De la Granja a la Mesa
Dietas y Nutrición

De la Granja a la Mesa

Por Kiwilimón - Julio 2013
Los conceptos “ local y orgánico” son los pilares principales del movimiento de la granja a la mesa en el que se promueve la salud y el comercio justo. Pocos saben de dónde viene la comida que consumimos. Desde finales del siglo XVIII cuando la Revolución Industrial dio inicio en Inglaterra la separación entre el hombre y la materia prima se agrandó enormemente. De vivir diariamente consiguiendo los ingredientes para la comida de productores locales y tener una relación personal con los proveedores se evolucionó a comprar en supermercados todo lo necesario para la casa. Hoy, volvemos a aquellos años que hoy parecen tan lejanos. El movimiento Farm to table empezó en San Francisco y Washington, chefs como Alice Waters de Chez Panisse y Jerry Traunfeld de Herbfarm fueron algunos de los precursores que decidieron ir en contra del movimiento de cocina molecular que Ferrán Adrià encabezaba desde años antes. Al ver cómo las jeringas, los geles, las espumas y las probetas se apoderaban de la cocina moderna estos célebres cocineros decidieron alejarse de aquella corriente y regresar a lo básico. Sus reglas era simples: cocinar con ingredientes locales, llevar los productos a la mesa de la manera más rápida y fresca posible después de cosechados y respetar tanto al cliente como al proveedor de la comida. En las grandes ciudades se empezaron a crear huertos urbanos para poder disponer de vegetales locales, la costumbre de importar carne y pescado de otros países se ha ido dejando poco a poco para voltear hacia costas nacionales y usar el producto inmediato.  Incluso la estética de los platillos en restaurantes de alta cocina ha cambiado y las creaciones espesas, pesadas y complicadas que la cocina francesa heredó al mundo en los 90 se disolvieron para dar la bienvenida a platillos vibrantes, frescos y poco rebuscados. Este movimiento ha alcanzado límites insospechados pues los mejores restaurantes del mundo han demostrado obedecerle. El ejemplo más claro es Noma del chef  danés Redé Redzepi quien ha sido nombrado tres de los últimos cuatro años como el mejor cocinero del mundo por la lista S. Pellegrino World’s 50 Best. En este local se han olvidado de la cocina evolutiva y en cambio han salido a los jardines de su propio país y a los mares de Escandinavia para hallar lo que es único en su parte del mundo. Según el propio Redzepi “para crear un menú realmente original, único y conciente uno debe cocinar con lo local, cerdo y res hay en cualquier país pero los vegetales son la verdadera representación de cada terruño”. México no es la excepción a la regla y de Norte a Sur han aparecido locales que simpatizan con la idea de la granja a la mesa. En el DF por ejemplo el restaurante Raíz (www.raizrestaurante.com)ha creado su propio roof garden donde siembra y cosecha todos los vegetales que se utilizan en la cocina. En Pujol (www.pujol.com.mx) de Enrique Olvera no se usa ningún ingrediente que no provenga de tierra azteca y tienen como regla cardinal pagar  lo justo a los proveedores rurales que les surten. En Baja California el mejor ejemplo es Flora Farm (www.flora-farms.com), un restaurante construido en el corazón de una granja donde la lechuga de tu ensalada se desprende de la tierra no más de media hora antes de llegar a tu plato. De la misma forma la proteína llega de los establos contiguos al restaurante donde los cerdos, las reses y las gallinas crecen orgánicamente y libres.

Recetas Mexicanas De la Granja a la Mesa

 

Receta de Quesadillas de Flor de Calabaza y Huitlacoche

Ingredientes: - 1/2 kilo de masa para tortillas - 2 tazas de huitlacoche fresco o en lata - 2 manojos de flor de calabaza - 300 gramos de queso oaxaca - 2 dientes de ajo - 1/2 cebolla picada - 2 cucharadas de aceite vegetal - pimienta al gusto   Para ver el procedimiento da click aquí.  

Receta de Pozole Rojo

Ingredientes: - 1 kilo de carne de cerdo deshebrada - 1 bolsa de maíz pozolero - 3/4 de cebolla - 4 dientes de ajo - 50 gramos de chile guajillo - 1 cubo de Knorr suiza - orégano   Da click aquí para descubrir los pasos de esta receta.   Encuentra más recetas en las que puedas usar productos mexicanos dando click aquí.   Para nosotros como comensales y cocineros en casa es una motivación e inspiración que el campo se acerque a la ciudad. No existen excusas para comer de cajas o latas cuando la fauna y flora de nuestro país toca a la puerta. Está claro que el último lustro dentro del mundo gastronómico le pertenece a la granja.  

"¿Qué ingrediente mexicano es tu favorito?"

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Olvídate de los olores desagradables en tu cocina. Con estos tips puedes deshacerte del mal olor en tu refrigerador. Te decimos qué hacer si el refrigerador huele mal.Limpia cada rincón de tu refrigerador. Aunque es más que obvio, es importante recalcar en la necesidad de hacerlo, por lo menos una vez cada tres meses. Vacía todo tu refri y desconéctalo para que no gastes electricidad (porque la puerta estará abierta por un buen rato). Recuerda limpiar los cajones y la estantería, así como las paredes y las puertas.Recurre a limpiadores naturales.Aunque el desengrasante o desinfectante que usas para limpiar tu cocina puede servir, te recomendamos usar limpiadores hechos a base de ingredientes naturales en el caso del refrigerador. La combinación de bicarbonato de sodio, vinagre y jugo de limón es genial para limpiar y eliminar olores.Coloca ingredientes que absorban los olores.Si después de limpiarlo súper bien el refrigerador sigue oliendo un poco extraño, puedes recurrir a algunos de estos remedios. En una bandeja para galletas espolvorea una caja de bicarbonato de sodio y colócala dentro de tu refri. También puedes poner un bowl con café molido o pedazos de carbón vegetal.Refresca tu refrigerador de manera natural.Una manera muy sencilla de mantener tu refrigerador oliendo rico es colocar un limón (o algún otro cítrico) partido por la mitad dentro de uno de los estantes. Otra opción es colocar bolitas de algodón empapadas en esencia de vainilla. Cualquiera de las dos alternativas dejará un olor delicioso en tu refrigerador.Ajusta la temperatura de tu refrigerador.Muchas veces los malos olores son ocasionados por la descomposición temprana de los alimentos. Esto puede evitarse si se mantiene el refrigerador a una temperatura de entre 3 y 4.4° C.Para que tu refrigerador siempre huela bien, recuerda:Guardar tus alimentos preparados dentro de contenedores con tapa.Revisar frecuentemente la fecha de caducidad de tus alimentos.Limpiar inmediatamente cualquier líquido que se derrame.No dejar alimentos con olores fuertes directamente sobre los estantes.Mantener en el congelador carnes hasta que las vayas a usar. 
Trata de recordar la última vez que fuiste al súper mercado. ¿Cuántos de los productos que viste tenían en su etiqueta una leyenda que decía “gluten free” o “sin gluten”? Tanto se ha hablado de este tema que muchas personas están haciendo ajustes a su alimentación para dejar de  consumir gluten. Pero, ¿es esto realmente necesario? ¿Todas las personas deben evitar el consumo de gluten? ¿Cuál es el problema con este? Esto es lo que debes saber del gluten.¿El gluten es malo?Para empezar, quítate de la cabeza que el gluten es algo malo. El gluten no es un aditivo o un componente añadido de manera artificial a los alimentos. Simplemente se trata de una proteína que está presente en ciertos cereales, como el trigo, el centeno y la cebada. La moda en el consumo de alimentos libres de gluten se debe a que no todas las personas son capaces de digerir y eliminar esta proteína. Pero no tiene nada que ver con un tema de calidad en los productos o problemas con los alimentos.¿Debo dejar de comer gluten?No necesariamente. En realidad, la mayoría de las personas pueden comer sin problemas alimentos que contengan gluten. Solamente se sugiere evitar su ingesta cuando las personas presentan ciertos síntomas. Los más comunes son la inflamación y el dolor en la zona del estómago, anemia y obstrucción intestinal. Jamás debes de hacer ajustes radicales en tu alimentación, como dejar completamente de consumir harinas, solo porque crees que tienes algún padecimiento. Si sospechas que podrías ser intolerante al gluten, debes someterte a algunos estudios para obtener un diagnóstico seguro.¿Soy alérgico al gluten?No vayas a creer que por sentir un poco de inflamación después de comer una pieza de pan ya eres celiaco. Aunque por lo general las personas intolerantes al gluten padecen diarrea o dolor abdominal, hay algunas que ni siquiera presentan reacciones. De igual manera, la enfermedad puede estar de manera latente, es decir, que no aparece hasta la edad adulta, aunque ya se tenga desde la niñez. Para determinar si eres o no alérgico al gluten deben realizarte un análisis de sangre y biopsias en el intestino delgado. ¿Qué puedo comer si fui diagnosticado con celiaquia?Debes evitar todos los alimentos que estén hechos con trigo, cebada o centeno. Esto significa que la pasta, pan, tortillas de harina, bollería, pasteles, cervezas y ciertos aliños o salsas están prohibidos. Una manera más sencilla de elegir tus alimentos es revisando las etiquetas. Por ley deben incluir información sobre sus componentes y la posibilidad de incluir rastros de gluten.Estas son algunas recetas fáciles y ricas que no contienen gluten: Pan de quínoa con chía y glutenPastel azteca con polloPan de elote sin harinaHotcakes de zanahoria sin harina
Cuando una madre primeriza piensa en las primeras ocasiones en las que su bebé podrá comer otros alimentos aparte de la leche materna se imagina una escena hermosa y perfecta en la que su pequeño disfruta con tranquilidad y calma cada bocado mientras ella lo alimenta a cucharadas.Sin embargo, la realidad está un poco lejos de esto. Hasta los primeros tres años de vida de un bebé, la hora de la comida se parece más a una lucha campal que a un anuncio de comida para bebé. Los pequeños suelen jugar con la comida, la avientan y la embarran por todas partes, convirtiéndose aquello en un momento caótico y bastante frustrante para muchas madres. Si tú también has experimentado una situación similar, seguramente habrás regañado en más de una ocasión a tu bebé por comer con las manos. Pero, ¿qué crees? Aunque hagan un batidero, esto es muy bueno para el desarrollo de los pequeños. Estas son las razones por las que un bebé debe comer con las manos:Aprendizaje sensorialLos bebés aprenden de maneras diferentes a las de un adulto. En los primeros años de vida es importante que los pequeños tengan la oportunidad de experimentar a través de todos sus sentidos. Tal vez pienses que la comida está hecha para disfrutarse con el gusto, pero para un bebé la hora de la comida es una oportunidad para aprender a través del tacto, olor, gusto y vista.Coordinación El desarrollo de la motricidad fina comienza desde muy temprana edad. Para que una persona pueda coordinar sus ojos con los movimientos de sus dedos tiene que practicar mucho, y para eso la hora de la comida es particularmente buena. Aunque puede ser frustrante ver cómo un bebé tira la mitad de su comida al intentar llevarla a la boca, este ejercicio lo ayuda a trabajar en su  coordinación y mejorar sus movimientos.IndependenciaDurantelos primeros meses los bebés dependen completamente de sus padres para alimentarse. Sin embargo, con el paso del tiempo los pequeños van ganando cierta autonomía, lo que les ayudará a desarrollar habilidades imprescindibles para el futuro. Cuando un niño comienza a usar las manos para alimentarse a sí mismo está comenzando a trabajar en su propia independencia.Texturas Al momento de descubrir nuevos alimentos la textura es tan importante como el sabor. Los niños que comen con las manos aprenden a reconocer diferentes tipos de texturas, temperaturas y otras sensaciones. Si en tu afán de mantener todo limpio y ordenado estás prohibiendo a tu hijo comer con las manos, solo estás impidiendo que desarrolle su conocimiento y, en un futuro, su apertura a nuevos alimentos. Experiencia positivaLa hora de la comida no tiene que ser un momento desagradable. Si los pequeños pueden divertirse mientras comen, poco a poco comenzarán a relacionar esto con una experiencia positiva. Recuerda que para los pequeños es más sencillo aprender a través de enseñanzas lúdicas que de métodos restrictivos.¿Qué más razones necesitas para que tu hijo coma con los manos? Deja que tu pequeño se ensucie y disfrute sus alimentos con todos los sentidos. Estas recetas te ayudarán a estimular su desarrollo:Espagueti verdeGelatina de Gauayaba con FresaMini Salchipulpos
No importa si eres un novato o un experto en la cocina, la acumulación de grasa y suciedad siempre será tu enemigo. Pero, no te preocupes. Eliminar el cochambre es más fácil de lo que crees. Descubre lo sencillo que es mantener toda tu cocina reluciente con estos sencillos pasos. ¿Qué es el cochambre?El cochambre es una capa de grasa y suciedad que se forma en la superficie de la estufa, los sartenes, las ollas y las puertas de los gabinetes. A veces tiene una textura un poco pegajosa, pero cuando ya lleva mucho tiempo puede ser más dura. ¿Cómo quitar el cochambre de la estufa? Para hacer la limpieza correcta de la cocina hay que recordar que la suciedad de este lugar está principalmente compuesta de grasa, por lo que se requiere de productos que ayuden a cortarla. En el caso del cochambre, que es grasa acumulada durante mucho tiempo, es necesario usar métodos un poco más fuertes. En un principio el mismo detergente lava trastes puede ayudar a quitar el cochambre, pero si ya ha pasado demasiado tiempo, tendrás que recurrir a otras técnicas.Remojo y jabón: Calienta un poco de agua y después agrega jabón (puede ser lava trastes). Con un estropajo reparte la mezcla por toda la estufa y deja actuar por algunos minutos. Si el cochambre aún no está muy pegado, te bastará con tallar con el mismo estropajo que usas habitualmente.Vinagre y bicarbonato de sodio: Una mezcla muy efectiva para cortar la grasa es la del vinagre con bicarbonato de sodio. Forma una pasta con estos dos ingredientes y con ayuda de un trapo espárcela sobre la superficie que quieras limpiar. Espera unos 15 minutos y después talla con un estropajo y agua caliente.Estropajo de metal: Te aconsejamos usar el estropajo de metal únicamente cuando el cochambre esté muy pegado en materiales que no puedan rayarse. Pon a remojar la superficie sucia con agua caliente y detergente o bicarbonato de sodio, y después talla enérgicamente con el estropajo. Ojo: no uses este remedio en acero inoxidable o en sartenes de porcelana o antiadherentes.Amoniaco: El amoniaco es un ácido muy potente que ayuda a cortar la grasa fácilmente, pero debes tener mucho cuidado al usarlo. Para empezar, solo debes agregar unas gotas diluidas en agua para limpiar la cocina, y tienes que enjuagar muy bien todo antes de usarlo nuevamente.¿Cómo evitar que se acumule cochambre en la cocina? La manera más sencilla de evitar que salga el cochambre en tu cocina es la limpieza inmediata. Así que te recomendamos que después de cocinar siempre limpies la estufa con un producto desengrasante. Igual, si sabes que vas a ensuciar (por ejemplo, cuando vayas a freír) pon servilletas o papel aluminio para evitar que se salpique la cocina con aceite. No te olvides de limpiar también las puertas y la parte de arriba de los muebles de la cocina. Ahí se acumula mucha grasa, aunque no sea tan evidente. Ahora qu tu cocina quedará más reluciente que nunca, prepara estas deliciosas recetas: Carnitas de BacalaoEmpanadas fáciles de CamarónBarbacoa en Salsa Verde en Olla de PresiónPastel de Tamal con Salsa de Frijol
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD