Conoce todo sobre las leches vegetales caseras
Dietas y Nutrición

Conoce todo sobre las leches vegetales caseras

Por Eloísa Carmona - Mayo 2020
Conforme crecemos, muchas veces dejamos de tomar leche, pero si aún disfrutamos de un café o cualquier otra bebida con leche, quizá después de los veintes, no nos caiga tan bien al estómago. Por fortuna, existen muchas opciones vegetales, pero ¿sabes cuál es la leche vegetal?

Una leche vegetal es toda aquella que se elabora a partir de ingredientes vegetales disueltos en agua, las cuales lucen similares a la leche animal pero no contienen lácteos. Así, tenemos leche de soya, leche de arroz, leche de coco, leche de almendras o leche de avena, por ejemplo.

Beneficios de tomar leches vegetales

Existen muchas buenas razones para tomar leches vegetales, pero la principal suele ser la intolerancia a la lactosa que, de acuerdo con la Academia Nacional de Medicina Mexicana, afecta a 30 por ciento de los adultos en el país.

Otras razones para tomar leches vegetales es que son adecuadas para las personas que eligen comer vegetariano o vegano, además del gran sabor y las bajas cantidades de grasa en la mayoría de las leches a base de plantas.

Podemos resumir los beneficios de las leches vegetales así:

  • Son ricas en vitaminas y minerales (generalmente les son añadidos)
  • La mayoría son bajas en grasa
  • No contienen colesterol
  • Tienen una combinación saludable de grasas mono y poliinsaturadas
  • Son perfectas para personas con un sistema digestivo lento
¿Cuáles son las leches vegetales y cómo se usan?

Las leches vegetales más populares son la de soya, la de almendras, la de coco o la de arroz, por ejemplo. A continuación, te damos algunos ejemplos de sus beneficios y sus usos.

Leche de soya. La leche de soya generalmente puede ser un sustituto de la leche de vaca para cocinar u hornear, pues tiene la misma consistencia con respecto a las proteínas y las grasas que la de vaca. 



Para hacerla, necesitas 1 taza de frijol de soya, 2 tazas de agua para remojarlos, 2 litros de agua para hacerla, 1 raja de canela y 3 cucharaditas de néctar de agave. Primero tienes que remojar las semillas durante 8 horas, por lo menos; cuando los frijoles se vean hinchados, cuélalos y enjuágalos. Posteriormente licúalos con un litros¿ de agua limpios por 2 minutos. Pasa la mezcla a una olla y añade el otro litro de agua, cocina con la rajita de canela hasta que comience a hervir, entonces retira del fuego. Cuela el líquido con una manta de cielo. Agrega el endulzante, disuélvelo bien y listo.

Leche de almendras. Funciona como un sustituto de la leche muy saludable, ya que contiene muchas vitaminas, magnesio, hierro, proteínas y fibras. Además, es naturalmente muy cremosa.



Para hacer leche de almendras, da clic aquí y mira el paso a paso explicado con un video.

Leche de coco. Esta leche posee varios beneficios para la salud, por ejemplo, se sabe que fortalece el sistema inmunitario. La leche de coco tiene un sabor naturalmente cremoso y sabroso.



Haz leche de coco casera con esta receta.

Leche de arroz. La leche de arroz es gustada por su sabor dulce. También es perfecta para hornear o para el desayuno. Sin embargo, no contiene tanto calcio o proteína como la leche de vaca.



Mira cómo hacer leche de arroz casera aquí.

Leche de avena. Este tipo de leche vegetal contiene fibra, la cual proporciona prebióticos, que ayudan a las bacterias amigables en tu sistema a sobrevivir y prosperar. Además de ir muy bien con bebidas, como smoothies o licuados, funciona en recetas veganas como mac and cheese, y para espesar sopas y guisados.



Para la leche de avena, remoja 1 taza de avena en 5 tazas de agua por 30 minutos, cuela y licúa la avena con la esencia de vainilla, la azúcar morena y la sal con el agua del remojo. Cuela con ayuda de un colador o una manta de cielo 2 veces, o hasta que ya no se vean restos de avena.

Sin importar la bebida vegetal que elijas, procura consumir aquellas que no tengan azúcar añadida, para aprovechar mejor sus beneficios.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La próxima semana se celebra el Día del Niño y es una oportunidad perfecta para disfrutar con plenitud de tus pequeños. Una buena comida, un buen restaurante o una buena receta son grandes opciones para sorprenderlos.Según datos de la OMS, son 129 millones los niños y adolescentes que padecen de obesidad en el mundo, lo que ya alertó al organismo mundial. Por ello, nosotros desde casa podemos aportar, intentando alimentar a nuestros pequeños de la mejor manera. Los vegetales nunca pueden faltar, ya que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Se pueden incorporar verduras en sus guisos, cremas o ensaladas. La fruta también es muy importante, pero procura dársela en trozos enteros, no en zumo. La carne y los pescados también aportarán grandes cosas a los niños, pues son fuente de hierro, proteínas y ayudan a prevenir enfermedades en un futuro. También deberás integrar cereales integrales, legumbres y frutos secos. En tanto que deberás evitar en tus hijos los alimentos procesados, azúcares añadidos y harinas refinadas. Aquí les dejo algunos tips para introducir a los niños al mundo gourmet:Permitirles escoger algunos de los ingredientes y el resto escogerlos lo más gourmet posible para irlos introduciendo a nuevos sabores.Contarles historias reales con un toque de fantasía sobre el origen de los ingredientes que llevan los platillos.El tenedor de los papas es el platillo de los niños, así lo que les gusta lo piden.Darles a probar de todo pero no obligarlos a comer, respeto es la base.Procura llevarlos a los mismos restaurantes que tú, así sea un taco en la calle o un restaurante fino para educar el paladar. Evita las cadenas comerciales para niños.Desde el principio enseñarles que un gourmet disfruta todo lo que tenga calidad y sepa rico, así también serán exigentes.El resto vine desde casa, es importante promulgar con el ejemplo y respetar a los meseros y dejar buena propina si es que los atendieron bien.Estas son algunas reglas básicas para enseñarle a tus hijos a que disfruten más de la comida que finalmente lo que buscamos es que sepa sabroso sea lo que sea.
En Kiwilimón tenemos el compromiso de brindarte todas las ideas y herramientas para poder cocinar y, además, cuidarte. Por ello desarrollamos #KiwiTeCuida en colaboración con un equipo de nutriólogas profesionales, en donde encontrarás todas las recetas —con conteos calóricos y nutricionales avalados por la USDA—, tips y consejos para que puedas llevar un estilo de vida balanceado, en armonía y saludable, sin sacrificar el sabor o restringir tu alimentación.A partir del próximo lunes 12 de abril, #KiwiTeCuida incorporará lives quincenales los lunes a las 18:00 horas en nuestra cuenta de Instagram oficial @kiwilimon con la chef Colibrí Jiménez, quien te enseñará recetas fáciles y deliciosas para seguir retos alimenticios de una semana, los cuales te brindarán múltiples beneficios, como el reto una semana sin grasa o el reto de una alimentación rica en Omega 3. Esta serie de lives se complementará con con los de nuestra directora editorial, Shadia Asencio, y una de las nutriólogas de #KiwiTeCuida para contarte todos los beneficios que obtendrás al seguir estos retos y poder responder todas tus dudas. Colibrí Jiménez es originaria de Tepoztlán, Morelos. Comenzó su gusto y amor por la cocina desde muy pequeña con las recetas y tradiciones culinarias de su abuela materna Guadalupe. Tras una larga formación académica y en cocinas de todo el mundo, Colibrí hoy trabaja con ingredientes mexicanos para resaltarlos y revalorarlos en una creación sensible y sustentable, como un regreso a lo más natural y al origen de esos ingredientes endémicos de México. Su filosofía es impulsar la agricultura ética, la preservación de la biodiversidad y honrar las tradiciones gastronómicas y culturales de nuestro país. ¡Sigan sus transmisiones de #KiwiTeCuida los lunes a las 18 horas! Foto: Roman Hatori Photo
Existen de antojos a antojos. Uno que tiene mucho arraigo en Jalisco y estados colindantes es la birria: una receta consistente a base de carne cocida en horno, tradicionalmente de piedra o al hoyo, bañada en una salsa o adobo donde los chiles son claves.  Sobre su origen hay varias versiones, y en todas se unen los saberes en técnicas de cocción de los locales mexicanos con los ingredientes introducidos por los españoles, en especial la res, el cerdo y el chivo. Justo una de las versiones habla sobre la popularidad que tuvo el chivo a mediados de 1800, en la zona de Jalisco y Zacatecas, antes llamada Nueva Galicia, donde estos animales se multiplicaron a tal grado que los ganaderos optaron por regalarlos a sus trabajadores.  Estos hombres y mujeres decidieron no sólo aprovechar la leche, como los españoles, sino todo el animal cociéndolo bajo tierra o en horno de piedra como lo hacían con otras carnes. Para enriquecer la receta untaron un adobo enchilado que generalmente empleaban para cocinar aves, y el resultado al paso de los años es la birria como la conocemos y disfrutamos hoy.  Otra versión sobre el origen de la birria me la compartió la investigadora Maru Toledo, quien ha dedicado más de 20 años al estudio de la cocina de la zona occidente. Datos que nos llevan al municipio jalisciense de Ameca, donde gracias al registro de las jornadas laborales de los vaqueros se sabe de una preparación que hacían bajo tierra con algunas de las reses que tenían al alcance y que los caporales seleccionaban para alimentar a todas sus cuadrillas.  Maru me aclara que esta preparación sólo iba untada con grasa, de donde viene el término birriar, que para los peninsulares hacía alusión a algo sucio o embarrado, por como veían que aderezaban el animal. Sea cual sea la versión, lo popular a la birria nadie se lo quita, y por ello al extenderse su consumo por otros estados como Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima, y en el mismo Jalisco, los lugareños fueron imprimiendo su toque a la carne, al adobo y ajustado sus formas de cocinar, según sus posibilidades. Ahora no sólo el chivo y la res son protagonistas, existen zonas en estos estados que la preparan con cerdo, borrego, conejo, armadillo, iguana, pollo, ternera, pescado bagre y mixtas. Perfectas proteínas que cobijan con un mundo de adobos compuestos por chiles y especias que obedecen también a los ingredientes al alcance, aunque el chile guajillo y el jengibre seco son constantes. A la colorada versión se suma la llamada birria blanca que aún sobrevive en el Occidente; generalmente es de res y se condimenta con algunas hierbas de olor para cocinarse bajo tierra o en horno, métodos tradicionales a los que se han sumado la birria al vapor o hasta hecha como carne cocida. Por último, no nos olvidemos de la birria tatemada: proceso que consiste en volver a poner la carne ya cocida al calor del horno y dejar que se haga una costrita, que al menos en Jalisco encanta, junto a unas tortillas recién hechas y un extra de caldito por un lado. Fotos: Gilberto Hernández.
El guacamole es uno de los alimentos favoritos de los mexicanos que ha ganado gran popularidad a nivel internacional también, y es que seamos sinceros, ¿quién puede resistirse a esa consistencia cremosita que surge de la mezcla del aguacate con el limón y otros importantes ingredientes? Si tú también eres fan, descubre el secreto para preparar la mejor receta de guacamole. La palabra guacamole proviene del náhuatl Ahuacamolli, que se compone de las palabras Ahuacatl o aguacate y molli, que significa mole o salsa. De hecho, cuenta la leyenda que Quetzalcoatl, ofreció la receta del guacamole a su pueblo y así se extendió por todo Mesoamérica. ¡Definitivamente es un platillo digno de los mismos dioses! También cabe destacar que durante la época prehispánica el árbol del aguacate era considerado como el sagrado árbol de la vida, por la forma de su fruto que simbolizaba los testículos del hombre.Receta de guacamole Resulta que existe un sinfín de variaciones de guacamole dependiendo de la región en México y el secreto para mejorar considerablemente su sabor es triturarlo en un auténtico molcajete de piedra, pero no te preocupes, si tú no cuentas con uno, aún puedes preparar un guacamole celestial con la siguiente receta. Ingredientes 2 aguacates, maduros1 jitomate, finamente picado¼ cebolla, finamente picada1 chile cuaresmeño, finamente picado2 cucharadas hojas de cilantro, finamente picadas1 limón, sin semillas1 pizca salPreparación Corta los aguacates en mitades, retira el hueso y coloca la pulpa en un recipiente. Machaca con un tenedor o con un molcajete, si cuentas con uno.Agrega la cebolla, el jitomate, el chile y las hojas de cilantro y mezcla hasta tener una consistencia uniforme.Añade el jugo de limón y la sal al gusto. Incorpora uniformemente y acompaña con totopos, tostadas o galletas saladas.Procura comerte el guacamole al momento para evitar que se oxide, pero si te sobra, asegúrate de guardarlo en un recipiente cerrado y refrigera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD