Cómo desinflamarte antes de ir a la playa
Dietas y Nutrición

Cómo desinflamarte antes de ir a la playa

Por Kiwilimón - Agosto 2018
¡No permitas que la inflamación arruine tus planes! Disfruta los días en la playa luciendo increíble con estos tips:
  • No esperes a luchar contra el cierre de tu pantalón. Días antes de ir a la playa deja de comer alimentos salados. Así podrás bajar la hinchazón provocada por la sal.
  • Aunque sea parte de tu rutina diaria, olvídate del café por unos días. Esta bebida puede irritar tu sistema digestivo, lo que se refleja en una inflamación del área abdominal.
  • Cambia los refrescos por aguas naturales. El azúcar en las sodas (aunque sean light) y el gas contribuyen a la inflamación de tu cuerpo. Deja de tomar refresco antes y durante tu viaje para lucir espectacular en la playa.
  • Dale prioridad a las comidas caldosas. Tal vez con las altas temperaturas no se te antoje comer un caldo o una sopa, pero la verdad es que estos platillos son tu mejor opción para desinflamarte.
  • Deja a un lado los irritantes. Las comidas picantes y grasosas provocan distensión abdominal, por lo que es muy común que después de comer un platillo frito o picoso tengas el abdomen abultado.
  • Consulta a tu médico. Si a pesar de llevar una dieta saludable sientes tu cuerpo hinchado, lo ideal es que te hagas una revisión. Algunos padecimientos, como gastritis, colitis o enfermedades renales, pueden provocar inflamación.
  • Sal a dar una vuelta. Muchos problemas de hinchazón pueden aliviarse haciendo un poco de ejercicio. Procura caminar todos los días por lo menos 30 minutos. Esto te ayudará a reactivar la circulación y quemar calorías.
  • En la medida de lo posible, evita ingerir bebidas alcohólicas. Además de agregar calorías extras a tu consumo, el alcohol propicia la retención de líquidos, lo que se refleja en la hinchazón de tu cuerpo.
  • Deja de fumar. El tabaco no solo es nocivo para la salud, sino que además afecta la apariencia: mancha los dientes, daña el aspecto del cutis y, por supuesto, provoca la retención de líquidos.
Ahora que ya sabes qué debes hacer para desinflamarte, organiza tu menú semanal y prepárate para divertirte en la playa. Sopa de lima Agua de pepino Sopa de pollo para llevar Agua de limón y chía  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Actualmente, el ritmo de vida nos obliga a ser prácticos, además de que la tendencia saludable es una cosa de todos los días. Queremos como snacks comida que sea fácil de transportar y que, sobre todo, nos ayude a mantener nuestro estilo de vida. Por eso, te contamos algunos de los grandes beneficios de comer almendras.La gente ha volteado a ver como gran opción, las nueces y las almendras, que son una excelente fuente de energía y además, han estado en la alimentación del hombre desde siempre. De hecho, entre los beneficios de las almendras encontramos que son ricas en fibra, que te ayudará a tener una mejor digestión y absorción de nutrientes; también ayudan a darte saciedad para no caer en antojos dulces.Si agregas un puño de almendras en alguna de tus colaciones o un par de veces a la semana, estarás consumiendo una cantidad considerable de proteína vegetal y al mismo tiempo, podrías estar cuidando tu presión arterial.Además, es un snack con vitamina E y antioxidantes, que pueden ayudarte a alentar el envejecimiento. Claro, esto acompañado de una dieta saludable, de buenos hábitos alimenticios. No olvidemos la integración de almendras como ingrediente clave para muchas recetas. En tus platillos ellas aportarán el toque crujiente para que tus recetas queden deliciosas. Su sabor neutro combina a la perfección con recetas dulces como un panqué de almendra o en preparaciones saladas, como unas almendras a los tres chiles. La facilidad de molerlas sin que pierdan sus propiedades, las hace perfectas para salsas o aderezos.Aunque la forma más fácil de comer almendras es como snack, ingerirlas entre comidas te puede ayudar a que te sientas satisfecho más tiempo, lo que provocará que no te de tanta hambre y reduzcas un poco la cantidad de alimentos, así consumas los necesarios de acuerdo a tus necesidades.
Seguir una dieta vegetariana no tiene que significar un sacrificio en términos de sabor o nutrientes. Con estas recetas veganas podrás preparar una comida completa sin tener que incluir ingredientes de origen animal. Caldo de hongos con epazote. Comienza tu comida con una entrada calientita como este Caldo de Hongos con Epazote. Recuerda que los hongos blancos tienen una gran cantidad de nutrientes, incluyendo proteínas, enzimas, vitaminas B (especialmente niacina) y vitamina D2. Sustituye el caldo de pollo por caldo de verduras para hacer una versión vegetariana. Si gustas, puedes agregar chile guajillo.Ensalada de espinacas con fresas. Esta entrada es una opción muy fresca, con muchos sabores y pocas calorías. No olvides lavar y desinfectar muy bien la espinaca y la arúgula antes de comenzar a cocinar. Recuerda que las Espinacas tienen minerales como calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo. En cuanto al contenido de vitaminas, la espinaca es rica en vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K, como así también vitaminas del grupo B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).Crema de espárragos sin lácteos. Si eres intolerante a la lactosa o estás tratando de bajarle a tu consumo de lácteos, tienes que probar esta receta. Su textura es suave y cremosa, aun sin llevar leche.De hecho, sería un platillo nutritivo gracias a que los Espárragos son ricos  en potasio, vitamina A, vitaminas del complejo B,vitamina C, ácido fólico y vitamina K. Además, son ricos en fibra, no tienen sodio, son bajos en calorías y no contienen colesterol ni grasa.  Imagínate, 100 g de espárragos proporcionan sólo 24 calorías.Tostadas de chorizo vegano. Para un plato fuerte, estas Tostadas son una gran opción, ya que aunque esta preparación no incluye ingredientes de origen animal, puedes ahorrar tiempo sustituyendo la crema vegana por crema ácida. ¡Queda muy bien con el chorizo!Lasaña vegetariana de calabacitas. Otro plato fuerte rico en vitaminas puede ser esta lasaña vegetariana, ya que puedes agregar todas las verduras que te gusten. Al final gratina un poco de queso manchego o parmesano vegano y tendrás un platillo exquisito. Sopes de rajas poblanas.Después de preparar esta receta sentirás que estás probando un platillo hecho por tu mamá. Usa papel absorbente para retirar el exceso de grasa de los sopes. De hecho, ¿sabías que el chile poblano es rico en vitamina C, así como en clorofila, antioxidantes que protegen las células? Además, una pieza de chile poblano contiene más de 200 mg de vitamina C, es decir, más de 3 veces la recomendación diaria. Brownies veganos con doble chocolate. Aunque no llevan ni huevo o leche, estos brownies tienen una textura y un sabor espectaculares. Decora al final con un poco de azúcar glas. Incluso, si los preparas de chocolate amargo, encontrarás grandes cantidades de antioxidantes. Además, procura que contenga una gran cantidad de cacao, para que puedas ibtener mejores cantidades de antioxidantes. Tarta vegana de chocolate. Tiene un gran sabor y además es una opción muy saludable, ya que no contiene azúcar refinada. Y no te preocupes por prender el horno: esta tarta se refrigera.Después de ver estas recetas, ¿ya tienes una idea del menú para la próxima semana? Conoce más recetas vegetarianas visitando nuestro sitio.
Actualmente, el ritmo de vida nos obliga a ser prácticos, además de que la tendencia saludable es una cosa de todos los días. Queremos como snacks comida que sea fácil de transportar y que, sobre todo, nos ayude a mantener nuestro estilo de vida. Por eso, te contamos algunos de los grandes beneficios de comer almendras.La gente ha volteado a ver como gran opción, las nueces y las almendras, que son una excelente fuente de energía y además, han estado en la alimentación del hombre desde siempre. De hecho, entre los beneficios de las almendras encontramos que son ricas en fibra, que te ayudará a tener una mejor digestión y absorción de nutrientes; también ayudan a darte saciedad para no caer en antojos dulces.Si agregas un puño de almendras en alguna de tus colaciones o un par de veces a la semana, estarás consumiendo una cantidad considerable de proteína vegetal y al mismo tiempo, podrías estar cuidando tu presión arterial.Además, es un snack con vitamina E y antioxidantes, que pueden ayudarte a alentar el envejecimiento. Claro, esto acompañado de una dieta saludable, de buenos hábitos alimenticios. No olvidemos la integración de almendras como ingrediente clave para muchas recetas. En tus platillos ellas aportarán el toque crujiente para que tus recetas queden deliciosas. Su sabor neutro combina a la perfección con recetas dulces como un panqué de almendra o en preparaciones saladas, como unas almendras a los tres chiles. La facilidad de molerlas sin que pierdan sus propiedades, las hace perfectas para salsas o aderezos.Aunque la forma más fácil de comer almendras es como snack, ingerirlas entre comidas te puede ayudar a que te sientas satisfecho más tiempo, lo que provocará que no te de tanta hambre y reduzcas un poco la cantidad de alimentos, así consumas los necesarios de acuerdo a tus necesidades.
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD