Así puedes mejorar tus hábitos alimenticios
Dietas y Nutrición

Así puedes mejorar tus hábitos alimenticios

Por Kiwilimón - Enero 2019

Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.

Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.

Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.

Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.

Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.

No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de
hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.

Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.

No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza
tu menú semanal con estas recetas:

Caldo Tlalpeño 

Chilaquiles en salsa verde 

Tinga de Pollo 

Ensalada de manzana verde y lechuga 


Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No importa si eres un novato o un experto en la cocina, la acumulación de grasa y suciedad siempre será tu enemigo. Pero, no te preocupes. Eliminar el cochambre es más fácil de lo que crees. Descubre lo sencillo que es mantener toda tu cocina reluciente con estos sencillos pasos. ¿Qué es el cochambre?El cochambre es una capa de grasa y suciedad que se forma en la superficie de la estufa, los sartenes, las ollas y las puertas de los gabinetes. A veces tiene una textura un poco pegajosa, pero cuando ya lleva mucho tiempo puede ser más dura. ¿Cómo quitar el cochambre de la estufa? Para hacer la limpieza correcta de la cocina hay que recordar que la suciedad de este lugar está principalmente compuesta de grasa, por lo que se requiere de productos que ayuden a cortarla. En el caso del cochambre, que es grasa acumulada durante mucho tiempo, es necesario usar métodos un poco más fuertes. En un principio el mismo detergente lava trastes puede ayudar a quitar el cochambre, pero si ya ha pasado demasiado tiempo, tendrás que recurrir a otras técnicas.Remojo y jabón: Calienta un poco de agua y después agrega jabón (puede ser lava trastes). Con un estropajo reparte la mezcla por toda la estufa y deja actuar por algunos minutos. Si el cochambre aún no está muy pegado, te bastará con tallar con el mismo estropajo que usas habitualmente.Vinagre y bicarbonato de sodio: Una mezcla muy efectiva para cortar la grasa es la del vinagre con bicarbonato de sodio. Forma una pasta con estos dos ingredientes y con ayuda de un trapo espárcela sobre la superficie que quieras limpiar. Espera unos 15 minutos y después talla con un estropajo y agua caliente.Estropajo de metal: Te aconsejamos usar el estropajo de metal únicamente cuando el cochambre esté muy pegado en materiales que no puedan rayarse. Pon a remojar la superficie sucia con agua caliente y detergente o bicarbonato de sodio, y después talla enérgicamente con el estropajo. Ojo: no uses este remedio en acero inoxidable o en sartenes de porcelana o antiadherentes.Amoniaco: El amoniaco es un ácido muy potente que ayuda a cortar la grasa fácilmente, pero debes tener mucho cuidado al usarlo. Para empezar, solo debes agregar unas gotas diluidas en agua para limpiar la cocina, y tienes que enjuagar muy bien todo antes de usarlo nuevamente.¿Cómo evitar que se acumule cochambre en la cocina? La manera más sencilla de evitar que salga el cochambre en tu cocina es la limpieza inmediata. Así que te recomendamos que después de cocinar siempre limpies la estufa con un producto desengrasante. Igual, si sabes que vas a ensuciar (por ejemplo, cuando vayas a freír) pon servilletas o papel aluminio para evitar que se salpique la cocina con aceite. No te olvides de limpiar también las puertas y la parte de arriba de los muebles de la cocina. Ahí se acumula mucha grasa, aunque no sea tan evidente. Ahora qu tu cocina quedará más reluciente que nunca, prepara estas deliciosas recetas: Carnitas de BacalaoEmpanadas fáciles de CamarónBarbacoa en Salsa Verde en Olla de PresiónPastel de Tamal con Salsa de Frijol
Todos tenemos en nuestra cocina un tupper que quedó teñido de rojo por el chile rojo de un asado que guardamos ahí. Y aunque no se ve bonito, lo de menos es el aspecto de un refractario. El problema es cuando los utensilios de la cocina guardan olores de la comida. Si ya tienes varios platos o contenedores que huelen feo, aquí te decimos cómo quitar malos olores de vasos, platos, tuppers y todo aquel utensilio de cocina.RemojoCuando cocinas con cebolla, ajo o algún otro ingrediente de olor fuerte, lo mejor que puedes hacer es dejar el plato en cuestión de remojo. Llena un balde con agua y detergente para trastes y sumerge el utensilio que huela mal. Si no está muy impregnado, un par de minutos será suficiente para quitar el olor.Limón y salCuando los olores son un poco más difíciles, puedes usar la combinación de limón y sal. Frota el refractario con la mitad de un limón y sal. El jugo de limón neutraliza los olores, mientras que la sal ayuda a extraer cualquier resto de comida que pueda estar provocando el mal olor. Solo ten cuidado con los materiales en los que aplicas esta técnica, ya que pueden rallarse los utensilios.Vinagre y bicarbonatoOtra opción que también funciona muy bien para quitar los malos olores es mezclar vinagre con bicarbonato de sodio. En un recipiente grande pon suficiente agua (de preferencia tibia o caliente) y agrega el vinagre con el bicarbonato. Sumerge los utensilios y déjalos reposar por lo menos media hora. Después lávalos como acostumbras hacerlo.CloroEsta alternativa es efectiva, pero requiere mucho cuidado. Te sugerimos usar cloro con tu jabón cuando los trastes estuvieron en contacto con alimentos crudos, como puede ser carne de pollo, mariscos o cerdo. Ten cuidado de usar solo unas gotitas porque puede ser peligroso. Enjuaga muy bien los utensilios.Pon en práctica estos tips y cuéntanos cuáles te funcionan mejor.Estas recetas te pueden interesar:Tortitas de salmón a la mexicana con salsa de aguacateSalteado de carne con brócoliHuevos a la cazuela con poblanoTilapia a la veracruzana
La fruta de la pasión está en boca de todos, literalmente. Tal vez no te suene mucho por ese nombre, pero seguro que sí la reconoces como maracuyá o granadilla. Esa pequeña frutilla tropical ha ganado popularidad por su exquisito y peculiar sabor, pero no solo por eso. El maracuyá es un alimento extremadamente nutritivo. Conoce todas las razones por las que debes comenzar a comer fruta de la pasión hoy mismo.La fruta de la pasión es rica en polifenoles, micronutrientes con efectos antioxidantes. De hecho, tiene niveles más altos de estos componentes que otras frutas, como el plátano, el mango, la papaya o la piña.Comer regularmente maracuyá ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Las grandes cantidades de vitamina C presente en la fruta de la pasión aumentan las defensas del cuerpo.Tal vez no parezca mucho, pero en una pieza de 18 gramos, dos de esos son fibra. La mayor parte de esta es fibra soluble, la cual ayuda a prevenir el estreñimiento y los picos de azúcar en la sangre.La fruta de la pasión contiene otra vitamina esencial para conservar la salud: la vitamina A. Este nutriente tiene la capacidad de mejorar el aspecto de la piel, fortalecer el sistema inmunológico y mantener en buen estado la visión.Uno de los macronutrientes que requiere el organismo para llevar a cabo sus funciones vitales es el potasio. El maracuyá (crudo) aporta 63 mg de este. (Recuerda que la ingesta diaria recomendada de potasio es de 100 mg).Otra gran ventaja de la fruta de la pasión es su efecto a nivel psicológico. De acuerdo con algunos estudios, el consumo de maracuyá atenúa los efectos del estrés y la ansiedad, gracias a su contenido de magnesio.Un componente presente en la fruta de la pasión, el piceatanol, ayuda a mejorar el metabolismo, la sensibilidad a la insulina, entre otras cosas.Otro de los grandes beneficios de comer fruta de la pasión es la prevención contra el cáncer. Algunos estudios han demostrado que los antioxidantes del maracuyá impiden que los radicales libres muten el ADN de las células saludables.Algunos de los síntomas típicos de la menopausia, como los bochornos, pueden tratarse con fruta de la pasión.Finalmente, el consumo regular de maracuyá ha sido asociado con una disminución en los niveles de ansiedad. Asimismo, se cree que puede mejorar la calidad del sueño.Disfruta todos los beneficios de esta fabulosa fruta preparando estas deliciosas recetas:Frappé energético de maracuyá con coco y chíaCupcake de Maracuyá
Cuando cocinamos solo para nosotros calcular las porciones resulta una tarea muy sencilla. Pero, todo cambia cuando tenemos una cena con la familia o los amigos. Hay que ser exactos a la hora de calcular cuánto comerán nuestros invitados, ya que si fallamos podemos pasar la pena de que la comida no alcance, que alguien se quede con hambre o, por el contrario, excedernos en la cantidad de comida y tener que comer el mismo platillo durante una semana. Hoy te daremos unos tips para saber cuánta comida preparar dependiendo la cantidad de personas que comerán. EntradasSi ofrecerás únicamente canapés y snacks tipo cóctel, calcula entre entre 10 y 16 piezas por persona. En caso de que estos sean solo la botana, reduce la cantidad a unos 6 por comensal.Rollos primavera  Pastas, sopas y arrozPara pastas y arroz seco calcula entre 60 y 75 gramos por persona. Cuando se trata de una sopa caldosa deberás agregar 100 g por cada litro de caldo y servir alrededor de 250 mililitros por ración.Arroz al chipotleGuarnicionesLas guarniciones hechas de verduras sofritas, cocidas o guisadas deberán servirse en porciones de entre 75 y 100 gramos. Si la guarnición está hecha con hojas cocinadas sube la porción entre 200 y 250 g por persona. En caso de que la guarnición sea una ensalada con 50 g será más que suficiente.Ensalada de fresas y aguacateCarnesLa porción dependerá de si se trata de carnes, pescados o aves. Las carnes más comunes -como res, cerdo o cordero- deberán servirse en porciones de entre 150 y 200 gramos cuando no tienen hueso, y entre 250 y 350 gramos cuando lo tienen.Costillas de cerdo adobadasCarnesEl pescado cuando es entero deberá pesar alrededor de 300 g, cuando son cortes sin espinas entre 200 y 250 g y con espinas entre 250 y 300 gramos.Salmón en costra de almendras con salsa de aguacateUn pollo entero es suficiente para 4 personas.Piña gratinada rellena de pollo al pastorFrutaUna pieza por persona será suficiente si ofreces frutos como naranja, plátano o manzana. Si se trata de frutas como piña, papaya o sandía, considera 150 gramos por invitado.PostresEn caso de postres individuales como muffins, flanes, natillas o panes considera entre una pieza y pieza y media por persona.Empanada de zarzamora con quesoBebidasPara bebidas como agua, agua mineral, jugos o refrescos, considera alrededor de 750ml por invitado, y para el café, té e infusiones considera entre una taza y media y dos por persona.Agua de horchata
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD