5 tips para incluir más fruta y verdura en tu dieta diaria
Dietas y Nutrición

5 tips para incluir más fruta y verdura en tu dieta diaria

Por Kiwilimón - Junio 2013
Es un hecho que debemos incluir más frutas y verduras en nuestra dieta diaria y aún con todas las veces que nos lo repiten nuestros nutriólogos, doctores y nuestros papás, muchas veces no le damos la importancia que debería. El hecho es que debemos de incluir más frutas y verduras en nuestra dieta diaria y tenemos 5 tips, para que lo puedan hacer cuanto antes. Tal vez podríamos convencerlos si consideran que el consumir frutas y verduras puede ser una fuente de la juventud. Tienen alto contenido en vitaminas, fibra, antioxidantes, nutrientes y agua. Con un mínimo cambio en nuestra dieta diaria, podremos empezar a comer mejor y como consecuencia a sentirnos mejor. Recuerde que una de las formas en que los hijos puedan comer más verduras es con el ejemplo, así que no espere más por cambiar su rutina alimenticia y empiece a disfrutar de un bienestar general en su cuerpo.

1. Impulsa tu desayuno

Nunca te saltes el desayuno, es muy importante. Así pondrás en marcha tu metabolisto, aumenta tu rendimiento en cualquier actividad por la energía de los alimentos que consumes y mantienes tu peso. ¿Cómo hacerlo? Puedes añadir frutos rojos a tus hotcakes o pan francés. También funcionan las frutas secas como las manzanas o fruta fresca de tu preferencia con tu yoghurt, cereal o avena. También puedes hacer un licuado o un smoothie con leche baja en grasa, con frutas congeladas. Para incluir las verduras puedes añadir pimientos, jitomates, champiñones y/o cebolla a tu huevo, en un omelette o en un panini vegetariano, que no incluya carne y el pan tenga algún cereal como la linaza. Un vaso de jugo es infalible, obtienes todos los nutrientes, solo cuida la cantidad y de preferencia solo tómalo en el desayuno. Si por algo no te da tiempo de desayunar, asegúrate tener a mano fruta fresca entera, como manzana, plátano, guayabas, que puedas comer en el camino. Recetas de cocina Licuado de pera. Este licuado de pera te mantendrá lleno durante el día y puede ser usado para el licuado de pera de la dieta detox. Ver receta aquí Hotcakes con durazno (video). Estos hotcakes llevan mitades de durazno encima, dándoles un toque totalmente diferente y delicioso. Me encantan para cambiarle a lo típico. Se sirven con miel de maple. Ver receta aquí  

2. Duplica la cantidad de verduras

No es difícil empezar a comer más verduras, las puedes incluir en todos los platillos, sopas, ensaladas, pastas, sándwiches, pizzas, guisados, botanas, en todas encontramos una porción de ellas, duplica la porción. ¿Cómo hacerlo? Cuando se trata de una sopa, no será difícil incluir más verduras picadas, si es una crema puedes poner de la misma verdura unos trozos para complementar el sabor. En consecuencia, tendrán mejor sabor tus sopas, mayor valor nutricional y aumentarás tu consumo de verduras al día. Las pizzas son una opción perfecta para agregar más verduras, puedes hacer tus propias creaciones con un poco de creatividad. En los guisados podrás hacer lo mismo, con pocos ingredientes. Las guarniciones puedes sustituir las que no sean verdura por cualquier cosa, como unas berenjenas con queso parmesano. Los sándwiches no se quedan atrás. No te conformes con solo poner una rebanada de jitomate, puedes incluir más ingredientes como pimiento, pepino, espinacas, calabazas. Son un lienzo esperando ser pintados, también puedes agregar manzana si quieres variar el sabor.  Recetas de cocina Sándwich caprese. Ricos y frescos sandwiches que recuerdan el sabor de la ensalada Caprese. Ver receta aquí Pizza margarita. En lugar de comprar o pedir tus pizzas, porque no hacer una en casa? A toda tu familia le encantara! Ver receta aquí  

3. Crea tus propias recetas

No tiene nada de malo que te ensucies las manos y te metas a la cocina a crear tus propios platillos. Así podrás incluir la cantidad de verduras que tú quieras. ¿Cómo hacerlo? Ralla distintas verduras y combínalas para hacer una ensalada, o para agregar a tu hamburguesa, como zanahoria y calabaza. Rellena tus albóndigas con verdura. Realice distintos tipos de puré y no solo de papa. Puede hacer puré de coliflor que es también es muy rico. Además, ya sea puré de papa o coliflor, puede agregar un poco de verdura en cuadritos como calabaza o pimientos rojos, también a la pasta o al arroz. Sobórnate tú mismo con platillos hechos en el horno. Tanto las frutas y verduras son saludables y deliciosas, no hay manera más sabrosa de disfrutarlas preparadas en el horno, en pan, pasteles, galletas, botanas, tartas saladas, etc. La lista es interminable. Recetas de cocina Paella primaveral de verduras. Una forma deliciosa y sana de preparar una paella sin trabajar por horas. Este arroz con azafrán lleva alcachofas, zanahorias, espárragos, nabos, papas, y garbanzos. Ver receta aquí Panna cotta con coulis de frambuesas. La panna cotta es un postre típico de la región italiana de Piamonte. Es parecido a un flan pero con una textura más suave y compacta gracias a la gelatina que lleva. Ver receta aquí  

4. Escoge un día sin carne

Escoge un día a la semana en el que no comas nada de carne, de esta manera estarás incrementando la cantidad que comes de frutas y verduras. Este método es infalible! Además puedes reducir el riesgo de cáncer, enferemedades del corazón e incluso podrás ahorrar más porque los vegetales y frutas son más económicos. ¿Cómo hacerlo? Primero, elige el día en que no vas a comer nada de carne. Prepara tu menú con anticipación. Existen muchas recetas que puedes incluir sin tener que comer carne y aún así sentirte satisfecho como: couscous, arroz salvaje, ensaladas, quinoa, pastas, sopas, sándwiches, etc. Recetas de cocina Ceviche de champiñones vegetariano. Delicioso y fresco ceviche de champiñones, me encanta este ceviche porque los mismos ingredientes puedes utilizarlo para hacer ceviche de salchicha, camarón, atún etc. Ver receta aquí Pastor vegetariano. Es una adaptación vegetariana de los tradicionales tacos al pastor, llena de la proteína del gluten para comer sin remordimientos en etapas de dieta. Ver receta aquí  

5. No te saltes el postre

Sin duda, una de mis favoritas. No hay nada mejor que terminar nuestras comidas con un rico dulce bocadillo. Pero toma en cuenta, que aún aquí, podemos seguir incluyendo frutas de temporada. Recuerda que el dulce natural como el de las frutas, es muy saludable. ¿Cómo hacerlo? Prepara tartas de fruta natural y duplica su contenido de frutas. Congela frutas como plátanos o uvas y verás que snack tan rico. También puedes sumergir la fruta en chocolate derretido y meterlo al congelador para que tengas un postre más sano y rápido. También puedes incluir un poco de helado o yoghurt congelado como postre y comerlo con un poco de fruta natural como frutos del bosque, mangos, duraznos, dependiendo del sabor del helado. Recetas de cocina Copas de yoghurt con granola y frutas. Estas copas de yoghurt con granola y frutas son un desayuno sano y delicioso en menos de 15 minutos! Ver receta aquí Paletas heladas de kiwi. Deliciosas y nutritivas paletas heladas! Son un postre ideal para la dieta y para diabéticos! Ver receta aquí

.

. 3 consejos más:

1. Come más ensaladas. Ya sea de fruta o verdura, incluye una ensalada mínimo al día. Lo increíble de ellas es que puedes empezar el día con una de frutas, en la tarde puedes optar por una ensalada verde o con alguna carne o quesos y en la cena unos bastones de verdura o fruta picada. Para conocer nuestras recetas de ensaladas, haz click aquí   2. Prueba los smoothies. Los smoothies son una excelente opción para agregar más fruta a tu dieta. Hay de mango, papaya, fresa, en fin, no importa cuál te guste más, puedes probar uno diferente todos los días, son ideales para empezar el día con mucha energía. Para concoer nuestras recetas de smoothies, haz click aquí   3. Prueba algunos dips. Los dips son una mezcla de ingredientes que pueden acompañar algunas botanas. Si tienes ganas de algo más saludable, puedes preparar para la media tarde, unos bastones de zanahoria y pepino y acompañarlos con rico dip. Para conocer nuestras recetas de dips, haz click aquí

Si quieres conocer todas las recetas que tenemos, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Saber cuáles son las porciones adecuadas de comida para un niño de cierta edad no es tan complicado como parece.Aunque estamos acostumbrados a ver por todos lados porciones enormes de comida y, a veces, cuando llegamos a casa, la hora de comer se puede convertir en una batalla campal, especialmente con niños pequeños, es posible lograrlo. Como papás, es importante incentivar que los niños asocien la comida con momentos placenteros, de compartir y convivir, no con guerras de poder o sentir que tengan que acabar montañas de comida para estar satisfechos. Los niños deben aprender a escuchar su apetito y una gran manera de lograrlo es servir las porciones adecuadas. También hay que tomar en consideración el nivel de actividad y requerimientos especiales de cada pequeño.En casa podemos realizar el ejercicio de medir qué tanto cabe en los platos que usamos siempre y así comprender que el estómago de un chiquito no tiene la misma capacidad que el nuestro. ¿Has medido cuántas tazas de sopa caben en tus soperos? Te sorprenderás al constatarlo.Por ejemplo, en el caso de las frutas, una porción adecuada para un niño es media manzana, o naranja. Si lo vemos en una taza de medir es entre un cuarto a media taza. Te recomendamos estas Ideas de Lunch para NiñosDe la misma manera, hay que cuidar la porción correcta de jugo, que es media taza. Los vasos comunes tienen capacidad de 1 a 1 ½ tazas, a veces más. No es buena idea servirles vasos enormes de jugo, porque pueden quitarles la capacidad para comer alimentos con mayor concentración de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son más necesarios para su desarrollo.Si se trata de granos o cereales, media rebanada de pan es suficiente para niños de hasta 5 años, y la porción adecuada de pasta, arroz o cereal es media taza. Hay que tener cuidado con los tazones enormes de cereales azucarados que no dejan espacio para mucho más. En total, los niños necesitan 4 a 6 porciones al día de granos y cereales. Un sándwich hecho con una rebanada de pan, media taza de pasta en la comida y una tortilla en la cena completarían sus requerimientos de granos y cereales del día. Como ves, no es tanto.En el caso de las proteínas como carnes, pescado o pollo, para chiquitos de hasta 5 años, 60 gramos es más que suficiente por porción, por ejemplo, un huevo durante el desayuno. Al acercarse a los 10 años puede subir hasta 100 gramos, según la actividad.No olvides incluir nueces, almendras o mantequilla de cacahuate, de la cual dos cucharadas equivalen a una porción adecuada. Considera también leguminosas, como lentejas y frijoles, y media taza de ellas es más que suficiente. En total necesitan entre 3 a 4 porciones de ese tamaño al día.Te recomendamos estos Coditos con Chayote, Kale y Quesito Para complementar su dieta, los lácteos son importantes. Calcula unos 100 g de queso en total para todo el día, o tres cuartos de taza de yogurt. Si toman leche, no necesitan más de media taza por porción. Dos porciones al día son suficientes para su desarrollo.Finalmente, las temidas verduras no tienen que ser motivo de pleito. Procura darles varias opciones y piensa que sus porciones no deben ser las mismas que las tuyas. Por ejemplo, en el caso de chícharos, brócoli y otras verduras cocidas, media taza por porción es suficiente. Si es ensalada, calcula una taza. Donde se complica un poco es con las frutas, pues necesitan en total al menos cinco porciones de frutas y verduras por día; lo mejor es si son más verduras que frutas, así que divídelas entre las tres comidas y lunch para que tengan todo lo que necesitan para crecer sanos.
Casi siempre, las botanas y los snacks entre comidas son de lo primero que te tienes que despedir cuando te pones a dieta. Pero este no es el caso de la dieta keto. A diferencia de otros regímenes alimenticios, con la dieta keto no tienes que pasar hambre, pero sí debes fijarte mucho en lo que comes. Sigue leyendo para conocer de qué se trata y qué debes comer. ¿Cómo funciona la dieta keto? Este tipo de dieta ayuda a tu cuerpo a usar las grasas almacenadas como combustible. En lugar de recurrir a la glucosa que se encuentra en los carbohidratos, la dieta keto aprovecha los cuerpos cetónicos, un compuesto químico producido por el hígado.  Con esto se busca que el organismo alcance un estado de cetosis, que es cuando el cuerpo se alimenta exclusivamente de grasas. De esta manera, comienzas a bajar de peso.  ¿Cuánto debes comer al día con la dieta keto? En este régimen, el cuerpo depende del consumo de grasas, por lo que en cada comida debe incluirse por lo menos un alimento con alto contenido de grasa. Las personas que llevan una dieta de 2000 calorías al día deben consumir alrededor de 165 g de grasa, 40g de carbohidratos y 75g de proteína, aproximadamente. Aunque las necesidades de cada persona pueden variar, para la dieta keto puede usarse este cálculo: •                60-75% de las calorías se obtienen de grasas •                15-30% de las calorías se obtienen de proteínas •                5-10% de las calorías se obtienen de carbohidratos  ¿Qué puedes comer en la dieta keto? Básicamente cualquier alimento que incluya grasas y proteína, y esté exento de carbohidratos.  Si no conoces bien la dieta, al inicio puede parecerte complicado planear tus menús, pero en realidad es muy sencillo. Una fruta que puede formar parte de tu dieta keto es el aguacate, ya que 50 g de esta fruta aporta 8 g de grasa, de los cuales más del 75% son grasas buenas que pueden ayudar a absorber los nutrientes de otros alimentos que se coman a la vez. Los  Aguacates de México tambien son un gran alimento para tu dieta keto ya que tienen una buena fuente de fibra. La fibra ayudará a que te sientas lleno por más tiempo.   Si estás siguiendo la dieta keto y ya no sabes qué preparar, muy sencillo: come un aguacate. Además de cumplir con todas las especificaciones de la dieta keto, el aguacate es una fruta rica en nutrientes y ofrece grandes beneficios a la salud. Sustituye las botanas altas en calorías por alimentos ricos en nutrientes como Aguacates de México y así mejorarás tu alimentación. 
Una de las épocas más emocionantes, sin duda, es el regreso a clases. Comienza una etapa diferente, aceptar retos nuevos, el reencuentro con los amigos y una de las cosas que más nos llena de ilusión es comprar los útiles y todo lo que necesitan nuestros pequeños para la vida escolar.Ahí formarán las bases para el resto de su vida y nosotros debemos darles las herramientas necesarias, así que te dejamos una lista de los esenciales para este regreso a clase.MochilaLa mochila es muy importante y hay que tomar en cuenta muchos aspectos para escoger la ideal: que no sea muy grande pero tampoco chica, que sea de un material resistente pero que no la haga pesada. La buena noticia es que hoy en día hay un sinfín de opciones y diseños para todos los gustos.LoncheraLa lonchera también es imprescindible en la vida escolar, ya que en las instituciones educativas hay tienditas y cafeterías en las que lo que ahí venden no es lo más sano para los estudiantes y que incluso les puede causar problemas de salud como sobrepeso y obesidad. Una buena lonchera con un almuerzo balanceado es lo ideal para mantener a tus hijos bien alimentados.Botella de aguaMantenerse hidratado es de suma importancia para los seres humanos y más si están en etapa de desarrollo. De acuerdo con el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), la deshidratación provoca una caída de la capacidad de concentración en 15% y una disminución de la memoria a corto plazo de 10%, es por esto que se recomienda beber agua frecuentemente sobre todo en estudiantes. Busca una botella linda, que inspire a tomar agua pero que no sea muy estorbosa.SnacksUn snack entre clases puede fortalecer la concentración. Según el British Journal Nutrition, tener un snack saludable ayuda a un buen rendimiento del cerebro y mejora el pensamiento crítico. Verduras como pepino, jícama y zanahoria puede funcionar, además de las obleas o las tortitas de arroz inflado.AgendaDurante el ciclo escolar es de vital importancia tener una buena organización, conocer horarios, fechas de entrega de trabajos y tareas, tener en cuenta fechas de exámenes y demás; por eso una agenda ayuda a que a los estudiantes no se les pase nada por alto.Zapatos y tenisToma en cuenta si hay uniforme o en la escuela de tu hijo hay especificaciones en cuanto al tema de calzado y vestimenta. Sea cual sea el caso, te recomendamos que sean de un material resistente y cómodo para que los estudiantes puedan ir de un lado a otro y realizar todas sus actividades. USB y pila recargableEn cuestión de gadgets, lo más recomendable es tener una USB para guardar archivos, tareas, trabajos, y demás, y por supuesto, una pila extra para que no se queden sin comunicación, pues muchas veces entre las clases y las actividades extra, la batería puede terminarse.Apps para hacer tu vida más fácilY en cuestión de tecnología, en estos días contamos con muchas herramientas para hacer nuestra vida más fácil, tanto como para despertar en la mañana y evitar esos 5 minutos extra, como para tener calendarios, bloc de notas, temporizador para estudiar sin distracciones, o hasta estudiar algún idioma. Aquí te dejamos algunas de nuestras favoritas: Alarmy, Duolingo, Evernote, Siple Mind, Timetable. La escuela es una de las partes de la vida de nuestros hijos en donde no sólo aprenden, se relacionan, sino se desarrollan y crecen, y tener las herramientas adecuadas se los hará más fácil.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD