Aprendiendo a cocinar arroz integral
Dietas y Nutrición

Aprendiendo a cocinar arroz integral

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
  Usualmente podemos notar que el arroz integral posee un color marrón, esto se debe a que su grano tiene una capa de salvado. Al arroz integral se lo considera mucho más natural, con mayor cantidad de fibra, proteínas y minerales que muchos otros alimentos, además de ser muy bajo su contenido en grasas. Este arroz es ideal para regular el funcionamiento intestinal, reducir el nivel de colesterol y prevenir el cáncer de colon. Para que el efecto beneficioso de la fibra se aproveche al máximo, se recomienda beber abundante cantidad de líquido. Lo pueden consumir tanto los niños, como los adultos, los ancianos y aquellas personas que deban hacer dietas libres de gluten. También se lo recomienda para quienes tengan hipertensión, enfermedades renales y dietas para bajar de peso. Es ideal para los deportistas o personas que realizan esfuerzos físicos en su tarea laboral. El arroz integral tiene las mismas calorías que el arroz blanco, pero al no ser tan refinado como el otro, se digiere más despacio y produce mayor sensación de saciedad. También se diferencia de los otros arroces por necesitar un mayor tiempo de cocción, ya que se trata de un arroz más duro. Se recomienda lavarlo bien antes de cocinarlo y si es posible, dejarlo unas horas en remojo. Cocinando Se puede cocinar en olla común u olla a presión. Aunque lo mejor es una olla con tapa, para poder ver cuando el grano se ha abierto, pero sin llegar a deshacerse. - Por cada medida de arroz se colocan 3 medidas de agua. - El arroz integral debe cocinarse por lo menos 20 minutos. Primero a fuego fuerte, hasta que largue el primer hervor, y luego a fuego mínimo. Luego de ese tiempo, apagar el fuego y dejar reposar con la olla tapada, alrededor de 8 a 10 minutos. Pasado el tiempo ya estará listo. - Hay que tener cuidado de que no quede duro, ya que se dificulta mucho su digestión.
No se recomienda consumir el arroz integral en exceso, ya que suele producir estreñimiento.
Recetas de cocina recomendadas con arroz :Arroz con Rajas y MariscosArroz con Azafran y PolloArroz con Fideos ArabeEnsalada de Arroz
Califica este artículo
Calificaciones (2)
María Guadalupe Lira Calderón
26/01/2020 12:01:22
Excelente
María Santillana
09/07/2019 23:53:12
Me fasina comer arros buena resta
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El aguacate es un alimento súper completo, ya que no sólo nos sirve para complementar la comida, hacer los guacamoles más deliciosos o ayudar a cuidar nuestra salud. De hecho, los beneficios del aguacate se extienden más allá de la pulpa, porque hasta su piel y su hueso nos hacen bien. Por eso te invitamos a sacarle el máximo provecho con estos importantes usos de la cáscara de aguacate. Usos y beneficios de la cáscara de aguacate Té de cáscara de aguacate para las molestias estomacales Aunque parece difícil de creer, científicos han descubierto que la cáscara del aguacate ayuda a combatir los parásitos intestinales, la diarrea y hasta el estreñimiento. Para hacerlo, puedes hervir la cáscara en un litro de agua y beberlo en ayudas, pero no olvides consultarlo previamente con un experto. Cáscara de aguacate para los labios De acuerdo a la revista Mui, las propiedades de la cáscara de aguacate sirven para hidratar los labios. Así que para decirle adiós a los labios resecos, muele la cáscara con un poco de aceite de coco y dale la bienvenida a un maravilloso bálsamo labial. Cáscara de aguacate para las imperfecciones de la piel La cáscara de aguacate también es una excelente opción para reducir las marcas en la piel, especialmente las estrías. Puedes preparar una emulsión con cáscara de aguacate molida, la pulpa, limón y miel. Adiós a los piojos con cáscara de aguacate Deshazte de los piojos con ayuda de 6 cáscaras de aguacate, 5 huesos y 2 ramas de ruda hervidos en ¼ de litro de agua. Esto de servirá para preparar un shampoo natural sin ningún rastro de químicos. Cáscara de aguacate para el abono La cáscara de aguacate te servirá para hacer crecer tus plantes fuertes y sanas. Basta con colocarlas cáscaras en tiras cerca de las semillas para nutrir la tierra con vitaminas y minerales. ¿Ya conocías estos usos de la cáscara de aguacate?
Las salsas mexicanas son el mejor acompañamiento para darle sabor a tus platillos favoritos y es que tanto como pueden salvar una comida desabrida, como intensificar el sabor de un gran manjar. Además, las salsas tienen una increíble diversidad de sabores, colores y olores que nos encantan. Así que ya sean verdes, rojas o de habanero, aquí te presentamos 4 consejos para que tus salsas sean perfectas. Ingredientes frescos para una salsa perfecta El éxito de una salsa muchas veces recae más sobre los ingredientes que la preparación en sí, así que asegúrate de elegir los tomates verdes, chiles, cebolla y jitomates más frescos que encuentres en tu tiendita de confianza. Asa lo suficiente pero no quemes tus ingredientes La mayoría de las salsas requieren que ases sus ingredientes principales, tal como los tomates, el ajo, la cebolla y los chiles. Para que tu salsa quede en su punto, debes tener precaución a la hora de realizar este proceso, ya que si se te pasa algún ingrediente quemado, tu salsa quedará agría y será más difícil rectificar su sazón. El caldo de pollo, el ingrediente secreto de las salsas No es de sorprenderse que utilizar caldos naturales en lugar de agua, ayude a mejorar considerablemente el sabor de las salsas, pero en definitiva, el caldo de pollo es ese ingrediente secreto que ayudará a potenciar su sabor mucho mejor. Condimentos para cerrar con broche de oro Es muy común que durante todo el proceso de preparación de las salsas, las personas sazonen y condimenten a diestra y siniestra, lo cual termina siendo un gran problema y la principal razón de que las salsas queden saladas. Asegúrate de condimentar tus salsas al final, cuando vayas a hervirlas o a freírlas; remueve un poco y pruébalas antes de rectificar sazón. ¿Ya conocías estos trucos para preparar las salsas perfectas?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD