8 comidas para sentirte llena de energía cuando más lo necesitas
Dietas y Nutrición

8 comidas para sentirte llena de energía cuando más lo necesitas

Por Kiwilimón - May 2017
  Después de madrugar, sobrevivir al tráfico y lidiar con el estrés del trabajo, es muy probable que te sientas agotada, incluso antes de llegar a la hora de la comida. Pero antes de que te rindas por un antojo calórico y poco saludable, te sugerimos algunos alimentos que te llenarán realmente de energía sin afectar tu salud. Prepara tu lunch con estos ingredientes y siéntete llena de energía el resto del día:

Camote

Este delicioso tubérculo tiene altos contenidos de vitamina A y C, las cuales te ayudan a combatir la fatiga. Su sabor es tan versátil que con un poco de aceite de oliva y romero puede convertirse en un exquisito acompañante, o con miel y canela ser un saludable postre. Receta recomendada: Papitas de camote

Almendras

Este riquísimo fruto seco contiene magnesio, un elemento necesario para el correcto funcionamiento de los músculos. Por si fuera poco, su gran combo de vitaminas del complejo B favorece la conversión de la comida en energía.

Avena            

Saber combinar alimentos es esencial para poder aprovechar al máximo sus propiedades. Los copos de avena tienen la ventaja de contener proteínas y carbohidratos altos en fibra, lo que hace que proporcionen energía por más tiempo. Receta recomendada: Avena con almendras y arándanos

Plátanos       

Su sabor dulce delata sus principales componentes: glucosa, fructosa y sacarosa. Esto, aunado a su alto contenido de fibra, hace del plátano una fuente segura de energía. Complementa su consumo con algo de proteína para prolongar su efecto energético.

Espinacas

Cerca del 10% de las mujeres de entre 20 y 49 años sufren deficiencia de hierro, lo cual les provoca cansancio y menor rendimiento físico y mental. Consume verduras ricas en hierro y vitamina C para mejorar la absorción del mineral. Receta recomendada: Ensalada de espinacas y fresas

Chile

El chile tiene la capacidad de acelerar el metabolismo y aumentar la energía. La capsicina, componente que da el picor a los chiles, estimula la digestión, mientras activa el metabolismo. De acuerdo con algunos estudios, los chiles pueden incluso mejorar las funciones cognitivas.

Aguacate

Lo bueno del aguacate, además de su increíble sabor, es que es rico en grasas monosaturadas y fibra. De esta manera, se digiere lentamente y mantiene los niveles de azúcar en la sangre estables. Olvídate de las grasas saturadas y llénate de energía con un delicioso aguacate. Receta recomendada: Ensalada de mango, jícama y aguacate

Frutos rojos

Estas pequeñas frutas están llenas de antioxidantes, lo que las convierte en poderosas enemigas de los radicales libres y sus efectos, entre ellos el envejecimiento. El consumo de frutos rojos puede, además, mejorar las funciones cognitivas y la agilidad mental. Todas tenemos un remedio infalible para cada malestar.

Cuéntanos, ¿qué combinación de alimentos comes para llenarte de energía?

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existe la creencia de que comer bien es caro, pero eso no es necesariamente verdadero. Sabemos que es importante cuidar del presupuesto familiar así como de la nutrición, así que nos dimos a la tarea de buscar los ingredientes que además de ser versátiles y deliciosos, también son nutritivos y muy económicos, para que no olvides anotarlos en tu lista del súper.HuevoEl huevo es una fuente importante de proteínas y posee mayormente grasas beneficiosas. Además, contiene lecitina, una sustancia responsable de disolver las grasas y fluidificar la sangre. Un kilo de huevo cuesta aproximadamente 35 pesos, por lo que es accesible y fácil de conseguir.Leche La leche es rica en proteínas y te ayudará a sentirte saciada. Además, es una buena fuente de calcio, vitamina D, potasio, fósforo, magnesio, zinc y vitamina B12. El litro de leche va de los 20 a los 35 pesos.EspinacaLa espinaca es una de las verduras más completas y nutritivas que existen, ya que a pesar de que no tiene tanto hierro como pensábamos, está llena de vitaminas y minerales como el folato, el magnesio, vitamina A, K y E. Un ramo de espinacas en los mercados cuesta aproximadamente 10 pesos y en los supermercados la espinaca empacada tiene un precio entre 25 y 35 pesos. FrijolesLos frijoles son una fuente de proteína vegetal y además son una excelente manera de aumentar el contenido nutricional de una comida. Contienen potasio, fibra y antioxidantes, y su precio por kilo ronda los 35 pesos.PlátanosLos plátanos contienen potasio y vitamina B, fibra y carbohidratos, además lo puedes usar como sustituto de endulzante para tus smoothies y postres. El kilo está en alrededor de 15 pesos. AvenaLa avena es una buena fuente de fibra que ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente y ayuda a reducir el colesterol. Contiene ácidos grasos omega-3, potasio y ácido fólico. Es barata, pues el precio por kilo está cerca de los 20 pesos si la compras a granel y es accesible en cualquier súper o mercado. Pasta En cuanto a este ingrediente, te recomendamos la pasta de grano entero porque es más nutritiva que la pasta común, ya que contiene tres veces más fibra, el doble de calcio, proteínas adicionales y mayores cantidades de sustancias como el selenio, fósforo, vitaminas B, magnesio, manganeso y cobre. El precio ronda los 45 pesos. Esta lista te ayudará a acabar con el mito de que comer saludable es costoso, y verás que estos ingredientes los puedes usar de muchas formas para darle variedad, sabor, nutrición y calidad a tus comidas, al mejor precio.Aquí te dejamos algunas ideas para usarlos en tus comidas:Espinacas a la Crema con HuevoAvena con Puré de ManzanaEnsalada de Ejotes y Frijoles
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
Cuando se habla de comida chatarra, quizá te vienen a la mente ciertos platillos específicos, pero ¿sabes realmente lo que significa ese término?El término comida chatarra se usa para referirse a bebidas y alimentos bajos en nutrientes, es decir, que no aportan vitaminas, minerales o fibra y además tienen altos contenidos de calorías, grasas saturadas y azúcares añadidos.Con tu ayuda, podemos transformar la vida de niños y niñas. MIRA CÓMO LOGRARLO.Aunque aún no es posible obtener estimaciones generales sobre la proporción de personas que sufren una enfermedad relacionada con la mala alimentación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala distintas causas de una dieta poco saludable, entre las cuales destacan tres: el alto consumo de sal, de grasas y bajo consumo de frutas y verduras.Frutas y verdurasAlrededor de 1.7 millones (2.8%) de las muertes en todo el mundo son atribuibles al bajo consumo de frutas y verduras; mientras que el consumo adecuado de frutas y verduras reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal. Existe evidencia de que ingerir altos niveles de alimentos con mucho contenido calórico, como los alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, promueven la obesidad.SalLa recomendación de consumo de sal por persona al día es de 5 gramos, según la OMS, con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los datos de varios países indican que la mayoría de las poblaciones consumen mucha más sal de lo indicado.Una persona consume alrededor de 9 a 12 gramos de sal al día, por lo que se estima que si se reduce a los 5 gramos recomendados, causaría un impacto positivo importante en la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares.GrasasEl alto consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans está relacionado con enfermedades del corazón. Pero si se reemplaza con aceites vegetales poliinsaturados se reduce el riesgo de enfermedad coronaria. También se ha demostrado que los ácidos grasos insaturados más altos de fuentes vegetales y los ácidos grasos poliinsaturados reducen el riesgo de diabetes tipo 2.Consecuencias de la comida chatarraLejos de nutrirnos, la comida chatarra puede tener consecuencias nada favorables:Puede generar problemas de memoria y aprendizaje.La comida chatarra carece de nutrientes esenciales, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 58% si se come muy seguido.Las personas con una adicción a la comida chatarra pueden padecer problemas digestivos, como reflujo o síndrome de colon irritable.Aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.Como los riñones son los encargados de filtrar las toxinas de la sangre, la ingesta de mucha comida chatarra tiene un efecto directo en su funcionamiento.La OMS señala que una dieta poco saludable es uno de los principales factores de riesgo para una variedad de enfermedades crónicas, que incluyen enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y otras afecciones relacionadas con la obesidad. Las recomendaciones específicas para una dieta saludable incluyen comer más frutas, verduras, legumbres, nueces y granos; reducir la sal, el azúcar y las grasas. Por otra parte, también es aconsejable elegir grasas no saturadas, en lugar de grasas saturadas.Mejorar los hábitos alimenticios es un problema social, no sólo individual. Por lo tanto, exige un enfoque basado en la población, multisectorial, multidisciplinario y culturalmente relevante.Recuerda que, si tu alimentación está balanceada, no necesitas sacar por completo este tipo comida, sin embargo, es importante que no abuses de su consumo, que tus alimentos se mantengan variados y en tus platos siempre haya mucho color para que te nutras con lo que comes.Además, es de vital importancia cuidar que los niños aprendan a diferenciar la comida que les aporta nutrimentos y no sólo en casa. A nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro. Mira aquí cómo puedes ayudar.
Desde siempre, la harina es uno de los ingredientes más básicos en la cocina, ya que sus usos van desde hacer pan, hasta elaborar postres y hasta dar consistencia a ciertos platillos. Pero existe una variedad de este ingrediente que a veces nos confunde, por lo que aquí te vamos a explicar qué tipos de harinas hay y para qué sirve cada una.Harina de trigoLa harina de trigo es la más común en la cocina y se usa para elaborar masas tanto dulces como saladas. Es muy útil para rebozar carnes y pescados y, sobre todo, para preparar pan. También hay una variedad de la harina de trigo integral, que es más oscura y se obtiene moliendo el grano de trigo entero.Harina de maízSe obtiene de moler los granos de maíz, que poseen gran cantidad de almidón. La harina de maíz es ideal para hacer tortillas y empanadas; también es buena para espesar salsas, sopas y guisados. Esta harina no contiene gluten, por lo que no es recomendable para hacer pan, pero sí galletas y algunos tipos de bizcocho y bollos. Harina de centenoAunque no es tan conocida como la harina de trigo, la harina de centeno es también se usa mucho para la producción de pan, pues sus características le dan una especie de amargor a la masa que le da muy buen sabor. Es muy recomendable para hacer galletas saladas.Harina de arrozAl ser muy ligera, se usa para rebozados y espesar guisos, principalmente. La harina de arroz no contiene gluten, por lo que es apta para celiacos; en la comida japonesa es muy utilizada. Harina de avenaEs una harina que queda muy bien en repostería, ya que tiene una textura muy fina y un sabor muy suave, sobre todo para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, o magdalenas.Harina de cebadaEste tipo de harina tiene un gran valor nutritivo y beneficioso para el organismo. Comúnmente se utiliza como espesante y para elaborar panes más densos y menos esponjosos. Aunque contiene gluten, es de las que menor cantidad tiene.Las harinas serán las mejores aliadas en tu cocina, así que ahora que ya las conoces y sabes para qué son cada una, sabrás usarlas con tu toque para hacer magia en la cocina.Recetas para cocinar con harina:Atole de GuayabaTortillas de Harina IntegralPastel de Chocolate Fácil
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD