Aprende el tamaño de las porciones en tu comida

Por Kiwilimón - Julio 2014
Para muchas personas, saber cuál es la porción adecuada para cada alimento es una de las mayores dificultades cuando buscan tener control sobre su peso. Hoy en día, no es necesario medir toda la comida que se consume día a día, sino que basta tener un punto de referencia inicial. En la cantidad y variedad de los alimentos que se deben consumir también importan características como edad, tipo de actividad física diaria, condiciones de salud y etapa del desarrollo en que se encuentre la persona (adolescencia, embarazo, lactancia, menopausia, tercera edad). A esta falta de lógica para identificar el tamaño adecuado de las porciones contribuye que en las últimas décadas las porciones de los restaurantes han crecido, así, la percepción y el estómago se van acostumbrando a porciones más grandes. Esto sucede especialmente con la comida rápida, donde lo que suene a “2x1”, “super size” y “big”, se vuelve más atractivo y las dimensiones de estas tentaciones crecen a la par con la cintura de los comensales. recetas de postres reducidos en calorias El aporte calórico de los alimentos tiene relación directa con la actividad física de la persona. Para hacerse una idea, el promedio de calorías diarias que requiere la mujer es de 1,600 a 1,900 calorías, mientras que los hombres tienen un consumo entre 1,900 y 2,200 calorías. Esto, para personas que tienen una actividad entre sedentaria y ligera, es decir, que pasan más de ocho horas sentadas y no alcanzan a completar dos horas de pie o moviéndose cada día. Si a esta realidad se añade que una hamburguesa, una porción de papas fritas y una gaseosa mediana, sobrepasan las 800 calorías, queda claro que la calidad de los alimentos también importa y que para poder hacer las tres comidas principales y al menos una entrecomida, es necesario ingerir frutas y verduras, que sacian y no tienen tanto aporte calórico. Una aproximación ideal sugiere que del total de calorías del día, 30% se consuman en el desayuno, 40%-45% en el almuerzo, 20% en la cena y 5%-10% en entre comidas. ¿Qué es una porción? Estas indicaciones están definidas para adultos sanos. Personas con enfermedades cardiovasculares, renales, gastrointestinales, diabetes, hipertensión, intolerancia a la proteína de la leche, deben tener orientación médica. recetas de ensaladas nutritivas Lácteos En este grupo se encuentran productos como leches saborizadas, yogurth, y quesos. Se indican entre tres y cuatro porciones al día. 1 vaso de leche = 1 vaso de yogur de 6 onz. = 180 cc. = 1/2 pocillo de helado Harinas En una alimentación saludable en personas sin sobrepeso, se pueden consumir entre 3 y 10 porciones de cereales (arroz, centeno, avena, maíz y derivados); plátanos y tubérculos (papa, papa criolla, etc.); granos y leguminosas secas o verdes (lentejas, arvejas, frijol, garbanzo, soya). Las sopas y los caldos se consideran dentro de este grupo de alimentos. Carnes Comprenden carnes rojas y blancas, incluyendo vísceras y mariscos. Se debe consumir al menos una vez al día; niños, adolescentes, mujeres en embarazo y lactantes, dos porciones al día. Una indicación del tamaño es como una baraja de naipes, la palma de la mano o el puño de la mano cerrado. Verduras Incluye los vegetales de hojas verdes, los que tienen forma de flor, los tallos (espárragos, palmitos, apio), bulbos (zanahoria, rábano), hongos. Se pueden consumir de manera libre, preferiblemente sin adición de salsas. La cantidad mínima diaria es de cuatro cucharadas soperas al día. Frutas y jugos Máximo cinco porciones al día, mínimo tres. De manera ideal la fruta no se debe dejar madurar totalmente para consumirla, porque en ese proceso pierde fibra y aumenta la fructosa (azúcar de las frutas). Grasas vegetales y animales De tres a cinco porciones al día. Preferir las grasas vegetales (frutos secos, aguacate, aceites de oliva, canola, margarinas), a las animales (tocineta, crema de leche, piel del pollo, suero costeño). Para hacerse una idea: mientras una papa mediana cocida tiene 80 calorías, freída tiene 300 calorías. Azúcares y dulces De manera ideal, como máximo una porción al día. Los endulzantes artificiales son buenos sustitutos. recetas de comida baja en calorias recetas para dietas

¿Llevas una dieta balanceada? Cuéntanos cómo.

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Típico que un día amaneces con toda la actitud para probar nuevas recetas en tu cocina. Vas al súper a comprar los miles de ingredientes que se necesitan para cocinar ese platillo súper especial o exótico, y ocho meses después ves cómo los frasquitos se van llenando de polvo. Antes de que tomes cualquier decisión tenemos que decirte algo: ¡no tires la comida de tu alacena! Saca el máximo provecho a todo lo que se encuentra en tu cocina con estos tips: Vinagre de manzana Ese chorrito que queda en la botella es suficiente para convertir una ensalada aburrida en una verdadera experiencia culinaria. Prepara un delicioso aderezo para ensalada griega con solo dos cucharadas de vinagre de manzana. Azúcar morena Media taza de azúcar morena es lo que necesitas para disfrutar un buen pastel de zanahoria sin horno. Si ves que ya está muy dura, puedes guardar un trozo de pan de caja junto al azúcar para suavizarla antes de preparar el pastel. Cardamomo No eches a la basura la bolsita de cardamomo. Esta especia es tan aromática que una sola pizca puede transformar completamente una receta. Prueba estos hot cakes integrales de canela con fresas al cardamomo (solo necesitas ¼ de cucharadita). Pasta La pasta que compraste para preparar macarrones con queso también te puede servir para hacer una ensalada de pasta picosita. En esta receta se usa pasta de coditos, pero puedes usar la que te encuentres en tu alacena. Salsa de soya El alto contenido de sal en la salsa de soya hace que dure muchísimo, así que no importa si esa botella lleva tiempo en tu alacena. Aprovecha la última cucharada de salsa de soya para hacer una hamburguesa con salsa BBQ casera. Maicena Tal vez compraste fécula de maíz para espesar una crema y jamás la volviste a usar. Con lo poquito que te haya quedado, o 1/3 de taza, prepara una botana sabrosa y muy sencilla, como estos dedos de queso rápidos. Mostaza Dijon Aunque la mostaza puede usarse para preparar platillos tan sencillos como un sándwich o una ensalada, si no estás acostumbrado a su sabor lo más seguro es que el frasco termine olvidado en tu alacena.  Para que no desperdicies nada, usa media cucharadita de mostaza para cocinar unos espárragos con vinagreta de mostaza. ¿Tienes alguna otra idea para aprovechar las sobras de la alacena? Compártenos tus tips en los comentarios.
¡Ya se acerca el maratón que esperamos todo el año! A partir del 12 de diciembre hasta el 6 de enero los tamales y el ponche se convertirán en el elemento imprescindible de todas las reuniones. Aunque para muchos el reto más grande es aguantar el ritmo de las fiestas, a otros lo que nos preocupa es cómo disfrutar del Guadalupe-Reyes sin subir de peso. Si tú también quieres divertirte en este Lupe-Reyes sin que la báscula te pase factura en enero, sigue estas sencillas recomendaciones: No te castigues. Jamás vayas a una reunión pensando en que no puedes comer absolutamente nada. Esto solo hará que aumente la tentación y termines comiendo aún más. Lo mejor que puedes hacer es comer un poco de todo y aprender a moderarte. Toma un tentempié antes de salir. Si ya sabes que en las posadas solo sirven tamales, tacos y atole, toma un té y algo de fruta antes de ir a la fiesta. El punto es que no llegues con el estómago vacío para que no termines comiendo cinco tamales. Elige la opción menos calórica. Incluso en las posadas puedes encontrarte alternativas más ligeras. En lugar de tomar dos vasos de atole, elige ponche de frutas. Dilúyelo con un poco de agua para que no quede tan dulce. Aléjate de las frituras de maíz, y mejor botanea con totopos, frijoles y guacamole. Lleva tu propia comida. En las posadas que son un poco más casuales los invitados pueden llevar el platillo de su preferencia. Si este es el caso, prepara una receta que sea mucho más ligera y que sirva como alternativa a los tamales o los tacos. Mídete en el alcohol. Los cócteles esconden muchas calorías. Si vas a tomar, procura mezclar tus bebidas con agua mineral, pero sobre todo, no tomes cócteles dulces. Estas bebidas alcohólicas son las que tienen más calorías. No vayas a la cama después de cenar. El gran problema de la mayoría de estas fiestas es que se organizan por la noche, así que terminamos haciendo digestión cuando estamos acostados. Lo ideal es que dejes de comer varias horas antes de que vayas a dormir para evitar problemas de indigestión. Prepara estas deliciosas recetas y disfruta del Maratón Guadalupe-Reyes sin remordimientos: Taquitos de nopal rellenos de requesón Chile poblano relleno de quinoa Taquitos de portobello con puré de lechuga Caldo de hongos con epazote
Si nunca has vivido en Zacatecas o en La Laguna te puede parecer extraño ver en la calle una fila de personas llevando un tuper en la mano. Sin embargo, para los habitantes de estas localidades este curioso gesto indica algo bueno: “ahí dan reliquia”. La reliquia es una manera de dar gracias. A diferencia de otras mandas en las que únicamente se involucra la persona que recibió el favor, en las reliquias suelen participar todos los miembros de una familia o comunidad. De hecho, la organización de la reliquia puede heredarse, pasando la tradición de generación en generación. Esta acción de gracias surgió en el estado de Zacatecas hace más de 100 años. Los creyentes católicos de esa época decidieron demostrar su agradecimiento a la Virgen ofreciendo alimentos a los peregrinos. Así, poco a poco se fue haciendo costumbre el regalar comida el 12 de diciembre. Con la apertura de las líneas de ferrocarril a finales del siglo XIX la migración comenzó a expandirse en el territorio nacional, llevando a comunidades de zacatecanos a otros puntos del país. Una de las regiones donde se asentaron fue La Laguna (Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, en los estados de Coahuila y Durango). La población de estos municipios comenzó a incorporar poco a poco las costumbres de los migrantes zacatecanos, dando lugar así a la reliquia lagunera. Aunque el objetivo de cualquier reliquia es dar las gracias, existen algunas diferencias entre la tradición zacatecana y la lagunera. Los creyentes del estado de Zacatecas suelen organizar más reliquias para el día de la Virgen, mientras que en La Laguna predominan los festejos el 28 de octubre, el día de San Judas Tadeo. Otro detalle interesante es la comida que se ofrece en estas reuniones. En Zacatecas se sirve comúnmente asado de bodas, mole, arroz, frijoles y pastas. Pero, dependiendo de las posibilidades de la familia que la organiza, también puede ofrecerse reliquia líquida, como birria, pozole o menudo. En cambio, en La Laguna los alimentos de una reliquia siempre son los mismos: asado de puerco y 7 sopas. Si bien estas costumbres tienen un origen religioso, en la actualidad la reliquia tiene un papel importante en la identidad cultural y tradición gastronómica de estas regiones. Según el Sistema de Información Cultural, la reliquia forma parte del inventario del patrimonio cultural inmaterial de nuestro país. La riqueza cultural de México no radica únicamente en el arte o los edificios históricos. La tradición gastronómica de las diferentes regiones del país refleja la herencia y el mestizaje únicos en México. Y de nosotros depende mantener vivas estas tradiciones. ¡A comer reliquia! Recetas para preparar reliquia en casa: Asado de puerco estilo norteño Birria de res casera Fideo seco con chipotle Sopita de fideo con jitomate   Fuentes: Sic.cultura.gob.mx Elsiglodetorreon.com.mx Elsiglodetorreon.com.mx Historiacocina.com Elsoldezacatecas.com.mx Milenio.com Ntrzacatecas.com
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD