Alimentos para combatir el envejecimiento
Diabetes

Alimentos para combatir el envejecimiento

Por Kiwilimón - Junio 2012
Envejecer es algo inevitable. Pero lo podemos retrasar más o menos, podemos engañar el tiempo por un ratito y con eso retardar un poquito el envejecimiento. Al fin y al cabo todos vamos a envejecer, lo que es natural, normal y saludable. Pero, como dijimos, podemos retrasar el envejecimiento por un ratito y una de las formas es a través de los hábitos de vida saludables, uno de ellos (fundamental) es la alimentación. Es por eso que, si quieres engañar al tiempo, te presentamos una lista de alimentos para "anti-age". En vez de cremas, alimentos:
  • - Vegetales: no pueden faltar en tu dieta. Contienen nutrientes como el calcio, fundamental para la salud de tus huesos. Comer regularmente vegetales te ayudará a prevenir aquellas enfermedades relacionadas con la edad. Sumar brócoli o repollo a tu dieta te ayuda a prevenir el riesgo de cáncer y la pérdida de memoria.
  • - Granos: son ricos en fibras, vitaminas y minerales; también antioxidantes. Previenen enfermedades cardiovasculares y también el riesgo de sufrir cáncer, así como el de sufrir diabetes, ya que previenen que suba el azúcar de la sangre.
  • - Fresas, moras, frutillas: son ricas en antioxidantes, y mejoran las funciones del cerebro, los músculos y el equilibrio del peso.
  • - Aceite de oliva: un clásico. Presenta muchos compuestos antioxidantes y anti-inflamatorios. Baja el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer.
  • - Tomates: esta fruta ayuda a mantener la textura de la piel joven, también previene los riesgos de padecer enfermedades del corazón y diferentes tipos de cáncer (especialmente de próstata, pulmón, y estómago).
Esta es una breve lista de alimentos que fácilmente puedes incluir en tu dieta y que sin dudas te ayudarán a mejorar tu estilo de vida, engañado al paso del tiempo, al menos por un ratito. Recetas de cocina recomendadas para tu salud:Granola con Coco y MielLicuado de Mora Azul y NaranjaLicuado de fresa y frambuesasBrochetas de Frutas con Crema Batida
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que el té de canela es bueno para la digestión, que el té de árnica ayuda con dolores musculares y que el hueso de aguacate también sirve para hacer té, pero ¿sabías que también hay té de plátano y cuáles son sus beneficios?Los plátanos son muy nutritivos, tienen un sabor dulce que a todos nos gusta y sirven como ingrediente principal en muchas recetas, así que no es raro que se utilicen para hacer un té relajante.Aquí te contaremos más sobre el té de plátano, cómo ayuda para el insomnio, otros beneficios para la salud y cómo prepararlo.¿Cómo se hace el té de plátano?El té de plátano puede hacerse con cáscara o sin ella, pues implica poner a hervir una pieza de plátano simplemente, para luego retirarla y beber el líquido restante. Si está hecho sólo con la cáscara, generalmente se lo conoce como té de cáscara de plátano.La mayoría de las personas que beben este té con infusión de plátano añaden un toque de canela o miel para mejorar su sabor y lo toman por lo general en la noche, para que los ayude a dormir.Beneficios del té de plátanoAunque no hay información nutricional detallada sobre el té de plátano, se puede intuir que contiene algunos nutrientes solubles en agua propios de los plátanos, como la vitamina B6, potasio, magnesio, manganeso y cobre.Aunque remojar los plátanos puede liberar estos nutrientes, no obtendrás tanto de ellos como cuando comes la fruta entera, pero , que son minerales importantes para la salud del corazón y la calidad del sueño.Además de estos beneficios, el té de plátano contiene las siguientes propiedades:Antioxidantes. Los plátanos son naturalmente ricos en antioxidantes solubles en agua, incluidas la dopamina y la galocatequina, que pueden ayudar a combatir los radicales libres. La cáscara tiene niveles de antioxidantes mucho más altos que la pulpa, por lo tanto, agregarla al té durante la preparación puede aumentar la ingesta de estas moléculas.Ayuda con la inflamación. El té de plátano tiene un alto contenido de potasio, un mineral y electrolito importante para regular el equilibrio de líquidos, la presión arterial saludable y las contracciones musculares. Así, el contenido de potasio y agua del té de plátano puede ayudar a contrarrestar la inflamación debida a una dieta alta en sal al indicarle a los riñones que excreten más sodio en la orina.Ayuda con el insomnio. El té de plátano contiene tres nutrientes principales que muchas personas afirman que ayudan a mejorar el sueño: potasio, magnesio y triptófano. Sin embargo, aún no hay suficiente evidencia científica que haya examinado la eficacia del té de plátano como ayuda para dormir.Si pruebas hacer té de plátano, rebana las dos puntas antes de ponerlo a hervir y cocínalo a fuego lento durante 5 a 10 minutos. Si decides con la cáscara incluida, además de rebanar las puntas, enjuaga suavemente el plátano entero bajo el chorro de agua corriente para eliminar la suciedad.
Los retiros de silencio son una experiencia curiosa. A la hora de la comida no hay lugar para los “qué rica sopa”, los “me pasas la sal” o los “ay, esa salsa pica mucho”. Aunque parezca una obviedad no queda otra que ponerle atención al alimento. Recuerdo que mi primera vez tenía al frente una sopa de espinacas con trocitos de papa y una diminuta brunoise de zanahorias. Las instrucciones de mi guía de meditación eran claras, había que observarlo todo: la forma de cada verdura, la caprichosa distribución en la que los ingredientes se acomodaban en el plato. Los olores no se salvaban. Había que concentrarse en las notas de la espinaca cocinada, el aroma del tiempo. Y por supuesto, ya en la boca, sentir cada ingrediente, cada combinación lograda en el asar de una cucharada. La experiencia fue iniciática. Hace unos días pude repetir la emoción. Esta vez fue en un centro de medicina ancestral en el que había que comer en conciencia. Ana, la chef, lleva años confeccionando combinaciones de recetas que luego prepara de forma consciente y sirve para placer de los visitantes. Eva Solís, la Abuela, es la fundadora de este espacio y la creadora del libro ‘Comida que cura’. Y es que ya lo dice una cita bíblica en Proverbios, “las palabras amables son como la miel: dulces al alma, saludables para el cuerpo”. Para la Abuela, las plantas, las frutas, y todo lo que procede del reino vegetal tiene el poder de reaccionar frente a las energías que les ponemos a través de la intención.Quizás parezca la formulación de un pase mágico –es más, probablemente lo sea– pero hay un arte en eso de convertir los ingredientes más sencillos en manjares para el alma. Explicado de otra forma, el ritual es similar al que hacemos cuando le cantamos o le hablamos bonito a una planta: crece más y crece mejor. La Abuela explica que las palabras y la intención transforman un platillo en una medicina poderosa. ¿Salsa para estimular la felicidad? ¿Sopa de chícharo para lograr la quietud? Así, tal cual. El rezo comienza al cocinar: se agradece a cada integrante de la receta, así como a las personas que tuvieron que ver con ellos –agricultores, distribuidores, vendedores– desde el campo hasta el momento de cocinarlos. Al final, “la importancia de ofrecer una comida que cura es que podemos elevar la vibración energética y el estado de ánimo de nuestras familias”. Eso sí. Hay que ser sabios ante nuestro marchante de confianza. “La selección de los ingredientes en un platillo que lleva la intención de sanar comienza con la compra de alimentos vivos y productos no procesados como materias primas”. Luego es importante lograr las combinaciones correctas. Aquí no aplica eso de que todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar. Para la Abuela –tal como también lo dicta la tradición Ayurvédica– hay que aprender sobre la química que se despierta en los alimentos al unirlos. “Combinar los alimentos de manera adecuada permite una mejor digestión, una adecuada evacuación y una desintoxicación continua. Lo contrario produce enfermedad”, afirma la Abuela en su libro.Laura Esquivel en ‘Como agua para chocolate’ hace uso de hipérboles para explicar cómo los sentimientos de la cocinera –de la entrañable Tita– se trasladan al platillo y a los comensales: desde a unas codornices con pétalos de rosas hasta a una rosca de reyes. Para la Abuela no es una exageración: “Quienes cocinamos debemos tomar consciencia de cómo estamos al momento de estar frente al fogón. Si estoy triste, enojada o con prisa, eso mismo daré de comer a mi familia”. Para ella, la vibración que tenemos le confiere al plato una emoción, así que más vale estar conscientes al momento de cocinar. Luego viene la degustación consciente. La Abuela recomienda estar en silencio y con los ojos vendados. Retomar el uso de las manos para ponernos en contacto directo con los ingredientes; percibir sus texturas, formas, tamaños y temperaturas. Así, en total atención investigar con la nariz y la boca los insumos que tenemos frente a nosotros. Probar, disfrutar, detenerse en ese dulce momento. El ejercicio meditativo tendrá una ventaja adicional: “Al degustar conscientemente, la orden de saciedad llega más pronto al cerebro y, por tanto, requeriremos comer menos. Lo contrario sucede cuando comemos leyendo, chateando o pensando en lo que tengo que hacer”. Por último, para que tu comida se convierta en un medio para curarte, purificarte y renovarte, la Abuela recomienda bendecir y agradecer por eso que terminó en un plato precisamente para ti. Esas acciones que parecen insignificantes “son los pilares que sustentan la abundancia, el flujo equilibrado entre el dar y el recibir”. Comer así, en total conexión, nutrirá más que solo tu cuerpo físico.
Yo ya perdí la cuenta de las veces en que una galleta –de chispas de chocolate, de avena, de lo que sea– me ha devuelto la esperanza. En un año como este la comida ha sido combustible para el cuerpo tanto como para las emociones. O si no pregúntense, ¿cuántas veces un panecito remojado en café, un caldito de verduras o el guiso burbujeante de una olla les ha salvado el día? La necesidad de ponerse los platillos de cobija seguramente no nos pasará desapercibida este otoño. El tema es físico, es mental. Nuestra hibernación animal nos baja la energía y hay que contrarrestarlo con carbohidratos y pociones calientitas que nos templen el corazón cuando el frío de afuera –el de verdad, el de la metáfora– se cuela entre la rendija. Lo casero se convierte en la moneda de cambio. Una, por economía; otra, por necesidad.Si en otros otoños los potajes densos curaban al alma, ahora serán la medicina cuántica. Eso sí, que tengan mucho verde, que sus fitonutrientes hagan su trabajo al mismo tiempo que conforten. Con mucho ánimo hay que prender las hornillas y gozar con los ingredientes de temporada que les van bien a los procesos del cuerpo. Una de mis opciones favoritas es abrirme paso ante una calabaza de Castilla, rica en vitamina A y ácidos grasos, y con unas cuantas cucharadas de mantequilla, miel, sal y pimienta hacerla el puré más terso o el complemento de una ensalada. Si su familia, como la mía, disfruta de los platos de cuchara, hay que preparar con calma un molito de olla y convertirlo en una suerte de mantra comestible que renueve las fuerzas. Ya saben, ¡a darle que es mole de olla! El otoño también es pretexto para reusar esa cacerola refundida en la alacena y dejarle caer unos higos, vino y azúcar para caramelizar. Al final ponerlo todo en una rebanada de pan con queso mientras leemos algo que nos nutra el intelecto o nos haga viajar sin despegarnos de la sala.La época nos invita a prender el horno cuando se pueda. Hay que aprovechar las manzanas más dulces del año, agregarles vainilla, azúcar, mantequilla, pan molido y envolver todo en unas hojas de hojaldre. El premio serán los olores, el crunch que suena menos, pero sabe mejor cuando lo acompaña una bola de helado. Y si se prefiere salado, hay que rosear una coliflor con aceite, aventarle unas avellanas, pistaches o nueces y algunas especias mágicas. Me gusta servirla horneada, directo de la charola, junto a una cucharada de jocoque batido con limón o una cucharada de yogurt con curry.A las noches otoñales les van bien las tartas, sobre todo esas que van retacadas con verduras salteadas y todo tipo de quesos. Su milagro es rendir para todos sin importar lo hambrientos que estén. La otra es que en cada rebanada cabe el mundo. ¿Queso Chihuahua? ¿Pimientos? ¿Carnes frías? Lo que tengas en el refri servirá. Si nunca has preparado tartas de otoño no hay mejor momento que este: es la oda a la comida confortable. Te dejo una guía iniciática para que puedas prepararlas fácilmente. Las cuatro recetas las preparó el equipo de Kiwilimón y quedaron geniales. Será difícil elegir, pero ante la duda, prepara una cada fin de semana. Pruébalas con toda atención y disfruta el aquí y el ahora. Eso es el regalo de los buenos bocados: tienen el poder de recordarnos a qué sabe estar vivos, lo placentero que es el cuerpo, lo lindo que es caminar en la Tierra en otoño o cuando sea.Quiche de CerezaQuiche de 4 Quesos MexicanosQuiche de Tocino, Gruyere y EspinacasQuiche de Peras con Queso
Ante un año lleno de retos, la industria gastronómica mexicana se renueva y trabaja en equipo. Estas son algunas de las iniciativas que se están desarrollando en la capital del país. Expos gastronómicas Del 22 al 24 de octubre de 2020, World Trade Center de la Ciudad de México es sede de una alianza sin precedentes en beneficio de la industria gastronómica. Por primera vez, Expo Café, Gourmet Show, Salón Chocolate y Cacao y Exporestaurantes suceden de forma simultánea, con una rica oferta de productos en exhibición. Este magno encuentro se dirige a compradores de la industria (cafeterías, restaurantes, tiendas especializadas, hoteles, productores, distribuidores, entre otros). “Esta alianza permitirá tener el espacio idóneo para reactivar la dinámica de la industria y una oportunidad para los profesionales del sector”, aseguran sus organizadores.Más información: https://registro.expocafe.preregistroenlinea.comAsimismo, del 18 al 20 de noviembre se realizará la edición 23 de Expo Pan, la primera expo de la industria de la panificación del país que para este año lanza su versión: Expo Pan Virtual 2020. “Llevaremos Expo Pan a otro nivel en sintonía con las necesidades del momento. Mediante una plataforma digital, llamada Digital Virtual Center, presentaremos los stands virtuales de los participantes; tendremos áreas de negocios, conferencias y demostraciones en vivo para los asistentes de la industria”, afirma la organizadora. Más información: www.expopan.comMillChef, plataforma digital de chefs y restaurantes Millesime, el espacio que reúne desde hace diez años lo más destacado de la industria de la restauración en México, presenta MillChef, la primera plataforma digital que traslada a los mejores restaurantes y chefs de la ciudad donde tú decidas. Con una oferta de más de 25 chefs y restaurantes disponibles, así como las mejores barras especializadas de la ciudad, MillChef creará experiencias memorables con un equipo de expertos y todos los protocolos de sanidad impuestos por la nueva normalidad. ¡La experiencia de los mejores restaurantes de México ahora está a un clic de distancia! Más información: www.millchef.mx
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116