5 Beneficios del Cacao

Por Kiwilimón - Julio 2014

El cacao es uno de los alimentos más ricos que brinda la naturaleza para cuidar la salud. Rara es la persona que no siente placer al comer por lo menos un trozo de este alimento y experimentar una alegría inmediata, pero, ¿qué otros beneficios tiene el cacao? Nuestros amigos de Salud180 nos comparten ésta información.

En México, se produce en tres estados: Tabasco, Chiapas y Oaxca, por lo que la producción anual es de 50 mil toneladas, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

 Además de su exquisito sabor, el cacao tiene muchos beneficios que te ayudarán a tener una mejor salud, como los siguientes.

1. Adiós Alzheimer. Un estudio realizado por la Escuela de Medicina de Icahn en el Monte Sinaí en Nueva York, señala que el extracto de esta semilla llamado “lavado”, que tiene una gran cantidad de polifenoles, ayuda a prevenir el desarrollo de Alzheimer, porque reduce el daño en las vías nerviosas del cerebro.

2. Cuídate del cáncer. Un estudio publicado en la Revista Internacional de Ciencias Médicas detalla que el consumo de cacao reduce hasta en un 10% el desarrollo de cáncer.

3. Previene la arteroesclerosis. Una investigación publicada en el Journal of Cardiovascular Pharmacology detalla que el cacao revierte el deterioro que se registra en el funcionamiento de los vasos sanguíneos.

4. Tos crónica. Una investigación del Imperial College  de Londres señala que el cacao contiene teobromina, el cual genera un efecto inhibidor de la tos, mejor que los jarabes.

5. Baja la presión sanguínea. Un estudio publicado en el British Medical Journal  señala que las personas que consumen cacao tienen un 48% menor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares, ya que reduce la presión arterial.

El cacao es un alimento natural que si lo consumes de manera controlada será benéfico y no tienes que preocuparte por la obesidad. El secreto está en la moderación, así que disfrútalo y goza de todas sus propiedades. Y tú, ¿cómo lo disfrutas?

Ver artículo original

 
Receta de Chocolate Caliente Mexicano

Chocolate caliente bajo en Calorías

Receta de Paleta Helada de Chocolate y Frambuesa

Paleta de Chocolate y Frambuesa

Receta de Malteada de Chocomenta

Malteada de Chocomenta

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Se acerca Día de Acción de Gracias y seguramente te encuentras preparando el menú más delicioso para poder compartir con la familia. Sabemos que el pavo es un clásico que no puede faltar en la mesa, pero si quieres darle la vuelta a la tradicional cena, tienes que probar cualquiera de estas increíbles salsas o gravys de Día de Acción de Gracias. Salsa de arándanos para pavo 350 g arándanos frescos1 ½ taza azúcar¾ taza jugo de naranja½ cucharadita canela en polvo¼ jengibre rallado1 pizca clavo de olor rallado1 cucharada ralladura de naranjaPreparaciónAgrega en una ollita el azúcar, el jugo de naranja, la canela, el jengibre, el clavo de olor y los arándanos.Hierve a fuego medio alto y reduce para cocinar durante 10 minutos o hasta que los arándanos se deshagan.Retirar del fuego y añade la ralladura de naranja; enfría para servir.Salsa de vino blanco y jerez1/4 taza mantequilla1/3 taza echalotes, finamente picados1/4 taza harina3 tazas caldo de pavo1 taza vino tinto1 cucharada de jerez1 cucharada tomillo fresco, finamente picadoal gusto de salal gusto de pimienta negra recién molidaPreparaciónA fuego medio alto, derrite la mantequilla y agrega los echalotes durante 5 minutos o hasta que se ablanden. Bate con la harina y cocina durante 2 minutos hasta que se doren.Lentamente agrega el caldo de pavo con el vino sin dejar de batir. Lleva a punto de ebullición y continúa cocinando hasta reducir, por 10 minutos más.Agrega el jerez y tomillo y sazona con sal y pimienta. Deja enfríar y sirve.Gravy de ponche de frutas 500 gramos de fruta usada en el ponche1/2 diente ajo molido1 cucharada mantequilla, derretida10 gramos sal20 gramos piloncillo rallado PreparaciónLicua la fruta con el ajo y la mantequilla. Sazona con sal y pimienta la mezcla y endulza con piloncillo.Agrega un poco de agua si la consistencia es muy espesa y mueve hasta integrar.Cocina la salsa en un sartén durante unos minutos y verifica sazón.Salsa de pavo tradicional 30 gramos de mantequilla30 gramos de harina300 mililitros de caldo de res, concentrado1 pizca de sal1 pizca de pimienta PreparaciónFunde la mantequilla en un sartén a temperatura media. Incorpora poco a poco la harina, sin dejar de mover para que ésta no se queme y no se formen grumos. Permite que se cocine por unos minutos.Una vez que tengas una pasta, agrega el caldo de carne. Cuidando de incorporarlo poco a poco sin dejar de mover la preparación, lo ideal es que utilices un batidor en forma de globo.Sazonar con sal y pimienta. Mezcla y coloca en un tazón.¡Cuéntanos cuál se te antoja más de estas 4 salsas para pavo!
La vida está contada en momentos y en cada uno de ellos, hay música. Por ello, Huawei presenta para su público latinoamericano el servicio premium de Huawei Music, una nueva alternativa de streaming de música con un catálogo de más de 50 millones de canciones de los artistas más populares y escuchados del mundo, todo dentro de una interface lista para navegar a través de los ánimos y actividades que le dan forma a tu vida. Huawei Music Premium está disponible a partir de hoy para usuarios Huawei en Argentina, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, México, Perú y Uruguay.Tú música, tu momentoHuawei Music pone tu música favorita al alcance de tus dedos en el momento y lugar en que lo necesites. Mientras bailas o mientras meditas, en la fiesta o en el gimnasio, conectado a Internet o fuera de línea, Huawei Music siempre te acompaña. El catálogo completo de Huawei Music está disponible ¬–solo para usuarios Premium– para escucharse por stream o descargarse a tu biblioteca –sin límite de descargas– por canción, álbum o playlist en sus tres calidades de audio distintas: baja, si buscas ahorrar en tu uso de datos móviles; estándar, si lo que quieres es aprovechar el espacio de memoria de tu dispositivo Huawei, o HQ (alta calidad), si tu oído exige la mejor fidelidad de audio posible.Si es en la fiesta o en la casa, de noche o de día, al dormir o a la hora de comer, Huawei Music se hace presente en el momento y lugar que necesites, adaptándose a las circunstancias de música y tipo de sonido que necesites. Para ello, ponen al alcance de sus usuarios cientos de playlists de todos los géneros, actividades y moods que imagines, que se complementan con su función Histen Sound Effects, donde pueden elegirse diversas configuraciones de ecualización que se ajusten a las necesidades del usuario. Mega bass, sala de concierto, efecto karaoke, sonido envolvente 3D, dentro de automóvil y más son solo algunas de las opciones que Histen Sound Effects ofrece.Siempre en movimientoEn América Latina nunca nos detenemos, por ello, Huawei Music ofrece como una de sus características principales el botón de Running, función que ayuda a escoger de manera automática la música que mejor se acople al ritmo de trote del usuario de acuerdo con su BPM. Solo es necesario activar Salud de Huawei (app incluida de manera gratuita en todos los dispositivos Huawei), ingresar a Huawei Music, elegir la función de “Ajustar el ritmo” dentro del menú de Ejercicio y listo, ya puedes escuchar la música que mejor se ajuste a tu ritmo cardiaco mientras te encuentras corriendo.Por otro lado, Huawei Music ofrece una selección de playlists basadas en diversos tipos de rutinas y ejercicios para activarte acompañado de música en la manera que prefieras. Desde mezclas para calentar, hacer cardio, crosfit, boxeo o bicicleta, hasta listas para cuando la intensidad acaba y necesitas relajarte, meditar o incluso hacer un poco de yoga. Diversión y premios sin finEn Huawei Music la diversión y el entretenimiento van más allá de la música. Dentro de la app, se ofrecen regularmente actividades y sorteos en los que los usuarios podrán hacerse acreedores de smartphones y otros dispositivos Huawei –desde Free Buds hasta Watches GT y smartphones–, además de Puntos Huawei que pueden ser canjeados por ofertas virtuales y add-ons dentro de juegos, apps y temas. Las actividades y sorteos están abiertas a usuarios gratuitos y Premium de Huawei Music.Experiencia personalizadaNo hay mejor experiencia que la que tú eliges, por ello, Huawei Music permite la personalización de distintos aspectos de la app. Desde las playlists que decides construir y cómo decides hacerlo, hasta la manera en la que luce el diseño de tu interface. Huawei Music cuenta con más de 50 temas y players distintos que tú puedes elegir para hacer más variada y divertida tu navegación dentro de la plataforma. Nuevos temas y players serán agregados gradualmente de forma que la oferta nunca sea suficiente.Precio y disponibilidadHuawei Music está disponible a partir de ahora en dos tipos de servicio distinto. Free es el servicio gratuito de la app que permite navegar por toda la plataforma sin ninguna restricción y disfrutar de los contenidos gratuitos –low-tier– de Huawei Music. No obstante, el servicio Premium ofrece eso y mucho más, con acceso al catálogo entero con más de 50 millones de canciones, descarga de música ilimitada, actividades y temas Premium por solo $99 MXN al mes ($5.99 USD, $12,900 COP, $3,400 CLP, $19 PEN, $99 ARS, $3,595 CRC, $5.99 USD, $268 UYU).La experiencia Premium de Huawei Music ofrece una prueba gratuita de un mes a los usuarios nuevos para conocer a fondo la app y disfrutar de su extenso catálogo de música y momentos. Para suscribirte, solo ingresa a la app aquí, ve a la pestaña de Biblioteca, selecciona el plan de pago (donde se incluirá tu prueba gratuita) que mejor se ajuste a tus necesidades y estarás listo para disfrutar de Huawei Music y todos sus beneficios.
Yo ya perdí la cuenta de las veces en que una galleta –de chispas de chocolate, de avena, de lo que sea– me ha devuelto la esperanza. En un año como este la comida ha sido combustible para el cuerpo tanto como para las emociones. O si no pregúntense, ¿cuántas veces un panecito remojado en café, un caldito de verduras o el guiso burbujeante de una olla les ha salvado el día? La necesidad de ponerse los platillos de cobija seguramente no nos pasará desapercibida este otoño. El tema es físico, es mental. Nuestra hibernación animal nos baja la energía y hay que contrarrestarlo con carbohidratos y pociones calientitas que nos templen el corazón cuando el frío de afuera –el de verdad, el de la metáfora– se cuela entre la rendija. Lo casero se convierte en la moneda de cambio. Una, por economía; otra, por necesidad.Si en otros otoños los potajes densos curaban al alma, ahora serán la medicina cuántica. Eso sí, que tengan mucho verde, que sus fitonutrientes hagan su trabajo al mismo tiempo que conforten. Con mucho ánimo hay que prender las hornillas y gozar con los ingredientes de temporada que les van bien a los procesos del cuerpo. Una de mis opciones favoritas es abrirme paso ante una calabaza de Castilla, rica en vitamina A y ácidos grasos, y con unas cuantas cucharadas de mantequilla, miel, sal y pimienta hacerla el puré más terso o el complemento de una ensalada. Si su familia, como la mía, disfruta de los platos de cuchara, hay que preparar con calma un molito de olla y convertirlo en una suerte de mantra comestible que renueve las fuerzas. Ya saben, ¡a darle que es mole de olla! El otoño también es pretexto para reusar esa cacerola refundida en la alacena y dejarle caer unos higos, vino y azúcar para caramelizar. Al final ponerlo todo en una rebanada de pan con queso mientras leemos algo que nos nutra el intelecto o nos haga viajar sin despegarnos de la sala.La época nos invita a prender el horno cuando se pueda. Hay que aprovechar las manzanas más dulces del año, agregarles vainilla, azúcar, mantequilla, pan molido y envolver todo en unas hojas de hojaldre. El premio serán los olores, el crunch que suena menos, pero sabe mejor cuando lo acompaña una bola de helado. Y si se prefiere salado, hay que rosear una coliflor con aceite, aventarle unas avellanas, pistaches o nueces y algunas especias mágicas. Me gusta servirla horneada, directo de la charola, junto a una cucharada de jocoque batido con limón o una cucharada de yogurt con curry.A las noches otoñales les van bien las tartas, sobre todo esas que van retacadas con verduras salteadas y todo tipo de quesos. Su milagro es rendir para todos sin importar lo hambrientos que estén. La otra es que en cada rebanada cabe el mundo. ¿Queso Chihuahua? ¿Pimientos? ¿Carnes frías? Lo que tengas en el refri servirá. Si nunca has preparado tartas de otoño no hay mejor momento que este: es la oda a la comida confortable. Te dejo una guía iniciática para que puedas prepararlas fácilmente. Las cuatro recetas las preparó el equipo de Kiwilimón y quedaron geniales. Será difícil elegir, pero ante la duda, prepara una cada fin de semana. Pruébalas con toda atención y disfruta el aquí y el ahora. Eso es el regalo de los buenos bocados: tienen el poder de recordarnos a qué sabe estar vivos, lo placentero que es el cuerpo, lo lindo que es caminar en la Tierra en otoño o cuando sea.Quiche de CerezaQuiche de 4 Quesos MexicanosQuiche de Tocino, Gruyere y EspinacasQuiche de Peras con Queso
Yo ya perdí la cuenta de las veces en que una galleta –de chispas de chocolate, de avena, de lo que sea– me ha devuelto la esperanza. En un año como este la comida ha sido combustible para el cuerpo tanto como para las emociones. O si no pregúntense, ¿cuántas veces un panecito remojado en café, un caldito de verduras o el guiso burbujeante de una olla les ha salvado el día? La necesidad de ponerse los platillos de cobija seguramente no nos pasará desapercibida este otoño. El tema es físico, es mental. Nuestra hibernación animal nos baja la energía y hay que contrarrestarlo con carbohidratos y pociones calientitas que nos templen el corazón cuando el frío de afuera –el de verdad, el de la metáfora– se cuela entre la rendija. Lo casero se convierte en la moneda de cambio. Una, por economía; otra, por necesidad.Si en otros otoños los potajes densos curaban al alma, ahora serán la medicina cuántica. Eso sí, que tengan mucho verde, que sus fitonutrientes hagan su trabajo al mismo tiempo que conforten. Con mucho ánimo hay que prender las hornillas y gozar con los ingredientes de temporada que les van bien a los procesos del cuerpo. Una de mis opciones favoritas es abrirme paso ante una calabaza de Castilla, rica en vitamina A y ácidos grasos, y con unas cuantas cucharadas de mantequilla, miel, sal y pimienta hacerla el puré más terso o el complemento de una ensalada. Si su familia, como la mía, disfruta de los platos de cuchara, hay que preparar con calma un molito de olla y convertirlo en una suerte de mantra comestible que renueve las fuerzas. Ya saben, ¡a darle que es mole de olla! El otoño también es pretexto para reusar esa cacerola refundida en la alacena y dejarle caer unos higos, vino y azúcar para caramelizar. Al final ponerlo todo en una rebanada de pan con queso mientras leemos algo que nos nutra el intelecto o nos haga viajar sin despegarnos de la sala.La época nos invita a prender el horno cuando se pueda. Hay que aprovechar las manzanas más dulces del año, agregarles vainilla, azúcar, mantequilla, pan molido y envolver todo en unas hojas de hojaldre. El premio serán los olores, el crunch que suena menos, pero sabe mejor cuando lo acompaña una bola de helado. Y si se prefiere salado, hay que rosear una coliflor con aceite, aventarle unas avellanas, pistaches o nueces y algunas especias mágicas. Me gusta servirla horneada, directo de la charola, junto a una cucharada de jocoque batido con limón o una cucharada de yogurt con curry.A las noches otoñales les van bien las tartas, sobre todo esas que van retacadas con verduras salteadas y todo tipo de quesos. Su milagro es rendir para todos sin importar lo hambrientos que estén. La otra es que en cada rebanada cabe el mundo. ¿Queso Chihuahua? ¿Pimientos? ¿Carnes frías? Lo que tengas en el refri servirá. Si nunca has preparado tartas de otoño no hay mejor momento que este: es la oda a la comida confortable. Te dejo una guía iniciática para que puedas prepararlas fácilmente. Las cuatro recetas las preparó el equipo de Kiwilimón y quedaron geniales. Será difícil elegir, pero ante la duda, prepara una cada fin de semana. Pruébalas con toda atención y disfruta el aquí y el ahora. Eso es el regalo de los buenos bocados: tienen el poder de recordarnos a qué sabe estar vivos, lo placentero que es el cuerpo, lo lindo que es caminar en la Tierra en otoño o cuando sea.Quiche de CerezaQuiche de 4 Quesos MexicanosQuiche de Tocino, Gruyere y EspinacasQuiche de Peras con Queso
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD