Dieta de la Diabetes
Diabetes

Dieta de la Diabetes

Por Kiwilimón - September 2012
La dieta de la diabetes es simplemente un plan de alimentación saludable que  ayuda a controlar el azúcar en sangre. Médicamente conocida como terapia de nutrición médica para la diabetes significa comer una variedad de alimentos nutritivos en cantidades moderadas y en horarios regulares.  La dieta es un plan de alimentación naturalmente rico en nutrientes y bajo en grasas y calorías, con énfasis en frutas, verduras y granos enteros. Si tienes diabetes o prediabetes, tu médico probablemente te recomendará que consultes a un nutricionista o nutriólogo que te guíe en los cambios dietéticos que pueden ayudar a controlar tu azúcar en la sangre (glucosa) y controlar tu peso.

Recetas recomendadas

Aquí te dejamos algunas recetas muy saludables que son aptas para diabéticos. Toma nota. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Chile Relleno de Frijol y Queso. PAM te ayuda a controlar la cantidad de grasa al cocinar tus platillos de todos los días. Al preparar esta receta con PAM tu platillo quedará con 15% menos calorías y 30% menos grasa que si lo hubieras preparado con aceite líquido convencional. Panini de Portobello con Queso de Cabra y Pesto. Este rico sandwich vegetariano lleva hongos portobello, queso de cabra y un pesto de aceituna verde. Son muy ricos e inovadores. Tacos de Filete con Tortilla de Nopal. Rica y saludable receta. Ensalada Arcoiris. Disfruta de éste colorido y saludable platillo. Rollitos de Jamón y Queso Cottage. ¡Para cualquier momento del día, cuando ataca el hambre! Pasta con Camarones. Una rica pasta con camarones y un toque cítrico.  

Para conocer más recetas saludables, haz click aquí.

     
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los mejores pasatiempos que puedes hacer es leer. Leer te llevará a soñar, a conocer, a viajar, a aprender y lo mejor de todo es que podemos hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar. Con los libros de cocina podrás encontrar inspiración, ideas, descubrir nuevas culturas y hasta conocer historias.Con esta selección de libros de cocina, esperamos que tengas suficiente material para entretenerte, cocinar durante este año y que además encuentres la oportunidad para compartir lo que aprendas con tus seres queridos.Cocinología: la Ciencia de CocinarEste libro es indispensable si te encanta cocinar, no es necesario que seas un experto, pues justamente en él puedes encontrar muchas respuestas simples a asuntos cotidianos. Te explicarán procesos, elaboraciones y hasta trucos. El pequeño Larousse de la gastronomía mexicanaCon el nombre te podrás dar cuenta que es un libro que contiene todo lo que necesitas saber sobre la cocina mexicana. Un diccionario práctico que te servirá tanto si eres alguien que va comenzando a cocinar, como si eres un profesional. -Cocinando con WeberSi te encantan los asados y hacer platillos a la parrilla, este libro es para ti. Esta obra recopila las recetas más deliciosas de la carrera del maestro de la parrilla Jamie Purviance, quien te comparte sus consejos esenciales a la hora de usar una parrilla.MOLECUL'ARTLa gastronomía molecular busca entender la alquimia en la cocina y crear una revolución con espumas, geles, emulsiones, deshidratados, destilados, aires, esterificados. En este libro le darás un vistazo a cocinas en las que se experimenta, como si de un laboratorio de sabores y texturas se tratara, con los ingredientes de la cocina tradicional, para transformarlos en una nueva experiencia.Jamie Cocina en Italia: Desde el Corazón de la Cocina ItalianaSi lo tuyo son las pastas y las salsas, seguramente eres una amante de la cocina italiana y este libro te va a encantar. Tiene 140 nuevos platillos que se explican con el inconfundible estilo de Jamie Oliver y muchas de fotos que representan a la perfección el gastronómico Italia y te llenarán de inspiración. Gran libro de cocina: La vuelta al mundoEste libro es como darle la vuelta al mundo a través de las recetas creadas en los restaurantes de Alain Ducasse. Una fuente de inspiración, tanto para los profesionales como para los auténticos amantes de la gastronomía.Ojalá que uno de tus propósitos sea el de leer; te aseguramos que estos libros te llevarán a explorar otros mundos a través de la cocina y vas a querer llevar manos a la obra cuanto antes.
¡Llegó el tiempo de las posadas! Estas festividades se celebran en México desde tiempos de la Colonia representan el camino que recorrieron José y María desde Nazaret hasta su llegada a Belén. Las posadas en México se comienzan a celebrar desde el 16 de diciembre hasta el 24 del mismo mes, por lo tanto queremos que te prepares para tener una festividad espectacular sin echar la casa por la ventana, es decir, cuidando tu bolsillo. Básicos a considerar para una gran posada low cost1. Piñata: Puedes hacerla tú misma (mira aquí el tutorial para lograrlo) o bien, comprarla en un mercado para ahorrarte el esfuerzo. Lo importante es que debe ser una piñata en forma de estrella y con siete picos, cada uno de éstos representa los 7 pecados capitales.2. Dulces y fruta: Éstos irán dentro de la piñata, pues simbolizan las bendiciones que reciben quienes le pegan a la piñata. Para que no gastes más de lo necesario, te recomendamos rellenar la piñata como lo marca la tradición: cacahuates enteros, cañas de azúcar y naranjas. 3. Invitados: No necesitas un número preciso de invitados pero te recomendamos que sean mínimo 10 personas, para entonces formar dos grupos y comenzar la fiesta. Recuerda que para simbolizar el peregrinaje de María y José, los asistentes deben formar dos grupos. El primero estará fuera de la casa pidiendo posada cantando la letanía tradicional: “En el nombre del cielo, os pido posada, pues no puede andar, mi esposa amada”. El grupo que permanece dentro de la casa debe negar el acceso 3 veces a los peregrinos entonando: “Aquí no es mesón, sigan adelante, no les puedo abrir, no vaya ser un tunante”. Tras los 3 intentos, entonces se les concede la posada para entonces dar pie a romper la piñata y disfrutar de los alimentos, entre ellos, el ponche.4. Kit posada: Para que todos los invitados participen en la posada, necesitas darles velitas, luces de bengala, y los villancicos. Para no gastar en demasía, te recomendamos asegurar tu número de invitados y considerar que tendrás que darle a cada uno: 3 velitas, 3 luces de bengala y el villancico a entonar. Puedes envolver el kit en una bolsa de celofán con un listón rojo y entregarlo al momento de la llegada de tus invitados, quedarás muy bien. 5. Ponche: No puede faltar el ponche de frutas en una posada. Para hacerlo además de agua, necesitas tejocote, trocitos de caña de ázucar, guayaba, piloncillo y canela. Si consideras hacerlo para 10 personas estas son las cantidades justas: 2.5 litros de agua, 3 conos de piloncillo, 1 kg de tecojote, 1 kg de caña de azúcar, 2.5 rajas de canela, 10 guayabas cortadas en cuartos. Si deseas agregar ingredientes económicos entonces te recomendamos añadir 2 manzanas cortadas en medias lunas y 1/2 kilo de pasas. Recuerda que es de tu gusto agregar alcohol, o bien tus invitados pueden agregar la cantidad que cada uno considere.6. Platillos: Si lo que deseas es mantener a tus invitados felices y cuidar tu bolsillo puedes hacer pozole, o bien ofrecer tacos dorados de pollo y papa, sopes con frijolitos y tostadas de pollo. Es la comida que típicamente se da en las posadas tradicionales, lo importante es que sea algo típico y no es caro. ¡Delicioso!Aquí te dejamos algunos platillos que serán un éxito en tu posada:Tinga de pollo en salsa verdePambazos mexicanos de papa con chorizoBuñuelos fáciles con dulce de leche
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD