Confesiones de mamá: ¡Obesidad infantil!
Dietas y Nutrición

Confesiones de mamá: ¡Obesidad infantil!

Por Kiwilimón - Agosto 2015
Primera aclaración: ninguno de mis hijos está gordo, ni tiene un problema de obesidad infantil. Segunda aclaración: me gusta que mis hijos coman bien pero no soy una clavada de la alimentación. Ahora si les puedo contar esto… Resulta que mi hija Elena  tiene una debilidad por los dulces y  refrescos, come bien pero, si no le pongo un límite se puede pasar el día comiendo azúcar. Y, como no quiero tener que estar diciendo todo el tiempo “ya no más dulces, ya comiste demasiados”, pensé que sería una buena idea tratar de concientizarla sobre qué es una alimentación adecuada, para que ella sola se controle si está comiendo bien o no. Es chistoso porque a Martín no hace falta que le enseñe nada, él solito siempre escoge bien. Supongo que todos tienen una personalidad diferente cuando se trata de comida. El caso es que, estaba comiendo con mis hijos en una de esas cafeterías donde hay mil opciones y cada quien se sirve lo que quiera, cuando volteo a ver la charola de Elena y llevaba: nuggets de pollo, una hamburguesa, papas fritas y un refresco. Con esta idea de tratar de educarla le dije “mira tu charola, para que sea una comida balanceada ¿qué le falta?” Y por supuesto que no me hizo mucho caso. Llegamos a sentarnos a la mesa y justo en la mesa de  lado había un señor gordo, pero de esos gordos que impresionan, y ¿qué crees que estaba comiendo?… ¡exactamente lo mismo que Elena! Cuando Elena vio eso se voltea conmigo y me dice “Mami, ¿puedo cambiar mi hamburguesa por una ensalada?” Fue la mejor lección de nutrición que pude haber soñado. Yo no sé si esto vaya a funcionar, pero con el problema de obesidad infantil que hay en el mundo me preocupa mucho crearles a mis hijos buenos hábitos alimenticios y que ellos solos distingan lo que es comer bien y lo que son los excesos. Hoy en día los niños tienen acceso a comida chatarra en todas pares y a cualquier hora, y yo no voy a estar siempre ahí para asegurarme que coman bien. Quiero que sepan que la obesidad no es sana, que disfruten comer bien y que no se obsesionen. Por comer UN dulce no pasa nada.   Ver el artículo original Artículo cortesía de:             Notas recomendadas: Confesiones de Mamá: Mi hija tiene ADD Confesiones de mamá: mandar a tus hijos a un camp de verano Confesiones de mamá: La mayor mentira que les digo a mis hijos    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Llevar un estilo de vida saludable a veces nos parece muy complicado, porque nuestras rutinas están llenas de mil actividades.Sin embargo, puedes mejorar tu rendimiento durante el día incluyendo alimentos que te ayuden a tener energía y a fortalecer tu organismo, lo único que necesitarás será mezclar fruta y bebidas vegetales o agua y ¡listo!Si te preguntas cómo hacerlo de manera sencilla, orgánica y sin tener que invertir mucho tiempo, puedes empezar por procurar desayunar algo ligero pero poderoso, como alguna de estas bebidas.Un smoothie de chocolate te ayudará a empezar el día con fibra, carbohidratos complejos, minerales y guaraná. Por ejemplo, el Organic Chocolate Smoothie Mix de Nature’s Heart te proveerá de guaraná, para mejorar tu memoria y la combinación con el cacao te da energía y antioxidantes.Otra opción puede ser un smoothie con moringa, wheatgrass, espirulina, lúcuma y mezquite, que te brindará proteínas, fibra, antioxidantes, vitamina B, hierro y magnesio, además de un efecto détox. Diez gramos de proteína, probióticos y enzimas digestivas, combinados con tu fruta favorita, es todo lo que se necesita para sacarle el máximo provecho a tu día. Todos estos beneficios y más los encuentras en este smoothie mix todo en uno, que combina sabor y funcionalidad. Si lo que buscas es vitalidad y bienestar, entonces la mezcla de omegas, antioxidantes, minerales y proteínas te mantendrá satisfecho y potenciará tu día, además de que este smoothie también incluye canela y vainilla, lo cual le da un sabor intenso.Por último, un smoothie con maca, mezquite y lúcuma aumentará tu energía, resistencia y mejorará tu estado de ánimo, pues es ideal para el equilibrio hormonal, reduce la ansiedad y ayuda con la falta de concentración.Atrévete a preparar estos smoothies que son muy prácticos y funcionales, todos son veganos y te ayudarán de una manera muy fácil a encontrar ese extra de energía, concentración y bienestar que estabas buscando.
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
Cuando se habla de comida chatarra, quizá te vienen a la mente ciertos platillos específicos, pero ¿sabes realmente lo que significa ese término?El término comida chatarra se usa para referirse a bebidas y alimentos bajos en nutrientes, es decir, que no aportan vitaminas, minerales o fibra y además tienen altos contenidos de calorías, grasas saturadas y azúcares añadidos.Con tu ayuda, podemos transformar la vida de niños y niñas. MIRA CÓMO LOGRARLO.Aunque aún no es posible obtener estimaciones generales sobre la proporción de personas que sufren una enfermedad relacionada con la mala alimentación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala distintas causas de una dieta poco saludable, entre las cuales destacan tres: el alto consumo de sal, de grasas y bajo consumo de frutas y verduras.Frutas y verdurasAlrededor de 1.7 millones (2.8%) de las muertes en todo el mundo son atribuibles al bajo consumo de frutas y verduras; mientras que el consumo adecuado de frutas y verduras reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal. Existe evidencia de que ingerir altos niveles de alimentos con mucho contenido calórico, como los alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, promueven la obesidad.SalLa recomendación de consumo de sal por persona al día es de 5 gramos, según la OMS, con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los datos de varios países indican que la mayoría de las poblaciones consumen mucha más sal de lo indicado.Una persona consume alrededor de 9 a 12 gramos de sal al día, por lo que se estima que si se reduce a los 5 gramos recomendados, causaría un impacto positivo importante en la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares.GrasasEl alto consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans está relacionado con enfermedades del corazón. Pero si se reemplaza con aceites vegetales poliinsaturados se reduce el riesgo de enfermedad coronaria. También se ha demostrado que los ácidos grasos insaturados más altos de fuentes vegetales y los ácidos grasos poliinsaturados reducen el riesgo de diabetes tipo 2.Consecuencias de la comida chatarraLejos de nutrirnos, la comida chatarra puede tener consecuencias nada favorables:Puede generar problemas de memoria y aprendizaje.La comida chatarra carece de nutrientes esenciales, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 58% si se come muy seguido.Las personas con una adicción a la comida chatarra pueden padecer problemas digestivos, como reflujo o síndrome de colon irritable.Aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.Como los riñones son los encargados de filtrar las toxinas de la sangre, la ingesta de mucha comida chatarra tiene un efecto directo en su funcionamiento.La OMS señala que una dieta poco saludable es uno de los principales factores de riesgo para una variedad de enfermedades crónicas, que incluyen enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y otras afecciones relacionadas con la obesidad. Las recomendaciones específicas para una dieta saludable incluyen comer más frutas, verduras, legumbres, nueces y granos; reducir la sal, el azúcar y las grasas. Por otra parte, también es aconsejable elegir grasas no saturadas, en lugar de grasas saturadas.Mejorar los hábitos alimenticios es un problema social, no sólo individual. Por lo tanto, exige un enfoque basado en la población, multisectorial, multidisciplinario y culturalmente relevante.Recuerda que, si tu alimentación está balanceada, no necesitas sacar por completo este tipo comida, sin embargo, es importante que no abuses de su consumo, que tus alimentos se mantengan variados y en tus platos siempre haya mucho color para que te nutras con lo que comes.Además, es de vital importancia cuidar que los niños aprendan a diferenciar la comida que les aporta nutrimentos y no sólo en casa. A nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro. Mira aquí cómo puedes ayudar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD