5 maneras de reducir el consumo de sodio
Dietas y Nutrición

5 maneras de reducir el consumo de sodio

Por Kiwilimón - Mayo 2013
¿Te has preguntado por qué se aprobó el que todos los restaurantes del Distrito Federal quitaran los saleros de sus mesas? Reducir el consumo de sodio es bueno para la salud. Si reducimos nuestro consumo de sal, estaremos propiciando una disminución en nuestra presión arterial, pero no es el único beneficio, también nos ayuda para el buen estado de salud del corazón, los riñones y los huesos. A veces los platilllos salados no dejan que todos los sabores tengan un papel importante y se opaca su sabor por tanta cantidad de sodio en nuestro platillo. Algunos tips que tenemos para reducir el consumo de sodio en nuestro día a día son: 1. Cocina tú mismo tus platillos Evita comprar comida ya preparada, si tú cocinas, tendrás mayor control sobre la cantidad de sal que le echas a tus platillos. Si tienes que comprar comida congelada o empaquetada, revisa la etiqueta, valora la cantidad de sodio que contiene y decide si lo mejor es comprarla o hacerla tú mismo.   2. Añade verduras al vapor En caso de que no pueda cocinar y tenga que comprar comida ya hecha, puede añadir a su menú unas ricas verduras al vapor, divida la cantidad de comida comprada y si puede agregar espinacas, no solo obtendrá un platillo más saludable y habrá reducido el consumo de sodio, también le dará un valor extra por la fibra, vitaminas y antioxidantes que contiene.   3. Reduzca gradualmente su consumo de sal No estamos diciendo que debes reducir en su totalidad el consumo de sal, porque sabemos la importancia que tiene para incrementar los sabores de los ingredientes en los platillos, pero si es importante que nuestro consumo de sodio esté controlado. Cuanto más sal comemos, más sal consumiremos al acostumbrarnos a su sabor. Gradualmente puede empezar a reducir la cantidad de sal. Puede empezar por quitar el salero al alcance de sus comensales y utilizarla nada más para cocinar.   4. Revise las etiquetas Tal vez sea mucho trabajo al principio, pero si empieza a revisar las etiquetas de los alimentos procesados, empezará a darse cuenta, cuáles son las marcas que se preocupan por mantener un nivel bajo de sodio en sus productos, por lo que más adelante, podrá enfocarse a esos productos que haya etiquetado como "bajos en sodio" y que no sean tan perjudiciales para la salud.   5. Consumir alimentos sin sal No es necesario renunciar a todos los productos que contengan sal, aprenda a balancear sus alimentos y considere cuáles son los más convenientes de reducir su consumo y cuáles no. Por ejemplo, las sopas o guisos, es recomendable buscarlos con bajos niveles de sodio, las verduras congeladas pueden ser más simple sin sal o puede optar por legumbres como los frijoles y garbanzos que no contienen sal.   Es vital estar conciente de la importancia que tiene reducir el consumo de sodio, verá que obtendrá beneficios para toda la familia y su futuro. Hemos preparado algunas recetas de cocina, platillos saludables, en los que podrá practicar la reducción del consumo de sal.   Recetas de cocina (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación)   Sushi de tortilla de maíz y nopal. Una deliciosa e innovadora receta de sushi de tortilla de maíz, nopal, frijol y queso oaxaca, bañados en salsa verde. Les encantará a todos! Verduras gratinadas. Rica colección de verduras gratinadas, listas para una saludable entrada. Arroz al vapor. Con esta receta aprenderás a preparar un rico arroz al vapor que puedes utilizar para acompañar platillos muy condimentados, será una guarnición exquisita! Verduras al vapor. Deliciosa combinación de verduras para cocinar al vapor, pudes acompañar tus mejores platillos con esta receta. Pastel clásico de vainilla. Esta receta de pastel de vainilla es infalible ya que funciona cada vez y puedes hacer diferentes variaciones. Piña asada con helado. Deliciosa piña asada tanto a la parrilla como al horno. Helado de mango natural. Fácil y sencilla receta de helado de mango natural casero. Ensalada de atún. Una para botana sencilla para el mundial. Arroz con pescado picante. Si quieres servir un solo platillo en tus comidas, prueba haciendo este rico arroz con pescado picante, que además incluye una receta de ensalada con la que podrás acompañarlo.

Si quieres conocer todas nuestras recetas de cocina, haz click aquí

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
La grenetina es un ingrediente que se obtiene a partir del colágeno presente en los tejidos de los animales. Al ser incolora, translúcida e insípida, se usa para darle una textura más firme a los platillos sin afectar su sabor.  Usualmente se utiliza para preparar postres o mousses, pero también tiene otras aplicaciones muy útiles fuera de la cocina. Estas son algunas de las formas de usar grenetina que jamás imaginaste.Mascarilla para el peloCombina una cucharada de grenetina en polvo con medio vaso de agua, un huevo, dos cucharadas de aceite de oliva y un chorrito de acondicionador para el cabello. Integra bien todos los ingredientes y después aplica en el cabello, desde raíces hasta puntas. Deja reposar entre 20 y 30 minutos y después enjuaga. Tu melena quedará sedosa y brillante.Tratamientos para las uñasSi tus uñas son quebradizas o están un poco amarillentas, la grenetina también puede ayudarte. En un bowl pequeño añade agua hirviendo y medio sobre de grenetina en polvo. Disuelve bien y después introduce tus uñas en la mezcla por unos 10 minutos. Al hacer esto por lo menos una vez a la semana comenzarás a ver que tus uñas se fortalecen y lucen mejor.Mascarilla limpiadora para el cutisLa textura de la grenetina es ideal para remover impurezas de la piel. Mezcla gelatina sin sabor y bicarbonato de sodio a partes iguales con un chorrito de jugo de limón. Si el ácido del limón te irrita, puedes rebajarlo con un poco de agua. Mezcla bien los ingredientes hasta formar una masa y aplícala en el cutis. Deja reposar unos 15 minutos y después enjuaga tu cutis con agua tibia.Tiras para remover puntos negrosLa combinación de grenetina con clara de huevo y carbón activado es excelente para deshacerse de los puntos negros. Lo único que debes hacer es mezclar los tres ingredientes y después aplicarlos sobre la nariz o mentón con la ayuda de un pincel. Después de unos minutos la mascarilla se endurecerá y podrás arrancarla con facilidad. Shampoo enriquecidoUna manera muy sencilla de darle más vida al cabello débil o muy delgado es agregar un sobre de grenetina a la botella de shampoo. ¡Y eso es todo! El uso constante de este shampoo enriquecido hará que el cabello tenga una apariencia más voluminosa y ayudará a darle más cuerpo a toda la cabellera. ¿Conoce algún otro tip de belleza usando grenetina? Compártelo en los comentarios de esta publicación. Y, como el uso más coún de la grenetina es en la cocina, te dejamos algunas recetas de cocina con grenetina:Cheesecake sin hornearPastel de Gelatina y FresaPastel de Chocolate con FrambuesaGelatina de Leche con Frutas
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD