Cuida tu piel con mascarillas naturales
Dietas y Nutrición

Cuida tu piel con mascarillas naturales

Por Kiwilimón - Mayo 2013
Porque sabemos lo importante que es para ti tener una piel hermosa y sobretodo saludable, ¡no te aflijas! Tenemos algunos consejos de belleza que te ayudarán a tener una piel radiante, sana y brillante con increíbles mascarillas naturales. Las mascarillas naturales son la mejor opción para ti, ya que podrás realizarlas en la comodidad de tu casa, con ingredientes que ya tienes en tu cocina y utilizando solo la licuadora. ¿No es increíble? Lo mejor será utilizar una licuadora que tenga suficiente potencia, la que yo utilizo es de la marca Oster porque tiene la potencia que se necesita además de que se ve muy bien con la decoración de la casa. Además puedes obtener otros beneficios de utilizar ingredientes naturales. No solo es más económico, también tienen efectos menos agresivos para la piel, la fortalece de manera natural y mejora las funciones dérmicas obteniendo mejores resultados. También estarás contribuyendo con el medio ambiente por no tener residuos químicos.   Consejos para aplicar las mascarillas:
  1. Es muy importante tener la piel limpia. Antes de ponerte una mascarilla, elimina el maquillaje o sudor que pudieras tener.
  2. Exfolia tu piel. Previamente puedes poner un poco de yoghurt con avena sobre la piel por unos minutos.
  3. Relájate cuando tengas la mascarilla. Además de beneficiar tu piel, podrás tomarte unos minutos para descansar.
  4. Retira la mascarilla con agua tibia. Es muy importante que la temperatura del agua no sea ni fría ni caliente, ya que puede llegar a irritarte la piel.
  5. Es preferible que si la utilizas, cuando salgas de casa, utiliza un protector solar.
. Uso correcto de las mascarillas:
  1. Las mascarillas deberán aplicarse con ayuda de los dedos y siguiendo movimientos circulares, siempre hacia arriba.
  2. Debes dejar reposar las mascarillas de 5 a 20 minutos, dependiendo de cada una. Esto ayudará a que tu piel absorba todos los nutrientes necesarios.
  3. Para las mascarillas de pulpa de frutas que no tienen una consistencia untable, puedes agregar una cucharadita de harina de trigo o de avena y te será más fácil el proceso.
  4. La frecuencia en que debes usar cada mascarilla dependerá del tipo de la condición de tu piel. Las mascarillas exfoliantes deben usarse solo 2 veces por semana y si tienes la piel muy sensible, 1 vez cada 10 días.
. Tipos de mascarillas:
  1. Mascarillas para piel seca. Este tipo de piel tiene un cutis con una textura muy fina y poros pequeños. Es muy probable que sientas “restirada” la piel después de lavar el rostro.
  2. Mascarillas para piel grasa. El aspecto de esta piel es brillante y un poco grasa aunque se haya lavado recientemente. Los poros están dilatados y con puntos negros y acné.
  3. Mascarillas para piel mixta. Las pieles mixtas acumulan grasa sobre todo en la llamada “zona T” (frente, nariz y mentón), es en esta parte donde se acumulan los puntos negros y piel grasa, mientras que el resto se encuentra seco.
.

Mascarillas que puedes preparar en casa con licuadora:

* Mascarilla de cacahuate. Esta es ideal para la piel seca que necesitan hidratación. Lo único que tienes que hacer es echar en una licuadora Oster 2 cucharadas de cacahuate natural (sin sal), 1 cucharada de aceite de oliva y 1 cucharada de miel. Tritura todo muy bien y aplica la mezcla sobre la cara y cuello durante 15 minutos. Enjuaga con agua tibia. * Mascarilla de pepino y manzana.  Esta es ideal para las pieles grasas. Vierte a una licuadora Oster media manzana roja, medio pepino, 1 clara de huevo y un chorrito de limón. Licúa muy bien los ingredientes y mete la mezcla al refrigerador unos minutos (no debe estar demasiado fría). Aplica sobre el rostro y cuello y deja actuar por 20 minutos y retira con agua tibia. * Mascarilla de almendras. Esta funciona muy bien para hidratar la piel y mostrar una piel sana. Compra almendras crudas y sin tostar, mete a la licuadora Oster hasta hacer un polvo. Vierte 1 cucharadita de yogurt y aplica sobre el rostro por 3 minutos. Retira con agua tibia. * Mascarilla de chabacano. Esta mascarilla es ideal para las pieles mixtas. Mete en una licuadora Oster los chabacanos sin hueso, licua hasta tener una masa consistente. Aplica la masa sobre el rostro por 20 minutos y enjuaga con agua tibia. * Mascarilla de manzana. Esta mascarilla te ayudará a hidratar la piel. Primero descorazona una manzana, vierte a la licuadora Oster y procesa. Si notas que es muy poco puedes utilizar otra manzana retirándole el corazón previamente. La puedes aplicar si sufres de muchos barros o espinillas. * Mascarilla de melón. Esta mascarilla es ideal para pieles secas o normales. Utiliza de ¼ a ½ melón, retira las semillas y la cáscara. Vierte la fruta en una licuadora Oster y aplica sobre el rostro por 10 minutos. Enjuaga con agua tibia. * Mascarilla de pepino. Esta mascarilla la pueden utilizar las personas que tienen piel grasosa o normal. Te ayudará a refrescar y humectar la piel, sobretodo en época de calor. Retira la cáscara y vierte sobre una licuadora Oster el pepino. Ya que tenga una consistencia untable, retira y coloca sobre el rostro. Deja reposar por 10 minutos y después enjuaga con agua tibia. * Mascarilla de espinacas con leche.  Esta mascarilla te ayudará si lo que quieres es purificar tu piel ya que te ayudará a limpiarla. Es importante que primero dilates tus poros con ayuda del vapor de una infusión de tomillo, romero o salvia. Hierve un manojo de espinacas en leche. Ya que se reduzcan de tamaño, vierte sobre una licuadora Oster y tritura. Aplica las hojas sobre el rostro por 5 minutos.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La rutina facial coreana se ha convertido en toda una tendencia de belleza. El objetivo de hacerla es conseguir una piel limpia e hidratada, como las perfectas pieles asiáticas. Si aún no conoces esta rutina, aquí te enseñamos los 10 pasos que debes tener en cuenta si quieres ponerla en práctica. Desmaquillante. Para poder empezar a preparar la piel es necesario que esté limpia. Hay varios desmaquillantes, hay algunas cremas o aceites, pero debes escoger el que mejor le vaya a tu tipo de piel. Limpiador. Luego de quitarte el maquillaje, es importante estar seguras que no quedan ningún rastro ni de maquillaje, ni de desmaquillante, ni de suciedad, por eso tenemos que limpiarnos con un producto espumoso. Exfoliante. Este paso es muy importante para tener una piel impecable pues el exfoliante nos permitirá remover las células muertas y a eliminar las impurezas que se incrustan en nuestra cara y que son las que ocasionan puntos negros. Tónico. El tónico empieza a preparar la piel para lo que viene, balancea el PH, además empiezas a hidratarte a nivel celular y ayuda a prevenir las imperfecciones. Esencia. Muchas personas dicen que este paso es el más importante para las asiáticas pues tiene muchas propiedades que otorgan elasticidad y firmeza al rostro. Serum. El suero es un concentrado de activos que ayudan con problemas específicos de la piel, arrugas, acné, resequedad, opacidad. Mascarilla. Las sheet masks son las reinas de la hidratación, por sus ingredientes y formatos, sus componentes hacen que la piel se hidrate profundamente. Contorno de ojos. La piel de los ojos es muy delicada, es por eso que necesita productos especiales. El contorno de ojos le otorgará hidratación y será preventivo ante el envejecimiento. Hidratante. La hidratación es vital para lucir una piel perfecta, este producto ayudará a sellar y mantener la humectación para reflejar salud y vitalidad.Protector Solar. No hay nada más potente para prevenir el envejecimiento que usar protector solar. Procura que sea de un factor de protección alto y recuerda estarlo retocando varias horas al día. Vitaminas para la piel en los alimentosLos alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, guayabas o los kiwis, aportan colágeno que le dará a tu piel firmeza.Las zanahorias, que tienen vitamina A, contienen fotoprotectores los cuales además de darte un color increíble (junto a un buen protector solar), te ayudarán a mantener a raya el envejecimiento prematuro. El jitomate es rico en licopeno, por lo que te ayudará a proteger la piel contra los radicales libre y, al igual que los frutos rojos, que son ricos en antioxidantes y los frutos secos, como nueces y almendras, que están llenos de vitamina E, te brindarán los beneficios para tener una piel saludable.Además de la constancia y disciplina con esta rutina, procura llevar una alimentación balanceada. Recuerda que lo que comemos se refleja en nosotros. Por otra parte, la hidratación también es primordial, no sólo por fuera, sino también por dentro, así que debes tomar al menos dos litros de agua al día para reflejar salud y bienestar en tu semblante.
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
Vivimos en una época en la que por falta de tiempo, es cada vez menos común que cocinemos, así que terminamos por comer casi cualquier cosa que se nos cruza en la calle.Esto puede significar un riesgo para la salud, pues no conocemos los ingredientes con los que se preparan y, por lo general, no es comida que realmente nos nutre.Para evitar caer en tentaciones, tu mejor aliada será la organización y justo esa es la clave del Batch cooking.¿Qué es el Batch cooking?El Batch cooking es cocinar por lotes para toda tu semana y esta técnica consiste en dos cosas básicas: planificar la semana y cocinar un solo día.La planificación y organización evitará que caigas en las comidas de última última hora y hará que tu alimentación sea más saludable y variada. Haciendo el batch cooking ahorrarás tiempo, comerás mejor, desperdiciarás menos alimentos y ahorrarás dinero.¿Cómo hacer el batch cooking?-Planifica los menús para toda la semana.-Haz una lista de los ingredientes y las cantidades que necesitas comprar.-Dedica un día para cocinar todo lo de la semana, vas a cocinar mucho, pero recuerda que el resto de los días ya no tendrás que hacerlo.-Raciona y congela en porciones cada una de las comidas.-Rotula todos tus recipientes para una mejor organización. Cosas que tienes que tomar en cuenta-Prepara platillos con ingredientes que se puedan congelar. Para los alimentos que no se pueden congelar, como la mayonesa y algunas verduras como la lechuga y la arúgula, es mejor guardarlo en el refrigerador en un recipiente bien cerrado.-Lo más conveniente una vez que ya hayas cocinado es guardar la comida en las porciones que te vas a comer. -Toma en cuenta los envases que vas a usar, la cantidad que vas a requerir y fíjate que todos cierren de manera adecuada. Cuida que tus comidas no se contaminen y que no se salga la comida cuando la traslades. -Busca recetas que se adecuen al batch cooking. Como ves, el batch cooking es una técnica que nos ofrece muchos beneficios, por lo que no es de extrañar que todo mundo lo esté haciendo y que los hábitos estén cambiando para bien.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD