7 alimentos que hacen que te deprimas
Dietas y Nutrición

7 alimentos que hacen que te deprimas

Por Kiwilimón - Febrero 2015
La depresión es la enfermedad del siglo XX que afecta a más de 350 millones de personas en el mundo y se estima que para el 2020, sea la segunda causa dediscapacidad, solo después de las enfermedades cardiovasculares, asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este padecimiento se manifiesta por un cambio en el estado de ánimo, tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, sensación de cansancio, falta de concentración, así como trastornos de sueño o apetito.

La depresión llega a afectar el desempeño laboral, escolar, así como las relaciones familiares y sociales. Cuando es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando es considerada moderada o grave se necesita terapia profesional y medicamentos.

Dado que las presiones económicas, sociales o el estrés son factores que favorecen el desarrollo de este trastorno, es posible prevenirlo de diversas maneras, a través del ejercicio, realizar actividades que te gusten, tener un trabajo satisfactorio, así como amigos y una alimentación saludable.

Puesto que la dieta influye en la manera en que te sientes, Salud180 te presenta una lista de 7 alimentos que hacen que te deprimas.

Si te gustan, evítalos porque te enferman...

Hay estudios científicos que aseguran que estos alimentos provocan respuestasadictivas en el cerebro, tal como sucede cuando se consumen drogas y tabaco, debido a que contienen saborizantes, conservadores y aditivos con efectos nocivos para la salud.

1. Endulzantes artificiales. Especialistas en Estados Unidos determinaron que todos los endulzantes artificiales producen depresión del sistema nervioso.

Asimismo, Rachel Fiske, consultora certificada de nutrición en San Francisco, afirma que el aspartame (endulzante) frena la producción de serotonina y dopamina, lo cual podría ser causa de depresión y ataques de ansiedad.

2. Alimentos procesados. Investigadores de Gran Bretaña publicaron en la revista Británica de Psiquiatría que este tipo de comida aumenta el riesgo de desarrollar depresión, ya que contienen sustancias químicas nocivas que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares e inflamación. Entre ellos están las carnes, embutidos, chocolate y postres azucarados.

3. Comida frita. Stephanie Fulton, del Hospital Universitario de Montreal, los alimentos ricos en grasa saturada contribuyen a desarrollar conductas depresivas, por las reacciones químicas que se producen en el cerebro.

Universidad Navarra confirma que este tipo de alimentos propician este trastorno, ya que en exceso aumentan la producción de determinadas moléculas como la citonina, la cual puede reducir la producción de serotonina, encargada de generar un estado de bienestar.

4. Cereales refinados. El consumo de estos alimentos, así como las harinas refinadas aumentan las probabilidades de sufrir depresión, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Londres.

5. Lácteos altos en grasa. Las universidades de Navarra y Las Palmas de Gran Canaria, España, relacionado el consumo de grasas trans y saturadas con el desarrollo de depresión, mismas que se encuentran en los lácteos.

6. Refrescos. Un estudio del Instituto Nacional de la Salud afirma que consumir más de un litro de estas bebidas al día provoca depresión y si éstas son dietéticas y de sabores las probabilidades aumentan.

7. Alcohol. Su abuso por un tiempo prolongado desencadena depresión, ya que interfiere en receptores del sistema nervioso, aunque aún no se determinan los mecanismos asociados a esta reacción, confirma un estudio publicado en la revistaArchives of General Psychiatry.

La Universidad de Londres sugiere que al haber alimentos que producen depresión, lo ideal es "consumir frutas, vegetales y pescado a fin de contrarrestar los síntomas”.

Para vivir mejor, es necesario llevar una dieta sana, evitar alimentos con altos contenidos de grasas y azúcares refinados, hacer ejercicio y tener actividades que te causen felicidad.

Ver nota original.

Notas recomendadas

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Después del micro ondas y el lavaplatos, el congelador es uno de esos inventos que mejoran considerablemente la calidad de vida de cualquiera. El problema es que muchas veces subestimamos su valor, por lo que terminamos convirtiéndolo en una bodega de alimentos congelados y, casi siempre, olvidados. Aprende a sacarle más provecho a todas las secciones de tu refrigerador. Aquí te contamos las razones por las que congelar tu comida te solucionará la vida. ¿Qué podemos congelar?Primero que nada, hay que saber qué alimentos puedes poner en esa parte del refrigerador. ¡Buenas noticias! Puedes congelar prácticamente todo: yogurt, queso, leche, carne, pescados, huevos, frutas, verduras, panes, arroz, entre otros alimentos. Si su contenido es mayormente agua, como los tomates o las fresas, podrían perder textura, no obstante, se conservan en buenas condiciones para cocinar. Del lado en el que lo veas, congelar tus comidas es una excelente opción.Ayuda a organizarteCongelar tus comidas con anticipación es una excelente forma de organizar tus menús semanales. Utiliza etiquetas en tus recipientes o bolsas resellables para poner el nombre de la comida y la fecha en que se congeló, de esta manera se facilitará tu búsqueda a la hora de requerir algún alimento o de identificar los que ya están por expirar. Ahorras tiempoCon una buena organización en tu refrigerador es posible ahorrar tiempo para tener la comida lista cada día. Ya sea para poner el lonche a los niños o llevarte tu comida al trabajo, con solo descongelar con anticipación será suficiente. De igual forma ahorrarás tiempo al no tener que ir al súper tan seguido si ya cocinaste grandes cantidades para varios días o semanas.Desperdicias menos comidaSi tu principal preocupación es el desperdicio de comida, congelar tus menús también es una excelente opción. Dedica un día de la semana a cocinar alimentos o preparaciones a base de varias comidas que realizas frecuentemente, por ejemplo: caldo de pollo para guisos, salsa de tomate para arroz o pasta, carne de res, pollo o pescado a la plancha. Almacena las preparaciones en porciones pequeñas, de esta manera solo utilizarás las necesarias sin tener que terminar tirando comida.Más tiempo con tu familiaUno de los grandes beneficios de congelar los alimentos es que puedes dedicar el tiempo ahorrado a pasarlo con tu familia. No necesitas pasarte horas todos los días cocinando. Con una buena estrategia y organización, podrás disfrutar de valioso tiempo de calidad con tu familia.Cuéntanos, ¿qué tanto aprovechas o desperdicias tu congelador? Si aún no usas todo el potencial de tu refrigerador, te retamos a preparar estas recetas y guardarlas en el congelador en porciones individuales. Te aseguramos que después de ver lo sencillo que es descongelar, calentar y comer no volverás a cocinar de la misma manera.Recetas ideales para congelarse:Cacerola de papas con tocino a las finas hierbasPechuga de pollo al ajillo Pastel de carne con plátano machoChicharrón de cerdo a la mexicana
¿Se acerca la fiesta de cumpleaños de tu pequeño o simplemente quieres consentir a tus hijos con unas deliciosas galletas caseras? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes decorar galletas para niños para que queden espectaculares. Usa moldes divertidos Si de plano no tienes mucho tiempo o no se te da eso de las manualidades, usa moldes en forma de estrella, corazón, animales o lo que sea que más le gusta a tu pequeño. Con eso y un poco de chocolate derretido es más que suficiente. Como estas Galletas de Mantequilla en forma de CorazónInspírate en sus personajes favoritosNo tienes que hacer exactamente la carita de su caricatura favorita. Por ejemplo, si a tu hija le gustan las princesas, puedes hacer galletas en forma de corona. Si tu hijo admira a un jugador de futbol, haz balones de galleta. Un gran ejemplo son estas Galletas de El GrinchAhorra tiempo con masa de coloresOtra manera original de hacer galletas bonitas es agregar colores directamente a la masa. El resultado es una galleta muy vistosa que no requiere mayor decoración. Cuando estés mezclando los colorantes, fíjate que la tonalidad de la masa sea homogénea para que no queden partes más oscuras.Piensa más allá de la decoraciónPor supuesto que la presentación de un postre es importante, sobre todo si lo estás preparando para niños. Sin embargo, recuerda que, si el sabor no es del todo agradable, los niños terminarán por tirar las galletas. Así que vigila que el sabor, la textura y el dulzor estén equilibrados para que las galletas sean del gusto de los pequeños. Mira estas Galletas de Mantequilla con Caramelo de MentaUsa todas las técnicas que puedas o conozcasAunque el royal icing está de moda en el mundo de la repostería, recuerda que hay otras maneras de decorar. Si decides usar este tipo de glaseado, no olvides que primero debes hacer la orilla con una duya muy fina y después rellenar la galleta para que quede lisa.Back to BasicsCuando no tienes muchas herramientas o el tiempo se te viene encima, los mismos ingredientes y utensilios que te encuentres en la cocina pueden servirte para decorar las galletas. Usa el cacao en polvo o azúcar glas para espolvorear las galletas, utiliza un sello o el fondo de un vaso para darle textura a las galletas. Aprovecha lo que tengas a la mano para darles un toque original.Conoce más recetas para preparar GALLETAS PARA NIÑOS visitando kiwilimon.com
Semana Santa siempre es un pretexto para darle una vuelta de tuerca al menú cotidiano. Más mariscos, platillos y dulces típicos, y recetas sin carne hacen de esta temporada una delicia para chicos y grandes.Para que vayas ampliando tu recetario de comida de Cuaresma, te presentamos las mejores recetas para preparar en Semana Santa:Pescado empapelado a la mexicanaUna receta económica y fácil de preparar. Pocos ingredientes, sin mucha preparación ni tiempo de cocción, además de ser bajo en calorías. Ideal para quienes no quieren pasarse las vacaciones cocinando.Camarones a la hawaianaUna receta que nos recuerda el clima tropical con trocitos de piña y una deliciosa salsa chipotle. Un platillo exótico para paladares aventureros. Recuerda que debes cocinar los camarones solo durante unos 10 minutos. Si te pasas, pueden quedar secos o duros. Sandwich de atún cremosoAntes de que descartes esta receta déjanos decirte que este no es el típico sándwich de atún. El toque especial que le dan el yogurt griego y el pan de arándano hace que tenga un sabor diferente. Una alternativa ligera para comer antes de pasear o durante un día de campo.Ensalada cremosa de salmónEsta ensalada se convertirá en la favorita de la temporada gracias su combinación de sabores, sin contar que es rica en Omega 3 y Vitamina B12. Fácil, rica y saludable. ¿Te asustan las calorías? ¡Despreocúpate! La textura cremosa de esta ensalada se debe al delicioso yogurt griego, un alimento naturalmente bajo en grasas. Ensalada caliente de lentejasNo importa que sean de los alimentos típicos de Semana Santa, las lentejas siempre pueden sorprenderte. Dales un giro y prepáralas con un poco de pimiento morrón y jitomate cherry. Ahórrate unos minutos usando lentejas enlatadas. Sopa de rajas con eloteLas recetas sin carne no tienen que ser aburridas. Esta sopa te dejará sin palabras por lo fácil de su preparación y su delicioso sabor. Atrévete a probar una nueva versión de las clásicas rajas con elote.CapirotadaPor supuesto que no puedes pasar la Semana Santa sin un buen plato de capirotada. Aunque hay miles de maneras de prepararla, te compartimos la tradicional receta que satisface hasta al más quisquilloso. El cierre perfecto después de una típica comida familiar. La capirotada remonta sus orígenes a la época del imperio romano, en el siglo IV y principios del siglo V,  pero es en la cocina española donde adoptó el nombre de  "Almondrote". En aquel entonces, este tradicional platillo de Semana Santa se asimilaba solo en la base principal a la que conocemos actualmente, donde el pan era remojado en capas acompañada de caldo y carne de perdiz asada.Guayaba en almíbarUna excelente fuente de vitamina C hecha en un delicioso dulce. La mejor opción de un postre ligero después de los grandes menús que suelen prepararse en estas fechas. En lugar de usar azúcar sustitúyela con algún edulcorante para preparar una versión baja en calorías. ¿Se te antojó alguna de estas recetas? Cuéntanos qué recetas sueles preparar en la temporada de Semana Santa.
Dinos qué guardas en tu horno y te diremos qué tan buen cocinero eres. Si el horno de tu cocina está limpio y tiene algunos refractarios, eso significa que te gusta lucirte con tus recetas. Pero, si se parece más a una bodega de ollas viejas y tupers sin tapa, definitivamente tienes mucho por aprender.Aunque hornear es algo desafiante para muchos, esta actividad puede ser realmente sencilla y divertida. No dejes que la falta de tiempo o de experiencia ahuyente tus ganas de usar el horno. Sigue estos tips para aprender a hornear en menos de lo que esponja un pastel.Empieza con algo sencillo: Si nunca has usado el horno por tu cuenta, no intentes hacer una receta súper complicada. Mejor elige un platillo con pocos pasos y una preparación muy básica. Podrías hasta pensar en alguna receta fácil con poco tiempo de cocción, para asegurarte de estar pendiente y además, adquieras práctica. Además, así será más difícil que cometas un error.Ten pacienciaEsto es básico al momento de hornear. Necesitas paciencia para precalentar el horno y que alcance la temperatura ideal, para dejar que tus platillos estén listos sin abrir la puerta cada cinco minutos y, obviamente, para aprender de las equivocaciones. Compra los utensilios básicosNo tienes que llenar tu cocina con batidoras industriales y cuchillos profesionales, pero sí hay algunos utensilios que vas a necesitar. Espátulas, refractarios antiadherentes, tazas medidoras, báscula, termómetro y unos bowls grandes para mezclar son suficientes. Ordena todo antes de comenzarLo ideal es que antes de empezar a cocinar leas con cuidado la receta y acomodes los ingredientes y los utensilios que necesitarás. Aunque esto parezca un poquito exagerado, cuando estás horneando es muy importante que respetes los tiempos. Créenos, si te tardas cinco minutos en encontrar los trapos para sacar el pastel, las cosas pueden ponerse feas.Sigue todas las instruccionesNo es necedad del autor del recetario poner medidas o temperaturas exactas. Para que el horneado quede perfecto debes seguir al pie de la letra las instrucciones. Esto incluye el orden en que mezclas los ingredientes, la temperatura, las cantidades y, obviamente, la consistencia (a punto de nieve, crema, uniforme, líquida, con aire, etc.).Prepárate para desmoldar o reservarNo subestimes la importancia de invertir unos minutos en el molde que usarás. Cuando no lo engrasas o enharinas bien, es muy probable que el pastel termine desmoronándose o quemándose en algunas partes. Para evitar estas catástrofes lo más fácil es que untes mantequilla y después cubras el molde con papel antiadherente. ¡Anímate a prender el horno! Con estos tips y las recetas de Kiwilimón hornear será tu nueva actividad favorita. Panqué de Plátano con Betún de chocolate blancoPastel de Pan de EloteCheesecake con FlanRosca de Frutos Secos sin Glutenhttps://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD