Alimentación, clave en diabetes
Diabetes

Alimentación, clave en diabetes

Por Kiwilimón - January 2014
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre están muy altos, la cual proviene de los alimentos que se consumen. Por su parte, la insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. Por ello, encontrar una dieta para la diabetes  suele ser un aspecto indispensable para su cuidado.   En entrevista para Salud180.com, la endocrinóloga y diabetóloga,María Elena Sañudo nos explica algunas complicaciones crónicas de la diabetes:  

  En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Si no es suficiente, la glucosa permanece en la sangre.   Las dietas para diabéticos deben tener en cuenta valores que deben respetarse al momento de combinar los alimentos. Estos son los que hacen a la fórmula calórica en la distribución de hidratos de carbono,proteínas y lípidos.   Para estos casos, es muy importante respetar la distribución adecuada de los nutrientes, en 50% de carbohidratos, 15% de proteínas y 30% de grasas.   Del total de carbohidratos consumidos, debe cuidarse que 70% pertenezca al grupo de los complejos. Además, es aconsejable el consumo de 30 a 40 gramos/día de fibra soluble (salvado de avena), debido a que disminuye los niveles de azúcar en la sangre.    

Diabetes tipo I

El diabético tipo I debe respetar rigurosamente los horarios de cada comida durante el día. A su vez, esos horarios estarán distribuidos según el tipo de insulina y su pico de acción. Por tanto, no es aconsejable que salte ninguna comida o cambie bruscamente sus horarios de alimentación.   El total de hidrato de carbono diario consumido, se recomienda que esté distribuido de la siguiente forma:   1. 1/7 al desayuno 2. 2/7 en el almuerzo 3. 1/7 en la merienda 4. 2/7 en la cena 5. 1/7 colación que debe reforzar el pico de acción insulínico (puede coincidir con cualquier otra comida complementándola).    

Diabetes tipo II

  Debe tener especial cuidado en distribuir en forma pareja la cantidad total de hidratos de carbono consumidos por día, en cada comida; es decir, todas las comidas deben tener igual cantidad de carbohidratos.   Recuerda tener en cuenta que el consumo de productos dietéticos y para diabéticos debe siempre ser controlado, consultado y recomendado por un especialista.   Ver artículo original aquí.    

Comida ligera para diabéticos

 

Sopa de Jitomate con Parmesano

 Haz click aquí y prepárala.

 Sigue el paso a paso de esta receta aquí.
 
 Descubre el secreto de este pay sin azúcar aquí.

 

"Conoce la sección de dietas y diabetes que kiwilimón tiene para ti aquí."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
Qué comer en la Cuaresma suele ser una duda que a muchos de nosotros nos pone a pensar, pero la pregunta que nos pone de verdad en jaque es ¿se puede comer pollo en Cuaresma?La Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua y es una temporada importante en el calendario cristiano, en la cual, los creyentes se preparan espiritualmente para la Pascua y siguen el ejemplo que Jesús dio antes de morir, con un ayuno en esos días. Así, la Cuaresma es un tiempo de purificación que inicia con el miércoles de ceniza y termina el sábado de resurrección. Aunque el ayuno depende  las creencias de cada persona, la idea de la tradición es hacer una penitencia, por lo que se renuncia a algo, en este caso, algunas comidas.Mientras que las personas más ortodoxas renuncian a las carnes rojas por cuarenta días, otras sólo practican el ayuno de carnes los viernes de Cuaresma y algunas más deciden dejar la carne sólo el viernes santo, es decir, el último viernes de los cuarenta días.Pollo en Cuaresma: ¿se puede comer?La respuesta es sí. Se puede comer pollo en Cuaresma, porque el ayuno es de carnes rojas. Esto tiene su explicación en que, por lo general, las carnes rojas son consideradas un insumo preciado y por eso se renuncia a él, pero también porque dentro de las creencias religiosas, la carne representa el cuerpo de Cristo.El pollo, junto con otras aves, como el pavo o la gallina, además del pescado y los mariscos, es considerado carne blanca, por lo que comer pollo en cuaresma sí se puede.Aunque en esta temporada, los platillos estrella suelen ser aquellos sin carne o se aprovecha para cocinar mariscos en este tiempo del año, para evitar aquello que no se debe comer en Cuaresma.Si no sabes qué cocinar esta Cuaresma 2020, te damos algunas ideas.Enchiladas mineras de GuanajuatoSon un platillo mexicano sin carne, delicioso y práctico para estos días.Chile relleno de pescadoUna forma sencilla de comer pescado, acompañado de un chile poblano que no te puede faltar.Tostadas de atún a la mexicanaNada más practico que unas tostadas con atún de lata guisado con un poco de jitomate.Rollitos de pescado rellenos de arrozEsta es una receta perfecta para incuir a los niños en la cuaresma si la preparas con una salsita de tomate sin chile.¿Tú comes pollo en cuaresma? 
El brote del coronavirus COVID19, la enfermedad viral causante de graves problemas respiratorios, ha provocado una crisis mundial al punto de llegar a ser catalogado como pandemia, de acuerdo al más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo que comenzó como un virus desconocido a finales de diciembre de 2019 en Wuhan, China, actualmente se ha propagado a 114 países en todos los continentes, contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas. Por esta razón es necesario comprender qué es el coronavirus COVID19 y cuáles son las medidas de higiene a tomar desde casa u oficina para prevenir el contagio. A continuación te lo explicaremos brevemente. ¿Qué es el Coronavirus? Los coronavirus son una especie de virus causantes de diversas enfermedades respiratorias que pueden ir desde un simple resfriado hasta afecciones más preocupantes como la neumonía o el síndrome respiratorio agudo grave (SARS). A diferencia de otros virus, el COVID19 puede transmitirse de persona a persona antes de que estas manifiesten síntomas, por ende, es sumamente complicado diagnosticarlo a tiempo, además de que al tratarse una cepa nueva, las investigaciones en torno a su naturaleza apenas se están desarrollando. Los principales síntomas provocados por Coronavirus COVID19 son: Tos.Fatiga.Dolor de garganta y de cabeza.Fiebre.Escalofríos y cuerpo cortado.Dificultad para respirar.Medidas de prevención Cabe destacar que por el momento no existe un tratamiento concreto para curar el COVID19 por lo que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario tomar las siguientes medidas de prevención ya sea en casa u oficina. Lávate las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón frecuentemente.Al estornudar o toser, cubre tu boca con el antebrazo y no con las manos. Si utilizas un pañuelo para cubrirte, tíralo inmediatamente en la basura.Mantente al menos a un metro de distancia de las demás personas, especialmente si tosen o estornudan.Evita tocarte ojos, nariz y boca.Limpia las superficies de los muebles con una toallita desinfectante cada determinado tiempo.De acuerdo a información brindada por la organización Sharecare, en colaboración con el doctor Mehmet Oz, profesor de cirugía en la Universidad Columbia, a diferencia del resfriado común, las personas que padecen COVID19 presentan fiebre, fatiga y tos seca en mayor medida que dolores de cabeza, escalofríos y ardor de garganta. Del mismo modo los estornudos y la congestión nasal se presentan en menor medida, tal como puedes comprobar en la siguiente infografía.  Si identificas algún síntoma, acude inmediatamente a tu médico para revisar tu caso. Además de ser sumamente disciplinado con dichas medidas de higiene, te recomendamos seguir una dieta saludable que incluya alimentos ricos en vitamina C para poder subir tus defensas y protegerte mejor contra cualquier enfermedad respiratoria.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD