Alimentación, clave en diabetes
Diabetes

Alimentación, clave en diabetes

Por Kiwilimón - Enero 2014
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre están muy altos, la cual proviene de los alimentos que se consumen. Por su parte, la insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. Por ello, encontrar una dieta para la diabetes  suele ser un aspecto indispensable para su cuidado.   En entrevista para Salud180.com, la endocrinóloga y diabetóloga,María Elena Sañudo nos explica algunas complicaciones crónicas de la diabetes:  

  En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Si no es suficiente, la glucosa permanece en la sangre.   Las dietas para diabéticos deben tener en cuenta valores que deben respetarse al momento de combinar los alimentos. Estos son los que hacen a la fórmula calórica en la distribución de hidratos de carbono,proteínas y lípidos.   Para estos casos, es muy importante respetar la distribución adecuada de los nutrientes, en 50% de carbohidratos, 15% de proteínas y 30% de grasas.   Del total de carbohidratos consumidos, debe cuidarse que 70% pertenezca al grupo de los complejos. Además, es aconsejable el consumo de 30 a 40 gramos/día de fibra soluble (salvado de avena), debido a que disminuye los niveles de azúcar en la sangre.    

Diabetes tipo I

El diabético tipo I debe respetar rigurosamente los horarios de cada comida durante el día. A su vez, esos horarios estarán distribuidos según el tipo de insulina y su pico de acción. Por tanto, no es aconsejable que salte ninguna comida o cambie bruscamente sus horarios de alimentación.   El total de hidrato de carbono diario consumido, se recomienda que esté distribuido de la siguiente forma:   1. 1/7 al desayuno 2. 2/7 en el almuerzo 3. 1/7 en la merienda 4. 2/7 en la cena 5. 1/7 colación que debe reforzar el pico de acción insulínico (puede coincidir con cualquier otra comida complementándola).    

Diabetes tipo II

  Debe tener especial cuidado en distribuir en forma pareja la cantidad total de hidratos de carbono consumidos por día, en cada comida; es decir, todas las comidas deben tener igual cantidad de carbohidratos.   Recuerda tener en cuenta que el consumo de productos dietéticos y para diabéticos debe siempre ser controlado, consultado y recomendado por un especialista.   Ver artículo original aquí.    

Comida ligera para diabéticos

 

Sopa de Jitomate con Parmesano

 Haz click aquí y prepárala.

 Sigue el paso a paso de esta receta aquí.
 
 Descubre el secreto de este pay sin azúcar aquí.

 

"Conoce la sección de dietas y diabetes que kiwilimón tiene para ti aquí."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En kiwilimón sabemos que siempre estás buscando formas de cuidar el medio ambiente y de mantener tu hogar y cocina limpios. En el caso de la cocina, el lugar en donde la magia sucede, es muy importante mantener todo muy limpio y ordenado, pues cocinar será muy fácil de esta manera. Sin embargo, además de limpiar todo muy bien, también es fundamental desechar los ingredientes de la manera adecuada, pues de lo contrario, podemos contaminar el medio ambiente y dañar nuestra casa. Este es el caso del aceite de cocina, el cual debe desecharse de una manera adecuada, pues de acuerdo con información publicada por las autoridades de la Ciudad de México, tirar este ingrediente al drenaje es un delito que se castiga con multas y tiene las siguientes consecuencias:1 litro de aceite contamina 1,000 litros de aguaObstruye tuberías y drenajesCausa inundacionesProvoca malos oloresTambién puedes leer: Usos del aceite de oliva para la limpieza y el hogar¿Por qué no se debe tirar el aceite al drenaje?Además de estar tipificado como un delito por las autoridades de la CDMX, tirar el aceite al drenaje puede terminar en un desastre en tu cocina, pues una vez que se vuelva sólido, podría tapar la tubería y tendrías que llamar a un plomero. Por si fuera poco, tirar el aceite quemado al drenaje no solo daña la tubería de tu hogar, sino que se acumula en el drenaje de toda la ciudad, se solidifica y cause inundaciones y mal olor. Es por esto que es crucial deshacerte del aceite de cocina de una manera responsable, ¡es muy fácil!Cómo deshacerse del aceite de manera correctaAhora que ya sabes que no debes tirar el aceite al drenaje, aquí te decimos cómo puedes tirarlo de una manera adecuada.Usa una botella de plásticoSi cocinaste unas ricas papas fritas o unos crujientes churros y ahora tienes que tirar el aceite, lo único que necesitas es una botella de plástico con taparrosca. Una vez que el aceite este frío, viértelo dentro de la botella, ciérrala muy bien y tírala a la basura. También puedes leer: Conoce las propiedades del aceite de coco dentro y fuera de la cocinaCongela el aceiteSi cocinaste algo con mucha grasa, también puedes congelar este residuo y luego ponerlo dentro de un contenedor y sellarlo muy bien antes de tirarlo a la basura.Añade harinaPara que el aceite sea aún más fácil de tirar a la basura, añade un poco de harina, pues de esta manera se solidificará.Mézclalo con otros desechosSi únicamente vas a tirar una o dos cucharadas de aceite de cocina, puedes esperar a que se solidifique y después tirarlo en la bolsa de basura orgánica, para que los demás desechos lo absorban.No olvides tus sartenesAunque no cocines con grandes cantidades de aceite, recuerda que es importante que limpies tus sartenes después de cocinar, pues así evitas que se vaya acumulando la grasa en la tubería poco a poco. También puedes leer: 4 aceites que puedes usar en la cocina y en tu pelo
Read in EnglishSi bien tallar calabazas es una de las tradiciones más famosas de Halloween, tallar rábanos en la víspera de Navidad es una tradición muy popular en el estado de Oaxaca con más de un siglo de antigüedad. La noche de los rábanos se realiza cada 23 de diciembre y es la celebración navideña más anticipada de Oaxaca durante la época decembrina. Esta peculiar tradición surgió como una estrategia de venta, pues los comerciantes solían adornar sus puestos con curiosos rábanos tallados con los que buscaban llamar la atención de los marchantes para incrementar sus ventas. En la Nochebuena de 1897, el entonces presidente municipal, Francisco Vasconcelos, organizó la primera exposición de rábanos tallados después de admirar los puestos decorados con las llamativas figurillas. Con el tiempo, la noche de los rábanos se convirtió en un concurso anual en el que hortelanos y floricultores dan vida a obras de arte efímeras entre las que destacan nacimientos, escenas bíblicas y tradiciones típicas de la región. A pesar de que el tallado de rábanos es la categoría más popular, trabajos realizados con totomoxtle (hoja de maíz seca) y flor inmortal también participan en el concurso. Los rábanos utilizados durante el festival se cultivan con tres meses de anticipación y son para uso exclusivo del concurso de tallado. La mayoría de los ejemplares que se utilizan durante la noche de los rábanos llegan a medir alrededor de 50 centímetros y tienen un peso aproximado de tres kilogramos. Una vez que los rábanos están listos para ser cosechados, hombres, mujeres y niños se reúnen para cosechar hasta catorce toneladas de rábanos que adornan el Zócalo de Oaxaca cada 23 de diciembre. La tradición del tallado de rábanos ha prevalecido durante más de un siglo y continuará en los años venideros. Ahora, ya sabes, la próxima vez que |disfrutes de un tradicional pozole coronado con rodajas de rábano, recuerda que la celebración navideña más anticipada de Oaxaca es la noche de los rábanos.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD