10 hábitos básicos para cuidar tu salud
Dietas y Nutrición

10 hábitos básicos para cuidar tu salud

Por Kiwilimón - Agosto 2015
Tener hábitos saludables ayuda a mantenerse en forma y mejorar la calidad de vida. Por esto, quienes busquen llevar un estilo de vida sano, necesitan incorporar a su rutina acciones sencillas pero saludables. Según Rocío Río de la Loza, Health Coach, existen hábitos que todos podemos incorporar en nuestro día a día para mejorar nuestro bienestar. Se trata de diez cambios pequeños con los que podremos llevar una vida más sana a pesar de la intensidad de nuestras jornadas:

1. Aprende a cocinar

De esta forma podrás tener más control de dónde viene tu comida, cómo es cocinada, la calidad de los ingredientes y el tamaño de las porciones. Cocinar además permite moderar la cantidad de sal y azúcar que se utiliza. Y en última instancia, saber cocinar es una habilidad de supervivencia que de alguna manera se perdió gracias al crecimiento de los alimentos congelados y la comida a domicilio.

2. Hidrátate

Según el Instituto de Medicina de las Academias Nacionales (IOM, por sus siglas en Inglés), cerca de 80% del consumo total de líquidos proviene del agua natural y otras bebidas, mientras 20% restante de los alimentos. La cantidad que necesita una persona para mantenerse hidratada depende de su edad, actividad física y el clima donde vive. En promedio, el IOM recomienda tres litros (13 tazas) para los hombres y 2,2 litros (9 tazas) para las mujeres. Por lo tanto, si se bebes ocho vasos al día, e incorporas frutas y verduras a tu dieta, te mantendrás hidratado.

3. Regula el azúcar en la sangre

Esto se realiza al incluir proteínas y fibras en cada comida. Rocío Río de la Loza remarca que es importante mantener todas las comidas y aumentar la frecuencia. Dejando un lapso de entre tres y cinco horas entre cada comida.

4. Piensa diferente sobre los carbohidratos

Incorpora granos enteros a tu dieta, puedes hacer la prueba con arroz salvaje, quínoa, avena o amaranto. Los granos enteros tienen nutrientes como la vitamina B y fibra.

5. Grasas trans por grasas saludables

Mantente lejos de las grasas hidrogenadas y parcialmente hidrogenadas como la margarina. Asegúrate de integrar suficiente Omegas en tu dieta, especialmente el Omega 3. “Aumenta el consumo de pescados grasos, lácteos de ganado alimentado con pasto, semillas de chía y nueces. Prepara tus propios aderezos de ensalada en vez de utilizar aquellos que se pueden comprar en la tienda. Incluye también aguacate, aceite extra virgen de oliva, nueces de la India y semillas de linaza”, explica la Health Coach.

6. Elije la proteína adecuada

No importa si tienes una dieta basada en vegetales o si amas los alimentos de origen animal, lo importante es que sepas lo que es realmente necesario para tu cuerpo. ¡Todos necesitamos proteína! El doctor Peter D’Adamo, en su libro, EatRight 4 YourType (Come justo para tipo), desarrolla la teoría de que las personas reaccionan de forma diferente a la comida según su tipo de sangre. Bajo esta premisa, una persona con un tipo de sangre O es como un “cazador” que se nutre de carne y es más vulnerable a las alergias al trigo y maíz. Y alguien con tipo de sangre A, sería un “cultivador”, por lo tanto, se nutre mejor de una dieta vegana o vegetariana.

7. Actívate

Pequeñas acciones pueden ayudarte a mantener tu cuerpo activo, como por ejemplo, dejar el auto un poco más lejos o bajarse una estación antes para caminar, utilizar las escaleras en vez del elevador, reemplazar el auto por la bicicleta para ir al trabajo o realizar una rutina de 15 minutos en las tareas hogareñas.

8. Duerme bien

Con más horas de sueño sentirás menos apetito y los antojos estarán bajo control. Un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition reveló que dormir menos de seis horas aumenta el apetito y los antojos de carbohidratos y grasas.

9. Cuida tus porciones

Prueba estos trucos: utiliza platos pequeños, deja las ollas en la cocina, divide tu plato en dos y asegúrate de que una de las mitades esté llena de verduras. Si no te gustan mucho las verduras, intenta extraer su jugo, ya que es una forma rápida y fácil de cumplir con la regla de oro de “cinco porciones al día”.

10. Antojos de calidad

Esto va para los amantes de los chocolates también: existe una gran oferta en el mercado de chocolates orgánicos y artesanales. Prefiere dulces que contengan no menos de un 80% de cacao y disfruta de un pequeño bocado de vez en cuando.   Estos 10 cambios saludables incrementarán tu calidad de vida. Sin embargo, la base para adoptarlos radica en tomar conciencia de la importancia de cada actitud y cómo puede repercutir en nuestra salud. Ver nota original Artículo cortesía de: Notas recomendadas:
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es muy común que confundamos los tés, las tisanas y las infusiones, sobre todo porque la forma de preparación luce similar; sin embargo, cada bebida tiene sus características y aquí te vamos a enseñar a diferenciarlas para que seas todo un experto.TéEl té es una de las bebidas más antiguas y poderosas del mundo. Hay distintos tipos de té, con diferentes propiedades y beneficios, pero debes de saber que todos provienen de la misma planta de la familia de las camelias.El té puede ser verde, rojo, blanco y negro, y todas estas bebidas son diuréticas y estimulantes, y también muy benéficas gracias a sus propiedades antioxidantes. Té verde. El té verde se elabora con hojas no fermentadas u oxidadas, que una vez cosechadas, se dejan secar y se someten a tratamiento de calor. Entre las propiedades positivas que tienes se encuentra un nivel bajo de teína, aporta vitaminas A, C y D, es uno de los tés que más antioxidantes posee y se dice que disminuye el nivel de glucosa, fortalece la memoria, ayuda a bajar el colesterol y previene la artritis. Té rojo. También conocido como phu erh, se descubrió de manera casual al tratar de alargar la conservación del té verde, es un gran auxiliar en la pérdida de peso, ayuda a la digestión, tiene antioxidantes, potencia el sistema inmune y te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Té blanco. Este té es tan bueno que por mucho tiempo se creyó que otorgaba la eterna juventud y hasta la inmortalidad. Es uno de los tés con más antioxidantes, ayuda a tener una piel y cabello más sanos, y retrasa el envejecimiento, por lo que lo de la eterna juventud no está tan lejos de la realidad. Té negro. El té negro es el más intenso de ellos, tiene una oxidación mayor, por lo que contiene también más cafeína. Esta bebida ayuda a tener un estado de alerta mental, ayuda a la concentración, fomenta el aprendizaje, potencia la memoria a corto y a largo plazo.Tisanas El principal error que cometemos es confundir los tés con las tisanas, sin embargo, la principal diferencia radica en que el té contiene teína y la tisana está compuesta de extractos de plantas.Otra diferencia es la manera de hacerlo, pues aunque parezca igual a la del té, no lo es. Mientras el té necesita que se dejen reposar las hojas entre 3 y 4 minutos en agua caliente, a una temperatura de entre 80 y 95 ºC, la tisana requiere que las plantas secas se pongan en agua hirviendo y se dejen reposar unos 15 minutos, con el fin de que los aromas y propiedades de las plantas se desprendan.Hay dos tipos de tisanas populares:Tisanas Frutales: por lo regular a base de jamaica y manzana, y se les agrega otras frutas como ingrediente principal. Una tisana muy popular es “Fresa kiwi”.Tisanas Herbales: pueden tener una mezcla de varias hierbas o flores. Manzanilla, menta y hierbabuena son de las más populares.InfusionesLas infusiones son bebidas que se obtienen a través de hojas, flores, hierbas, plantas, frutos o semillas que se dejan reposar en agua caliente sin que llegue al punto de ebullición y no necesariamente tienen teína.Para hacer una infusión se puede usar cualquier sustancia vegetal por su sabor y aroma. Esto hace que la infusiones sean de variedades inimaginables. Por ejemplo, pueden tener una parte de flores, de frutos, de frutos secos, de semillas, de hierbas aromáticas o medicinales, de cortezas, e incluso raíces. Las más populares son la manzanilla, la menta, la melisa, el mate y también el café, que aunque no se conoce como una infusión, lo es.Ahora ya sabes las principales diferencias entre té, tisana y las infusiones y la manera de preparar cada una. Te invitamos a probarlas, experimentar con sabores y así encontrar la bebida que más te guste y que más le aporte a tu bienestar.
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD