Consejos para mantener tus huesos sanos
Dietas y Nutrición

Consejos para mantener tus huesos sanos

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Sabemos que nuestros huesos son fuertes, pero también requieren de cuidados para que éstos, al paso del tiempo, no comiencen a tener problemas. Es importante saber que el cuidado de nuetsros huesos debe iniciar desde temprana edad, no hasta que estemos adultos. Por ejemplo, se ha comprobado que una de cada cinco mujeres menores de 30 años es diagosticada con osteopenia o sea densidad ósea baja. Cabe destacar que la osteopenia es el inicio de lo que conocemos como osteoporosis, misma que se debe tratar a tiempo. La alimentación correcta Como siempre lo hemos recomendado, una buena alimentación podrá ayudar a nuestro organismo a estar sano. Asimismo, sabemos muy bien que el alimento para los huesos es el calcio. Y para proveer los niveles correctos de calcio que los huesos necesitan hay que consumirlo y hay que evitar alimentos que lo sacan del cuerpo como la sal. Los productos lácteos son ricos en calcio pero también lo es el brócoli y todas las verduras de hojas verdes, las sardinas y los frijoles de soya. Además hay muchos alimentos fortificados con calcio como cereales y harinas. No todas las formas de calcio son fácilmente absorbidas por el cuerpo. Alimentos malos Algunos alimentos generan daños a los huesos, pues interfieren con la habilidad del organismo de retener el calcio y los minerales, y éstos son:
  • - Exceso de cafeína
  • - Exceso de sal
  • - Exceso de alcohol
  • - Exceso de refrescos o bebidas carbonatadas porque son ricas en sodio, el cual elimina el calcio

Recetas de cocina

Estas recetas que a continuación te mostramos son totalmente recomendadas para llevar una alimentación sana y muchas de ellas te darán la proporción de calcio que requieres al día. (es importante que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Licuado de Chocolate con Leche de Soya. La leche de soya es rica en calcio, fibra, contiene un potene anticancerigeno, y es ideal para dietas ya que libera sus azucares poco a poco estabilizando así los niveles de azúcar en la sangre. Brocoli Gratinado con Queso Gorgonzola. Este gratin de brocoli con blue cheese es un delicioso acompanamiento para carnes. Sopa de Brocoli con Almendra. La textura cremosa de las almendras complementa perfectamente el sabor del brocoli en esta sopa. Brocoli con Ajo y Vinagreta. Una opción llena de sabor para el brocolí al vapor. Esta receta es muy ligera y rica. Salmón con Verduras y Almendras. El salmón es un pescado muy nutritivo ya que cuenta con un alto contenido de Omega-3 y tiene un alto contenido de proteinas y calcio. Esta receta es rica y baja en grasas. Camote al Horno con Miel. El camote es super nutritivo ya que es muy alto en calcio, potasio y fibra. Si estas intentando comer saludablemente reemplaza las papas por esta deliciosa receta de camote al horno con miel de maple. Horchata de Arroz. Una bebida típica mexicana de arroz con azúcar.  

Para conocer más recetas de cocina saludables, haz click aquí.

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te ha pasado que estabas en una reunión familiar y terminaste con una mancha de vino en tu blusa preferida? Para que no vuelvas a sufrir cuando algo así te suceda, te contamos cómo quitar manchas difíciles como vino, salsa de soya, pasto y comida de bebé de las prendas y por qué es importante usar productos adecuados para cuidar la tela.Primero que nada, cuando vayas a tu súper de confianza, busca productos con ingredientes que brinden varios beneficios como remover las manchas, remover malos olores1, cuidar la tela y además, mantener en buen estado el color de tu ropa. Porque mientras menos productos combines, maltratarás menos tus prendas.Para quitar manchas comunes como las de café, vino, refresco, comida e incluso frutos rojos, lo mejor que puedes hacer es usar un poco de Vanish® OxiAction® Multipower, ya que gracias a su potente oxigeno activo logrará remover las manchas más difíciles junto con tu detergente. ¿Difícil de creer, no?En caso de que seas una persona enfocada en el deporte y constantemente notes que la playera que mejor te amolda empieza a tener olores desagradables, te recomendamos dejar tu prenda de algodón remojando en agua con Vanish® OxiAction® Multipower, que con su fórmula mejorada removerá los malos olores1, quitará la mancha de sudor que tanto trabajo te ha costado y lo mejor de todo, la tela no se dañará. No olvides que es importante leer la etiqueta del producto y de la prenda antes de usar y/o lavar.Recuerda que las manchas en la ropa pueden ser difíciles de quitar, pero jamás será imposible si usas los productos adecuados de la forma correcta, porque más allá de mantener tu ropa limpia, no apagarás el vivo de los colores. Comprueba el poder de Vanish® OxiAction® Multipower el cual remueve manchas, remueve malos olores1 y revive los colores2.CUIDA EL AGUA1Como transpiración, pies y comida en prendas de algodón siguiendo instrucciones de uso en remojo.2En condiciones de lavado a máquina, con el uso de Vanish® de manera habitual en cada lavada.
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD