10 Platillos saludables que puedes encontrar en los fast food
Dietas y Nutrición

10 Platillos saludables que puedes encontrar en los fast food

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Hablar de comida rápida parece ya no ser sinónimo de comida grasosa y alta en calorías. Los establecimientos que ofrecen este servicio han volteado a ver otro tipo de consumidores, los que se preocupan por lo que comen. Y por eso ofrecen en sus menús opciones más saludables. ¡Toma nota para tu próxima visita a ese fast food!
  1. Ensalada pollo grill o krispy
McDonald’s Está hecha de lechuga, jitomates, zanahoria, queso parmesano y tiras de pechuga a la parrilla o empanizadas. Si estás evitando las grasas, la opción grill sería mejor.
  1. Ensalada Hawaiiana
 Burger King Para quienes quieren agregarle un sabor dulce a las típicas ensaladas, esta lleva rodajas de piña, además de jamón y pechuga. Prepara esta rica ensalada Fatoush con pan árabe
  1. The Portobello Mushroom ThickBurger
Carl’s Jr. Elige esta si no puedes resistirte a la carne de las hamburguesas. Tiene champiñones, lechuga, jitomate, mayonesa y queso suizo.
  1. Subway de pavo y jamón
 Subway Haz de este gran emparedado una opción saludable añadiéndole varios vegetales, como lechuga, jitomates, cebolla y aguacate. Prueba esta fácil hamburguesa saludable  
  1. Pizza vegetariana
 Papa John’s No siempre la pizza debe ser un gusto culposo. Esta opción es más ligera porque combina champiñones, cebolla, pimiento verde, jitomate y aceitunas negras.
  1. Pizza de hongos
 California Pizza Kitchen Con pollo, hongos cremini, portobello, champiñones blancos y un toque de cebollín, pídela con una base de masa delgada. Haz en familia la pizza tradicional
  1. Salmone alla Griglia
Olive Garden Es un filete de salmón con brócoli sazonado y que está aderezado con finas hierbas italianas y aceite de oliva.
  1. Dragonfire chicken
 Friday’s Pechuga de pollo a la parrilla que va glaseada con una salsa hecha de jengibre, chile y ajo. Se acompaña con arroz, pico de gallo con piña y brócoli que tiene un aderezo a base de limón y cilantro.  Para la comida de hoy, un salmón a la aceituna  
  1. Mandalay chicken salad
Chili’s Una ensalada con pollo a la plancha, almendras tostadas, tiras de arroz, piña, pepino, mandarina, menta fresca y con aderezo cítrico.
  1. Omelette vegetal
I HOP Sería una buena elección para tu desayuno. Son claras de huevo con espinacas, champiñones, cebolla, queso suizo y jitomate picado. Además, va acompañado de fruta fresca.  Cuida tu salud con esta pechuga de pollo con nopal
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La hoja santa es uno de los ingredientes más populares dentro de la cocina mexicana, ya que se puede utilizar para preparar tamales, salsas, caldos, pescados y muchos otros guisados tradicionales. Sin embargo, esta maravillosa hierba también tiene algunas propiedades medicinales que la hacen muy valiosa, por lo que debes conocer cuáles son los beneficios del té de hoja santa. ¿Qué es la hoja santa? Para entender los beneficios del té de hoja santa, primero debemos conocer el origen de esta increíble planta. La hoja santa, también conocida como acuyo o hierba santa, es una planta aromática que crece en zonas tropicales y se utiliza mucho en la gastronomía mexicana, especialmente en la cocina oaxaqueña y veracruzana. La hoja santa, cuyas hojas tienen forma de corazón y un fuerte olor penetrante, se destacó como planta medicinal entre diferentes quelites y otras hierbas aromáticas desde la época prehispánica gracias a que los sacerdotes españoles la usaban para tratar diversos malestares. Beneficios del té de hoja santa Los beneficios de la hoja santa han sido comprobados a lo largo del tiempo y la forma más común de consumirla es a través de una infusión. De hecho, la Secretaría de Agricultura afirma que dentro de los usos y beneficios del té de hoja santa, es un excelente aliado contra los siguientes malestares.El té de hoja santa ayuda a disminuir la fiebre.Ayuda a combatir los nervios frente a situaciones complejas.Funciona como relajante natural, por lo que alivia el insomnio.Regula el sistema digestivo y ayuda a mantenerlo sano.Combate el dolor estomacal, estreñimiento y diarrea.Puede aliviar los síntomas de asma y hasta bronquitis.Tiene alto contenido en safrol, un buen aliado para disminuir el dolor de cabeza.Como mencionamos anteriormente, puedes preparar un té de hoja santa al hervir las hojas limpias en un pocillo y exprimir hasta la última gota. De igual manera, las puedes utilizar en licuados o jugos verdes. Recuerda que a pesar de que el té de hoja santa ayuda a aliviar los síntomas de algunas enfermedades respiratorias, éste NO cura el covid-19.Su uso excesivo puede traer efectos contraproducentes para la salud, así que asegúrate de consultar con un experto cuál es la medida recomendable para que puedas aprovechar todos los beneficios del té de hoja santa.
Mi papá dejó de comer carne hace treinta y ocho años. Según como lo cuenta mi mamá, un domingo en una comida familiar, y después de devorarse media vaca, mi papá se secó el sudor de la frente y dijo algo como: “Última vez que como carne”. Todos se rieron del comentario que consideraron un chiste; algo como el “no lo vuelvo a hacer” que suele acompañar la resaca. Para él fue una promesa. Hoy en su lista de razones por las que se volvió vegetariano resuenan palabras como “compromiso”, “karma”, “respeto por la naturaleza”. Ser vegetariano no es algo que aparece por generación espontánea; la decisión tiene que ver con las convicciones, con la filosofía personal. ¿Y qué más personal que la forma de comer? La alimentación casi siempre está ligada a la cultura, a la leche materna, a la comida de casa. En la mía –la de ustedes, pues–, el menú era un subibaja incluyente y casi siempre quesocéntrico: flautas de papa con queso y de pollo, pozole de hongos y de carne, mole con y sin carne. Pero para la mayoría, el vegetarianismo sigue siendo un tabú. ¿Una vida sin carne? ¿Ni pollito, ni huevito, ni pescadito? Una de las nutriólogas de casa, Mayte Martín del Campo, nos dice que existen distintos niveles de restricción en las dietas sin carne: “Los vegetarianos normalmente sí consumen ciertos productos de origen animal como leche, yogurt, huevo, pescado (si comen estos dos últimos se les denomina ovo o pescetarianos). Lo que generalmente suprimen son las carnes rojas y las aves. Por otro lado, los veganos no consumen productos de origen animal”. La cuestión es, ¿por qué alguien quisiera vivir sin carne? Existen cocineros como el máster Dan Barber del restaurante Blue Hill at Stone Barns que afirman que disminuir la porción de la carne en nuestro plato semanal es la única forma sustentable de enfrentar el cambio climático, de disminuir la contaminación de nitrógeno en la tierra y de frenar el deterioro de los suelos. En algunas vertientes del budismo, el vegetarianismo está indicado como precepto del ahimsa, que quiere decir “la no violencia”, pues afirman que comer carne animal, además de dañar directamente a los seres vivos, constituye una fuente de karma que vendrá por ti en la siguiente vida –para los que creen en las reencarnaciones–. Otros optan por una dieta vegetariana simplemente por un sincero amor a la naturaleza o como un acto incendiario contra la crueldad animal. Hay un punto medio. Autores como Mike Bittman optan por este estilo de vida sin labrarlo sobre piedra: el afamado escritor gastronómico del New York Times acuñó el término flexitarianismo para la dieta que deambula entre la vegetariana (o vegana) y la carnívora alternándola a distintas horas del día o de la semana. Dos comidas sin carne, una con.Personalmente creo que lo que entra al cuerpo es un diálogo que le corresponde a cada corazón y mente. Una decisión propia como llevar el pelo de cierta forma, creer en Santa Claus o elegir la maternidad. Lo cierto es que un trozo de carne tiene una gran cantidad de ácido úrico, fosfórico y sulfúrico; así como colesterol, antibióticos y hormonas, en el caso de la carne que no es orgánica.La tendencia ecológica y saludable del momento es comer carne tan solo una vez por semana. Si se opta por dejarla para siempre, nuestra nutrióloga de casa, Gina Rangel, recomienda suplementarse con vitamina B12, comer hojas verdes y vegetales todos los días, intentar no consumir carbohidratos simples y consumir fuentes de proteína vegetal: quinoa, frijoles, tofu, semillas, nueces, además de huevo y queso.Nuestra nutrióloga Jennifer Asencio afirma que los beneficios que puede aportar una dieta vegetariana son “un bajo aporte de grasas saturadas, bajo aporte de colesterol y, si se sabe combinar los cereales con las leguminosas, se obtendrá una proteína de muy buena calidad sin necesidad de recurrir a los suplementos”. Eso sí, ella afirma que entre más restrictiva sea una dieta sin carne, mayor será el riesgo de quedarse sin micronutrientes, Omega3, vitamina B12, calcio, hierro y vitamina D, por lo que hay que estar atentos al cuerpo y consultar a un especialista. Lo importante, como siempre, es aprender a combinar adecuadamente los alimentos y recordar que no por llevar una dieta vegetariana o vegana se es más saludable. Hay que evitar llenarnos los vacíos con kilos de pasta, comida grasosa o chatarra y consumir ingredientes de buena calidad nutricional.Si quieres algunas ideas que te ayuden a seguir una dieta vegetariana aquí hay una sección completa con recetas que te van a encantar.
Los remedios naturales para tratar el pelo son muy fáciles de hacer y muchas veces, también son mucho más económicos que los que nos ofrecen las marcas grandes. Por ejemplo, una infusión de romero y tomillo hará que tu cabello recupere su brillo, un poco de leche de coco lo hidratará y el agua de arroz te ayudará a mantenerlo largo. Pero si lo que te preocupa es que esté dañado, una mascarilla de maicena te ayudará a repararlo.Algunos de los beneficios de la maicena en el pelo es que te puede ayudar a definir el cabello rizado, pero también a alisar el cabello, además de que lo repara, aporta brillo y suavidad. Si te animas a preparar esta mascarilla, notarás cambios desde la primera aplicación.Uno de los principales usos de la maicena en el cabello es para controlar el frizz, pues la fécula de maíz ayuda a conseguir una cabello mucho más manejable, suave, alisado y más terso. Esto se debe en gran parte a la alta concentración de minerales y antioxidantes que contiene este maravilloso ingrediente de cocina.La maicena en el pelo sirve también para controlar la grasa en el cuero cabello, pues tiene propiedades absorbentes y además de mascarilla, puede usarse como shampoo en seco si la espolvoreas en la raíz del cabello y después la cepillas.Cómo usar la maicena en el peloPara hacer esta mascarilla de maicena necesitas mezclar 3 cucharadas de maicena en 1 taza de agua hasta que no tenga grumos. Después pasas esta mezcla a una ollita y la calientas a fuego lento hasta que espese; remueve varias veces durante el proceso. Ya que consigas la consistencia espesa, retira del fuego y deja enfriar, para añadirle 1 cucharada de miel y, si lo deseas, también puedes añadir una o dos cucharadas de acondicionador, mezclas y listo.Aplícala sobre el cabello desde la raíz hasta las puntas y déjala actuar de 30 a 45 minutos. Después sólo tienes que enjugarla con agua y lavar tu cabello normalmente. Con esta mascarilla notarás que tu cabello dañado comienza a sellarse y también lo puedes usar para prevenir las puntas abiertas.
La temporada de cuaresma es perfecta para experimentar con platillos del mar y su mejor maridaje siempre será con cerveza. Ésta resaltará los sabores y notas de este tipo de preparaciones, por lo que reunimos una guía de cinco cervezas mexicanas para que le saques jugo a esta rica temporada: Mareta, joya tropicalDe Cervecería La Costa, esta cerveza estilo pale lager presenta increíbles aromas y sabores cítricos y herbales en cada trago. Es una cerveza refrescante con sutiles notas florales que acompañará perfecto tu siguiente mariscada, ya sea en cócteles, aguachiles o ceviches. Sugoi, una cerveza fusión Se trata de una ale clara producida por Monstruo de Agua, la cual tiene en boca un sabor cítrico ligeramente mieloso, seguido de un amargor herbal que termina con notas de jengibre y té de limón. Sugoi es una palabra japonesa que se puede traducir al slang chilango como "chidísimo", pues sus cerveceros quieren reconocer los ingredientes de Asia que usamos en México. Esta cerveza refrescante y fácil de beber combinará magistralmente con una tostada de atún, calamares en su tinta o un taco gobernador. Cerveza Rrëy White, la regia refrescante Producida por Cerveza Rrëy, de Monterrey, es un estilo White, elaborado con cáscara de naranja, cilantro y levadura belga. Tiene notas de miel y cítricos, lo que la hacen la cerveza perfecta para acompañar platillos hechos a base de salmón o bien pescados con salsas ácidas. Polaris, para las tardes de calorEs una pacific pale ale producida por Cervecería Tres Casas. Está elaborada con malta de cebada y trigo, y solamente un tipo de lúpulo que le da un aroma tropical con toques frutales y notas cítricas. Tiene un sabor fresco y cuerpo ligero, ideal para maridar con un buen aguachile de camarón o unas pescadillas. Haka Negui Consup, exótica tribal De la cervecería jalisciense Tiny Bastards en colaboración con cervecería Gardenia, es una cerveza estilo new zealand pilsner. Sus maestros cerveceros la describen como exótica con personalidad tribal, porque su estilo está inspirado en las cervezas Czech Pilsner pero con lúpulos de Nueva Zelanda. Es fresca y fácil de tomar, perfecta para acompañar ensaladas o arroces con mariscos. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD