Comida para aprovechar mejor tu rutina de ejercicio
Dietas y Nutrición

Comida para aprovechar mejor tu rutina de ejercicio

Por Kiwilimón - Junio 2014
La comida y el ejercicio van de la mano. Cuándo y qué comer puede repercutir de manera importante sobre cómo se siente cada persona para realizar ejercicio, sea en una sesión de entrenamiento informal o en una competencia. Nuestras amigas de ActitudFem nos comparten algunas sugerencias:

1. Desayuno saludable

Si haces ejercicio por la mañana, intenta levantarte temprano para terminar el desayuno por lo menos una hora antes de realizar alguna actividad física. La mayor parte de la energía obtenida durante la cena anterior se consume por la mañana y la glucosa sanguínea puede encontrarse baja, por ello, la importancia del desayuno. De lo contrario, es posible sentirse lento o tener mareos. Si tienes pensado hacer ejercicio dentro de la primera hora después de desayunar, come ligero o toma alguna bebida deportiva para subir la glucosa sanguínea. Así pues, la importancia en los carbohidratos para obtener energía. Alternativas para el desayuno:
  • Cereal o pan integral
  • Plátanos
  • Yogurt
  • Leche descremada
  • Jugo
  Si en ocasiones tomas café por la mañana, es probable que no haya ningún inconveniente en tomar una taza antes de realizar una actividad física. No olvides que siempre que pruebas antes un alimento o bebida, corres el riesgo de sentir malestar estomacal.

2. Importancia del tamaño

Cuídate y no te excedas con la comida. Si vas a ingerir algún alimento antes de realizar una actividad física, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:  
  • Comidas grandes: Por lo menos tres o cuatro horas antes
  • Comidas pequeñas: Dos o tres horas
  • Colación: Una hora
Comer en grandes cantidades, puede dejarte una sensación de lentitud, mientras que comer  muy poco, puede quehacer que no obtengas la energía suficiente para sentirte fuerte durante la actividad física.

3. Buenos refrigerios

La mayoría de las personas puede comer colaciones pequeñas justo antes de hacer ejercicio y durante el mismo. La clave está en cómo se siente uno, por lo que debes considerar qué es lo mejor. Si comes antes de hacer ejercicio, es posible que no le aportes al cuerpo más energía, sin embargo, puedes mantener alta la glucosa sanguínea. Algunas alternativas:
  • Barritas energéticas
  • Fruta fresca
  • Yogurt
  • Pieza de pan o galletas integrales
  • Barritas de granola bajas en grasa
  • Sándwich con crema de cacahuate
Si piensa hacer ejercicio varias horas después de la comida, es fundamental que ingieras una colación saludable.

4. Comer después de hacer ejercicio

Con el fin de ayudar a los músculos a recuperarse y reemplazar la provisión de glucógeno, se recomienda ingerir una comida que contenga proteínas y carbohidratos dentro de las primeras dos horas después de hacer ejercicio. Algunas alternativas:  
  • Yogurt con fruta
  • Sándwich con crema de cacahuate
  • Leche de chocolate descremada y galletas saladas
  • Espagueti con albóndigas
  • Pollo con arroz integral
 

5. Beber líquidos

Para evitar deshidratarte, necesitas una cantidad adecuada de líquidos antes, durante y después de hacer ejercicio. El Colegio Americano de Medicina del Deporte recomienda lo siguiente:
  • Beber aproximadamente 2 o 3 tazas (473 a 710 milímetros) de agua durante las siguientes dos o tres horas posteriores al ejercicio
  • Beber alrededor de ½ a 1 taza (118 a 237 milímetros) de agua cada 15 a 20 minutos durante la el ejercicio. Ajustar las cantidades según el tamaño del cuerpo y el clima.
  • Beber después de hacer ejercicio de 2 a 3 tazas (473 a 710 milímetros) de agua por cada  ½ kilogramo de peso que se pierde durante la sesión de entrenamiento.
Por lo general, el agua es la mejor manera de reemplazar los líquidos perdidos; pero si hace ejercicio durante más de 60 minutos, se recomienda una bebida deportiva, ya que pueden ayudar a mantener el equilibrio corporal de electrolitos y aportan un poco más de energía, debido a que contienen carbohidratos.

Déjate guiar por la experiencia

Toma en cuenta que la duración e intensidad de la actividad que realizas, determina la frecuencia, tipo de comida y bebida. Por ejemplo: uno necesita obtener más energía de los alimentos cuando corre un maratón, que cuando camina alrededor de la cuadra. Cuando de comida y ejercicio se trata, todas las personas son diferentes. Por lo tanto, presta atención de cómo te sientes durante la actividad y el rendimiento general. Déjate guiar por la experiencia para saber cuáles hábitos alimenticios antes y después de hacer ejercicio son mejor. Además, considera mantener un registro, con el fin de controlar la reacción de tu cuerpo ante la comida y colaciones, para realizar ajustes en la alimentación y rendir al máximo.   Ver artículo original    

Receta de Pan Integral 

Yogurt con arándano y pistache 

Jugo Verde para bajar de peso

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
La llegada del miércoles de ceniza, es el anuncio de que se acerca la Semana Santa y con ella comienza la Cuaresma, pero muchas veces no sabes de qué se trata, por qué hay que ayunar y cuánto dura este periodo. ¿Qué es la Cuaresma?La Cuaresma es el tiempo litúrgico que marca la Iglesia para prepararse para la Pascua. La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo. El color de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.40 díasSí alguna vez te preguntaste por qué dura 40 días, es necesario que sepas que la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.Ayuno en semana santaEl origen del ayuno y la abstinencia en la época de cuaresma y Semana Santa se basa en los cuarenta días que Jesucristo ayunó en el desierto y venció a las tentaciones.El ayuno, que la Iglesia Católica entiende como prescindir de una de las comidas que se hacen a lo largo del día, solo hay que llevarlo a cabo en dos jornadas: el miércoles de ceniza, cuando arranca la cuaresma, y el viernes santo. Y la abstinencia, que suele consistir en privarse de comer carne roja, debería aplicarse todos los viernes de la cuaresma, según el sacerdote Emilio López Navas, párroco de Benalmádena y profesor de Biblia en el Seminario Diocesano. Así, los días en los que no se come carne en cuaresma serían todos los viernes a partir del miércoles de ceniza y hasta el viernes santo.¿Qué significa no comer carne en Cuaresma?Según la Iglesia Católica y las sagradas escrituras, la carne representa el cuerpo de Cristo crucificado. Por lo tanto comerla en estas fechas resulta una falta de respeto e incluso un pecado.¿Por qué se hace abstinencia los viernes?Los viernes siempre han sido un día de penitencia especial para los cristianos y tiene una explicación muy sencilla. Jesucristo sufrió y murió en la cruz un viernes. Por este motivo, los cristianos quieren dedicar este día a unir su sufrimiento con el de Jesús.Comidas fáciles de cuaresmaPara cumplir con los viernes de cuaresma, te compartimos estas recetas fáciles y libres de carne que seguro te encantarán y que podrás seguir con la tradición y mandatos de la iglesia.Chilacas con cremaLas chilacas tienen un alto contenido de potasio y vitaminas A y C, además de bajo contenido de sodio, así que también serán un platillo nutritivo. Prueba esta receta sin carne y disfrútala en deliciosos tacos.Pescado empapelado en salsa de cilantro Este pescado empapelado es una opción sencilla de preparar una comida deliciosa, fácil y nutritiva. En esta receta con pescado, la hoja de plátano le aporta un sabor particular, pero también puedes utilizar otros materiales para envolverlo. Lo mejor de esta receta de pescado empapelado en salsa de cilantro es que se prepara sin horno y en sólo 25 minutos.Nopal gratinado en salsa de frijolEl nopal tiene cualidades, considerado un vegetal y muy consumido, tiene mucha fibra y propiedades nutrimentales como calcio, hierro, agua y proteína. Aunque su sabor ya es delicioso, en esta receta se combina con flor de calabaza, queso y una rica salsa de frijoles con chipotle. Esta es una alternativa de sabor para cuaresma. Ahora que tienes toda la información, puedes hacer que tú y tu familia comprendan mejor qué es y cómo se realiza la Cuaresma, al mismo tiempo que comerán deliciosa.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD