5 maneras fáciles de comer más saludable sin mayor esfuerzo

Por Kiwilimón - Febrero 2016
1- Utiliza tu horno Es un error pensar que cocinar saludable es más complicado. Una de las maneras más fáciles de cocinar cualquier tipo de proteína o verdura es al horno. De esta forma se obtiene muchísimo sabor añadiendo muy poca grasa. La próxima vez que tengas planeado hacer un pescado frito o un pollo empanizado te recomiendo que pruebes las recetas de aquí abajo y te ahorres algunas calorías. Pescado al horno con verduras (http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/pescados/pescados-al-horno/pescado-al-horno-con-verduras) Pollo rostizado al horno (http://www.kiwilimon.com/receta/carnes-y-aves/pollo-rostizado-al-horno) 2- No pienses en saltarte el postre más bien prepara uno con fruta natural Uno de los erros más comunes al intentar comer saludable es saltarnos comidas. Es importante no solo hacer al menos tres comidas al día si no también quedar satisfecho. Una gran manera de quedar satisfecho después de una comida es terminar con un postre a base de fruta. De esta manera no solo estarás comiendo algo dulce que te ayudará a disminuir la ansiedad si no también estás consumiendo vitaminas, minerales y fibra que son esenciales para un estilo de vida más saludable. Recuerda que debes de comer al menos 5 frutas o verduras diferentes al día. Te recomiendo probar estas recetas de postres saludables con fruta natural. Manzana horneada en microondas (http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-con-frutas/manzana-horneada-en-microondas) Helado casero de plátano (http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-casero-de-platano) 3- Considera llevar un diario de comida Por más extraño que suene generalmente lo que más afecta nuestra alimentación son aquellas cosas en las que no ponemos atención cuando las comemos. Por ejemplo la galletita extra que regalan con el café o el chocolate que nos ofrecen en la oficina. Una buena manera de evitar esto es llevar un diario de comida por lo menos durante una semana. Cada vez que se consuma un alimento anotarlo y al final de la semana analizar. 4- Prepara vegetales extra Para llevar una dieta balanceada se recomienda comer vegetales en cada comida, es decir desayuno comida y cena. Sin embargo no siempre es fácil o evidente agregar vegetales a nuestro desayuno o cena. Una manera fácil de solucionar esto es preparar más vegetales y siempre tenerlos listos en el refrigerador. Por ejemplo si un día vas a comer pollo con champiñones guarda unos pocos y a la mañana siguiente puedes prepararte una quesadilla y añadírselos. Los vegetales ya cocidos son muy fáciles de integrar en omelettes, sándwiches y pastas. También puedes tener verduras limpias y picadas siempre listas para ensalada o un smoothie de desayuno. Aquí te dejo unos ejemplos de lo que puedes hacer con tus vegetales extras. Omelette de espinaca (http://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/huevos/omelette/omelette-de-espinacas) Smoothie verde (http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/sin-alcohol/smoothies/smoothie-verde) 5- Se consciente de lo que bebes Es muy importante ser consiente de las bebidas que se consumen a lo largo del día. Muchas veces consumimos más del doble de azúcar recomendado en bebidas azucaradas o jugos de fruta. Te recomiendo solamente tomar jugo un día a la semana y no endulzar tus bebidas. Si quieres endulzar tus bebidas procura escoger opciones saludables como stevia o miel de agave. Además es importante recordar que en una dieta saludable se debe de consumir al menos 2 litros de agua natural al día para mantenerse hidratado. Si te parece complicado consumir agua natural puedes darle sabor agregando unas rodajas de naranja o alguna fruta fresca. Aquí te dejo unas ideas de aguas bajas en calorías. Agua quema grasa (http://www.kiwilimon.com/receta/saludables/agua-milagrosa-quema-grasa) Agua de alfalfa (http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/otros/agua-de-alfalfa)
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que cualquier pretexto para viajar es bueno, pero en realidad no tienes que mudarte a Italia o a Grecia para disfrutar los grandes beneficios de la dieta mediterránea. Consiente tu paladar con platillos deliciosos y mejora considerablemente tu salud siguiendo los principios de la dieta mediterránea. ¿Qué es la dieta mediterránea? Este tipo de alimentación toma como base los hábitos de los países mediterráneos (Francia, Grecia, Italia y España). Aunque existen variantes de un lugar a otro, a grandes rasgos la dieta mediterránea se caracteriza por el alto consumo de vegetales, frutas, pescados y grasas no saturadas. Y, por supuesto, el vino tinto está presente (con un consumo moderado). ¿Cómo puedo seguir la dieta mediterránea? Es cierto que la comida italiana o la francesa no se parecen mucho a la mexicana. No obstante, los ingredientes de la dieta mediterránea son fáciles de conseguir (y cocinar). Lo que tienes que hacer para seguir esta dieta es: Usa más aceite de oliva y menos aceite de girasol o mantequilla Procura incluir verduras y legumbres en todos tus alimentos Sustituye el consumo de carne por pescados, de preferencia azules Come un puñado de frutos secos al día Acompaña tus alimentos con una copa de vino de vez en cuando Cambia los postres calóricos por frutas frescas   ¿Cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea? Además de los increíbles sabores y aromas, esta dieta ofrece muchos beneficios a la salud. El más conocido es posiblemente el que tiene que ver con la disminución del colesterol malo. El consumo de alimentos típicos de la dieta mediterránea está relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero no solo eso. Se ha demostrado que las personas que siguen este tipo de alimentación tienen menos posibilidades de desarrollar Parkinson, Alzheimer y algunos tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de mama. Anímate a probar nuevos platillos y disfruta desde hoy los grandes beneficios de la dieta mediterránea: Láminas de berenjena con especias Ensalada de pollo mediterránea Pasta con salsa de espinacas Medallón de atún con salsa mediterránea Ensalada de garbanzo   Fuentes: NHS.uk Eatingwell.com
Cuando empieza a bajar la temperatura y ni el suéter más grueso logra quitarte el frío, solo hay una manera de solucionarlo: sopas cremosas. Disfruta cualquiera de estas ricas recetas y mantén el frío a raya durante todo el invierno. Crema de brócoli Aprovecha el caldo del pollo que hayas cocinado para preparar una rica crema de brócoli. Sírvela calientita y acompáñala con crotones, una cucharada de crema ácida, un poco de cebolla caramelizada o pedacitos de tortilla tostada.   Crema de espárragos sin lácteos Te aseguramos que esta receta te sorprenderá. A pesar de no llevar ni un gramo de leche o crema, el resultado es una sopa con una consistencia súper cremosita y con un sabor delicioso. Si en tu casa hay alguien intolerante a la lactosa, tienes que prepararle esta crema.   Crema de elote Sin duda, esta es la receta ideal para los días más fríos del invierno. Si estás pensando en organizar una reunión en tu casa, puedes preparar con anticipación esta crema de elote y solo recalentarla antes de servirla.   Crema 3 quesos ¿Eres súper fan del queso? Entonces esta receta es para ti. Para usarla tienes dos opciones: seguir las sugerencias de la receta (servirla dentro de un pan campesino, como tipo fondue) o utilizarla en platillos hechos a base de pasta. De cualquiera manera te fascinará.   Crema de nuez Si ya estás pensando en el menú para las cenas navideñas o de Fin de Año, aquí tienes una excelente opción. Además de tener un sabor muy sofisticado, la preparación de esta crema no te tomará más de media hora. Y para emplatarla solo necesitas trocitos de nuez.   Crema de queso y zanahoria El delicioso sabor cremoso de esta receta te hará olvidar el frío este invierno. Un tip: para que tu crema aporte aún más nutrientes no peles las zanahorias, ya que mucha de su fibra se encuentra en la piel. Esto no afectará la consistencia. ¿Te quedaste con ganas de más recetas de cremas? Visita nuestro sitio web para descubrir más ideas de sopas cremosas para el frío.
La bebida preferida por muchos para arrancar el día esconde más secretos de los que te imaginas. Más allá de ayudarte a despertar o mantenerte alerta, el café es una bebida con una gran historia y muchas curiosidades. ¿Te consideras un verdadero conocedor del café? Dinos si esto es verdadero o falso: Solo oler café puede ayudarte a despertar. El café dura caliente por más tiempo si le agregas crema. La palabra café viene del italiano. El café americano surgió a partir de la Segunda Guerra Mundial. La mayoría del café se produce en Latinoamérica. Los mayores consumidores de café son los italianos y los brasileños. Mientras reflexionas tus respuestas, te invitamos a disfrutar el delicioso sabor y aroma de café con estas sencillas recetas: Café con coco Café de olla Café irlandés clásico Frapuccino de cajeta Respuestas: El café dura caliente por más tiempo si le agregas crema.  Cierto Cuando agregas crema a tu café este se mantiene caliente 20% más tiempo que el café negro. Solo oler café puede ayudarte a despertar. Cierto Se ha descubierto que con tan solo oler café recién hecho tu cerebro puede activarse. La palabra café viene del italiano. Falso En los países de occidente durante mucho tiempo se hizo referencia al café con la palabra “qahwah” (vino en árabe). Esta se convirtió en “kahve” en turco, después en “koffie” en holandés, y finalmente café en español. El café americano surgió a partir de la Segunda Guerra Mundial.  Cierto Los soldados americanos encontraban demasiado fuerte el café espresso, por lo que lo diluían con más agua, creando así el café americano. La mayoría del café se produce en Latinoamérica. Cierto En particular en Brasil, donde se produce el 40% de todo el café del mundo. En segundo lugar, le sigue Colombia. Los mayores consumidores de café son los italianos y los brasileños. Falso Los habitantes de Finlandia, Suecia, Noruega y Dinamarca son los mayores consumidores de café per cápita. ¿Cuántas respuestas acertaste? Si conoces algún otro dato curioso sobre el café, compártelo en los comentarios. Fuentes: https://thoughtcatalog.com/lorenzo-jensen-iii/2015/07/22-little-known-facts-about-coffee/ https://www.goodhousekeeping.com/health/diet-nutrition/a30303/facts-about-coffee/ http://www.missmaud.com.au/Coffee/LittleKnownCoffeeFacts.aspx  
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD