Cómo comer alimentos fritos de manera saludable
Dietas y Nutrición

Cómo comer alimentos fritos de manera saludable

Por Kiwilimón - June 2015
Durante muchos años, las grasas han sido relegadas al tipo de alimentos que no debemos comer, incluso, en ocasiones no podemos evitar la terrible carga moral y culpabilidad que sentimos al comerlas pero, ¿qué tal si existe una forma saludable de hacerlo? Un estudio realizado en España por la Universidad Autónoma de Madrid a más de 40 mil personas durante 11 años, demostró que comer alimentos fritos en aceite de oliva o aceite de girasol no está relacionado con  enfermedades del corazón o la muerte prematura. Lo cual no da carta abierta para comer este tipo de alimentos cuando sea, pero sí nos da una opción más saludable para hacerlo. El problema con los alimentos fritos es que contienen muchas más calorías que el resto de las preparaciones y que pueden contener grasas trans. Si a lo anterior le sumamos una vida sedentaria, los problemas de obesidad y sobrepeso pueden presentarse. Aunque por otro lado, las frituras pueden ser una de las formas en que puedes comer verduras de manera deliciosa si es que normalmente no te gustan. El punto, como en todo, es saber equilibrarlos en la dieta y no comerlos excesivamente. A continuación te explicamos algunos factores a los que debes prestar mucha atención para que tus frituras sean más saludables.

La temperatura del aceite lo es todo

Cuando la temperatura del aceite es baja, no se forma la costra que protege el interior y el alimento absorbe el aceite como una esponja, y si es demasiado caliente, se quema el exterior y queda crudo por dentro. La temperatura ideal es de 180 grados C, lo mejor sería tener una freidora con termostato. Para calcular si la temperatura es correcta, pon un poco del alimento en el aceite, si se hunde hasta el fondo está muy frío; si flota y burbujea intensamente, está muy caliente. La temperatura ideal provoca que el alimento se hunda ligeramente y flote enseguida. 

Utiliza el aceite correcto

Es importante que el aceite que utilices alcance los 180 grados C sin humear, ya que esto significa que se está descomponiendo y contaminando la comida. Los mejores aceites son el deoliva virgen, el de girasol y el de coco. Evita a toda costa los demás aceites vegetales sin refinar.

No escatimes en aceite 

Si tienes poco aceite en el sartén, la temperatura bajará cuando entre en contacto con los alimentos y ya hablamos sobre eso. Debes utilizar mínimo medio litro en un recipiente alto y añadir los alimentos poco a poco, en especial si son congelados.

Cuidado con el rebozado

Además darle un sabor más rico al alimento, el rebozado protege el interior de la entrada del aceite, sin embargo, puede aumentar el espesor de la costra y con ello el contenido calórico. Los rebozados de harina suelen ser mejores que los empanizados, por ejemplo.

El papel absorbente es tu mejor aliado

Al terminar de freír, escurre muy bien los alimentos y deposítalos en papel absorbente, así eliminarás el exceso de aceite y la superficie estará mucho mas crujiente.

Limpia el aceite si lo vas a reutilizar

El aceite de fritura no se debe reutilizar más de tres o cuatro veces, tampoco si se ha quemado o ha empezado a humear ya que acumula sus sustancias tóxicas. Para limpiar sus impurezas, pásalo por un colador o filtro y utilizar la técnica de las claras de huevo. Deberás batir unas claras de huevo y echarlas en el aceite caliente, removiendo sin parar. Las claras arrastrarán todas las partículas negras y será más fácil eliminaras. Ver artículo original.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una de las mayores preocupaciones que tiene la gente de todo el mundo es la seguir una dieta que les permita llegar a su peso ideal. Ya sea motivados por cuestiones de salud o por querer lucir mejor estéticamente, adelgazar es una de las constantes en la población de todo el mundo desde hace ya muchísimos años. Así, cada determinado tiempo surge una nueva dieta que se pone de moda, mientras que algunas son muy efectivas, otras tantas son incluso riesgosas pero, ¿realmente conocemos sus fundamentos y su manera de actuar? Es muy importante que antes de decidirte a hacer una dieta, investigues cuál es la adecuada para ti tomando en cuenta tu edad, tu peso, estilo de vida y demás factores clave. Por eso te recomendamos que te acerques con un especialista en salud y nutrición, para que así puedas escoger la dieta más adecuada para ti. Estas son las dietas más populares actualmente.PALEO¿Qué es?Esta dieta surgió en los años 70 y plantea una alimentación al estilo de nuestros antepasados del Paleolítico, que eran cazadores y recolectores. La dieta paleo consiste en suspender el consumo no sólo de alimentos procesados, sino también de cereales o legumbres, así como priorizar el consumo de productos frescos, como carne, pescado, verduras y fruta.¿Es efectiva?Algunas de las propuestas de la dieta paleo están respaldadas por la evidencia científica actual, como es el consumo abundante de frutas, verduras y frutos secos o la restricción de los alimentos procesados. Sin embargo, otras premisas como evitar cereales, legumbres no tienen un fundamento real. Si buscas seguir esta dieta, nuestro reto paleo te funcionará como guía con los alimentos que puedes comer.KETO¿Qué es?La dieta keto plantea eliminar o reducir al máximo todos los carbohidratos y apostar por las grasas y las proteínas; actualmente, es una de las que más se siguen para adelgazar.¿Es efectiva?De acuerdo con la clínica Mayo, la cetosis es efectiva en pacientes con epilepsia, pues hasta la mitad de las personas que la padecían presentaron menos convulsiones después de seguir la dieta. Además, las investigaciones indican que podría ser beneficiosa para el control del azúcar en sangre en las personas con diabetes y para el mantenimiento del peso.¿Buscas recetas keto o cetogénicas? Mira el reto keto y disfuta de comidas deliciosas, ideales para cada día de tu dieta keto.DETOX¿Qué es?Existen muchísimas variedades de una dieta detox. Una de las más populares consiste en llevar una alimentación basada en en jugos de frutas y verduras que fomentan la eliminación de toxinas de nuestro organismo y conseguir bajar de peso.¿Es efectiva?La Escuela Médica de Harvard aseguró que esta dieta al no contar con proteínas, ácidos grasos y otros nutrientes esenciales, puede causar deshidratación y deteriorar la función intestinal normal. ATKINS¿En qué consiste?Esta dieta que creó el médico cardiólogo Robert Atkins en los años 70 plantea una restricción de carbohidratos y otros alimentos. La fórmula consiste en una dieta compuesta de 75% de grasas, 20% de proteínas y sólo 5% de carbohidratos.¿Es efectiva?Este tipo de dietas pueden provocan un exceso de proteínas y de sal, y una ingesta insuficiente de fibra, hierro, magnesio y vitamina D, lo que provoca una pérdida de la masa muscular y ósea o peligros cardiovasculares.Como sabes, las dietas no deben ser tomadas a la ligera, pues la alimentación es una parte fundamental del funcionamiento del organismo. Si quieres mejorar tu salud y aparicencia física, es mejor que te asesores con un profesional que pueda diseñar o recomendarte la dieta ideal para ti y para lograr tus objetivos.
Seguramente ya sabes que existen diferentes tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta, y aunque el tipo de piel se determina genéticamente, su estado  puede variar por diferentes factores, tanto internos como externos, además de hormonas, higiene o estrés, entre otros.La más fácil de identificar es la piel grasa, ya que en el rostro se ve más brillo y tiene más tendencia a presentar puntos negros y granos. Las pieles mixtas cuentan con una parte del rostro más grasa y en otras partes, la piel puede ser más seca. La normal es aquella que cuenta con una apariencia más uniforme y equilibrada. Finalmente, la piel seca es la que produce menos grasa y no retiene la humedad. Motivos por los que aparece la piel grasaEste tipo de piel suele ser algo que se presenta por herencia, por lo que si notas que tus abuelos y padres presentan un rostro abrillantado, lo más probable es que tu también lo tengas o lo vayas a tener. Sin embargo, el principal motivo para tener una piel grasa suele ser el sobrepeso y una alimentación poco adecuada.Cualquiera que sea el motivo para tener este tipo de piel, te vamos a recomendar unas mascarillas que seguramente te van a ayudar a mejorar la apariencia del rostro:-Mascarilla de plátano, miel y jugo de limónSe sabe que por sus nutrientes, el plátano es muy bueno para la apariencia de la piel, así como la miel tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que ayudará si es que la grasa te ha provocado algún brote de acné. Con un plátano maduro haz un puré e incorpora una cucharada de miel. Mezcla bien y agrega una cucharada de jugo de limón. Mezcla hasta tener una pasta que deberás untar en tu cara limpia. Déjala actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia. -Mascarilla de fresa, miel y azúcarLa fresa tiene un efecto astringente que tiene la capacidad de desinfectar la piel sin ser agresivo, además, se usa también frecuentemente para disminuir la sobreproducción de sebo.Utiliza 6 fresas y una cucharada de miel, otra de azúcar moreno y de limón. Mezcla hasta formar una pasta y aplícalo en cuello y rostro durante 10 minutos y retíralo con agua abundante-Mascarilla de yogurt y fresaEl yogurt es un ingrediente que ayuda a desinfectar y refrescar la piel, aporta una apariencia rejuvenecida al rostro cuando es utilizado de manera regular y, por su parte, la fresa ayuda a controlar la producción de grasa en la piel.Para esta mascarilla necesitas un cuarto de taza de yogur y un cuarto de fresas frescas. Tritura las fresas y forma una mezcla, Aplícala en la cara durante 15 minutos y lava con agua fría.-Mascarilla de pepino y sandíaEl pepino tiene propiedades astringentes que ayudan a controlar y reducir los excesos de grasa en la piel, la mantiene limpia e hidratada, y reduce el riesgo de sufrir de acné.Usa un par de cucharadas de jugo de pepino mezcladas con algunas de sandía triturada, una cucharada de yogur y leche en polvo. Remueve bien y aplícalo sobre cara y cuello durante unos 15 minutos y retira con una toalla húmeda. Con estas mascarillas caseras para piel grasa, podrás lucir una piel correctamente hidratada y sin brillos con ingredientes naturales, accesibles y fáciles de conseguir.
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Ella está ahí para ti cuando estás triste, también para festejar tus logros, para darte un empujón emocional cuando lo necesitas, para cuando tienes tanto qué decir y también cuando las palabras no alcanzan y lo único que necesitas es a alguien que te apoye en silencio. Tu mejor amiga es una parte muy importante en tu vida y hacerle sentir qué tan especial es para ti, es indispensable.A lo largo de nuestras vidas hay personas se cruzan en el camino. Personas que te enseñan y te aportan, pero así como llegan se van. Se dice que sólo los que se quedan a tu lado son los que realmente conectan con tu alma y ella ha superado contigo no sólo el paso del tiempo, también las épocas más difíciles e incluso alguna pelea. Además, de acuerdo con una investigación de Child Development, tener una mejor amiga ayuda a las personas a mejorar y mantener una buena salud mental. En este estudio se descubrió también que a medida de que compartan más, el lazo es más fuerte.Por todo eso y más, es necesario que le demuestres que la quieres y qué mejor hacerlo con algo tan especial como la comida.Son los pequeños detalles los que a menudo marcan la diferencia, es por eso que aquí te compartimos 5 platillos fáciles para demostrarle a tu amiga que la quieres:Pizza caseraHay muchas razones por las que una pizza siempre es una buena idea, sobre todo si se trata de compartir. Mientras se ponen al día, en una pijamada, viendo una película, cualquier momento es mejor si compartes una pizza con la persona que mejor te conoce.Lasagna¿A quién no le gusta la lasagna? Este platillo tiene la combinación perfecta entre el sabor de la carne, lo delicioso y cremosito del queso, además de que es un platillo muy fácil de preparar pero muy lucidor. Sin duda alguna, tu mejor amiga quedará sorprendida cuando le presentes una espectacular lasagna preparada por ti misma. Galletas Nada más fácil y divertido que hornear galletas juntas o hacerlas para regalar a alguien que siempre te acompaña en los buenos y los malos ratos.  Flan de cocoEste flan es muy rico y delicado, una mezcla perfecta entre dulce y fresco que siempre que sorprenderá a la más especial de tus amigas y será el complemento perfecto de una plática de esas que sólo puedes tener con ella. Brownies de chocolate¿Qué más que chocolate para decir “te quiero”? Un postre siempre será especial, sobre todo si está hecho por uno mismo. Sin duda alguna, al hacer estos brownies, tu mejor amiga sentirá en cada bocado cuánto la quieres. Desde siempre la comida ha sido una de las formas más comunes de demostrar afecto, cariño y amor. No es ninguna casualidad que en San Valentín se regalen chocolates u otros dulces detalles. Y es que es cierto: el amor entra por el estómago.Más allá de su delicioso sabor, la comida tiene un efecto químico en nuestro organismo que nos hace sentir reconfortados, queridos, saciados y también nos transmite placer.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD