¿Cómo nutrirse para un Ironman?

Por Kiwilimón - Octubre 2014

El triatlón es un deporte que ha tomado importancia tanto en deportistas élites como regulares. Ironman ó hombre de hierro, es el triatlón de más distancia y demanda física que existe, y el papel que juega la alimentación es vital para alcanzar la meta.

El gasto calórico promedio total en un un Ironman puede oscilar entre 8,000 a 11,000 calorías. Consumir esta cantidad de calorías es sumamente difícil, ya que el simple hecho de estar comiendo alimentos y tomando líquidos sin anterior planificación, no compensa el extremo gasto de calorías de la actividad, que dura aproximadamente entre 10 y 15 horas. Por esta razón, siempre se trabaja en balance negativo de calorías, pero los días posteriores son importantes para compensar estas calorías y tener una buena recuperación.

La nutrición en un Ironman influye para que usted pueda quedar de primero o segundo, ó bien, pueda o no llegar a la meta.

Recomendamos: Recetas saludables.

Consumo de Carbohidratos

La ciencia es convincente de los beneficios que brinda un adecuado consumo de carbohidratos durante el ejercicio prolongado a través de alimentos y bebidas. Además la deshidratación severa reduce el rendimiento significativamente y puede poner en riesgo su salud y hasta su vida.

En términos de dar combustible al cuerpo, la clave es:

1.   Consumir suficientes carbohidratos para proveer combustible adicional a los músculos esqueléticos que trabajan. 2.   No consumir exceso de alimentos ya que pueden provocar estrés intestinal (diarreas, dolor abdominal, flatulencias, etc.) 3.   Mantener el azúcar en la sangre (glicemia) al límite para evitar un desgaste innecesario durante las carreras y mantener cierto rendimiento. 4.   Estar dispuesto a ajustar la ingesta bajo una variedad de condiciones climáticas.

En términos de hidratación, la meta es:

1.   Evitar perder peso durante la prueba. Algo del peso perdido será de grasas y carbohidratos (además del agua que está almacenada con los carbohidratos o glucógeno). La perdida de más de 2 Kg. de peso definitivamente va a afectar el rendimiento. 2.   Optimizar la hidratación incluyendo sodio, electrolitos y carbohidratos (bebidas azucaradas).

Recomendamos: Recetas carnes y aves.

Todos los carbohidratos ingeridos son inmediatamente utilizados por el músculo (oxidados). La cantidad de carbohidratos oxidados de una bebida, gel ó barra, dependen de:

  • La cantidad de carbohidratos que usted consume durante la prueba.
  • La fuente de carbohidratos, ya sea glucosa, sacarosa, maltodextrinas, fructosa…
  • La consistencia de los carbohidratos: sólidos, líquidos, gel, etc.
  • El clima, ya que hay menos tolerancia en climas calientes
  • Tolerancia hacia los alimentos, con el fin de que no le caigan mal.

Lo que se busca es incrementar la oxidación del músculo, y para alcanzar esto se recomienda consumir una combinación de glucosa (ó maltodextrina) y fructosa (2 partes de glucosa y 1 de fructosa), ya que son trasportados de dos maneras distintas al intestino delgado, y eventualmente se le sacará mas provecho. También las bebidas que los contienen son mejor toleradas que los alimentos sólidos, debido a que requieren de menos digestión.

Es muy fácil preparar estas bebidas hidratantes, los ingredientes son: maltodextrina, fructosa, sal y agua. También hay algunos productos disponibles que han adoptado esta composición como algunas barras energéticas y bebidas comerciales deportivas.

Le recomendamos investigar que alimentos y bebidas se van a dar durante la competencia. Es común que siempre haya agua, bebidas deportivas, gaseosas, geles, barras energéticas y frutas. Usted debe calcular cuál debe ser su consumo de carbohidratos durante la carrera con el fin de suplir sus necesidades y no fatigarse. Una manera fácil de calcularlo es de 1 a 1,5 gramos de carbohidratos por kilogramo de peso. Para triatlones más pequeñas, el consumo recomendado es entre 30 a 60 gramos por hora.

Recomendamos: ¿Cómo purificar agua en casa?

Necesidades de electrolitos

El consumo de sodio y de otros electrolitos es de gran importancia. Los geles son buena fuente de electrolitos, ya que aportan alrededor de 200 mcg por unidad, dependiendo en el tipo y sabor. Un ciclista pierde aproximadamente 1 litro de sudor por hora equivalente a 1300 mg de sodio, 230 mg de potasio y 12 mg de magnesio. Por esta razón, en algunos casos es de gran ayuda tomar un suplemento de electrolitos adicional (ó tabletas de sodio).

Necesidades de líquidos

Es normal tener pérdida de peso por agua durante la competencia,  sin embargo lo ideal sería que fuera mínimo e hidratarse adecuadamente.  Sin embargo no se puede tomar grandes cantidades de agua ya que pueden causar hiponatremia. Usted debe hidratarse preferiblemente con bebidas hidratantes y consumir alimentos y geles que le permitan reponer electrolitos y carbohidratos.

Otras consideraciones

Todo lo que usted vaya a hacer en una Ironman, debe ponerlo en prueba anteriormente en entrenamientos largos ó fondos. Recuerde que la primera zona de alimentación es en la etapa de ciclismo (debido a la distancia, conveniencia y estabilidad estomacal).

Usted debe estar preparado para hacer cambios si la temperatura u otras condiciones cambian.

banner_ensaladas_kiwiblog

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Definitivamente, cocinar no es para todos o al menos, no para todos los momentos, porque a cualquiera le llega ese día en el que no tiene ganadas de nada, mucho menos de ponerse a cocer pollo, verduras o carne, aunque mueras de hambre.Pero la comida es tan noble que hasta para esos momentos tiene cosas deliciosas que ofrecerte y, de hecho, puedes crear una comida completa con varios ‘snacks’, porque la diferencia principal entre un snack, tentempié o bocadillo es cultural, más que nutricional.Claro, cabe mencionar que si sólo comes una manzana con un poco de crema de cacahuate, eso sigue siendo un bocadillo. La clave para preparar una comida que te mantenga lleno y con energía durante tres o cuatro horas, como una comida normal, es incluir una variedad de nutrientes y alimentos. Lo más sencillo es combinar al menos cuatro alimentos diferentes, y tres o cuatro grupos de alimentos. Esto te ayudará a garantizar que estás comiendo lo suficiente, así como un buen equilibrio de grasas, proteínas, carbohidratos y fibra.El otro truco para lograr convertir snacks en comida es servirlos juntos en un plato, en lugar de sólo picotear cosas una por una. Ahora, para inspirarte un poco, te dejamos estos ejemplos, pero recuerda que comer balanceado implica conocerte, conocer tu cuerpo y, sobre todo, tener una guía de un profesional cuando quieres realizar cambios en tu dieta.1. BaguetteUn almuerzo sencillo puede estar inspirado en un baguette, con el que puedes aprovechar los distintos estilos y sabores del pan (centeno, ajo, natural) y añadir queso crema, vegetales, como pepino, tomate, pimientos, aceitunas, y finalmente agrega salmón ahumado o un huevo duro. Si llevas una dieta vegana, puedes omitir el salmón y usar queso crema a base de tofu.2. Bowl de yogurtUn bowl de yogurt es ideal para cuando tienes hambre, quieres una comida que no se cocine y tienes antojo de algo dulce. Para hacerlo sólo cubre yogurt natural con una cucharada de crema de nuez (como almendras o cacahuate) un plátano en rodajas, nueces picadas o almendras, avena, semillas y frutas secas, granola, además de un puñado de fruta fresca, si te hace falta un poco de dulce, añade un poco de miel.3. SmoothieSi te detienes a pensarlo, la mayoría de los smoothies son en realidad un montón de snacks diferentes, como frutas, lácteos y nueces, que sólo mezclas en la licuadora.Para convertirlos en un desayuno abundante y energizante, mezclar kéfir con plátano, bayas, granola y crema de nueces. Puede usar cualquier fruta fresca o congelada y no dudes en añadir yogurt, queso cottage o leche para el kéfir; nueces enteras para la crema de nueces; y muesli (o avena natural) para la granola. 4. Plato de cereal aumentadoUn tazón de cereal con leche es delicioso, pero no es del todo una comida completa. Para convertirlo en un desayuno o cena abundante, puedes agregar nueces o semillas (almendras fileteadas, nueces picadas, semillas de girasol tostadas) y frutas frescas o secas (fresas en rodajas, pasas, arándanos secos) a tazones de Cheerios, por ejemplo, con leche reducida en grasa o mejor aún, una leche a base de plantas, como soya o cualquier otra rica en proteínas.
Recientemente se ha abierto un acalorado debate en redes sociales acerca de la verdadera esencia de la gastronomía de Argentina desde que la periodista Silvina Reusmann mencionó en la serie Street Food: Latinoamérica, que la comida argentina se encontraba más cerca de Europa que de los mismos países latinoamericanos. Pero, ¿qué tanto hay de cierto en esta afirmación? Para no entrar en controversia, simplemente hay que analizar algunos platillos típicos de Argentina, que al igual que en muchos países latinos como México, Brasil o Guatemala, son el resultado de la conquista europea en los pueblos prehispánicos de América, de ahí que se les conozca como platillos criollos. La gastronomía argentina está conformada principalmente por ingredientes de las culturas precolombinas andinas y guaraníes, tal como el poroto (una semilla parecida al frijol), el maíz, la calabaza y el mate e influenciada en su mayoría por la cocina española y la gastronomía italiana, como veremos en los siguientes platillos. Locro argentino A pesar de que el locro es un platillo de origen indoamericano, los argentinos le agregaron algunos aportes gastronómicos europeos como la carne de cerdo, el chorizo y el mondongo. El locro es también considerado como una de las principales comidas argentinas.Puchero argentino El puchero argentino es el ejemplo perfecto para ilustrar la comida criolla, ya que deriva del cocido español que se elaboraba con carne de res o de cerdo pero al que se le adaptaron vegetales indígenas como la papa, zapallo o calabaza y, por supuesto, el maíz. El asado Si bien Argentina se caracteriza por su amplia y destacada producción de carne de res, es gracias a los españoles que se encargaron de exportar las primeras vacas a mediados del siglo XVI a América. A partir de ese momento, se crearon maravillosos platillos argentinos como el típico asado, que se convirtió en la comida nacional que reúne a miles de argentinos alrededor de la parrilla cada domingo. Milanesa napolitana Con carne traída desde el Viejo Mundo pero influenciada por la mezcla italiana y mezclada con algunos ingredientes locales, la milanesa napolitana es un excepcional plato de raíces argentinas con esencia europea.  Empanadas argentinas Aunque las empanadas llegaron a América por gracia de los españoles, una vez en Argentina, cada región se encargó de adaptarlas a su historia y estilo, de aquí que existan empanadas porteñas, criollas, tucumanas y salteñas, entre otras.La gastronomía de Argentina es diversa y deliciosa, sin duda, una exquisita conjunción de lo mejor de las dos culturas en la época colonial y así como los platillos argentinos mencionados anteriormente, existen muchos más de origen indígena con influencia europa que nadie podría resistir. ¿Cuál es tu favorito?
La gastronomía argentina es un ejemplo perfecto cuando hablamos de sabores inolvidables y es que está repleta de recetas que mezclan ingredientes de los pueblos originarios de América, con la cocina de España en la época colonial y unos toques de la cultura africana. Así que si quieres probar el delicioso resultado de la combinación de varias culturas en tu hogar, no te pierdas estos platillos típicos de Argentina. Choripán El choripán es uno de los platos tradicionales más populares de Argentina debido a su inigualable sabor y fácil preparación. Como lo dice su nombre, está compuesto por chorizo asado a la parrilla en medio de un pan, con un toque de chimichurri. El choripán está catalogado como un antojito callejero y es como una tortita asada que podemos encontrar en las esquinas de México. Empanadas argentinas Las empanadas argentinas, a diferencia de los pastes o las empanadas tradicionales mexicanas, están hechas con una masa delgada a base de harina de trigo y van rellenas de carne sazonada con comino y cebolla aunque también pueden ser de jamón, queso, verduras o pollo. Existen diferentes estilos, pero las favoritas son las empanadas tucumanas, las de Buenos Aires y las jujeñas. Preparar empanadas argentinas en casa es uno de los gustos más ricos que te puedes dar. Asado argentino La carne argentina es de excelente sabor y calidad, razón por la que no debe sorprendernos que los asados de carne o barbacoas, sean típicos del país. En el asado se preparan diferentes tipos de carne como chorizos, morcillas, chinchulines, matambre de vaca o de cerdo y costillas. Éstos se asan a fuego muy bajo para que los cortes queden más tiernos. ¡Atrévete a hacer una reunión diferente con un asado argentino en familia! Locro Otro de los platillos típicos de Argentina que puedes hacer en casa es el locro, un tipo de sopa espesa hecha de maíz, frijoles, papas, calabazas y carne, sazonada con comino, laurel, ajo y perejil, entre otras hierbas. Para prepararlo debes tener paciencia, ya que debe durar unas cuatro horas a fuego bajo para su cocción. Además, la carne se cocina por separado para luego agregarla cuando esté blanda al resto del caldo. Alfajores Por su puesto no podían faltar los alfajores, ese dulce típico de Argentina que secretamente se originó en Andalucía, España pero se introdujo a América durante la época colonial. Los alfajores básicamente son dos galletas de forma redonda, hechas a base de harina, maicena, azúcar, mantequilla, vainilla, y huevo, que van rellenas de crema de leche en forma de sándwich. ¡Tienes que probarlos! Estos 5 platillos típicos de Argentina que debes preparar en casa son ideales para armar un menú diferente y disfrutarlo con la familia un fin de semana. ¿Conoces algún otro plato argentino que te gustaría agregar a la lista?
Definitivamente, cocinar no es para todos o al menos, no para todos los momentos, porque a cualquiera le llega ese día en el que no tiene ganadas de nada, mucho menos de ponerse a cocer pollo, verduras o carne, aunque mueras de hambre.Pero la comida es tan noble que hasta para esos momentos tiene cosas deliciosas que ofrecerte y, de hecho, puedes crear una comida completa con varios ‘snacks’, porque la diferencia principal entre un snack, tentempié o bocadillo es cultural, más que nutricional.Claro, cabe mencionar que si sólo comes una manzana con un poco de crema de cacahuate, eso sigue siendo un bocadillo. La clave para preparar una comida que te mantenga lleno y con energía durante tres o cuatro horas, como una comida normal, es incluir una variedad de nutrientes y alimentos. Lo más sencillo es combinar al menos cuatro alimentos diferentes, y tres o cuatro grupos de alimentos. Esto te ayudará a garantizar que estás comiendo lo suficiente, así como un buen equilibrio de grasas, proteínas, carbohidratos y fibra.El otro truco para lograr convertir snacks en comida es servirlos juntos en un plato, en lugar de sólo picotear cosas una por una. Ahora, para inspirarte un poco, te dejamos estos ejemplos, pero recuerda que comer balanceado implica conocerte, conocer tu cuerpo y, sobre todo, tener una guía de un profesional cuando quieres realizar cambios en tu dieta.1. BaguetteUn almuerzo sencillo puede estar inspirado en un baguette, con el que puedes aprovechar los distintos estilos y sabores del pan (centeno, ajo, natural) y añadir queso crema, vegetales, como pepino, tomate, pimientos, aceitunas, y finalmente agrega salmón ahumado o un huevo duro. Si llevas una dieta vegana, puedes omitir el salmón y usar queso crema a base de tofu.2. Bowl de yogurtUn bowl de yogurt es ideal para cuando tienes hambre, quieres una comida que no se cocine y tienes antojo de algo dulce. Para hacerlo sólo cubre yogurt natural con una cucharada de crema de nuez (como almendras o cacahuate) un plátano en rodajas, nueces picadas o almendras, avena, semillas y frutas secas, granola, además de un puñado de fruta fresca, si te hace falta un poco de dulce, añade un poco de miel.3. SmoothieSi te detienes a pensarlo, la mayoría de los smoothies son en realidad un montón de snacks diferentes, como frutas, lácteos y nueces, que sólo mezclas en la licuadora.Para convertirlos en un desayuno abundante y energizante, mezclar kéfir con plátano, bayas, granola y crema de nueces. Puede usar cualquier fruta fresca o congelada y no dudes en añadir yogurt, queso cottage o leche para el kéfir; nueces enteras para la crema de nueces; y muesli (o avena natural) para la granola. 4. Plato de cereal aumentadoUn tazón de cereal con leche es delicioso, pero no es del todo una comida completa. Para convertirlo en un desayuno o cena abundante, puedes agregar nueces o semillas (almendras fileteadas, nueces picadas, semillas de girasol tostadas) y frutas frescas o secas (fresas en rodajas, pasas, arándanos secos) a tazones de Cheerios, por ejemplo, con leche reducida en grasa o mejor aún, una leche a base de plantas, como soya o cualquier otra rica en proteínas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD