Arándanos azules: lo mejor de las bayas para tu salud
Dietas y Nutrición

Arándanos azules: lo mejor de las bayas para tu salud

Por Kiwilimón - Enero 2020
Con avena, en licuados, con ensaladas, en muffins o en postres, hay muchísimas formas de disfrutar del sabor de los arándanos azules, pero también de aprovechar sus beneficios.

Estas pequeñas bayas tienen muchísimos nutrientes y consumirlas te ayudará a mejorar tu sistema inmune o a mantener tu cabello, piel y uñas en buen estado, por ejemplo.

¿Por qué? Porque los arándanos azules tienen un nivel elevado de antioxidantes y vitamina C, además de ser una de las frutas con menos calorías por taza, así que prácticamente son ideales para ti.






Califica este artículo
Calificaciones (1)
Leonor Diaz
24/01/2020 15:12:13
si son muy buenos antiocidantes me gustan
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía colombiana está llena de vibrantes sabores, los cuales se complementan de manera perfecta en cada platillo: carnes, arroz, plátano, frijoles, entre otros ingredientes. Y aunque este país es famoso por su aromático café, también es conocido por sus deliciosos platillos, tales como las arepas y el sancocho. En Kiwilimón te contamos cuáles son los platillos más populares en Colombia. Arepas Las arepas son el platillo colombiano más conocido. Son unas pequeñas gorditas hechas de harina de maíz, se cuecen en un sartén o comal y se rellenan con todo tipo de guisos. Aunque puedes preparar este platillo a cualquier hora, en Colombia suelen consumirse en el desayuno. Bandeja paisa Este abundante y delicioso platillo es uno de los más representativos de Colombia. Se sirve en un plato grande, en el que se colocan carne, arroz, frijoles, plátano, carne molida, chicharrón, huevo frito, chorizo, aguacate y hogao. El toque final son las arepas, pues son el complemento ideal para acompañar la bandeja paisa. Sancocho El sancocho colombiano es un delicioso caldo, perfecto para una tarde lluviosa. La versión más tradicional lleva carne de res, pollo, elote, yuca, papa, plátano y cilantro. Puedes acompañar este caldo con arroz blanco, tajadas de plátano y rebanadas de aguacate. Tamales colombianos Al igual que en México, en Colombia también se preparan tamales, los cuales varían dependiendo de la región. Pueden estar hechos de arroz o masa, algunos llevan salsas o vegetales y otros llevan carne de res, de cerdo, tocino o pollo. Al igual que en México, estos también se envuelven en hoja de plátano. Ajiaco Este caldo es otro de los platillos imperdibles de la gastronomía colombiana. Solo necesitarás un par de ingredientes para preparar el ajiaco: pollo, maíz, papa, chícharo, ajo y cebolla. ¡Es perfecto para incluirlo en tu menú semanal! Recuerda que en Kiwilimón puedes encontrar recetas de Colombia y de todo el mundo, pues explorar la gastronomía de otros países te ayudará a entender su cultura.
Los vinos blancos son un planeta repleto de ecosistemas. Algunos dan la sensación de estar en un jardín en primavera, otros en una mañana invernal en las montañas, en una fiesta tropical o disfrutando de una bocanada a la brisa marina. Puede que, para muchos, los vinos tintos sean quienes gozan de toda la atención. Lo cierto es que los blancos son un poema a la nariz, frescura en el paladar y los grandes amigos de los frutos el mar, las preparaciones cítricas y de aquellos platos con un ligero contenido de grasita. O sea, que, junto con la comida mexicana son el dueto perfecto.El domingo pasado asistí al evento presencial en Casa Xipe que organizó la denominación de origen española Rías Baixas en México. La cata de sus vinos fue un recordatorio de que los blancos pueden ser vinos complejos, redondos y sorprendentes. Olvídate de los vinos paliduchos, dulces como la miel –aunque siempre hay milagros en los viñedos del Señor–, y aventúrate a explorar la fiesta veraniega de los blancos.Lo que conocemos como vino blanco nace de las uvas blancas de la vitis vinifera. Las más comunes en México son la chardonnay, la sauvignon blanc y la chenin blanc procedentes principalmente del Valle de Guadalupe, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí. Si te gustan los vinos españoles entonces en tu vocabulario estarán cepas como la albariño –varietal inexorable de Rías Baixas– la malvasía, verdejo, txakoli –mi uva blanca favorita del momento–, la garnacha blanca, entre muchas otras. En los países fríos de Europa brillan varietales como la silvaner, la riesling o la gewürztraminer.Lo que hace a un blanco un deleite tiene que ver con su acidez. La acidez es al vino blanco lo que la armonía a una canción, el color a una obra de arte. Para que no sobresalga, la acidez debe estar balanceada con respecto al alcohol y al dulzor del líquido.A diferencia de un tinto, el vino blanco se cosecha cuando el nivel de grados brix (concentración de azúcares) es el ideal para el enólogo. En seguida se lleva a despalillar y estrujar. Luego se macera en frío –a unos 17 grados– y la fermentación se realiza sin piel. Generalmente se consumen jóvenes, aunque algunos otros, se dejan reposar en barricas de primero o segundo uso para no robarle protagonismo a sus aromas frutales. El líquido resultante va del amarillo verdoso al oro viejo y toda la gama de tonalidades que cabe entre ambos. Los aromas van de los florales, frutales y herbales, hasta la bollería como mantequilla, miel y brioche. También existen aromas a roble, cedro y maderas, en caso de que haya tenido envejecimiento en barrica. La sugerencia de uso es siempre fría. ¿Qué tanto? Depende de la calidad y añada del vino y claro, del momento del día. Es a menos de 12º C que los vinos blancos adquieren esa frescura y ligereza que tanto los distingue. Para maridarlos acompáñalos con quesos ligeros y frescos, de poco o nada de envejecimiento, mariscos, pescados, cocina oriental, pastas ligeras, tacos, quesadillas fritas vegetarianas, y por supuesto, postres frutales, cremosos o ligeros.Aquí te dejo algunas recomendaciones de vinos blancos que he probado últimamente y que me han sorprendido. Son un buen motivo para juntarse en la familia o con amigos para celebrar la vida. Terras Gauda Un vino de la región de Rías Baixas en el que encontrarás aromas a fruta de hueso como melocotón, cítricos como la mandarina y una marcada mineralidad. Te lo recomiendo para acompañar este delicioso molcajete de mariscos.Molcajete de MariscosDo FerreiroOtro vino de la DO de Rías Baixas cuyas uvas albariño proceden de viñedos de más de diez años. Encuentra en él una mineralidad sustanciosa, aromas a manzana y herbales, así como una excelente acidez en boca. Disfrútalo junto a pescado al horno como este que te propongo.Pescado con Papas a la Crema
Entre los beneficios de la piña podemos encontrar que es fuente de vitaminas A, C, B6, E, calcio, potasio, magnesio y ácido fólico. No por nada es una de las frutas exóticas más populares pero, ¿sabías que la cáscara de piña es buena para la salud? Cuando te enteres de todos los beneficios de consumir té de cáscara de piña, ya no querrás volver a tirarla. Beneficios del té de cáscara de piña Té de cáscara de piña para la digestión El té de cáscara de piña es un excelente remedio para cuidar la salud digestiva, pues ayuda a digerir las pesadas proteínas de origen animal, reduce la producción de gases y evitan el estreñimiento. Elimina colesterol malo con cáscara de piña Tomar té de cáscara de piña ayuda a reducir los niveles del colesterol LDL, también conocido como colesterol malo y beneficia la circulación sanguínea para prevenir enfermedades cardiovasculares. El té de cáscara de piña como diurético natural Una de las principales funciones de esta bebida es que sirve como diurético natural, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y limpiará tus riñones para evitar enfermedades e infecciones. También depura la grasa corporal, por lo que te podría ayudar a perder peso. Es un excelente antiinflamatorio La bromelina, propiedad principal de la cáscara de piña, es un componente que fomenta la eliminación de toxinas en el cuerpo, ayudando a desinflamar el organismo. Mezclarla con agua y tomarla en ayunas te ayudará a absorber mejor los nutrientes de tus comidas posteriores. Disminuye el estrés con té de cáscara de piña Las enzimas del té de cáscara de piña producen una sensación tranquilizante que ayuda a disminuir la tensión y los síntomas del estrés. Té de cáscara de piña para los huesos El té de cáscara de piña fortalece el sistema óseo gracias a su alto contenido de manganeso. De acuerdo a información de MedlinePlus, este mineral ayuda a mejorar la calidad de los huesos. ¿Cómo preparar té de cáscara de piña? En un litro de agua, agrega la cáscara previamente lavada y deja hervir. Reposa 5 minutos, cuela y de preferencia sirve sin endulzar. Recuerda consultar a tu especialista antes de añadirlo a tu dieta, ya que puede causar efectos secundarios en algunas personas. ¿Listo para gozar de los beneficios del té de cáscara de piña?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD