Alimentación, clave en diabetes
Diabetes

Alimentación, clave en diabetes

Por Kiwilimón - January 2014
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre están muy altos, la cual proviene de los alimentos que se consumen. Por su parte, la insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. Por ello, encontrar una dieta para la diabetes  suele ser un aspecto indispensable para su cuidado.   En entrevista para Salud180.com, la endocrinóloga y diabetóloga,María Elena Sañudo nos explica algunas complicaciones crónicas de la diabetes:  

  En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Si no es suficiente, la glucosa permanece en la sangre.   Las dietas para diabéticos deben tener en cuenta valores que deben respetarse al momento de combinar los alimentos. Estos son los que hacen a la fórmula calórica en la distribución de hidratos de carbono,proteínas y lípidos.   Para estos casos, es muy importante respetar la distribución adecuada de los nutrientes, en 50% de carbohidratos, 15% de proteínas y 30% de grasas.   Del total de carbohidratos consumidos, debe cuidarse que 70% pertenezca al grupo de los complejos. Además, es aconsejable el consumo de 30 a 40 gramos/día de fibra soluble (salvado de avena), debido a que disminuye los niveles de azúcar en la sangre.    

Diabetes tipo I

El diabético tipo I debe respetar rigurosamente los horarios de cada comida durante el día. A su vez, esos horarios estarán distribuidos según el tipo de insulina y su pico de acción. Por tanto, no es aconsejable que salte ninguna comida o cambie bruscamente sus horarios de alimentación.   El total de hidrato de carbono diario consumido, se recomienda que esté distribuido de la siguiente forma:   1. 1/7 al desayuno 2. 2/7 en el almuerzo 3. 1/7 en la merienda 4. 2/7 en la cena 5. 1/7 colación que debe reforzar el pico de acción insulínico (puede coincidir con cualquier otra comida complementándola).    

Diabetes tipo II

  Debe tener especial cuidado en distribuir en forma pareja la cantidad total de hidratos de carbono consumidos por día, en cada comida; es decir, todas las comidas deben tener igual cantidad de carbohidratos.   Recuerda tener en cuenta que el consumo de productos dietéticos y para diabéticos debe siempre ser controlado, consultado y recomendado por un especialista.   Ver artículo original aquí.    

Comida ligera para diabéticos

 

Sopa de Jitomate con Parmesano

 Haz click aquí y prepárala.

 Sigue el paso a paso de esta receta aquí.
 
 Descubre el secreto de este pay sin azúcar aquí.

 

"Conoce la sección de dietas y diabetes que kiwilimón tiene para ti aquí."

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si haces el mandado el fin de semana, y para el martes o miércoles los plátanos y aguacates ya se han echado a perder, tal vez el problema no es que no sepas elegir tus alimentos, sino que no sabes cómo guardarlos. Descubre las mejores formas de conservar tus frutas y verduras en buen estado por más tiempo.Algunos alimentos (al igual que las flores) producen un gas llamado etileno. Este gas hace que las frutas y verduras maduren más rápido. Para evitar que tus frutas y verduras se echen a perder en poco tiempo, separa los aguacates, plátanos, kiwis, mangos, papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones.Existen verduras o frutas climatéricas (como el aguacate, durazno, higo, kiwi, mamey) y no climatéricas (por ejemplo, aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya están maduras. Si los alimentos climatéricos aún no están listos para comerse, déjalos fuera del refrigerador y espera hasta que maduren para guardarlos.El apio requiere cuidados especiales. Para que dure más tiempo fresco, crujiente y con un verde intenso lo mejor que puedes hacer es envolverlo en papel aluminio. Después, solo tienes que guardarlo en una sección del refrigerador en la que nada más pueda aplastarlo. papayas y tomates de las manzanas, espárragos, zanahorias, pepinos, lechugas, papas y melones. Las papas en realidad no requieren refrigeración. Solo debes guardarlas en un lugar fresco, seco y sin luz. Nada  más te recomendamos estar muy al pendiente y no olvidarlas, ya que cualquier gota de humedad puede provocar un brote y convertir tus papas en unas plantitas.La lechuga, kale, espinaca y ese tipo de alimentos no tienen la misma caducidad que otras frutas y verduras. Aunque lo ideal es que las consumas uno o dos días después de comprarlas, también puedes extender su tiempo de frescura envolviendo las hojas en una toalla de papel y después guardándolas dentro de una bolsa de plástico.Los hongos son muy delicados, por lo que no duran mucho tiempo después de cortarlos. Para evitar que se echen a perder debes guardarlos en un lugar fresco y seco. Recuerda que es muy importante mantenerlos alejados de la humedad, ya que esta hace que se acelere el proceso de descomposición de los champiñones.Uno de los errores más comunes que cometemos es poner los tomates en el refrigerador. Para conservar en buen estado los tomates por más tiempo hay que ponerlos en un recipiente a temperatura ambiente. Ten presente que las frías temperaturas del refrigerador afectan el sabor y la textura del tomate, así que lo mejor es tenerlos en la barra de la cocina, lejos de las fuentes de calor y de la luz directa del sol. Aplica estos tips en casa y verás cómo te duran más tus frutas y verduras.
No dejes que tus finanzas sufran durante la temporada de Cuaresma. En Kiwilimón hicimos un listado con recetas económicas y deliciosas para que puedas disfrutar estos días sin quedar en bancarrota.Pescado Empapelado a la VeracruzanaDate una vuelta por el pasillo de pescados y mariscos, y elige el filete más económico que encuentres.  Realmente con los ingredientes y la preparación tan especial de esta receta no tienes que invertir en un pescado caro.Tortitas de Papa con Queso CotijaSolo necesitas un par de ingredientes para preparar una riquísima comida de Cuaresma. Puedes ahorrarte unos minutos cocinando una noche antes las papas. Así solo tendrás que mezclar, formar las tortitas y freír. Rollitos de Pescado Rellenos de VerdurasPara esta receta lo mejor es que uses pescado fresco, pero si no encuentras uno a buen precio, no pasa nada. Solo asegúrate de descongelar bien los filetes antes de empezar a cocinar para que puedas hacer los rollitos sin deshacer el pescado.Chile Relleno de Atún a la MexicanaEsta es una receta rendidora, económica y que además puedes preparar con ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina. Recuerda que para que te sea más fácil pelar los chiles debes guardarlos en una bolsa de plástico después de asarlos. Tortitas de Queso Panela en Salsa VerdeNo creas que todos los menús de Cuaresma incluyen pescados o mariscos. También puedes optar por recetas vegetarianas, como estas exquisitas tortitas de queso panela. Ve midiendo la cantidad de pan molido para que las tortitas tengan buena consistencia. Taquitos de Jícama y SurimiEsta es una opción económica y baja en calorías. Te recomendamos prepararla en esos días que comienza a sentirse más calor ya que es una receta muy refrescante. Elige una jícama fresca que tenga bastante agua para que puedas doblarla sin romperla. Pescadillas AhogadasLa clave para preparar unas pescadillas perfectas está en las tortillas. Es muy importante que uses tortillas del día para que sean maleables y no se rompan al momento de rellenarlas o freírlas.Tostadas de Tinga de ZanahoriaSi se trata de cuidar el bolsillo mientras vigilas tu alimentación, te recomendamos probar esta receta. Además de que la puedes preparar en unos minutos, su sabor te hará disfrutar la Cuaresma sin necesidad de comer proteína animal. Y tú, ¿qué recetas prepararás para celebrar esta Cuaresma?
¿La hora de la comida se convierte en una batalla campal en tu casa? ¡Aguas! Lo que podría parecer un simple berrinche puede convertirse en un mal hábito. Se considera a un niño o niña como “picky eater” cuando se niega a probar nuevos alimentos, no come la cantidad que le corresponde, rechaza la comida saludable o simplemente no quiere sentarse a comer. Si bien para muchos niños solo es una etapa, la edad en que dejan de ponerle “peros” a la comida puede variar.¿Por qué los niños se hacen quisquillosos con la comida?Normalmente se asocia este tipo de comportamientos a la etapa en la que el niño trata de demostrar su autoridad, alrededor de los 2 años; sin embargo, también puede tratarse del rechazo a ciertas situaciones (falta de una rutina para comer, peleas en la mesa, mal ambiente familiar), algún problema de salud que le impida comer apropiadamente, como el reflujo, o simplemente fue acostumbrado a ciertos alimentos o sabores desde temprana edad.Consejos para hacer que tu hijo coma saludablemente:Haz que la comida sea toda una experiencia: crea un ambiente atractivo con cosas que le interesen, como hablar de su caricatura o actividad favorita. Trata de mantener un ambiente relajado, sin peleas ni distracciones como la televisión.Dale nuevos alimentos poco a poco: procura darle alimentos que le gusten junto con alimentos nuevos, con sabores que combinen, que no sean tan fuertes para su paladar y en porciones pequeñas. Por ejemplo, puedes preparar unos macarrones con queso con unos trozos de champiñones.Preséntale su plato de maneras divertidas: ya sea en forma de caritas, en platos atractivos o en presentaciones novedosas. Da clic AQUÍ para descubrir recetas deliciosas diseñadas especialmente para los pequeños del hogar. Debes poner el ejemplo: no solo le pidas que él coma saludablemente, tú también hazlo. Coman juntos algún plato fuerte o alguna colación durante el almuerzo u ofrécele tu colación de fruta por la tarde. Compartan el hábito de comer cosas saludables.Cambia los menús: puedes incluir un día con su comida favorita, mientras que los días restantes puedes cambiar el menú cada semana, de manera que siempre esté esperando la sorpresa de lo que comerá ese día.Tener un picky eater en casa complica la planeación de los menús de la semana, pero con un poco de imaginación, juntos tu pequeño y tú descubrirán que la hora de la comida es de los mejores momentos para compartir en familia.Si ya no tienes ideas para el menú de la semana, estas recetas te sacarán del apuro:Tacos de hot cakes con frutaNuggets de pollo con quinoaSándwich de huevo caracol
Aprovecha las bondades de la naturaleza y consume frutas de temporada. Descubre cuáles son las frutas que debes comer en primavera:Piña: esta delicia aromática suele crecer naturalmente en climas cálidos húmedos, sin embargo, también puede sembrarse todo el año si se usan sistemas de riego. Además de tener muchos nutrientes, las piñas ayudan a mejorar la digestión y pueden reducir el riesgo de cáncer.Cheesecake sin horno de piña coladaKiwi: el kiwi debe ser plantado en regiones con climas templados y subtropicales. La temperatura óptima para este cultivo es entre 25 y 30° C. Las maravillas del kiwi no se limitan a su alto contenido de vitamina C, sino que además es un aliado natural en el tratamiento de la presión sanguínea y ciertos tipos de enfermedades del corazón.Mango: este fruto dulce requiere clima cálidos y secos para crecer. Los lugares en los que se cultiva naturalmente el mango se registra una precipitación promedio de 1000 a 1500 mm. Esta fruta se caracteriza por tener altos niveles de vitamina A y C, las cuales ayudan a mantener en buen estado la piel y el cabello.Camarones en salsa de mango y chipotleMelón: aunque el melón es en realidad una hortaliza, se le considera como fruta por su consumo. El cultivo de melón se desarrolla mejor en climas cálidos y no muy húmedos. Uno de los grandes beneficios de comer melón es la conservación de la salud de los huesos, gracias a sus aportes de vitamina K y magnesio.Papaya: la papaya tiene que sembrarse en lugares húmedos y cálidos. No se aconseja plantar el árbol del papayo en zonas propensas a las heladas porque se puede morir la planta. El consumo frecuente de betacaroteno (nutriente presente en la papaya) está relacionado con un menor riesgo de desarrollar asma, así como ciertos tipos de cáncer.Sandía: la sandía, al igual que el melón, es una hortaliza, pero es considerada como fruta. Al ser una fruta tropical crece mejor en zonas con temperaturas que oscilan entre los 23 y los 28° C. Los electrolitos y la gran cantidad de agua que contiene la sandía ayudan a mantener la hidratación y prevenir golpes de calor.Sandía locaFresa: el desarrollo de la planta de la fresa requiere un equilibrio entre altas y bajas temperaturas, así como entre días largos y cortos. Las fresas son una fuente natural rica en ácido fólico, por lo que su consumo es muy recomendable durante el embarazo.Mojito de fresa bajo en caloríasTamarindo: si bien se conoce comúnmente como una fruta, el tamarindo es una leguminosa carnosa con un sabor agridulce. Se produce generalmente en climas cálidos semisecos. El tamarindo tiene propiedades laxantes y ayuda a acelerar la digestión. De igual manera, al contener altos niveles de hierro combate la anemia.¿Qué fruta usarás hoy en la cocina?
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD