Comida orgánica, ¿es más saludable?
Dietas y Nutrición

Comida orgánica, ¿es más saludable?

Por Kiwilimón - June 2013
Tal vez en algunas ocasiones te haz preguntado si la comida organica es más nutritiva que la convencional. Esperamos poder explicarte la diferencia entre una y otra, respecto a la nutrición, seguridad y precio. Actualmente es más común encontrar en los supermercados productos orgánicos y esto ha creado un dilema acerca de la conveniencia de esos productos por las tradicionales. Existe hasta una notable diferencia entre la forma de presentación de los productos por el tipo de tratamiento que se les da. Por ejemplo, una manzana, podemos encontrar orgánicas y convencionales, ambas son firmes, brillantes y rojas. Ambas proporcionan vitaminas y fibra, son libres de grasa, sodio y colesterol, entonces ¿cuál comprar? Si lo vemos por conveniencia de precio, sin dudar escogeríamos las manzanas cultivadas de forma convencional, porque todos los productos orgánicos tienden a estar un poco más caros, pero ¿podemos sacrificar calidad por precio? Los productos orgánicos, van en referencia a la forma en cómo los agricultores procesan los productos como frutas, verduras, granos, lácteos y carne. Están diseñadas para promover la conservación del suelo, el agua y reducir la contaminación. No utilizan pesticidas, utilizan rotaciones de cultivo más sofisticados y abono para mantener a raya malas hierbas. Un estudio que examinó el valor nutricional de los alimentos orgáicos y los convencionales en los últimos 50 años concluyó que son comparables en su contenido de nutrientes y se deja en duda si unos son más nutritivos que otros.   Las razones por las que las personas prefieren comer comida orgánica son:
  • - Plaguicidas. los productos convencionales utilizan pesticidas para proteger los cultivos de hongos, insectos y enfermedades. Cuando los agricultores rocían pesticidas, puede dejar residuos en los productos, de ahí la importancia de lavar perfectamente los alimentos.
  • - Aditivos alimentarios. son sustancias utilizadas durante el procesamiento, como coadyuvantes de elaboración, agentes fortificantes como conservantes, edulcorantes colorantes y hasta aromantizantes.
  • - Medio ambiente. las prácticas agrícolas orgánicas están diseñadas para beneficiar y cuidar al medio ambiente reduciendo la contaminación, conservando el agua y la calidad del suelo.
  Consejos para comer sanamente: 1. Seleccione alimentos de distintas fuentes. Así tendrá mejor combinación de nutrientes. 2. Compra frutas y verduras de temporada. Así sabrás que los productos son más frescos. 3. Lea las etiquetas de los productos. No todos los productos con etiquetas de orgánico contienen ingredientes orgánicos. Pueden ser 100% orgánicos o contener solamente algunos ingredientes que se hayan hecho orgánicos y otros convencionales. 4. Lave perfectamente las frutas y verduras. Ayuda a eliminar la suciedad, bacterias y restos de sustancias químicas de la superficie.   Todas las recetas que te presentamos pueden ser preparadas y sus ingredientes pueden ser sustituidos por productos orgánicos, es opcional. No sacrificarás sabor! Latkes con salsa de manzana. Una receta tradicional para la fiesta Hanuka, el latke esta hecho a base de papa rallada y se acompaña tradicionalmente de una salsa de manzana. Ver receta aquí Tarta de jitomates confitados. Esta rica tarta de hojaldre está cubierta de jitomate confitado, puré de jitomate e hinojo. Es verdaderamente deliciosa. Ver receta aquí Canapes de camarones con apio. Una rica receta para bienvenir a tus invitados a tu cena o coctel de año nuevo. Ver receta aquí Tallarines con pollo al pesto. Receta italiana original de tallarines con pollo al pesto y sabor gourmet. Ver receta aquí Frittata de albahaca y jitomate deshidratado. El omelet italiano, la fritata es una delicia, son huevos batidos con jitomate deshidratado, queso y albahaca. Ver receta aquí Ensalada de apio con aguacate. Esta receta es de una ensalada de apio y aguacate perfecta para el colesterol. Dasela a toda su familia y mas a tu esposo y a tu papa, veras que les encantara y aparte les hara bien a la salud. Ver receta aquí Pollo con quinoa y frijoles. Una receta súper saludable y rica en proteína. La quínoa o quinua es un alimento rico ya que posee los 8 aminoácidos esenciales para el humano, así que disfruta esta receta de pollo con quínoa y frijoles. Ver receta aquí Torre de aguacate, panela y jitomate deshidratado. Esta receta es una deliciosa ensalada de aguacate, panela y pollo la cual puedes disfrutar siempre en comidas familiares, ya sea pequeñas o grandes. Dejaras sorprendidos a todos con el sabor y con la creatividad de tu platillo. Ver receta aquí Ensalada de lechuga fresca afrutada. Una ensalada muy fresca y saludable con un sabor dulce muy sutil. Ver receta aquí

Si quieres conocer todas las recetas de Kiwilimón, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando pensamos en un vino mexicano, de inmediato nuestra mente se traslada al Valle de Guadalupe, y no es para menos, pues se ha convertido en un destino imperdible que ha permitido que nuestros vinos trasciendan fronteras a nivel internacional.   El Valle de Guadalupe forma parte de la Ruta del Vino de Baja California, misma que permite hacer un recorrido por más de 64 bodegas de producción, repartidas en siete valles y donde se produce aproximadamente el 90 por ciento de los vinos de nuestro país.  El Valle de Guadalupe, Calafia y San Antonio son las zonas que concentran el mayor número de viñedos, al sur se encuentran los Valles de Santo Tomás, San Vicente y Ojos Negros, mientras que al norte se ubica el Valle de las Palmas.  Y si gustas de los buenos vinos, te comparto algunas opciones del Valle de Guadalupe que son verdaderamente imperdibles. 1. Capricornius El Cielo Chardonnay 100% Chardonnay, añejado 6 meses en barricas de roble francés. Servido entre 10 y 12°C acompaña muy bien pescados como atún, bacalao o sardinas, pastas cremosas y aves a la parrilla. 2. Grenache Monte Xanic 100% Grenache fermentado en depósitos de acero inoxidable. Se recomienda servirlo a 8°C para maridar entremeses de mariscos y ostras; carpaccio, paella, platos asiáticos o una tarta de frutos rojos. 3. Jardín Secreto Adobe Guadalupe Ensamble de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Cinsault, 10 meses añejado en barrica de roble francés y americano. Complejo, de buen cuerpo y balanceada acidez, es ideal para quesos, pastas, carnes o pescados a una temperatura de servicio de 16°C. 4. Montefiori Shiraz Cabernet Mezcla 70% Shiraz y 30% Cabernet Sauvignon, reposado 12 meses en barricas de roble francés. Es recomendable servirlo entre 15 y 18°C para acompañar embutidos, quesos fuertes, pato o carnes rojas. 
Para lograr los objetivos físicos que deseas, ya sea bajar de peso o ganar músculo, la alimentación es la parte más importante en tu vida fitness, por lo que deberías planificar tus comidas para afrontar la rutina deportiva que realices, así como la recuperación óptima del desgaste realizado.Ante esto, deberás conocer qué alimentos podrás consumir antes y después de cada entrenamiento, además del tiempo recomendable para realizar tu práctica deportiva después de ingerir tus alimentos. Este último punto nos lleva a la interrogante ¿puedo comer antes de entrenar?, respuesta que aquí te daremos.El proceso digestivo sí puede influir en tu entrenamiento, por lo que deberás esperar un tiempo considerable en el que la comida y la bebida se transformen en los nutrientes que absorberá nuestro organismo, para proporcionarnos la energía suficiente y así tener un mejor desempeño en la actividad física que se llevará a cabo.Durante este proceso se acumula una gran cantidad de sangre en el aparato digestivo, por lo que hacer ejercicio durante este momento compromete el flujo sanguíneo a los músculos, los cuales no se desarrollarán de forma efectiva, pues no llenarás la demanda que exigen los dos procesos.¿Cuánto tiempo hay que esperar?La recomendación estándar que todos los entrenadores y nutriólogos brindan a los atletas es la de esperar dos horas para entrenar después de comer, sin embargo, todo dependerá del tipo y la cantidad de comida que ingieras antes de realizar tu práctica deportiva.Si es un plato balanceado con proteína, verduras verdes, carbohidratos, agua simple o de sabor, tendrás que esperar como mínimo los 120 minutos recomendables, pero en caso de que tu alimentación sea pesada en grasas, azúcares, carbohidratos, sales e irritantes, aumentaría el tiempo de espera a cuatro horas, pues el proceso digestivo será más largo y lento. "Básicamente, cuanto más comas, más tiempo debes esperar para hacer ejercicio", así lo indica la nutrióloga Amie Rowe en Business Insider.Estas recomendaciones son para no arriesgar tu organismo, pues al realizar un entrenamiento de alto rendimiento tu cuerpo deberá estar en óptimas condiciones, ya que de estar con el estómago lleno podrías tener problemas gastrointestinales como “náuseas, gases, diarrea, vómito e incluso desmayos, debido a la competición por la sangre que se da entre los músculos y tu sistema digestivo", puntualiza Rowe.En caso de que por tus horarios sea complicado esperar las dos horas para hacer ejercicio después de comer, se recomienda practicar una actividad física de baja intensidad con descansos prolongados que permitan continuar con el proceso digestivo de una forma correcta.Luego de estas recomendaciones, tú tienes la última palabra sobre tu alimentación y desempeño físico. ¡Aliméntate en serio con Santander!
Cómo bajar la panza rápido es uno de los consejos más buscados por las personas, especialmente cuando se acerca el verano y todos quieren lucir un espectacular cuerpo de playa. Antes que nada, queremos recordarte que cualquier tipo de cuerpo es un cuerpo apto para presumirse en traje de baño, pero si aún así te sientes un poco inseguro, sin duda te serán de ayuda estos 5 trucos infalibles para bajar la pancita. 1. Reduce el consumo de azúcares añadidas Quizás este sea uno de los trucos más difíciles para bajar la panza, pero de acuerdo a Harvard Health Publications, explican que el exceso de azúcar puede provocar acumulación de grasa en el abdomen y por ello es mejor alimentos que contengan azúcar añadido, también conocido como fructuosa. Recuerda que la fructuosa se encuentra principalmente en refrescos, jugos envasados y aunque nos duela admitirlo, pan. 2. Aumenta el consumo de proteínas Las proteínas son un alimento clave tanto en la pérdida de peso como en el proceso de conseguir un abdomen plano, ya que ayudan a controlar el apetito y la saciedad, evitando que caigas en antojitos poco saludables. De igual forma te ayudan a acelerar el metabolismo, así que no dudes en aumentar tu ingesta de pollo, pescado, leguminosas y semillas. 3. Haz ejercicio Lamentamos informarte que no hay fórmula mágica para bajar la pancita sin involucrar un poco de ejercicio en la rutina diaria. El cardio de intensidad moderada es una gran forma de empezar a moverte, ya que favorece la pérdida de grasa visceral y conforme te vayas sintiendo listo, puedes agregar ejercicios de fuerza como funcional, cargar peso o lo que más te motive a seguir trabajando por esa pancita plana. 4. Toma agua Un consejo común de los nutriólogos a sus pacientes es que tomen al menos 2 litros de agua el día, esto ayuda a reducir la retención de líquidos que muchas veces inflaman el abdomen y nos hacen lucir más rellenitos de esa parte del cuerpo. También es importante que reduzcas tu consumo de sal, tanto el que le añades a tu comida como el que ingieres de algunos alimentos procesados que ya lo incluyen. 5. Aumenta el consumo de fibra La fibra es un poderoso aliado para quienes buscan bajar la panza porque como explica un estudio de la Universidad de Medicina de Wake Forest, comer 10 gramos de fibra al día reduce en 3.7% la posibilidad de ganar grasa visceral. ¡Con 10 gramos de manzana, frijoles, avena, chía o nueces podrás hacer una gran diferencia en tu cintura! ¿Conoces algunos otros consejos efectivos para bajar la panza?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD