Cociendo perfectamente el brócoli
Dietas y Nutrición

Cociendo perfectamente el brócoli

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
Cuando preparamos las verduras y las cocinamos siempre se recomienda cortarlas lo menos posible y hervirlas en el tiempo justo para evitar que pierdan sus propiedades nutritivas como las vitaminas y minerales en la menor cantidad posible. Además les recordamos que tanto dejar las verduras partidas y remojadas en agua mucho tiempo como pasarse en el tiempo de cocción colabora en que se pierda aún más el color y el sabor así como sus vitaminas y minerales. En el tema del color ayuda sobre todo mucho el refrescar con agua bastante fría las verduras recién sacadas de la olla para que recuperen ese color fuerte que las caracteriza en su estado crudo original. En el caso del brócoli lo ideal es:
  1. Limpiarlo entero antes de partirlo.
  2. A continuación cortamos el tronco inferior y lo dividimos en ramitos por los tallos pero sin cortarlos ellos mismos.
  3. Inmediatamente lo echamos en agua salada ya hirviendo y en una olla amplia para que el brócoli tenga sitio para moverse y cocerse bien.
  4. Vamos controlando el tiempo de cocción y la ternura del brócoli para evitar que se cueza demasiado.
  5. Hay que procurar cocinarlo tierno pero firme y algo crujiente.
  6. En cuanto lo escurramos, lo pasamos por agua bien fría para devolverle ese color verde vivo tan atractivo para los platos en los que el brócoli es protagonista.
Recetas de cocina recomendadas con brócoli:Brócoli Picante con AjoBrócoli a la Vinagreta TurcaBrócoli Gratinado con Queso GorgonzolaBrócoli con Vino y Ajo
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sin duda, que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes es algo que todas las mamás desean y para eso es indispensable que cuenten con una buena alimentación, que les aporte los mejores nutrientes para su desarrollo y bienestar.Consulta el Plato del Bien Comer para tener la guía de un alimentación balanceada.La importancia de la alimentación en cuanto a los niños cobra más relevancia, ya que un adulto puede elegir qué productos o alimentos comer, pero la de ellos depende principalmente de nosotros.Pero, además de los alimentos que ya conocemos, como frutas y verduras, ¿qué otros alimentos tienen altos niveles de nutrientes para los niños?Enseñar a nuestros hijos a comer bien desde pequeños es todo un reto al que nos enfrentamos como padres. Sin embargo, si conocemos y logramos discenir los alimentos de valor que podemos elegir para ellos, ellos aprenderán desde corta edad a consumirlos.Estos son algunos de los alimentos con más nutrientes, que puedes incluir en la dieta de tus hijos. Huevo. El huevo es uno de los alimentos más completos que podemos incluir en la alimentación de nuestros hijos, pues contiene vitamina B12 y minerales como fósforo, que son esenciales para su crecimiento. Incorpóralo cuando tu pequeño ya haya cumplido su primer año de vida.Pescado. El pescado es un alimento muy recomendable en la dieta de un niño (a partir de los 10 meses, de acuerdo con algunos pediatras), ya que posee una gran cantidad de nutrientes y es rico en vitaminas del complejo B. Se recomienda que sea pescado blanco y que se consuma cocido.Avena. Este cereal es esencial para el desarrollo del organismo de los más pequeños, pues aporta vitaminas del complejo B, reduce el colesterol, regula el nivel de azúcar en sangre y es una buena fuente de fibra.Cacao. Sí, aunque no lo creas está demostrado que el cacao puro tiene unas excelentes propiedades. Es un excelente aliado para nuestro sistema inmunológico por su contenido en polifenoles. El consumo de cacao mejora el rendimiento cognitivo y las conexiones mentales, de ahí la importancia de ingerirlo en edades de formación para tener la mente activa desde el comienzo del día.Lo más importante es que no te olvides de predicar con el ejemplo. Recuerda que nuestros hijos imitarán todo aquello que hagamos, si cuidas tu alimentación como es debido, tus hijos aprenderán de ti y adoptarán un estilo de vida saludable para toda su vida.Te recomendamos estas recetas con alimentos altos en nutrientes para niños:Avena con puré de manzanaTostadas de tinga de pescado
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Comer no es sinónimo de nutrirnos. Sí, quizá pienses que estás bien alimentado porque comes varias veces al día, pero cabe la posibilidad de que estés malnutrido y no lo sepas.Cuando escuchas la palabra malnutrición, seguramente se te vienen a la mente imágenes de niños en estado de emaciación, donde los huesos son visibles en la piel, es por esto que frecuentemente se nos olvida lo que malnutrición significa.¿Qué es la malnutrición?De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la malnutrición es tanto las carencias como “los excesos o los desequilibrios de la ingesta de nutrientes de una persona”, y abarca dos tipos de afecciones.La desnutrición, la cual abarca el retraso del crecimiento en cuanto a estatura; la emaciación que es el peso menor al que corresponde a la estatura o la edad, y falta de vitaminas y minerales importantes.El segundo es el sobrepeso y la obesidad. Esto se enfoca en todas las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes y cáncer. A grandes rasgos, el término malnutrición se refiere a comer muy poco, comer mucho, combinar incorrectamente los alimentos, ingerir alimentos con poco valor nutricional o alimentos contaminados.Otro de los pensamientos errados sobre la malnutrición es que se cree que el hambre es un problema que afecta a países tercermundistas, mientras que la obesidad, a países de primer mundo; sin embargo, debes saber que esto es un problema global, que nos afecta a todos.Y no sólo eso, según datos de la OMS, una de cada tres personas sufre algún tipo de malnutrición. Es más común de lo que crees ver a personas con diferentes formas de malnutrición convivir en el mismo país, en la misma comunidad y, a veces, hasta en la misma familia. El problema es tan grave que los gobiernos, así como la Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, están realizando acciones en conjunto para erradicar la malnutrición. En casa, podemos prevenir esta afección organizando nuestras comidas y haciendo mejor selección de los alimentos que vamos a consumir. Y a nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro.
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD