Afianza tu sistema inmunológico
Dietas y Nutrición

Afianza tu sistema inmunológico

Por Kiwilimón - October 2013
Llegó octubre, y con él, las enfermedades. Cuídate cambiando un par de tus hábitos y así podrás disfrutar de esta temporada otoñal. Muchos de lo que necesitamos ingerir para combatir las enfermedades de otoño está en nuestro alimento diario y en la vitamina C que nuestro cuerpo tanto agradece, pero nunca está de más un ayudadita. Ir a tiendas naturistas o de vitaminas para reforzar nuestro sistema inmunológico no está de más y por esto te recomendamos algunos elementos que pueden hacer la diferencia entre sufrir y disfrutar de esta temporada.

Andrografina

Esta hierba no sólo protege el sistema inmunológico sino que lo estimula y fortalece. Por lo tanto puede ayudar a curarte una vez que te haya tocado sufrir de gripa o tos pero también puede prevenir cualquier enfermedad respiratoria. Puedes tomar de dos a cuatro gramos al día para una gripa o de cinco a nueve gramos para curar una tos.

Probióticos

Este producto ayuda directamente al estómago, y por si no lo sabías, 70% de los anticuerpos que trabajan para prevenir y luchar contra enfermedades están justo ahí, en la sección media del cuerpo. Por esto los probióticos reducen las probabilidades de sufrir de cuestiones respiratorias y estomacales.

Vitamina D

Esta vitamina la obtenemos y procesamos al estar al rayo del sol, cuando la temperatura empieza a bajar podemos tener menos tiempo iluminados por la luz natural y es por esto que suplementarnos con vitamina D ayuda a mantener el sistema inmunológico intacto.

Dormir

Esta no es ni vitamina ni mineral pero es completamente esencial. Muchos subestiman la importancia de descansar bien, pero nuestro cuerpo y nuestras células necesitan repararse día a día y no hay mejor forma que con el descanso. De toda esta lista que te damos, probablemente, lo más importantes es este punto. Descansa de siete a ocho horas diarias y recarga baterías para estar sana.

Vitamina C

Será obvio, pero no podemos dejarla pasar. Este es uno de los propulsores inmunológicos naturales que mejor funcionan para nuestro cuerpo, el punto es que necesitamos mucho. Si la encuentras en forma de tabletas no temas tomarte dos gramos tres o cuatro veces al día, verás los resultados.

Agua

Refrescarte a diario no sólo es para días de calor, cuando vienen las enfermedades de invierno es cuando más agua debemos tener en nuestro sistema pues ayuda a cumplir cada función del cuerpo, especialmente la inmunológica. Todo el oxígeno que necesitamos para trabajar puede provenir de este líquido.

Evita alimentos

Hay comida que reduce la habilidad de tu sistema inmunológico, está comprobado. Azúcar, comida procesada, gluten y alcohol son ejemplos de alimentos que pueden tener un efecto negativo en el cuerpo y estorbar a la hora de luchar contra enfermedades respiratorios. Por el contrario vegetales verdes, ajo y sopas densas como la crema de jitomate ayudan en gran manera para reparar daños biológicos. Recuerda que algunos de estos consejos están a tu alcance y para otros deberás visitar alguna tienda de vitaminas pero vale la pena, si sigues estos pasos cualquier enfermedad en esta época de frío tendrá que saltar varios obstáculos para poder afectarte.  

Recetas que Ayudan al Sistema Inmunológico

Receta de Jugo de Cítricos

Ingredientes: - 8 naranjas - 2 toronjas - 5 mandarinas - 3 cucharaditas de miel de abeja Haz click aquí y encuentra como preparar esta receta.  

Receta de Sopa de Jitomate

Ingredientes: - 2 cucharadas de mantequilla - 2 cucharadas de aceite de oliva - 1 cebolla finamente picada - 1 cucharada de ajo - 2 cucharadas de harina - 1 1/2 kilos de jitomate picado - 2 cucharadas de puré de jitomate - 1 cucharada de azúcar - 3 tazas de caldo de pollo - 1/2 taza de crema entera - albahacas para decorar - queso de cabra para acompañar Haz click aquí y encuentra cómo preparar esta sopa.  

Receta de Pan de Ajo

Ingredientes: - 1/2 baguette - 40 gramos de queso parmesano - 30 miligramos de mantequilla con sal - 1/2 cucharadita de mostaza Dijon - 2 dientes de ajo molido - 1 ramita de perejil Encuentra los pasos para preparar esta receta dando click aquí.  

"En esta temporada otoñal, ¿te atreves a probar estas opciones?"

 
     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
La cocina es el alma de todos los hogares, es el lugar de los sabores, de los olores, los secretos y las recetas. Es donde sucede la alquimia, la magia y los recuerdos. Se dice que cocinar es un acto de amor para los demás y para nosotros mismos. Y es que no hay nada más bondadoso que hacerle de comer a alguien y alimentarlo.Ya que ocupa un lugar tan importante en nuestras vidas, aprender más sobre la cocina y la comida resulta un tema de mucho interés. Así, Netflix, una plataforma innovadora que se ha metido poco a poco en nuestras vidas, también conoce el papel trascendental que tiene la cocina en los seres humanos, por lo que cuenta con varios documentales sobre el tema que vale la pena comentar y que los veas.Chef´s TableComida espectacular y grandes historias, una combinación ganadora. Es una de las series sobre comida pioneras en Netflix, que hasta la fecha lleva seis temporadas ¡y es por algo! La serie es tan espectacular que ha estado nominada a los premios Emmy. La trama es la vida y obra de chefs sobresalientes del mundo; Jeong Kwan, Massimo Bottura, Asma Khan son algunos de los nombres que suenan en Chef´s Table.Las crónicas del tacoSi hay algo que a todos los mexicanos nos gusta son los tacos. Es un platillo importante en la cultura de nuestro país y Netflix lo sabe, porque le dedicó una serie de seis capítulos, de los cuales cada uno se le dedica a un taco específico: de pastor, carnitas, barbacoa, de canasta, de guisado y de carne asada. Historia de dos cocinas Gabriela Cámara, empresaria gastronómica, armó una novedosa propuesta de platos de pescados y mariscos, y abrió dos restaurantes: Contramar, en Ciudad de México, y Cala, en San Francisco.La magia de “Historia de dos cocinas” es la historia de éxito de estos restaurantes, pero sobre todo, la elección de su personal, que son familia. The chef showEn este programa de ocho capítulos cocinan platos caseros y populares de Estados Unidos como rollos de langosta, sándwiches de quesos y el platillo estrella: hamburguesas.El cineasta Jon Favreau se presenta en la cocina del chef Roi Choi y además, los dos viajan a diferentes ciudades para conocer a otros chefs o invitar a conocidos actores para preparar sus platillos preferidos y hablar de cine, gran conversación. ¿Has visto alguno de estos programas? Si no, no sabes de lo que te estás perdiendo, seguro te van a encantar y vas a aprender muchísimo sobre esta noble e importante profesión.
Es posible que hayas escuchado acerca de la importancia de las vitaminas y minerales para tu salud, pero si no sabes dónde puedes encontrar esos nutrientes, podemos ayudarte. Los Aguacates de México son una fuente saludable y llena de nutrientes que puedes agregar a una dieta saludable. Una porción de 50 g de aguacate que equivale aproximadamente a un tercio de un aguacate mediano, tiene 80 calorías y casi 20 vitaminas y minerales, lo cual significa que son una buena opción. ¿Conoces cuáles son los principales nutrientes que necesita tu cuerpo para funcionar correctamente? Estos son algunos de ellos: VitaminasLas vitaminas son el primer grupo y son esenciales para la vida, porque cada una tiene propiedades exclusivas que ayudan al cuerpo a descomponer y metabolizar las proteínas, las grasas y los carbohidratos, lo que se traduce en muchos beneficios de salud. Las vitaminas K y E, que se encuentran todos en los aguacates, se almacenan y procesan en el cuerpo gracias a las grasas que consumes y tienes. Cada una ayuda en diferentes procesos del cuerpo. Los aguacates son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que es importante para la correcta coagulación de la sangre. Una porción de aguacate también proporciona el 6% del valor diario de la vitamina E, un poderoso antioxidante que protege los tejidos del cuerpo contra los daños y ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico.Por su parte, las vitaminas hidrosolubles no se almacenan en el cuerpo y se deberían consumir a menudo. ¿Qué alimentos las contienen? Una deliciosa manera para aprovecharlas y obtenerlas es comer platillos saludables y balanceadas que incluyan Aguacates de México. Los aguacates contiene grasa no saturada que actúa como potenciador de nutrientes al ayudar a aumentar la absorción de las vitaminas solubles en grasa A, D, K y E.. Piensa en agregar aguacate a tu huevo en el desayuno o guacamole como guarnición para un filete de pescado como salmón.MineralesNo olvidemos que las vitaminas se complementan con los minerales, que también son esenciales para un estilo de vida saludable. Entre los más importantes se encuentran el cobre y el potasio, que se encuentran en los aguacates. El cobre es esencial para mantener saludables los vasos sanguíneos, nervios y huesos. El potasio es un electrolito que a menudo se pierde en el sudor, y es necesario reponerlo porque ayuda a los músculos a contraerse y a regular los fluidos. Los Aguacates de México pueden ayudarte a conseguir estos minerales clave, pues una porción de 50 gramos de esta fruta (un tercio de un aguacate mediano) te aporta 10% del consumo diario de cobre y 6% del consumo diario de potasio. Los Aguacates de México contribuyen valores diarios de Hierro en 2%, Zinc en 2% y magnesio, que también tienen beneficios adicionales para la salud. Si necesitas algunas ideas, prueba a agregar aguacate a tus ensaladas, tacos, sándwiches o licuados, o incluso prepara un avocado toast con los toppings que más te gusten y que sean ricos en nutrientes.Los Aguacates de México son la fruta fresca que pueden aumentar la calidad nutricional de tu dieta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD