Comida rápida que puedes comer sin culpas y no lo sabías
Dietas y Nutrición

Comida rápida que puedes comer sin culpas y no lo sabías

Por Kiwilimón - Mayo 2017
  A todas nos ha pasado que por falta de tiempo o descuido no llevamos lunch al trabajo. Y aunque antes esto podía significar un alivio y casi una recompensa, ahora puede resultar más una preocupación. El famoso “¿Qué voy a comer hoy?” poco a poco se ha convertido en un repaso exhaustivo a los menús tratando de encontrar algo que no vaya a arruinar tu dieta o echar a perder tus semanas de trabajo en el gym. Antes de que optes por una barra de granola y mucha agua o, peor aún, “aguantarte” hasta que llegas a la casa, te compartimos algunos de los platillos de comida rápida que puedes disfrutar sin culpas: via GIPHY

Pizza

Por lo general se considera la pizza como una enemiga de los regímenes alimenticios saludables, pero la verdad es que es un platillo muy completo: contiene granos, verduras, lácteos y, si así lo quieres, carne. Sabiendo elegir los ingredientes, puedes comer pizza tranquilamente, con 266 calorías por cada 100 gramos. Receta recomendada: Pizza de berenjena

Hamburguesa

Es un caso similar al de la pizza. El problema no es el platillo en sí, sino los “extras” que añaden calorías: tocino, aros de cebolla, queso extra, etc. Elige una hamburguesa con carne magra o de pollo, con muy poca salsa (cátsup, mayonesa o mostaza) y de preferencia con pan integral. Eso sí, olvídate de las papas fritas. Receta recomendada: Hamburguesa de hongos portobello

Wrap

Esta podría ser la versión light de un tradicional burrito mexicano, obviamente, sin añadirle aderezos o salsas. A comparación de la hamburguesa o la pizza, el wrap suele ir acompañado de más verduras, por lo que puede aportar más vitaminas y minerales. Disfruta un wrap con pollo asado, lechuga y verduras con unas 340 calorías. Receta recomendada: Wrap de espinaca, huevo y verduras

Sándwich

El principal “pero” que puedes encontrarle a este platillo es su base de pan blanco. Para aumentar su valor nutricional y la cantidad de fibra, te sugerimos ordenar un sándwich con pan integral. Busca los sándwiches que estén hechos con carne de pavo o pollo y que estén condimentados con una sola salsa para ahorrarte calorías. Receta recomendada: Sándwich saludable de atún

Sushi

Este platillo puede ser uno de los “falsos saludables”. Siempre se ha dicho que comer pescado es muy bueno para la salud, pero comerte sola un rollo entero empanizado con aderezo extra no es tan buena idea. Busca los rollos con salmón y aguacate para aumentar tu dosis de proteína, fibra y grasas buenas. Receta recomendada: Sushi de mango y salmón

Falafel

Aunque no te recomendaríamos comer falafel todos los días (por aquello del aceite), sí puede ser una buena elección ocasionalmente. Media taza de falafel contiene 333 calorías, pero esto se compensa con los altos niveles de hierro, potasio, zinc, calcio y magnesio. Si sigues una dieta vegana, esta es tu mejor opción de comida rápida. via GIPHY El problema de la comida rápida no es lo que comes, sino cómo lo pides. La base de la mayoría de los alimentos es rica en nutrientes, sin embargo, cuando “personalizas” tu pedido y añades extras, puedes llegar a agregar hasta el doble de calorías. (Ojo: cada cucharada de mayonesa añade 57 calorías a tu platillo).

Así que si se te antoja una pizza, ¡hazlo! Pero olvídate del queso extra, la doble porción de salami y la orilla rellena de queso.

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Conoces ya la importancia de una buena alimentación para el buen funcionamiento del organismo; sin embargo, el ritmo tan vertiginoso de la vida actual a veces nos impide tener buenos hábitos y cuidar de nuestra salud.Por ejemplo, aunque hemos escuchado mucho que el desayuno es la comida más importante, pues venimos de un periodo grande de ayuno y todos los alimentos que ingerimos son aprovechados al máximo, además de que es el que nos llena de energía para poder llevar a cabo todas nuestras actividades, muchos de nosotros solemos saltarlo, o comer alimentos que poco nos benefician.Sin embargo, los licuados podrían ser una buena opción para aquellos que no tienen tiempo de comer un desayuno completo.Incluir licuados en el desayuno es una forma sencilla, práctica y deliciosa de consumir nutrientes a primera hora del día, y si sabes usarlos a tu favor, pueden ayudarte a sanar.Aquí te dejamos algunas recetas de licuados “medicinales”, pues sus ingredientes están destinados a ayudarte con ciertas afecciones, y te pueden aportar nutrición y salud de manera rápida y práctica:Licuado de arándanosEste licuado te puede ayudar a mejorar la digestión, es rico en antioxidantes aminoácidos y grasas que te darán el combustible necesario para arrancar el día.Necesitarás:-Un puñito de arándanos-½ taza de yogurt griego natural-1 cucharada de chía -Endulzante al gusto, proponemos mielLicúa todos los ingredientes y disfruta.Licuado de pepino y linazaSi tienes problemas en el riñón, este licuado te ayudará a eliminar las toxinas, además de que te mantendrá hidratada.-1/2 pepino grande, pelado y en rodajas-1 taza de arándanos congelados frescos-Un chorrito de agua de coco o leche vegetal-1-2 cucharadas de linaza molida o chía-Stevia a gusto (opcional)Licúa todo y bébelo.Licuado de apio y papaya Los ingredientes de este licuado funcionan como diuréticos y antiinflamatorios y ayudan a depurar toxinas que enferman a los órganos.Ingredientes:- El jugo de 1 limón-1 rama de apio-Una taza de papaya -1 vaso de agua Revuelve todo.Licuado antiansiedad Este licuado además de ayudarnos a controlar el estrés y la ansiedad está lleno de vitaminas, minerales, y antioxidantes que protegen la salud.-2 rodajas de papaya sin cáscara.-1 rodaja de piña pelada.-1 taza de leche de coco.No olvides que lo más importante es aprender a escuchar a tu cuerpo y a darle lo que necesita, y eso incluye ir al doctor y tratar seriamente cualquier enfermedad que padezcas.
Llevar un estilo de vida saludable a veces nos parece muy complicado, porque nuestras rutinas están llenas de mil actividades.Sin embargo, puedes mejorar tu rendimiento durante el día incluyendo alimentos que te ayuden a tener energía y a fortalecer tu organismo, lo único que necesitarás será mezclar fruta y bebidas vegetales o agua y ¡listo!Si te preguntas cómo hacerlo de manera sencilla, orgánica y sin tener que invertir mucho tiempo, puedes empezar por procurar desayunar algo ligero pero poderoso, como alguna de estas bebidas.Un smoothie de chocolate te ayudará a empezar el día con fibra, carbohidratos complejos, minerales y guaraná. Por ejemplo, el Organic Chocolate Smoothie Mix de Nature’s Heart te proveerá de guaraná, para mejorar tu memoria y la combinación con el cacao te da energía y antioxidantes.Otra opción puede ser un smoothie con moringa, wheatgrass, espirulina, lúcuma y mezquite, que te brindará proteínas, fibra, antioxidantes, vitamina B, hierro y magnesio, además de un efecto détox. Diez gramos de proteína, probióticos y enzimas digestivas, combinados con tu fruta favorita, es todo lo que se necesita para sacarle el máximo provecho a tu día. Todos estos beneficios y más los encuentras en este smoothie mix todo en uno, que combina sabor y funcionalidad. Si lo que buscas es vitalidad y bienestar, entonces la mezcla de omegas, antioxidantes, minerales y proteínas te mantendrá satisfecho y potenciará tu día, además de que este smoothie también incluye canela y vainilla, lo cual le da un sabor intenso.Por último, un smoothie con maca, mezquite y lúcuma aumentará tu energía, resistencia y mejorará tu estado de ánimo, pues es ideal para el equilibrio hormonal, reduce la ansiedad y ayuda con la falta de concentración.Atrévete a preparar estos smoothies que son muy prácticos y funcionales, todos son veganos y te ayudarán de una manera muy fácil a encontrar ese extra de energía, concentración y bienestar que estabas buscando.
El café diario, la botella de agua, el antojo de media tarde, las propinas y demás gastos casi invisibles que diariamente se fugan de nuestras carteras están derrumbando tus finanzas personales, a pesar de que parecieran inofensivos.A estas pequeñas fugas de dinero se les denomina gastos hormiga, pues aunque son gastos menores, si los sumas pueden representar hasta más del 10 por ciento de tu salario. Lo peor de estos gastos hormiga es lo cotidiano que son, porque están siempre presentes en nuestra vida, a todas horas, y por eso es tan fácil gastar sin que nos demos cuenta.Para evitar estos gastos, aquí te proponemos estos tips para cuidar tu cartera.Identifica los gastosPara poder controlarnos, es necesario identificar cuáles son los gastos y seleccionar aquellos de los que podemos prescindir. Haz una lista de todo lo que gastas diariamente y reflexiona si es algo vital para tu día a día o no. Anota todo lo que recibes y gastasUna vez que hayas identificado los gastos fijos, te sugerimos que lleves un control estricto de tu presupuesto, tanto de lo que recibes, como de lo que gastas, así no darás pie a que haya “lagunas” y siempre tendrás tus cuentas claras. Existen varias apps en las que puedes llevar el control de tus finanzas, lo mejor es que seas disciplinada en hacer todos tus registros y te sorprenderás de los resultados. Ponte una meta de ahorroSiempre hemos sabido que es muy importante ahorrar, pero a veces es difícil hacerlo. Seamos sinceros, estamos acostumbrados a ahorrar únicamente lo que nos “sobra”, pero lo ideal es que una vez que recibas una entrada de dinero, destines una parte hacia el ahorro, así lo verás como algo fijo. Organiza y prepara tus comidasUna vez que hayas identificado tus egresos, te darás cuenta de que en lo que más gastas es comer fuera de casa. Organizar y preparar tus comidas no sólo te ayudará a evitar fugas de dinero, además te asegurarás de estar recibiendo alimentos de calidad y de comer más sano. Mide tus antojos Este punto va muy ligado al anterior, porque no sólo gastamos en la comida, también lo hacemos en el café de la mañana, el antojo en la oficina, las ganas de un dulce a media tarde y hasta un snack después de hacer ejercicio. Esto no sólo afecta a tu figura, sino que le hace daño a tus bolsillos. Si te organizas también puedes planear tus snacks y tener más control de tu alimentación y cartera. Cancela servicios innecesariosSeguramente por ahí tienes algún servicio que se te ha olvidado cancelar. Deja la desidia y pon orden a tus gastos para que dejes de “regalar” tu dinero. Ahorrar no es tarea imposible, es cuestión de voluntad y esfuerzo, y te aseguramos que vale la pena hacerlo. Sigue estos tips para que sea más fácil y verás que tendrás unas finanzas personales muy sanas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD