5 Frutas que aceleran tu metabolismo

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
Un estudio del Journal of the American Diabetic Association, señala las virtudes de varios alimentos que ayudan a acelerar el metabolismo además, son muy saludables. Aunque no es propiamente una fruta, el té verde es una bebida altamente recomendable si quieres acelerar tu metabolismo y perder peso.

1. Toronja. La toronja contiene naringenina, un antioxidante que, según investigadores de la Clínica Scripps en California, ayuda al cuerpo a utilizar la insulina eficientemente, lo que mantiene tu nivel de azúcar balanceado y ayuda a quemar calorías.

2. Manzanas y peras. Diversos estudios demuestran que estas dos frutas aceleran el metabolismo y la pérdida de peso. Un estudio hecho en la Universidad Estatal de Río de Janeiro encontró que las mujeres que comen tres manzanas o peras pequeñas al día, perdieron más peso que las mujeres que no lo hicieron.

3. Cítricos en general. Se ha comprobado que este tipo de fruta nos ayuda a quemar grasa y mantener nuestro metabolismo elevado. Esto puede relacionarse con el alto contenido de vitamina C de las frutas, un componente que reduce el desequilibrio de insulina.

4. Papaya. Esta deliciosa fruta ayuda a perder peso, por su bajo contenido en calorías. A esto hay que unir el efecto diurético del potasio y la presencia de papaína, una enzima que mejora la digestión de las proteínas, mantiene el metabolismo y favorece la combustión de las grasas.

5. Chiles picantes. Un químico llamada capsaicina en los jalapeños, habaneros y cayenas ayudan a quemar calorías. Las investigaciones han revelado que comidas picantes pueden acelerar el metabolismo hasta 25% después de tres horas de ingeridas.

Las frutas brindan mejores resultados si se ingieren solas. Nuestro sistema digestivo podrá asimilar los nutrientes con mayor eficacia si el estómago está vacío cuando son ingeridas.

Ver artículo original

Artículo cortesía de  Inicio

Receta de Quiche de Roquefort con Peras Quiche de Roquefort con Peras

Receta de Sopa de Peras y CalabacitasSopa de Peras y Calabacitas

Receta de Panqué de Chocolate con Pera Panqué de Chocolate con Pera
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Flores de cempasúchil en vasitos de vidrio. Dos panes de muerto junto a restos de azúcar desperdigada. Una ollita, la más pequeña de la alacena, llena de mole al que ya se le hizo una capa de nata. Papel picado descolorido por las gotas de un caballito de tequila que se derramó. Hasta arriba, la foto del pariente fallecido observándolo todo: la abundancia o la escasez de la ofrenda, el faltante de huesito en el pan. Esta escena se repite cada año en el altar de muertos. Esta es una escena de tradición mestiza.No sé si fue Coco, no sé si fue James Bond. Esta costumbre mitad prehispánica, mitad española, ha resurgido con fuerza en los rincones de las salas mexicanas. Fray Bernardino de Sahagún, en la Historia general de las cosas de la Nueva España, ya relataba que los aztecas eran dados a hacer festejos a los muertos. El altar recordaba el viaje de cuatro años que el difunto debía emprender, camino a Mictlán, el reino de los muertos. Como en casi todas las religiones y creencias, no había altar sin una ofrenda, y como en casi todo ofertorio, siempre había algo de comer.Según me cuenta el licenciado José N. Iturriaga, historiador y escritor, había un ingrediente infaltable en los altares prehispánicos: los tamales envueltos en hojas de totomoxtle. También había agua para ayudar al alma del muerto a sortear el camino lleno de peligros. Luego, con la evangelización, las costumbres católicas como el rito a los santos y la fermentación del trigo se fueron mezclando con las costumbres locales. El altar es mestizaje puro. Por ejemplo, están las flores endémicas como los cempasúchiles, los frijoles, el tequila –que, aunque tiene denominación de origen, no existiría sin la destilación, originaria de Asia–. El mole es un plato barroco, resultado del intercambio con África del Norte, España, el sudeste asiático... El pan de muerto es fruto del sincretismo del pan de ánimas que se hace en Segovia o de los huesos de santo, un postre de pasta de almendra español cuya presentación recuerda a los relicarios. Así como el origen del altar es diverso, también lo es la celebración: “El 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fue un día para celebrar a los santos que no tenían fecha y se instauró en el siglo séptimo; el Día de Muertos lo estableció el Papa Bonifacio IV en la Abadía de Cluny Odilón”, explica Iturriaga. Esto sucedió en el siglo X –claramente, mucho antes de la Conquista– con el objetivo de que los fieles hicieran oración por los muertos. Para los que injurian contra el Halloween asumiendo que es una falsificación de nuestra fiesta, Iturriaga cuenta que la palabra viene de All hallow’s eve, que es otra forma de nombrar “todos los santos”. La celebración data de épocas medievales y fueron los irlandeses quienes la llevaron a América. Lo de los Frankenstein y los dráculas, eso sí ya es regalo de Estados Unidos –y, bueno, de Mary Shelly y de Bram Stoker–.La simbología del altar es naturalmente mexicana. Una ofrenda que se respete debe tener todos sus componentes: agua, tierra, calaveritas de azúcar, flores, alimentos, vela y copal para guiar al muerto hasta el altar. Para Iturriaga tampoco debe faltar el alimento raíz que nos conecta con nuestros ancestros: el tamal. Los tamales son piezas individuales que se preservan bien y aguantan bien la intemperie –recordemos que muchos altares viven en los cementerios– y lejos de un simbolismo específico, provienen de “El grano madre que moldea una cultura. El alimento más icónico”. Nuestra creencia es única: por un día en el año tenemos de regreso a casa a ese familiar que queremos tanto, a ese ser que admiramos mucho y que nos hace falta. Olvidamos el miedo que nos dan los fantasmas, en otros días menos festivos del año, para esperar que nuestro ser amado atraviese el cielo o el mundo paralelo para comer, beber y fumar. Eso sí, no cometan el error de olvidar los cerillos. Para honrarlos, aquí comparto la sección en la que pusimos toda esa comida que les puede gustar.
El caldo de camarón es una entrada común en muchas mesas mexicanas en las fiestas decembrinas, con su sabor picoso y su calor, es perfecto para este tipo de celebraciones o para cualquier día especial.Pero el caldo de camarón no es la única receta con este marisco que es un gran platillo para celebrar en familia. Los carídeos, gambas o esquilas van muy bien con pastas, por ejemplo, que también son platos muy fáciles de preparar y combinar con las cenas decembrinas. A continuación, te dejamos algunas ideas de recetas navideñas con este marisco.Pasta con camarones al ajilloLa pasta farfalle es la que comúnmente conocemos como moñitos, así que esta receta queda espectacular para la cena de Navidad, además de que es fácil, práctica y sobre todo, rendidora. Esta pasta tiene ese toque gourmet especial para la ocasión.Paella de marisco y carneAsí como el bacalao, la paella es una receta española que bien puede maridarse con tu cena navideña, pues el arroz rendirá mucho, tiene ingredientes sencillos y fáciles de conseguir y lleva carne, camarones y almejas.Empanadas de camarónOtra opción de entrada con camarones además del caldo son unas deliciosas empanadas, fritas y servidas con mayonesa, salsa cátsup, salsa picante, aguacate y limón. Además de empanadas de camarón, puedes aprovechar la masa con otros rellenos y así tener mucha variedad en el primer tiempo de la cena.Ensalada verde con camaronesOtra opción más ligera con camarones es esta ensalada baja en calorías y baja en carbohidratos, que no sólo funciona bien como entrada, sino también como guarnición para tu cena. Lleva lechuga, espinacas y arúgula, así que además es muy nutritiva.Camarones en salsa de mango y chipotleSi pensabas que ya habías probado todas las recetas con camarón, entonces tienes que probar esta, en la que los camarones van glaseados con una salsa cremosa y tienen un sabor único. Esta es una de las recetas fáciles de camarones que podrás preparar en tan sólo ¡20 minutos! ¿Te imaginas tener uno de lo platillos de la cena Navideña en tan poco tiempo?Como entradas, platos fuertes o guarniciones, estas recetas con camarones son una opción diferente para esta Navidad, si eres de los que comen caldo de camarón en estas fechas.
Morelia es una capital llena de cultura, pues no sólo año tras año se realiza un festival cinematográfico, también desde hace 10 años se celebra Morelia en Boca, un festival internacional de Gastronomía y Vino que este año se adapta a las circunstancias con un formato híbrido.Con el fin de salvaguardar la cultura gastronómica y apostar por una pronta recuperación económica de la cadena de valor, Morelia en Boca promueve visitas turísticas a restaurantes y cocinas, y así mostrar la fortaleza y la riqueza de este sector que se ha visto tan afectado.Este año, el festival reposiciona la plataforma digital como una herramienta para el cruce de ideas, de técnicas y del aprendizaje continuo, con un formato híbrido, que mezcla restaurantes con experiencias virtuales, con menús interactivos a través de video-explicaciones entre chefs, cocineras y productores locales. Esta plataforma híbrida permitirá que más de 20 restaurantes tengan un menú dedicado a Morelia en Boca con una cercana relación con los productos michoacanos, para tener un menú desarrollado por duplas de chefs quienes se unen con Cocineras Tradicionales de Michoacán.Como resultado, Morelia en Boca tendrá 12 menús en 24 sedes, y podrás consultar el programa en línea el 30 de octubre, a través de sus redes sociales, @meboficial en Instagram y en Facebook @moreliaenboca.No te pierdas de las tradiciones gastronómicas que este festival acerca a ti gracias a las plataformas digitales y disfruta de lo mejor de la gastronomía de Morelia.
La gastronomía de Perú tiene un sinfín de comida deliciosa que pocos pueden resistir, sin embargo, también cuenta con diversos platillos un tanto más extravagante que sólo los más valientes se atreverían a probar. Déjate sorprender y cuéntanos si se te antojan estos 6 platillos extraños de la comida peruana. Cuy chactado Seguramente has escuchado hablar del cuy chactado, un platillo peruano bastante famoso porque su principal protagonista es un roedor frito. Para sorpresa de muchos, este plato originario de la sierra andina está lleno de nutrientes y mucho sabor. Brochetas de suri Como los chinicuiles en México, el suri de Perú son unos gusanos de la Amazonia altos en proteína que generalmente se fríen y se consumen en brocheta. Este platillo exótico peruano es muy popular para los extranjeros. Estofado de lengua El estofado de lengua es una sopa, que como bien dice su nombre, se prepara con lengua de vaca y se puede encontrar en cualquier restaurante peruano. Se rumora que es un platillo andino lleno de proteínas, ¿te atreverías a probarlo? Sangrecita La sangrecita es un platillo peruano elaborado con sangre de pollo, maíz y algunas verduras como papa, principalmente. En México se podría equiparar a la moronga, así que si lo pensamos, realmente no es tan extraño. Sopa de tortuga Aunque muchos podrían considerarlo inimaginable, muchas culturas consideran la carne de este animal como un verdadero lujo. Si tuvieras la oportunidad de probar este extravagante platillo peruano hecho con carne de tortuga, ¿lo harías? Ceviche de cañan Perú es famoso por sus deliciosos ceviches, pero ninguno como el ceviche de cañan, un reptil pequeño originario de la localidad de Virú, al norte del país. Se rumora que es un verdadero manjar. ¿Qué opinas de los platillos más extraños de Perú?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD