Cómo seguir una dieta sin gluten
Dietas y Nutrición

Cómo seguir una dieta sin gluten

Por Kiwilimón - Junio 2013
Una dieta sin gluten, es una dieta que excluye ésta proteína al evitar ingerir cierto tipo de alimentos como cereales: el trigo, la cebada y el centeno. Una dieta sin gluten la llevan las personas que sufren de la enfermedad celíaca. El gluten provoca una inflamación en el intestino delgado a las personas que son celíacas. Por lo que llevar esta dieta, ayuda a las personas a controlar sus signos y síntomas para prevenir cualquier complicación. Al principio, llevar una dieta sin gluten puede parecer complicado pero debemos tener paciencia y acostumbrarnos a cambiar nuestra dieta y actualmente podemos encontrar más oferta sobre productos que no contienen gluten. Enfrentarnos al cambio de la dieta puede ser un cambio radical en nuestro estilo de vida, sin embargo, hay que tener una actitud positiva y aprender cuáles son los alimentos que sí se pueden comer. Actualmente, las empresas se han preocupado por el aumento en el índice de las personas celíacas y han sacado a la venta, productos que son libres de gluten como el pan y la pasta. Sí vas empezando a tener una dieta sin gluten, no te preocupes demasiado, puedes consultar con un experto en la materia como un nutriólogo para que te apoye y te dé consejos de cómo seguir de mejor manera tu dieta y que sea equilibrada.  

Alimentos que puedes comer:

  • - Frijoles, semillas, frutos secos (sin procesar)
  • - Huevos frescos
  • - Carnes frescas, pescados, aves de corral (todo esto sin empanizar o sin capear)
  • - Frutas y hortalizas
  • - Lácteos (la mayoría de los productos)
Cuando compres tus alimentos, es importante que observes, sí se encuentran procesados, y sí es así que no contengan gluten, aditivos o conservantes. También puedes consumir algunos granos como la linaza, el amaranto, harinas sin gluten (arroz, soya, maís, papa o frijol), sémola de maíz, quinoa, soya, arroz, tapioca, etc.  

Alimentos y bebidas que debes evitar siempre:

  • - Cebada (malta)
  • - Centeno
  • - Trigo
Tal vez uno de los alimentos más difíciles de evitar sea el trigo, ya que existen numerosos productos con este ingrediente como las harinas de trigo y sus derivados.  

Alimentos a evitar que pueden ser libres de gluten:

Algunos de estos productos los puedes encontrar en los supermercados ya sea con gluten o sin gluten, así que lee cuidadosamente las etiquetas antes de comprarlas.
  • - Cerveza
  • - Pan
  • - Cereales
  • - Galletas
  • - Salsas
  • - Pastas
  • - Aderezos
  • - Sopas y bases de sopas
  La avena, no siempre es recomendada en su consumo, ya que algunas veces se puede encontrar contaminada con trigo durante el cultivo o su procesamiento. También hay algunos medicamentos o vitaminas que utilizan el gluten como agente de unión por lo que será mejor evitarlos. También hay que tener cuidado con la contaminación cruzada, ya que algunos alimentos libres de gluten pueden estar en contacto con los que sí lo contienen, por lo que no son alimentos recomendables. Incluso, se pueden utilizar superficies comunes o utensilios que, aunque hayan sido limpiados pueden llegar a contaminar los alimentos. Las personas con enfermedad celíaca, deben tener una dieta sin gluten estricta y así tenerla el resto de sus vida. Además deberán tener cuidado en recibir las vitaminas y minerales necesarios para cubrir las necesidades que el cuerpo tiene por lo que es recomendable y necesario, llevar un buen control con un nutriólogo.   Recetas de Cocina Por si no sabes qué cocinar para una dieta sin gluten, tenemos algunas recetas de cocina que te pueden ayudar a seguir con tu vida normal sin sacrificar el sabor en tus platillos.   Rocambole de chocolate. Este postre de chocolate es muy rico y tiene muy bonita presentación. Ver receta aquí Postre de cerezas. Esta receta es un exquisito postre para disfrutar con toda la familia tras acabar una deliciosa comida. O para compartir en una reunion de amigos como regalo de agradecimiento. Ver receta aquí Pastel de almendra. Un postre delicioso muy facil de preparar. No contiene harina de trigo y es una receta gluten free. Ver receta aquí Panqué de chocolate sin gluten. Éste panqué de chocolate sin gluten es ideal para celíacos. En esta receta se usa harina especial para ellos para que también puedan comerlo. Ver receta aquí Pastel de Navidad. Un rico pastel de frutas y especies hecho con harina de polenta, harina de arroz y harina de maiz para obtener un delicioso pastel para navidad sin gluten. Ver receta aquí Pastel sin gluten con macarrones. Un pastel ideal para todos tanto para los amantes de los postres como de las personas que tienen restricción de gluten (harina). Ver receta aquí Gluten free tostada. Gluten free Tostada con brocoli fresco, jitomate organico , queso panela, pollo, y salsa de chile habanero. Ver receta aquí

Si quieres conocer toda la oferta de recetas que tenemos, haz click aquí

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La organización nunca está de más, pues nos permite estar al tanto de las cosas, ahorrar tiempo, terminar pendientes y tener en cuenta todas nuestras tareas. En época escolar es mucho más importante, porque hay muchos aspectos a considerar: trabajos, fechas de entrega, época de exámenes, tareas, proyectos, trabajos en equipo. Por otra parte, un planificador escolar es un vínculo de comunicación entre padres y maestros, y también es una herramienta para inculcarle a los niños el hábito de la organización y la responsabilidad.Para hacer un planificador escolar, lo único que necesitas es un cuaderno (de preferencia con espiral), pluma y mucha creatividad.1. Busca un cuaderno que sea útil, trata de que sea de espiral y si tiene carpetas o sobre internos donde puedas guardar cosas y documentos, sería ideal.2. Personalízalo con el nombre de tu hijo y todos sus datos para que pueda recuperarlo en caso de perderlo.3. Marca las páginas con una fecha, puede ser diario, semanal o mensual.4. Haz una lista de horarios y listas de tareas.5. Actualiza el planificador escolar con los horarios, actividades y fechas especiales.6. Enséñale a tus hijos cómo deben usar su planificador 7. Usen su creatividad para decorarlo8. Mantente pendiente de las actividades escolares de tu hijo. Bullet JournalDe un tiempo para acá, los bullet journal han cobrado importancia y no es en balde. Una agenda de este tipo nos permite organizar las tareas enfocadas a un resultado, lo cual las hace muy eficientes.Uno de los aspectos de los bullet journal que lo ha hecho más popular es su sistema basado en listas, porque ¿a quién no le gustan las listas? Este sistema nos permite tener una mejor visión, organización y es mucho más fácil para nuestro cerebro procesarlo. Algunas de las ventajas que tiene hacer un bullet journal es que lo puedes hacer con cualquier cuaderno que tengas a la mano, no necesitas comprar uno en específico, es flexible, el método es muy simple y se basa en hacer listas, títulos y números de página, además de que tus hijos le darán rienda suelta a su creatividad. Como ya lo has podido comprobar, contar con un planificador escolar está lleno de beneficios y fomenta la organización, gestión y responsabilidad de los niños. En definitiva es un elemento imprescindible para este regreso a clases.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
¿Tus verduras se echan a perder? ¿Nunca encuentras los lácteos? ¿Las botellas siempre se caen cada vez que abres la puerta? Deja de amontonar los alimentos y mejor aprende cuál es la manera ideal de organizar todo en tu refrigerador. PuertasPara aprovechar al máximo el espacio de tu refrigerador te recomendamos almacenar en las puertas botellas o cartones delgados que ocupan mayor altura. Al mantener estos alimentos de pie te ahorrarás los desagradables derrames de líquidos y podrás acceder fácilmente a los artículos de uso frecuente. Puedes ahorrar energía al disminuir la pérdida de aire frío en un 55% con el refrigerador 3 Door Flex de Samsung, además de optimizar espacio con su compartimento Flex Zone, que se convierte de refrigerador a congelador, lo cual permite tener en temperatura óptima tus bebidas, vinos, carnes, frutas y verduras.CongeladorEn esta sección es muy importante que almacenes los alimentos que requieren bajas temperaturas, como las carnes, pescados, frutas y verduras congeladas, y en general, todos aquellos alimentos que están precocinados y aún no vas a utilizar. El mantener la temperatura adecuada hará que tus alimentos congelados duren más tiempo. Recuerda que hay algunos refrigeradores que además cuentan con la tecnología para enfriar rápidamente alimentos y bebidas con solo tocar un botón. EstantesAquí van todos los alimentos de mayor volumen. El yogurt, los recipientes con comida preparada, los pasteles, entre otros, deben colocarse dentro de los estantes. Procura dejar en los primeros estantes los alimentos que uses más y nunca los cubras o tapes con otros más grandes, ya que podrían terminar en el olvido. Para optimizar el espacio de almacenamiento te sugerimos buscar refrigeradores que tengan paredes delgadas, así tendrás más sitio para guardar tus alimentos sin comprometer la eficiencia energética. ¿Tu refrigerador ya no es suficiente? Cambia al nuevo modelo 3 Door Flex de Samsung y obtén la flexibilidad de convertir las temperaturas para optimizar espacios y conservar tus alimentos frescos por más tiempo.
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD