente de espesor en salsas. La buena noticia es que además de la proteína contiene mucho calcio para mantener tus huesos fuertes. Receta recomendada: Pastel de queso light
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hay muchas formas de preparar la comida como hervir, escalfar, al vapor, freír, guisar y estofar, entre otros; pero hay una en particular que te brinda grandes ventajas para la salud: cocinar en horno.Hornear no sólo es para los panes o los postres, sino que puedes cocinar carnes, asar verduras o tostar. Y si tienes el horno adecuado, incluso puedes hornear por convección, es decir, de una forma más rápida y uniforme, o hasta freír sin usar enormes cantidades de aceite.Entre las ventajas más conocidas de cocinar tus alimentos en horno se encuentra reducir el tiempo de cocción y gastar menos gas, pero una de las más importantes es que puedes llevar una alimentación más saludable. ¡Sigue leyendo para conocer todas las ventajas que un horno te ofrece!Comida baja en grasaLos alimentos horneados se consideran más saludables debido a su bajo contenido en grasas. Cuando cocinas de esta forma, la comida sólo requiere una pequeña cantidad de aceite para iniciar el proceso de horneado.Además, dado que la cocción ocurre en un ambiente cerrado, no se pierde calor, lo que ayuda a quemar y liberar la grasa natural del interior de los alimentos mientras se cocinan, tanto así, que a veces no se requiere aceite para hornear.Conservación de nutrientes Dado que los minerales y algunas vitaminas son solubles en agua, pueden perderse o filtrarse mientras los alimentos se hierven. Hornear, por otro lado, usa calor seco que preserva minerales y vitaminas como la B y la C, o las vitaminas liposolubles, como la A, D, E y K, que de otra manera se filtrarían en el aceite de cocina al freír. Por estas razones, los alimentos horneados son más nutritivos.Te ayuda a mantener un peso saludableCuando la comida se fríe absorbe el aceite, y cuando los alimentos fritos se ingieren aumentan el contenido de grasas y calorías en el cuerpo, lo que contribuye al aumento de peso. En cambio, hornear requiere poco o nada de aceite y libera la mayor parte de la grasa natural de los alimentos.Si eres una persona que está buscando mejorar su alimentación, cocinar en horno podría ser un gran aliado para llevarlo a cabo y si consigues uno que además tenga una función para freír con aire, no sólo podrás cocinar de manera más saludable, sino que no tendrás que decirle adiós a la comida frita que tanto te gusta.El horno freidora de aire Óster, que ya está disponible en Liverpool, podría ser todo lo que necesitas para lograrlo, pues además de que en él puedes hornear, hornear por convección, asar y tostar, cuenta con una función para freír con aire con la cual utilizarás sólo una cucharada de aceite o menos para que ese antojo de papas te quede súper crujiente. Aprovecha que Delicias de la Cocina llegó a Liverpool para conseguir el tuyo y comienza a cocinar más saludable esos platillos que siempre soñaste.
En México, existen varios tipos de quelites entre los cuales podemos mencionar el pápalo, el huauzontle o los berros, entre muchos otros tipos de estas hierbas comestibles y muy nutritivas.Seguro que conoces unos quelites, receta de tu mamá o tu abuelita, en la que los preparan con carne de cerdo, es decir, las verdolagas, porque son un platillo típico de la gastronomía mexicana. Su nombre viene del náhuatl ‘quilitl’, palabra que significa verdura o planta tierna comestible y hay muchísimas especies de quelites.¿Qué son los quelites mexicanos?Los quelites son hierbas comestibles, pero también ciertas hojas, tallos y flores, como la flor de calabaza. Son un alimento consumido en México desde la época prehispánica y existen más de 350 tipos de quelites, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.Muchas veces, como en el caso de la flor de calabaza, pueden ser el ingrediente principal de una receta, pero los quelites se usan también para condimentar, gracias a su sabor y su aroma. Estas hierbas, tallos, flores y hojas se comen en todo el territorio nacional y se usan sobre todo en la cocina tradicional; aunque hay algunos muy populares, otros aún son poco usados y valorados por el desconocimiento que existe sobre ellos. ¿Cuáles son los quelites más comunes?En la cocina mexicana, los quelites más comunes son el pápalo, la verdolaga, el quintonil (especie de quintonil de donde viene el amaranto), el romerito (sí, como los que comemos en diciembre), el quelite cenizo, el huazontle, los alaches, el epazote (con el que condimentas los chilaquiles), la chaya, la hoja santa y los chepiles.Gran parte de los tipos de quelites son alimentos de temporada y se pueden comer tanto crudos como cocidos. Por ejemplo, algunas recetas con quelites son las cemitas poblanas con pápalo, el agua de limón con chaya o las tortitas de huazontle.Beneficios de los quelites mexicanosLos nutrientes que aportan los quelites son muchos y dependen del tipo de quelite del que se trate, pero principalmente aportan fibra, minerales como hierro y calcio, vitamina A y C, antioxidantes y ácidos grasos como el omega-3 y omega-6.Los antioxidantes que poseen los quelites son llamados polifenoles, los cuales además funcionan como antiinflamatorios y promueven la salud cardiovascular, pues evitan la obstrucción de arterias.En usos concretos, un estudio realizado por la UNAM ha señalado que los quelites inhiben la bacteria que provoca la gastritis, en específico, se analizaron tres especies que pueden ser potencialmente buenas en el tratamiento contra la enfermedad: el alache, el chepil y la chaya.Por otra parte, el té de aceitilla o mozote blanco también cuenta con propiedades medicinales y es utilizado como remedio casero para reducir el colesterol y los triglicéridos, de acuerdo con una investigación realizada por una estudiante del IPN.Entre más conozcas sobre los tipos de quelites, más podrás aprovechar sus beneficios apoyar a la agricultura netamente mexicana. Así que búscalos en tu mercado favorito y prepáralos con estas recetas de quelites:Quesadillas de RomeritosPescado en Hoja SantaEntomatado con Verdolagas
En México, existen varios tipos de quelites entre los cuales podemos mencionar el pápalo, el huauzontle o los berros, entre muchos otros tipos de estas hierbas comestibles y muy nutritivas.Seguro que conoces unos quelites, receta de tu mamá o tu abuelita, en la que los preparan con carne de cerdo, es decir, las verdolagas, porque son un platillo típico de la gastronomía mexicana. Su nombre viene del náhuatl ‘quilitl’, palabra que significa verdura o planta tierna comestible y hay muchísimas especies de quelites.¿Qué son los quelites mexicanos?Los quelites son hierbas comestibles, pero también ciertas hojas, tallos y flores, como la flor de calabaza. Son un alimento consumido en México desde la época prehispánica y existen más de 350 tipos de quelites, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.Muchas veces, como en el caso de la flor de calabaza, pueden ser el ingrediente principal de una receta, pero los quelites se usan también para condimentar, gracias a su sabor y su aroma. Estas hierbas, tallos, flores y hojas se comen en todo el territorio nacional y se usan sobre todo en la cocina tradicional; aunque hay algunos muy populares, otros aún son poco usados y valorados por el desconocimiento que existe sobre ellos. ¿Cuáles son los quelites más comunes?En la cocina mexicana, los quelites más comunes son el pápalo, la verdolaga, el quintonil (especie de quintonil de donde viene el amaranto), el romerito (sí, como los que comemos en diciembre), el quelite cenizo, el huazontle, los alaches, el epazote (con el que condimentas los chilaquiles), la chaya, la hoja santa y los chepiles.Gran parte de los tipos de quelites son alimentos de temporada y se pueden comer tanto crudos como cocidos. Por ejemplo, algunas recetas con quelites son las cemitas poblanas con pápalo, el agua de limón con chaya o las tortitas de huazontle.Beneficios de los quelites mexicanosLos nutrientes que aportan los quelites son muchos y dependen del tipo de quelite del que se trate, pero principalmente aportan fibra, minerales como hierro y calcio, vitamina A y C, antioxidantes y ácidos grasos como el omega-3 y omega-6.Los antioxidantes que poseen los quelites son llamados polifenoles, los cuales además funcionan como antiinflamatorios y promueven la salud cardiovascular, pues evitan la obstrucción de arterias.En usos concretos, un estudio realizado por la UNAM ha señalado que los quelites inhiben la bacteria que provoca la gastritis, en específico, se analizaron tres especies que pueden ser potencialmente buenas en el tratamiento contra la enfermedad: el alache, el chepil y la chaya.Por otra parte, el té de aceitilla o mozote blanco también cuenta con propiedades medicinales y es utilizado como remedio casero para reducir el colesterol y los triglicéridos, de acuerdo con una investigación realizada por una estudiante del IPN.Entre más conozcas sobre los tipos de quelites, más podrás aprovechar sus beneficios apoyar a la agricultura netamente mexicana. Así que búscalos en tu mercado favorito y prepáralos con estas recetas de quelites:Quesadillas de RomeritosPescado en Hoja SantaEntomatado con Verdolagas
Cada vez crece más la comunidad hispana en Estados Unidos, gracias a lo cual la cultura y tradiciones de los inmigrantes se mantienen más fuertes que nunca, especialmente si hablamos de comida. De hecho, la demanda por la comida hispana se vende como pan caliente, ¡por eso te presentamos los 10 platillos latinos más populares en Estados Unidos! Si bien la lista es mucho más larga y variada, puesto que abarca más allá de la gastronomía mexicana, cubana, salvadoreña, guatemalteca o argentina, seguramente esta corta selección te dará muy buenas ideas. Tacos ¡Los tacos llegaron para quedarse! Este platillo típico mexicano es de los más consumidos en Estados Unidos y es que gracias a su gran versatilidad, cada vez es más fácil encontrar tacos en cualquier rincón del país vecino. Arepas Las arepas, ese plato colombiano y venezolano tan parecido a las gorditas mexicanas, van rellenas de queso, jamón, carne mechada o pollo y los consumidores hispanos y anglos las adoran. Pupusas Para la gastronomía de El Salvador, las pupusas no tienen comparación y parece que lo mismo opinan en Estados Unidos, ya que esta garnachita latina hecha con masa de maíz es todo un éxito. Empanadas Las empanadas son un platillo tradicional en Argentina y el público de Estados Unidos parece amarlas gracias a sus diferentes rellenos deliciosos. Pan de queso El pan de queso, originario de Brasil, es un platillo latino tan rico que incluso ya tiene una cadena de restaurantes dedicados a prepararlo que se ha ido expandiendo en territorio estadounidense rápidamente. ¡Encuéntralos en La Casa do Pao de Queijo! Guacamole El guacamole, esa salsita mexicana hecha a base de aguacate, se ha convertido en la guarnición favorita en Estados Unidos para botanear a gusto. ¡Nunca falta en las mesas! Sancocho Las sopas latinas también han cobrado gran importancia en el menú predilecto americano, por eso es que el sancocho colombiano es un platillo al que pocos se pueden resistir en Norteamérica. Congrí La población cubana ha traído su son y sabor al país americano y con ellos, podemos destacar el congrí, una receta de arroz y frijoles negros que a todos les encanta. Tamales Los tamales son un platillo tradicional que puedes encontrar en muchos países latinos, ya que sus orígenes datan desde la época prehispánica, por eso no pueden faltar entre la comunidad hispana de los Estados Unidos. Ceviche El ceviche peruano es un platillo que ha conquistado tanto a paladares hispanos, como a anglos y poco a poco se ha expandido a nivel mundial porque nadie puede resistirse a esa fresca y deliciosa receta hecha con mariscos. ¿Añadirías otro platillo a esta riquísima lista de comida latina en Estados Unidos?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD