5 alimentos que aumentan el Colágeno

Por Kiwilimón - September 2014

El colágeno es una de las proteínas más abundantes en el cuerpo que une y apoya los tejidos del cuerpo; mantiene la elasticidad y la fortaleza en la piel, los músculos, ligamentos, tendones y cartílagos.

Hay ciertos alimentos que ayudan al cuerpo a producir y restaurar el colágeno. Muchos de estos alimentos se pueden añadir en cualquier dieta con el fin de promover una mejor salud. Los alimentos que son ricos en proteínas y vitaminas K y C son ideales para la producción de colágeno.

Proteínas: La proteína contenida en las carnes tiene todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo. Esto incluye la producción de colágeno. Consume carnes como pollo, res, pavo y pescado como fuente principal de proteínas. Los huevos también son ricos en proteínas junto con algunas nueces y semillas como las macadamias, las nueces de Brasil, semillas de calabaza, semillas de sésamo y semillas de girasol.

Productos lácteos: Están llenos de proteínas y son muy beneficiosos para la producción de colágeno en el cuerpo. Incluye leche, queso, yogur y requesón en tu dieta para ayudar en la producción de colágeno.

Frutas: Las frutas con alto contenido de vitamina C contribuyen a la producción de colágeno. Consume fresas, naranjas, pomelos, kiwis, limones, moras, grosellas, arándanos, ciruelas, bayas, higos morados, uvas moradas y papayas. También el tomate es una fuente muy buena.

Vegetales: Al igual que las frutas, las mejores opciones de vegetales para ayudar en la producción de colágeno son aquellos altos en vitamina C y vitamina K. Selecciona alimentos como los pimientos rojos, tomates, brócoli, coles de Bruselas, pimientos, col rizada, espinaca, remolacha, berenjena, espárrago morado, col, escarola, y coliflor.

Ácidos grasos: Los alimentos que contienen ácidos grasos omega 3 son perfectos para aumentar los niveles de colágeno. Los alimentos como el salmón, el bacalao, los anacardos y las nueces tienen una abundancia de ácidos grasos que ayudan a mantener la piel sana, suave y joven, combatiendo el envejecimiento y las arrugas.

Ver artículo original

Artículo cortesía de Inicio

 
hornear salmon

Cómo hornear Salmón

Receta de Huevos Revueltos con Salmón

Huevos Revueltos con Salmón

Receta de Blinis de Salmon Ahumado

Blinis de Salmón Ahumado

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Vivimos en una época en la que por falta de tiempo, es cada vez menos común que cocinemos, así que terminamos por comer casi cualquier cosa que se nos cruza en la calle.Esto puede significar un riesgo para la salud, pues no conocemos los ingredientes con los que se preparan y, por lo general, no es comida que realmente nos nutre.Para evitar caer en tentaciones, tu mejor aliada será la organización y justo esa es la clave del Batch cooking.¿Qué es el Batch cooking?El Batch cooking es cocinar por lotes para toda tu semana y esta técnica consiste en dos cosas básicas: planificar la semana y cocinar un solo día.La planificación y organización evitará que caigas en las comidas de última última hora y hará que tu alimentación sea más saludable y variada. Haciendo el batch cooking ahorrarás tiempo, comerás mejor, desperdiciarás menos alimentos y ahorrarás dinero.¿Cómo hacer el batch cooking?-Planifica los menús para toda la semana.-Haz una lista de los ingredientes y las cantidades que necesitas comprar.-Dedica un día para cocinar todo lo de la semana, vas a cocinar mucho, pero recuerda que el resto de los días ya no tendrás que hacerlo.-Raciona y congela en porciones cada una de las comidas.-Rotula todos tus recipientes para una mejor organización. Cosas que tienes que tomar en cuenta-Prepara platillos con ingredientes que se puedan congelar. Para los alimentos que no se pueden congelar, como la mayonesa y algunas verduras como la lechuga y la arúgula, es mejor guardarlo en el refrigerador en un recipiente bien cerrado.-Lo más conveniente una vez que ya hayas cocinado es guardar la comida en las porciones que te vas a comer. -Toma en cuenta los envases que vas a usar, la cantidad que vas a requerir y fíjate que todos cierren de manera adecuada. Cuida que tus comidas no se contaminen y que no se salga la comida cuando la traslades. -Busca recetas que se adecuen al batch cooking. Como ves, el batch cooking es una técnica que nos ofrece muchos beneficios, por lo que no es de extrañar que todo mundo lo esté haciendo y que los hábitos estén cambiando para bien.
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
Existe la creencia de que comer bien es caro, pero eso no es necesariamente verdadero. Sabemos que es importante cuidar del presupuesto familiar así como de la nutrición, así que nos dimos a la tarea de buscar los ingredientes que además de ser versátiles y deliciosos, también son nutritivos y muy económicos, para que no olvides anotarlos en tu lista del súper.HuevoEl huevo es una fuente importante de proteínas y posee mayormente grasas beneficiosas. Además, contiene lecitina, una sustancia responsable de disolver las grasas y fluidificar la sangre. Un kilo de huevo cuesta aproximadamente 35 pesos, por lo que es accesible y fácil de conseguir.Leche La leche es rica en proteínas y te ayudará a sentirte saciada. Además, es una buena fuente de calcio, vitamina D, potasio, fósforo, magnesio, zinc y vitamina B12. El litro de leche va de los 20 a los 35 pesos.EspinacaLa espinaca es una de las verduras más completas y nutritivas que existen, ya que a pesar de que no tiene tanto hierro como pensábamos, está llena de vitaminas y minerales como el folato, el magnesio, vitamina A, K y E. Un ramo de espinacas en los mercados cuesta aproximadamente 10 pesos y en los supermercados la espinaca empacada tiene un precio entre 25 y 35 pesos. FrijolesLos frijoles son una fuente de proteína vegetal y además son una excelente manera de aumentar el contenido nutricional de una comida. Contienen potasio, fibra y antioxidantes, y su precio por kilo ronda los 35 pesos.PlátanosLos plátanos contienen potasio y vitamina B, fibra y carbohidratos, además lo puedes usar como sustituto de endulzante para tus smoothies y postres. El kilo está en alrededor de 15 pesos. AvenaLa avena es una buena fuente de fibra que ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente y ayuda a reducir el colesterol. Contiene ácidos grasos omega-3, potasio y ácido fólico. Es barata, pues el precio por kilo está cerca de los 20 pesos si la compras a granel y es accesible en cualquier súper o mercado. Pasta En cuanto a este ingrediente, te recomendamos la pasta de grano entero porque es más nutritiva que la pasta común, ya que contiene tres veces más fibra, el doble de calcio, proteínas adicionales y mayores cantidades de sustancias como el selenio, fósforo, vitaminas B, magnesio, manganeso y cobre. El precio ronda los 45 pesos. Esta lista te ayudará a acabar con el mito de que comer saludable es costoso, y verás que estos ingredientes los puedes usar de muchas formas para darle variedad, sabor, nutrición y calidad a tus comidas, al mejor precio.Aquí te dejamos algunas ideas para usarlos en tus comidas:Espinacas a la Crema con HuevoAvena con Puré de ManzanaEnsalada de Ejotes y Frijoles
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD